cabecera

Miscelánea.

Wednesday, December 10, 2014

Éxodo

Éxodo es probablemente la mejor película de Ridley Scott.

Como quizás alguien no conozca la historia, la resumo: Moisés, príncipe de Egipto, descubre que es adoptado y, peor aún, hijo de esclavos hebreos. Enfrentado a su primo y heredero, es exiliado de su tierra. Cruza entonces el desierto y conoce mujer, se hace pastor y vive una vida alegre y despreocupada rodeado de árabes y de cabras, donde cada día es mejor que el anterior y nada puede ir mal.

Hasta que tiene un pequeño percance (es atacado por una montaña sagrada) y se le aparece Dios: lo peor que le puede ocurrir a un ateo reconocido. Como las desgracias nunca ocurren solas, Dios le pide que vuelva a cruzar el desierto y salve de su esclavitud a su pueblo.

—Alguien tiene que ir a liberar a alguien.
—Qué bonito día hace, ¿verdad?
—Alguien pasa de su pueblo.
—Mira qué vistas hay desde aquí.
—Alguien debería organizar una revuelta.
—Buff, mi espalda está fatal, creo que tengo reúma.
—Alguien tendrá que enfrentarse al faraón.
—Está bien, está bien, iré yo. ¿Me darás superpoderes?
—Ni hablar.




Pese a las dudas y a la franca oposición de su familia Moisés vuelve a su patria, organiza una guerrilla terrorista y empieza a hostigar al estado opresor: ataca a las fuerzas armadas, quema reservas de grano, hunde barcos... Es un plan a largo plazo que Dios no ve nada claro.

—¡Esto va a llevar mucho tiempo!
—¿Quién es aquí el general?
—¡No pienso esperar una generación!
—¡Has esperado cuatrocientos años!
—¡Estaba ocupado escondiendo fósiles de dinosaurios por todas partes!
—¡Excusas! ¡Ya no me guías como antes!
—¡Te has ligado a María Valverde!
—¿Has visto qué nariz tiene?
—ME ENCANTA.
—LO SÉ.


Impaciente, Dios decide desencadenar una serie de plagas para acelerar el proceso. Ramsés, sin embargo, resiste. ¡Cualquiera puede tener un año malo!

—¡No se rinden!
—Es mi primo, el hijo de la Josefina, te dije que era un cabezón.
—¡Se va a cagar!
—Yo creo que es mejor hacer una consulta.
—¡He oído cómo te amenazaba!
—Es que está sometido a mucha tensión.
—¡Nadie amenaza a MI heraldo!
—¿Tú has visto las pústulas que tienen todos? Pobrecillos.
—¡Nadie me lleva la contraria!
—Yo creo que unos años más de plagas y ceden.
—¡VOY A MATAR A TODOS SUS PRIMOGÉNITOS!
—¿Dónde vas, loco? Conmigo no cuentes.
—¡ME BEBERÉ SU SANGRE!
—Yo paso, avísame cuando lleguemos a Canaán.
—¡HARÉ PIS EN SUS CRÁNEOS PUTREFACTOS!
—Bravo, ya me has jodido la cena, otra vez.


Mueren entonces los primeros nacidos entre los egipcios y el Faraón, roto como una muñeca de porcelana usada para cascar nueces, manda a los esclavos hebreos a hacer puñetas, cosa que éstos hacen sin mayor dilación. Moisés sigue entonces el camino de su anterior exilio, que tiene tres ventajas fundamentales respecto a un itinerario más corto y rápido siguiendo la costa mediterránea: 1) se llega antes a la frontera; 2) abunda en interesantes vistas del desierto del Sinaí; 3) exige cruzar el Mar Rojo andando; 4) exige cruzar entera Arabia; 5) pasa por casa de Moisés, donde Séfora lleva un año largo esperándolo, probablemente de mal humor.

A los pocos días de partir Ramsés tiene una epifanía y decide perseguir y matar a todos los judíos. Le sale todo mal.

Tras escapar del faraón el pueblo elegido marcha festivo, celebrando cada momento como si Canaán estuviera a la vuelta de la esquina (no saben el rodeo que están dando). Dios, por su parte, observa que son proclives a adorar al primer ungulado que se les cruza en el camino, por lo que echa una miradita reprobadora a su líder, pone un mohín de niño caprichoso de nueve años, lleva a Moisés a una cueva y lo invita a un té.

—Ahí tienes: piedra y cincel. ¿Sabes usarlos?
—Muy bien, lo que se dice muy bien, pues no.
—¿¿Pero qué educación te han dado en palacio??
—Pues hablo un celta bastante decente, esquío fenomenal, cazo, bailo...
—Está bien, NO PASA NADA. De todos modos, casi nadie sabe leer.
—Eso decía yo siempre. Bueno, déjame probar.
—Primer mandamiento: "HARÉIS PIS EN LOS CRÁNEOS PUTREFACTOS DE VUESTROS ENEMIGOS".
—"Amarás a Dios sobre todas las cosas".
—Segundo: "NADIE PODRÁ DESPERTARME PARA TONTADAS".
—"No tomarás el nombre de Dios en vano".
—Tercero: "CELEBRARÁS ORGÍAS CADA TRES DÍAS EN INVIERNO Y CADA DOS EN VERANO".
—"Santificarás las fiestas".
—Oye, me lo estás cambiando todo.
—Es que te falta estilo.


Los días pasan y los hebreos siguen andando. Pasan meses. Pasan años. Pasan lustros y Canaán sigue sin aparecer por ninguna parte. Moisés conduce el carro que lleva el Arca de la Alianza. Dios se le aparece de vez en cuando y le guiña un ojo.

