cabecera

Miscelánea.

Thursday, July 2, 2009

Los panes y los peces (II)

Dejé a medias la entrada anterior debido a una imprevista invasión de cervezas y tapas en mi agenda. Terrible, lo sé, pero ser Uno con la Naturaleza te obliga a continuos sacrificios de esta y otras especies.

Prosigo. En el claustro, dejando aparte las miradas y las estadísticas picaronas salió a relucir un asuntillo que puso en tensión a la mayoría de asistentes y que no puedo dejar de contar.

El asunto es como sigue:

Cierto departamento(*) está formado por tres profesores. Uno es un veterano, superviviente de muchas temporadas y Jefe Por Eliminación. Los otros dos son dos mercenarios que frisan la cuarentena. Uno tiene fama de golfo y la otra de loca. El primero es un tipo genial, el paradigma de amigo íntimo que NO quieres que se case con tu hermana. La segunda es la protagonista de esta historia. Sus alumnos la odian y creo que es de los docentes menos populares entre sus compañeros.

Antes de seguir, usaré un seudónimo para ocultar su identidad. En lugar de ponerle un mote políticamente incorrecto la llamaré con un nombre clave que exude épica por todos sus poros... Estoy pensando en Afrodita-A, que, aunque abreviado y acronimado suena a pila de voltio y medio, es perfectamente icónico.

AA, decía, ha impartido clase en bachillerato este año. Un alumno (o alumna: no he investigado), descontento con su churricalificación de cinco, decidió reclamar hace unos días y pedir más nota, imagino que pensando en su media o alguna otra de esas mundaneces que tan poco nos interesan a los que ya tenemos una licenciatura y un coche azul, con ruedas y todo lo demás.

Hecha la reclamación, el asunto pasa al departamento, donde se revisan en profundidad las notas del alumno y consensuadamente se le reevalúa de nuevo... Bueno, no. En realidad lo que se hace es votar a mano alzada qué se hace con la nota del chico. Ya saben, así es más rápido y todo queda en familia.

El sistema parece cutre pero se revela genial cuando un profesor (de tres) no acude a la reunión en la que se va a discutir el asunto. De repente la nota y la carrera de un chaval queda en un mano a mano entre su profesora mercenaria y el Jefe Veterano. Un mano a mano que, según las sacrosantas reglas de la Democracia Ponderada, se decide según la opinión del profesor de mayor jerarquía en el departamento. Por lo que AA contó, la cosa debió de ser más o menos así:

-Este chico se ha esforzado mucho...
-No, este chico tiene un 4 y le he puesto un 5 por hacerle un favor.
-Pues yo creo que, mmm... Hay que revisar su nota al alza...
-Ahí están sus trabajos y sus exámenes, si los miras verás que...
-Sí, sí, bueno. ¿Le ponemos un 7?
-¡...!
-¿Te parece mucho o poco?
-¡¡...!!
-Mejor le ponemos un 8 y así todos contentos.
-AGHAGHAHBAVAHVAVA.
-Es que, mira, si, total, ya sabes...
-¡¡¡AJJAHKABAB!!!
-Oh, ya empezamos otra vez, no me extraña que no tengas amigos.

Así, de forma milagrosa, un cinco que en realidad era un cuatro entró a un despacho y salió con su valor aumentado en tres puntos. Y sin pasar por la casilla de Salida y sin cobrar las veinte mil. Uno de mis planes de septiembre consiste en entrar en la misma sala, a ver si tengo suerte y aumentan mis ahorros, me hago más alto o qué sé yo.

AA, en el claustro, en lugar de proponernos que todos pasásemos por su departamento con la cartilla de ahorros en mano, se indignó sobremanera y vaticinó que nos iban a llover las reclamaciones en septiembre. No pareció gustarle nada que su trabajo fuese ninguneado, ni que se pusiera la nota al buen tuntún ni nada de eso. Es una rebelde.

Eso le pasa por ser maja y poner un cinco en lugar de un cuatro. ¡Así aprenderá!

Por si alguien tiene alguna duda en el claustro se echó tierra sobre el asunto. No ha pasado nada, no hay nada que discutir, es un asunto interno de dicho departamento, etc.

Me quedo con las ganas de saber el parentesco del chaval con el Jefe Veterano. ¿Alguna apuesta...?

(*) Antes se llamaban seminarios, pero las palabras se gastan de tanto usarlas. Así que, antes de que se rompan del todo, se compra una nueva que substituya a la anterior. Si no hay mucho presupuesto se busca algo en el rastro o se roba, como ha ocurrido en este caso.

Labels: ,

10 Comments:

At 02 July, 2009 09:17 , Blogger Entrari said...

Yo voy hoy a dos revisiones por dos 4.25, provocados además por el efecto opuesto, notas a la baja. Voy a ver como me torean.

 
At 02 July, 2009 09:29 , Blogger Efe Morningstar said...

Ah, has sido un producto de una comparativamente alta productividad. Estás perdido, una vez alcanzado el Cupo Psicológico de Aprobados los profesores ya no se sienten necesitados de aprobar a nadie más.

 
At 02 July, 2009 14:18 , Blogger Kalitro said...

No se deberían subir las notas así al tuntun por el mismo motivo por el que no se negocia con terroristas, hala.

 
At 02 July, 2009 18:13 , Blogger Patts said...

Pues yo fuí por un 8'4 inmerecidamente bajado a un 8 en la final y salí con un 9. La universidad mola mucho más

 
At 07 July, 2009 03:38 , Blogger Be said...

A este post le falta un dibujito como el respirar.

 
At 07 July, 2009 10:06 , Anonymous Nadie said...

Efe, que te autodenomines "estrella de la mañana" me parece fascinante. A partir de ahora te llamaré Galadriel...

 
At 07 July, 2009 11:34 , Blogger Proyectodefilosofo said...

Efe, aquí un seguidor a jornada completa, comentador a jornada parcial de tu fotolog y que te da la bienvenida al barrio blogger, hay gente más maja que en Fotolog aunque los últimos años el barrio se ha maleado bastante (por no hablar de las casas abandonadas)
Te comento lleno de emoción al acabar de enterarme que han encontrado una carta de amor interceptada en una clase y que muchos ya consideran la auténtica piedra roseta del HOYGAN.

http://chorradas.rebuscando.info/2009/07/07/carta-de-amor-de-la-eso/

 
At 07 July, 2009 20:03 , Blogger Cattz said...

¿Todo el mundo comenta en San Fermín?

 
At 08 July, 2009 12:03 , Blogger Er-Murazor said...

Algunos lo hacemos al día siguiente...

Y tu compañera lo que tiene que hacer es suspenderlos a TODOS el año que viene. Total, si cuando reclamen el Gran Maestre de la Orden les va a poner la nota que le salga del pijo... anda que no tiene que ser divertido celebrar sesenta votaciones a mano alzada, allí en el departamento.

 
At 09 July, 2009 01:39 , Blogger Efe Morningstar said...

Zor, me apunto tu Método Para Trabajar Menos, me parece que tiene unas implicaciones lúdico-horario-festivas de lo más interesante.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home