cabecera

Miscelánea.

Thursday, November 27, 2014

El Marciano, Las Damas de Grace Adieu, Redshirts, El pretendiente americano, Matemos al tío, El Eterno, L'Amour

El marciano, de Andy Weir, es una curiosa novelita sobre un astronauta que naufraga en Marte y debe ingeniárselas para sobrevivir y no volverse majara hasta que vengan a rescatarlo. Es decir, si es que en La Tierra se enteran de que está vivo. Y si da tiempo a preparar otra misión. Y eso suponiendo que no haya ningún error. Quizás un poco demasiado técnica en ocasiones, el humor la hace muy entretenida y adictiva. Muy recomendable para los que disfruten con la ciencia ficción realista, la música disco y las series de televisión de los setenta.

Las damas de Grace Adieu, de Susana Clarke, es una antología de relatos que transcurren en el mismo universo (¡magia y época regencia!) de Jonathan Strange y el señor Norrell, su primera novela. No sólo es de impepinable obligación para fanes sino que creo que es posible leerla sin saber nada de Strange y Norrell. Cuentos cortos de fantasmas, brujas, duendes, sitios encantados y todas esas cosas necesarias para el espíritu. Además, es un placer leer a Clarke.

Redshirts, de John Scalzi, tiene un comienzo absolutamente desternillante con un desarrollo que no me convence demasiado y una serie de epílogos que me sobran absolutamente. Cuanta la historia de una serie de suboficiales que viajan en una nave estelar donde las cosas siempre ocurren de la forma más absurda e inexplicable posible: los oficiales bajan continuamente a planetas desconocidos sin seguir ninguna norma de seguridad, los más extraños problemas son resueltos en segundos por una máquina imposible, nadie usa los intercomunicadores dentro de la nave, en cada misión muere un suboficial, el mismo teniente es herido mortalmente en cada misión (para recuperarse milagrosamenteF a continuación)... Para frikis, adoradores de las metahistorias, fanes de la CF y gente que haya visto alguna vez aquella serie de los pijamas.



El pretendiente americano, de Mark Twain, es una comedia de enredo en la que un heredero petimetre decide dejar su condado en Inglaterra y vivir la aventura americana, justo al tiempo de que un pretendiente a su misma herencia decide dejarlo todo atrás, viajar a Europa y reclamar sus —muy discutibles— derechos dinásticos. Desde luego nada sale como los personajes preven, aunque sí como el lector espera (¡la comedia de enredo acaba siempre desenredándolo todo y, a ser, posible, felizmente!). Para fanes y gentes con gafas.

Matemos al tío es una deliciosa novela de Rohan O'Grady, un clásico cuento en el que unos niños inocentes (y extrañamente simpáticos) tienen que luchar contra el peligro que representa el tío de uno de ellos, un personaje bestial, inteligente, manipulador y terrorífico que tiene el don de resultar encantador a todos los adultos que lo conocen. Muy imprescindible para los amantes del gótico moderno (de hace cincuenta años, vaya), los ogros, los pueblecitos pequeños que tienen un bosque al lado, las fieras salvajes, las ancianas encantadoras que hacen pan y la policía montada del Canadá.

Muy importante: este libro es PERFECTO para regalar a seres humanos.

El Eterno, de Sfar, comparte tono, universo y casi casi personajes con las historietas del vampiro Fernand. Novela alocada, divertida y entrañable, que cuenta la conversión en vampiro de Ionas y su posterior devenir como ser inmortal, invencible, judío, absolutamente neurótico y enamorado del amor.

¿Mejor que sus tebeos? No. Es como sus tebeos pero sin sus dibujos.

Y hablando de tebeos, reseñar ahora L'Amour, también de Sfar, va a ser algo redundante, ya que continúa las aventuras y desdichas amorosas de Fernand, a quien acabo de mencionar hace unas líneas. El autor me parece genial, por sensibilidad y por dibujo. Lamentablemente la edición de Fulgencio Pimentel me parece catastrófica: un tebeo dibujado para tamaño álbum no puede reducirse, mucho menos cuando Sfar llena las viñetas de letritas minúsculas que se vuelven casi ilegibles en un tamaño menor.

La verdad, me parece un fallo tremendo. No me compensa nada de nada tener un tebeo si a cambio no puedo disfrutarlo. Muy mal, muy mal.

PS: El Marciano está publicado en el sello NOVA de Ediciones B, Las damas de Grace Adieu en Salamandra, Redshirts en Minotauro, El pretendiente americano, Matemos al tío en Impedimenta y El Eterno en Random House. Son todos carísimos. El fin del mundo se acerca.

Labels: , ,

Wednesday, November 26, 2014

Mázate en el cometa



Labels: ,

Tuesday, November 25, 2014

Cáete del cometa


Labels: ,

Monday, November 24, 2014

PeT nº 274 (cometaje)

Labels:

Friday, November 21, 2014

Interestellar, Jane The Virgin

Interestellar es una película con algunas cosas buenas, otras malas, alguna ridiculez y demasiadas pretensiones. Lo peor de todo es el guión, que alcanza momentos de vergüenza ajena insuperable cuando se pierde en reflexiones sobre la naturaleza del amor.

Del amor. De verdad.

Le sigue de cerca la física de la lanzadera, que en el primer despegue necesita de cohetes auxiliares y más adelante, por la magia del olvido, empieza a aterrizar y despegar de planetas como si no tuvieran gravedad, pese a que vemos que son similares a la terrestre.

Después, el innecesario rizo del guión, que convierte una historia interesante sobre investigación y colonización espacial en un salto fantástico al centro de un agujero negro. Todo el final de la película, que enlaza con el inicio en cierta manera, es una búsqueda de ese más difícil todavía que persigue Nolan en casi cada película (recuerden Memento, The Prestige o Inception) y que en esta ocasión resulta más irritante que nunca.

De lo rescatable, sobre todos dos cosas: una, ese futuro distópico con un planeta arrasado y moribundo; y dos, la consideración de los efectos relativistas, uno de los grandes olvidados (en realidad ninguneados) de la ciencia ficción cinematográfica.

En general es fallida y olvidable. Para ver en la televisión un año de éstos, cuando no echen otra cosa mejor en otro canal.



Jane The Virgin es, de largo, la mejor serie de lo que llevamos de temporada. Es una metatelenovela que aprovecha todos los clichés del género para hacer una comedia desvergonzada y por momentos hilarante: la heroína virginal, el familiar de oscuro pasado, el galán latino, la abuela protectora, la amiga ligera de cascos, el asesinato misterioso, los amantes, la esposa infiel, la malvada con la cara marcada, el padre perdido y reencontrado, la mafia cubana, la boda inminente... Y todo ello regado con una voz en off necesaria, maravillosa e imprescindible (el Latin Lover Narrator, según los créditos) y la añadidura de un personaje que no sólo parece de telenovela sino que además protagoniza una telenovela dentro de la telenovela (Pasión de Santos).

Jane... es ágil, muy divertida, amor a primera vista. Imprescindible para todos los que hayan visto alguna vez, siquiera de refilón, media docena de capítulos sueltos de cualquier telenovela. Vedla TODOS pero que YA.

Si alguna vez la echan en España, POR DIOS QUE NO LA DOBLEN, QUE SE LA CARGAN.

Labels: , ,