Ahí acaba la película. Qué buenísima es, no os la podéis perder. ¡Qué gran guión, qué montaje, qué sutileza, qué diestra disección de los personajes, qué medios planos tan logrados, qué tsunami!

Labels: ,

Monday, December 8, 2014

Última jugada para dummies



Labels: , ,

Friday, December 5, 2014

PeT nº 275 (tápers)

Labels:

Thursday, December 4, 2014

Monchito

¡Tenemos nuevo ministro de Sanidad! Menos mal, ya empezaba a ser excesivo que Soraya lo manejase todo. Y el designado para el cargo es Alfonso Alonso, que sabemos que es un señor capaz, brillante e independiente como pocos en su partido. Alguien que además es experto en el área que se le ha asignado, no nos cabe la menor duda. Qué grandísima elección. ¡Ya sólo resta dejarlo volar libre!



Dejarlo volar libre dentro de ciertos límites, por supuesto. No queremos ningún libertinaje mal entendido.

Labels: , ,

Thursday, November 27, 2014

El Marciano, Las Damas de Grace Adieu, Redshirts, El pretendiente americano, Matemos al tío, El Eterno, L'Amour

El marciano, de Andy Weir, es una curiosa novelita sobre un astronauta que naufraga en Marte y debe ingeniárselas para sobrevivir y no volverse majara hasta que vengan a rescatarlo. Es decir, si es que en La Tierra se enteran de que está vivo. Y si da tiempo a preparar otra misión. Y eso suponiendo que no haya ningún error. Quizás un poco demasiado técnica en ocasiones, el humor la hace muy entretenida y adictiva. Muy recomendable para los que disfruten con la ciencia ficción realista, la música disco y las series de televisión de los setenta.

Las damas de Grace Adieu, de Susana Clarke, es una antología de relatos que transcurren en el mismo universo (¡magia y época regencia!) de Jonathan Strange y el señor Norrell, su primera novela. No sólo es de impepinable obligación para fanes sino que creo que es posible leerla sin saber nada de Strange y Norrell. Cuentos cortos de fantasmas, brujas, duendes, sitios encantados y todas esas cosas necesarias para el espíritu. Además, es un placer leer a Clarke.

Redshirts, de John Scalzi, tiene un comienzo absolutamente desternillante con un desarrollo que no me convence demasiado y una serie de epílogos que me sobran absolutamente. Cuanta la historia de una serie de suboficiales que viajan en una nave estelar donde las cosas siempre ocurren de la forma más absurda e inexplicable posible: los oficiales bajan continuamente a planetas desconocidos sin seguir ninguna norma de seguridad, los más extraños problemas son resueltos en segundos por una máquina imposible, nadie usa los intercomunicadores dentro de la nave, en cada misión muere un suboficial, el mismo teniente es herido mortalmente en cada misión (para recuperarse milagrosamenteF a continuación)... Para frikis, adoradores de las metahistorias, fanes de la CF y gente que haya visto alguna vez aquella serie de los pijamas.



El pretendiente americano, de Mark Twain, es una comedia de enredo en la que un heredero petimetre decide dejar su condado en Inglaterra y vivir la aventura americana, justo al tiempo de que un pretendiente a su misma herencia decide dejarlo todo atrás, viajar a Europa y reclamar sus —muy discutibles— derechos dinásticos. Desde luego nada sale como los personajes preven, aunque sí como el lector espera (¡la comedia de enredo acaba siempre desenredándolo todo y, a ser, posible, felizmente!). Para fanes y gentes con gafas.

Matemos al tío es una deliciosa novela de Rohan O'Grady, un clásico cuento en el que unos niños inocentes (y extrañamente simpáticos) tienen que luchar contra el peligro que representa el tío de uno de ellos, un personaje bestial, inteligente, manipulador y terrorífico que tiene el don de resultar encantador a todos los adultos que lo conocen. Muy imprescindible para los amantes del gótico moderno (de hace cincuenta años, vaya), los ogros, los pueblecitos pequeños que tienen un bosque al lado, las fieras salvajes, las ancianas encantadoras que hacen pan y la policía montada del Canadá.

Muy importante: este libro es PERFECTO para regalar a seres humanos.

El Eterno, de Sfar, comparte tono, universo y casi casi personajes con las historietas del vampiro Fernand. Novela alocada, divertida y entrañable, que cuenta la conversión en vampiro de Ionas y su posterior devenir como ser inmortal, invencible, judío, absolutamente neurótico y enamorado del amor.

¿Mejor que sus tebeos? No. Es como sus tebeos pero sin sus dibujos.

Y hablando de tebeos, reseñar ahora L'Amour, también de Sfar, va a ser algo redundante, ya que continúa las aventuras y desdichas amorosas de Fernand, a quien acabo de mencionar hace unas líneas. El autor me parece genial, por sensibilidad y por dibujo. Lamentablemente la edición de Fulgencio Pimentel me parece catastrófica: un tebeo dibujado para tamaño álbum no puede reducirse, mucho menos cuando Sfar llena las viñetas de letritas minúsculas que se vuelven casi ilegibles en un tamaño menor.

La verdad, me parece un fallo tremendo. No me compensa nada de nada tener un tebeo si a cambio no puedo disfrutarlo. Muy mal, muy mal.

PS: El Marciano está publicado en el sello NOVA de Ediciones B, Las damas de Grace Adieu en Salamandra, Redshirts en Minotauro, El pretendiente americano, Matemos al tío en Impedimenta y El Eterno en Random House. Son todos carísimos. El fin del mundo se acerca.

Labels: , ,