cabecera

Miscelánea.

Thursday, August 13, 2009

Cazadores en el Starbucks

Desde el principio de los tiempos el hombre ha sido un cazador. Primero con piedras y ramas, luego con misiles intercontinentales, luego con piedras y ramas otra vez: cazar y sobrevivir son dos conceptos hermosamente ligados que gritan desde nuestros genes como ranas pisoteadas en un estanque.

¿Quién no ha entrado en un starbuck y, tras pagar tres euros por un caramel macchiato, ha deseado beberse la sangre postadolescente de sus camareros? Nadie, sin duda. Es por eso que, ante la poca disposición de dicho establecimiento a satisfacer nuestras necesidades con una estimulante provisión de armas, he decidido ofrecer una solución: voy a explicar cómo construir un Arco Letal con elementos que pueden hallarse en el propio Starbucks.

Lo primero que necesitaremos será un té. Es lo más barato que ponen y al pagarlo nos permitirá sentarnos cómodamente en un sillón, sacar nuestro laptop y ponernos a ver Naruto mientras bricomaniamos. Además, al consumir ganamos el derecho a ir al rinconcito de las cosas gratuitas: varillas, pajitas, azúcar, chocolate en polvo, cucharillas de plástico...

Una vez conseguido el té y el sillón, vamos al rinconcito y cogemos una servilleta (C) y dos varillas de madera (A y B), de ésas similares a las que llevaban los polos de nuestra época. La servilleta puede estar sucia, no pasa nada.



Conseguido el material, tomamos la varilla (A), y la mojaremos por su parte central con el té. No sean cochinos, ni demasiado generosos ni rácanos con este proceso. Una vez mojada, la madera se vuelve flexible. Esto nos permitirá doblar la varilla sin romperla y hacer que tome una forma de arco.

Hecho eso, dejen que se seque, así mantendrá esa forma ligeramente curva.

Ahora tomen la servilleta (C) y córtenla en una tira continua como en la figura siguiente (1). A continuación extiendan la tira (2) y enróllenla cuidadosamente, sin romperla (3), hasta que tengan algo parecido a una cuerda. Cuando hayan hecho esto hagan algunos nudos equidistantes, dos de ellos situados en los extremos (4).



Esta cuerda es tanto más resistente cuanto más nudos tenga. Dense cuenta de que al estirarla por sus extremos la fuerza se va en apretar los nudos y no en romper el papel. Eso sí, si tiran demasiado se romperá, sigue siendo papel, no titanio.

Ahora hagan dos pequeñas hendiduras en los extremos de la varilla curva (A). Yo, que soy hijo de un perezoso y una osita hormiguera, tengo uñas funcionales y útiles. Si Vd. no tiene use las llaves de su casa. Dichas hendiduras deben permitir encajar la cuerda de papel, de modo que ésta pase pero los nudos no. La idea es que los nudos de los extremos atrapen el arco y lo fuercen a curvarse un poquitín más, para que la cuerda quede tensa.



Y esto es todo. Ahora puede coger la varilla (B) y usarla como flecha. Si apunta al ojo de algún dependiente le garantizo que le dolerá. Si es suficientemente hábil seguramente pueda usar la grapa que va en las bolsitas de té para construir una punta metálica en la flecha.

¡Ánimo, improvise, construya, apunte y dispare! ¡Juegue, viva!

Pero luego no me echen la culpa a mí si dejan tuerta a su novia.

NOTA: También puede usarse la guita de la bolsa del té en lugar de la cuerda casera de papel. Es más difícil de sostener a la varilla pero a cambio la flecha sale disparada con más velocidad y alcance.

Labels: ,

14 Comments:

At 13 August, 2009 20:57 , Blogger Cattz said...

Me hubiese gustado más si supiera qué hay en un Starbucks.

 
At 13 August, 2009 22:04 , Anonymous Nelson said...

Señor demiurgo: ¡asombroso! Si en un abrir y cerrar de ojos se ha metaformoseado en un cazador y ha dejado atrás su etapa shamán ¡yo también puedo!
Señorita Cattz, si me permite le diré que hay cosas misteriosas y arcanas como el café con nomenclatura marciana.
Hablando de Starbucks, señor demiurgo, estoy releyendo El economista camuflado. El tío es grande.

 
At 13 August, 2009 22:30 , Blogger ca_in said...

Para armarse en la sucursal de una multinacional de alimentación basura, creo que es mejor tomar ejemplo de un verdadero profesional.

 
At 13 August, 2009 22:50 , Blogger Efe Morningstar said...

Cattz, ¿acaso no hay starbucks en ultramar?

Nelson, deberías agradecerme ese regalo regalándome su continuación. Eso sería RAZONABLE y cósmicamente correcto.

Caín, no me va ese enlace. Bueno, la verdad es que no me va casi nada hoy. Agh. A veces parece que mi pc también está hecho con maderitas y papel de servilleta.

 
At 13 August, 2009 23:16 , Blogger ca_in said...

Pues a mí me funciona y probablemente mi máquina sea la taratabuela de la tuya. Prueba en yutubo.

 
At 13 August, 2009 23:50 , Blogger Barbijaputa said...

Eres un miniterrorista.

Oye la Q de tu camiseta hace referencia al Q de James Bond que hacía las armas y demás? ^^

 
At 13 August, 2009 23:58 , Blogger Efe Morningstar said...

¡Barbi, has destruido la ilusión de todos aquellos niños que pensaban que los reyes eran sus padres, cuando son los míos!

Caín, vale, tu ordenador no te odia. Ésa es la diferencia.

Los ordenadores son como las madres, o te quieren o te odian. Mmm...

 
At 14 August, 2009 06:58 , Blogger Proyectodefilosofo said...

Vaya hombre, dejo de pasarme unos días y empieza lo interesante, la manufactura de armas cortas.

 
At 14 August, 2009 10:11 , Blogger Sheena said...

GRANDIOSO
besukis!!
PD: lo de la punta de flecha con la grapa de la bolsita de té merece su propio esquemita explicativo, Sr EFE.

 
At 14 August, 2009 11:23 , Blogger Kalitro said...

Bullseye!

 
At 14 August, 2009 12:18 , Blogger Efe Morningstar said...

Proyecto, la verdad es que el blog está tomando unos tintes algo eclécticos. Yo no me fiaría, seguro que ahora engancho una semana sin actualizar o algo así.

Sheena, yo sólo pensaba en extender la grapa y clavarla parcialmente en el extremo de la varilla-flecha, para que quedara la punta orientada en la misma diorección, pero quizás se pueda hacer más... ¡Investiga!

Kali, oh, gracias. *Sobs*

 
At 14 August, 2009 17:09 , Blogger Er-Murazor said...

Y lo mejor de todo... ¡todos los materiales (excepto la punta de flecha) se pueden introducir en un avión!

El mundo libre tiene los días contados...

 
At 14 August, 2009 20:01 , Blogger Entrari said...

Yo soy más de lanzar los cuchillos de plástico que dan también gratuitamente. Eso sin mencional el ejercicio parabolico que es aprovisionarse de granos de café, y unas cucharas.

 
At 15 August, 2009 04:15 , Blogger Efe Morningstar said...

Zor, tú sí que sabes. Mmmmm...

Entrari, los cuchillos de plástico no se clavan ni lanzándolos con el Arianne.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home