cabecera

Miscelánea.

Sunday, August 16, 2009

Jo, qué noche

Mi fama de crápula no es nada merecida. Salgo poquísimo y jamás voy a sitios donde tenga que hablar a gritos para comunicarme con, por ejemplo, el camarero. Este fin de semana, sin duda debido a un error de comunicación, acabamos en un garito básicamente vacío en el que la tercera mujer más atractiva era yo. La música era sobre todo pop ochentero anglosajón, lo que nos pareció aceptable. Más aún, algunos de mis compañeros decidieron bailar.

La gente, según llegaba al sitio, se quedaba mirando a mis amigos.

Al poco, uno de nosotros fue a pedir a la barra.

-Perdona, tus amigos... Son ingleses, ¿no?
-Euh... Sí. Eso. Ingleses.
-Se les nota mogollón por lo mal que bailan.
-Pfffjijiji.



Dado que no se podía hablar de ningún tema sesudo debido a que los polisílabos distorsionan el tecnopop, nos apalancamos cómodamente y nos pusimos a observar, cervezas en mano, a la fauna del local, cada vez más numerosa, más masculina y menos heterosexual. Tardamos en darnos cuenta dos horas de esto último.

Además de seguir las evoluciones de un par de chicas rodeadas por media docena de entes infames, casi tan infames como nosotros, observamos alucinados una pareja bastante improbable formada por un gafas necesitado de calorías y una chica pequeña pequeña pequeña.

-Tiene doce años.
-Que no, hombre, que tiene mínimo veintitantos.
-¿Seguro?
-Mírale la cara. La cara, eso que está por encima de su escote.
-Ah. Oh.

El chico había estado seduciendo a la chica durante una hora. Una táctica basada en: a) asedio, b) alcohol, c) cháchara y d) pulpez, que había rendido beneficios en forma de besos y promesas intuidas. Tan feliz andaba la cosa cuando la chica fue al baño. A los diez minutos empezamos a pensar que se había muerto. A los veinte empezó a pensarlo el chico. Momento en el que decidió investigar... Pero para entonces nosotros ya sabíamos que estaba hablando con otro tipo.

-Está con otro.
-No puede ser.
-Que sí, que sí, mírala ahí, detrás de la columna.
-Oh.
-Ah, mira, el gafas acaba de darse cuenta.
-Dios mío.

Al principio pensamos que el gafas no se acercaría. Su rival le sacaba media cuarta y unos quince kilos de viril presencia. Pero ahí estaba, como un hombre, metiéndose en un embolado tremendo, discutiendo con la chica mientras el otro fumaba a la espera de la resolución del conflicto.

En ese momento se nos acercó un chaval. Flequillo despeinado, camisa ajustada, barbita, moreno.

-Perdonad, ¿vosotros vais con el chico o con la chica?
-¿Nosotros?
-Es que os he visto mirar a esa pareja. Y, bueno, quería saber si sois amigos del de las gafas o de la chica.
-Ah, pues no, de ninguno. Es que estábamos mirando y nos parecía todo tan apasionante...
-Menos mal. Es que yo y mi colega somos amigos del otro, Javi, que estaba con nosotros y ha dicho: "A ése le levanto el ligue", y os hemos visto mirando y hemos pensado que, como acabemos a hostias, si sois amigos del tío...
-Juas. ¿Pero tú nos has visto bien?
-Hombre, sois cuatro, con el gafas cinco, y nosotros seríamos tres.
-Pero si el gafas no tiene media hostia.
-No, jaja. Es cierto. ¿Entonces no estáis con él?
-Qué va, qué va. Además, si hubiera una pelea lo bonito sería un uno contra uno.
-Bueno, pues me quedo más tranquilo.
-Nada, nada, un placer.

Por supuesto, después de esta conversación, zénit de la noche (¡imagínense!), ya no tenía sentido seguir de parranda. Era hora de volver a casa. Y eso hicimos, así que no tengo ni idea de cómo acabó el asunto de la chica, el gafas y el ligón llamado Javi.

Tendríamos que habernos quedado un poco más, cachis.

NOTA: He recoloreado el dibujo. No me gustaba el resultado de anoche, que lo hice con prisas.

Labels: , ,

7 Comments:

At 16 August, 2009 12:49 , Blogger J. said...

Hay que acabar lo que se empieza, hombre... y tomar partido y meter baza... apasionante historia.

Y tú... "jamás, jamás", de los jamases vas a sitios de ésos, palabrita...


Joshua.

 
At 16 August, 2009 12:50 , Blogger javi said...

Y ahora como duermo yo ignorando si mi tocayo pillo cacho?

Tenian que haberse quedado un poco mas cachis.

 
At 16 August, 2009 13:25 , Blogger Kalitro said...

Diossanto, un cliffhanger sentimental irresoluto.

 
At 16 August, 2009 13:56 , Anonymous DrB said...

Wow, un recuento fidedigno de la noche! por si alguien no es capaz de leerlo entre lineas conste que a los dos amigos de Javi (uno de los cuales es el tipo jovial que por motivos variados penso que nosotros en vez de pertencer a un circo itinerante eramos una suerte de amigos bandarras capaces de pegarnos por el amor, sutil, de una nigna/mujer segun Efe) los habiamos catalogado como pareja muy gay ya que, aparte de barbas bien recortadas, creo recordar, nos miraban demasiado. Quiza nunca habian visto ingleses, claro.

El gafas iba solo, lo que junto a su patetica busqueda y acoso de la chica cuando esta ya habia caido en las redes del ligon me permite asegurar que termino la noche como la empezo, eso si, con algunos besos y toqueteos de mas, cosa que no pueden decir otros.

Canallas!

 
At 16 August, 2009 14:35 , Blogger Deimos said...

Pues tus amigos harian el ridiculo bailando, pero seguro que se divirtieron mas que tu. Soso! xD

 
At 16 August, 2009 15:18 , Blogger Efe Morningstar said...

Deimos, hombre, yo siempre he sido mortalmente aburrido. Cualquiera que se acerca a mí menos de dos cuartas cae irremediablemente dormido. Esto, para ligar, tiene su aquél.

DrB, efectivamente, el gafas quizás se fue a casa algo vapuleado pero mucho más exitoso que nosotros, que somos unos paná.

Kali, Javi, ya, sí. Es que teníamos sueño. Ya sabeis. Unas nenas.

Joshua, yo no voy, a mí me arrastran. Yo soy un ser etéreo y todo eso.

 
At 17 August, 2009 00:11 , Blogger Cattz said...

Sois unos moñas. De todas formas creo que se agradece que no todos los hombres entren a las mujeres cuando salen por la noche. Sería muy cansado.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home