cabecera

Miscelánea.

Thursday, April 24, 2014

Libros que se me amontonaban

El buque fantasma (y otros relatos tristes y siniestros) es una recopilación de cuentos maravillosos de Richard Middleton. Algunos muy divertidos, otros tristes y tiernos, es imposible no leer los cuentos sobre la infancia de Middelton y no simpatizar automáticamente con él, su mundo roto y su vida —para él— incomprensible. De Valdemar. Muy recomendable (para gente con alma y esas cosas).

La casa y el cerebro es un cuento gótico de Edward Bulwer-Lytton sobre una casa encantada. Muy curioso, debe de ser de los primeros relatos donde un intrépido personaje decide demostrar que las historias que se cuentan sobre cierta casa no son sino supercherías de gente atrasada. Luego, claro, ocurre que no. De Impedimenta. Para fanes del género.

Le Park, de Bruce Bégout, es una novela-ensayo que describe un parque de atracciones absolutamente demencial y definitivo, sin personajes ni historias que seguir, más allá del creador del parque y del un periodista que cuenta sus experiencias en El Parque. Si leen este librito (bellamente editado por la Editorial Siberia) encontrarán un humor extraño, cierta provocación y alguna reflexión retorcida sobre la humanidad. Demasiado marciano para mi gusto.

Maten al león, de Jorge Ibargüengoitia, es una novela publicada por RBA donde se cuentan los planes que lleva a cabo la alta sociedad burguesa de un país caribeño imaginario para eliminar a Su Dictador, un antiguo héroe revolucionario que se niega a dejar la silla presidencial y que maneja la nación como si fuese un cortijo. Divertidísima, malvada y prácticamente transportable a cualquier nación del mundo donde alguna vez haya gobernado cualquier descendiente de españoles.

La cartera del cretino es una recopilación de relatos de Kurt Vonnegut que me ha sorprendido muy gratamente. Del autor sólo había leído Matadero cinco y había asumido que era incapaz de contar nada divertido ni humorístico. Craso error, La cartera del cretino, publicada por Malpaso, tiene momentos de carcajada. Apúntenla por ahí.



En cualquier caso, ningún remordimiento es una novela de Pino Cacucci que narra la vida de Jules Bonot, un obrero francés de finales del diecinueve que se enfrenta a la sociedad y pierde irremediablemente. Pobre, trabajador contestatario, sindicalista, anarquista, rebelde, perseguido político, marginado, terrorista, criminal, ladrón, asesino... Bonot pasa por todas las fases, luchando primero por sus derechos y acabando harto de un sistema que no le permite vivir en paz.

"Tenía el derecho de vivir aquella felicidad. No me lo habéis concedido. Y entonces ha sido peor para mí, peor para vosotros, peor para todos... ¿Debería lamentar lo que he hecho? Quizás. Pero no tengo remordimientos. Arrepentimientos, sí; pero, en cualquier caso, ningún remordimiento..."

Publicada por la editorial Hoja de Lata en español, es interesante por lo actual que resulta y por el retrato que hace de una época bastante olvidada. Muy recomendable. (Lumpen proletariat, pasma y despiadada patronal, abstenerse).

El catolicismo explicado a las ovejas, de Juan Eslava Galán, cuenta con su mordacidad habitual la brevísima historia del catolicismo, desde poco antes que San Pablo se lo inventara hasta la actualidad. Libro para herejes, blasfemos y demás gentes del Maligno.

Siempre supe que volverías, Annabel Lee, de Eduardo Lago, es un juego de manos, una novela sobre novelas, sobre escritores, sobre Nabokov... Aventuras y humor metaliterarios con personajes metaliterarios. No es lo mío y según avanza la historia paso de la curiosidad a la desesperación. Más cerca de la boutade que otra cosa. También de Malpaso.

Labels: ,

Wednesday, April 23, 2014

PeT nº 253 (incendios)

Labels:

Tuesday, April 22, 2014

PeT nº 252 (vocación)

Labels:

Sunday, April 20, 2014

Espiderman Cinco, con rima

Espiderman Cinco es abominable. He aquí un listado breve de motivos:

1. El corte de pelo de gilipollas de Peter Parker (Andrew Gardfield).
2. La película no arranca nunca.
3. Steve Electro Urkel no era necesario.
4. Todo sucede alrededor de Oscorp, un vicio argumental innecesario.
5. Las escenas de amor están intercaladas sin sentido en las de acción.
6. Las escenas de acción están intercaladas sin sentido en las de amor.
7. Todos los diálogos son absolutamente espantosos.
8. Las escenas a cámara lenta sobran.
9. Las escenas de acción son eternas, confusas y aburridas.
10. El corte de pelo de gilipollas de Peter Parker (Andrew Gardfield).
11. Peter es un intenso deprimente e irresponsable.
12. Sally Field como tía May es un combo letal, mayor grima es imposible.
13. Los antagonistas son malos planos o idiotas sin remedio.
14. La amistad entre Peter y Harry no funciona.
15. La introducción y el epílogo sobran y no aportan nada.
16. Es inverosímil que Oscorp tenga becarios de instituto.
17. ¿Qué hace Peter además de ser un héroe a tiempo completo?
18. El corte de pelo de gilipollas de Peter Parker (Andrew Gardfield).



A favor de la película, lo guapa que sale siempre Emma Stone.

Y ya.

Exclusivamente para fanes de 2012, Oz, Príncipe de Persia y Furia de Titanes

Labels: ,

Wednesday, April 9, 2014

Noé, El Vegano Mazao

Noé es una gran película que nadie ha entendido porque la gente se empeña en mirar los árboles y los comepiedras en lugar de centrarse en el bosque. Voy a resumirla un poco:

Lamec, hijo de Matusalén y padre de Noé es el penúltimo descendiente de Set, hijo de Adán y Eva. El resto de hombres que habita el planeta descienden todos de Caín, a quien llevar la Marca de Dios y estar maldito por toda la eternidad no ha impedido reproducirse como un conejito (no sabemos con quién, esto no lo aclaran ni el Antiguo Testamento ni tampoco la película, pero el único útero disponible era el de su madre... blanco y en botella).

La herencia de Set, por contra, es de semilla débil, seguramente porque son todos veganos y visten con ropa de Desigual.

Cuando Lamec es asesinado Noé pasa a ser el último descendiente de Set, encuentra una buena mujer (por eliminación, descendiente de Caín) y tiene con ella tres hijos varones: Sem, Cam y Jafet. [1]

Un día que la familia pasea por el campo encuentran una chiquilla gravemente herida en su vientre. Saben que será yerma y no servirá de mucho pero la adoptan igualmente porque son buena gente. Además, cuantos más sean más comida podrán recolectar (cazar es propio de salvajes y pastorear ganado está demodé).

—Jafet, ¿qué es lo mejor de la vida?
—¡Las bayas!
[2]

Es entonces cuando Noé empieza a tener visiones del Génesis mediante las cuales el Creador le hace saber que está hasta los cataplines de los hombres y que piensa liquidarlos a todos mediante un diluvio. Dios, magnánimo, decide sin embargo salvar a los animales (a todos no, CLARO, es magnánimo pero no es una ONG) por lo que le encarga que construya un arca donde mantenerlos a salvo.

Para realizar su Misión Noé consigue la ayuda de los Vigilantes, unos ángeles que bajaron a La Tierra sin permiso y que fueron castigados por ello, presos en piedra y olvidados para toda la eternidad. Con ellos el trabajo está chupado y avanza a buen ritmo pero tanta actividad llama la atención de los hijos de Caín, quienes no están dispuestos a dejar un palmo de terreno sin estropear, una mujer sin violar y una casa sin quemar. Los hombres son decadentes y salvajes, envidian lo que no poseen y desconocen la caridad, la bondad y las bayas. Son bestias vestidas como extras de Waterworld. Gentuza. Vagos y maleantes.



Los hombres pelean entonces con Noé y los ángeles, llueve, viajan, se les cuela un polizón, para la lluvia... Y mientras todo eso ocurre el verdadero DRAMA ocurre bajo los ojos del espectador. A Aronofsky le importa un pepinillo el rollo de los animales y el arca, lo que realmente le interesa es el conflicto familiar:

Noé tiene tres hijos sin posibilidad de cruzarse entre ellos y se han subido a un barco sin mujeres. Él esperaba que Dios arrojara unas cuentas chicas fértiles a su barco (o poco menos) pero como eso no ocurre infiere que el Plan Divino no contempla la salvación de su familia: Dios quiere que los hombres se extingan con Jafet, el menor de sus hijos. Por tanto, no sólo sus hijos no pueden tener hijos sino que no deben.

Ocurre sin embargo que Matusalén, que va un poco a su bola, ha bendecido y curado a su bisnieta adoptiva sin avisar a nadie, de modo que acaba embarazadísima de Sem y poniendo a Noé en un aprieto espantoso: o bien obedece los Sagrados Y Pobremente Transmitidos Planes Divinos o bien deja a sus nietos vivir. O pierde a su familia o pierde a Dios y a sí mismo.

Haga lo que haga está jodido. Y de eso va la película. El resto es contexto, mitología pasada por el forro y picores adolescentes de Cam, el menos conforme con eso de morir virgen. [3] [4]

Al final, permítanme que lo destripe, la nuera de Noé da a luz a gemelas y éste se ve incapaz de matarlas pese a intentarlo, por lo que consigue que toda la familia lo odie y encima queda mal con Dios. Fracasado, Noé se refugia en la bebida, se aleja de su familia a llorar sus penas y se regodea en su miseria. [5]

Una vez toca fondo, la mujer de Sem explica a Noé que Dios EN REALIDAD ha dejado en sus manos el destino de la humanidad y que él ha elegido darle una segunda oportunidad, por tanto no tiene que martirizarse ni acabar con todas las uvas del continente. Podría habérselo explicado antes pero se ve que quería darle emoción al asunto. En cualquier caso queda claro que las hijas de Sem acabarán encamadas con sus tíos Jafet y Cam, se cruzarán con ellos y darán lugar a la Nueva Y Mejorada Humanidad. [6]

Que tampoco es que fuese muy difícil mejorar el prototipo...

Acaba la película con Cam yéndose a ver mundo (total, hasta que sus sobrinas crezcan...) y con el arcoiris en el cielo, marcando la alianza renovada entre Dios con los descendientes de Adán. [7]

Un desastrito todo, aunque con buenas intenciones. [8]


[1] Sem daría origen al término semita. Cam sería el ancestro de los cananeos, es decir, el lumpen bíblico postdiluviano. Jafet tuvo hijos muy ningunos que emigraron a Europa y acabaron quemando sinagogas.
[2] Sin duda el diálogo más emotivo y triste de la película.
[3] Bueno, podría matar a todo el mundo y seducir a su cuñada pero es un débil y no se le ocurre.
[4] En la Biblia Noé embarca con sus hijos y sus familias, así que este problema no se plantea.
[5] El cuento clásico dice que Noé inventó el vino, que se cogió una curda tremenda y que Cam lo vio dormir la mona desnudo, ganándose una bonita maldición en el proceso. O bien Noé era muy estricto o bien debemos deducir que Cam abusó de su padre aprovechando su estado. No sabemos qué es peor pero queda algo claro: la película es MUY SUAVE cuando cuenta la borrachera de Noé.
[6] Set y Caín debieron de tener sus hijos con su propia madre por lo que esta situación es una mejora. ¡Hay grados y grados de incesto!
[7] Es cuestión de tiempo que algún americano loco diga que es un símbolo gay y, por tanto, un insulto.
[8] Veganismo, incesto, endogamia, comepiedras, ropa de Desigual... ¡Pero nada de sandalias!


PS: Sé que muchos se preocupan por los ángeles. Que no cunda el pánico: todos mueren protegiendo el arca y se ganan el derecho de volver al Cielo con ese dios que tan bien los ha tratado. Se ve que en aquella época no había leyes que protegieran del maltrato.

Labels: ,