cabecera

Miscelánea.

Wednesday, September 9, 2009

La Magia de la Educación (Tutorías)

Esta mañana me he quedado dormido y he llegado tarde al primer claustro del curso. Mi afinadísima intuición, entrenada durante años de zozobra intelectual, me dice a gritos que esto es premonitorio, que estoy condenado a ser ese profesor que llega tarde a primera hora, dormido, malencarado, despeinado y desconjuntado.

Inexplicablemente, tengo una sensación de déjà vu que me deja frío.



Tras una reunión en la que hemos podido comprobar que hasta los directivos farfullan, me he reunido con mis compañeros de departamento (llegando tarde: antes tenía que conseguir un café para despejarme) para repartirnos los grupos. Ha sido la primera vez desde que soy mercenario educativo que asisto a este reparto, así que me he centrado en un único objetivo: librarme de ser tutor. Ya rezaría luego para que no me tocaran grupos demasiado malos ni cursos demasiado aburridos, pero tenía que evitar a toda costa tener una tutoría por tercer curso consecutivo.

Voy a explicar un poco por qué.

Los tutores cobran unos (míseros) veinticinco euros netos más al mes por una labor desagradabilísima: tratar con los padres de los alumnos y coordinar toda la labor educativa (sigh) de un grupo. Es decir, tienen que encabezar las reuniones, hablar con los padres, controlar la asistencia, el absentismo, mediar en los problemas entre alumnos y entre alumnos y demás profesores, encargarse de los informes personales de cada chaval, programar excursiones(1) y, sobre todo, acudir a innumerables reuniones con el resto de tutores, bajo la supervisión y guía del orientador de turno(2).

A cambio de esta labor, dinero aparte, los tutores tienen dos horas lectivas menos a la semana. Una de esas horas hay que pasarla en el aula con los alumnos, lo que es una pérdida de tiempo total. La otra está destinada a las reuniones con los padres, cuando las hay, o a tomar café con quien se apunte, cuando no.

Inciso: Tomar café es muy impornante en mi trabajo. He hablado con un compañero sobre la necesidad metabólica de poner un tirador de cerveza dentro de la sala de profesores y ambos estamos de acuerdo en pedirlo anónimamente un día de éstos, pero de momento tenemos que conformarnos con el café de máquina.

Así pues, tener una tutoría significa que tienes una hora menos de clase, un aumento que te da para comprar un par de libros al mes y una inconmensurable cantidad de trabajo, disgustos, discusiones, dolores de cabeza y malos rollos.

¿Se imaginan cuántos profesores quieren ser tutores de algún grupo cada año...?

Efectivamente: ninguno. Pero alguien tiene que serlo así que hay que estar espabiliado en la asignación de tutorías y no dejarse engañar en el mercadeo entre profesores. Dar clase a un bachillerato malo es más gratificante que darte de cabezazos con un grupo normalito de la ESO, así que, poniendo cara de víctima y cogiendo muchos grupos de la ESO puedes completar las dieciocho horas lectivas a las que estamos obligados antes de que te enchufen la tutoría de marras.

Que es justo lo que he hecho yo esta mañana, mientras tomaba café distraído y negaba a mi jefa de departamento una y otra vez: "No, no quiero dar el Proyecto Integrado de Estadística". "No, 2º de la ESO no, prefiero 1º de la ESO". "No, no quiero ser tutor... Y además... ¡Ya no me quedan horas! ¡Ohhh!"



¡YUJU!

Seguro que esto me lo van a hacer pagar de alguna manera...

(1) Vale, lo confieso. La primera vez que me tocó ser tutor pregunté si había algo que me obligase a hacer excursiones con el alumnado. Me dijeron que no y, consecuentemente, decliné hacer, sugerir u organizar ninguna salida. Mis alumnos me han odiado merecidamente por ello. Yo a cambio me he apuntado a excuriones con alumnos a los que no daba clase. Por fastidiar, ya saben.

-¡Profe, llevaste al cine a los de tercero y a nosotros no!
-Ajap, es que quería ver la película sin pagar. ¿Y...?
-¡Pero nosotros somos tu tutoría! ¿Por qué no vas con nosotros?
-Pues por eso. Porque sois mi tutoría, os conozco y sois un horror.
-¡Ohhhhhh...! ¿Y no vamos a ir a ninguna parte nunca...?
-Yo no pienso llevaros. Si queréis ir al cine id vosotros por vuestra cuenta.
-¡Jooooo...!

(2) ¿He hablado ya de los orientadores? ¿He dicho que son El Mal? ¿No?





Labels: , , , ,

19 Comments:

At 10 September, 2009 04:51 , Blogger Er-Murazor said...

Tu Jefe/a de Estudios es un primor. Cuando nosotros hemos ido a hacer el reparto, el Jefe nos ha dicho "de los cuatro mercenarios del departamento de matemáticas, dos van a ser tutores (o bien uno tendrá dos tutorías, claro)". Así, sin posibilidad de elegir.

Les ha tocado a los dos menos antiguos, claro. Yo lo siento, pero es lo que hay, y yo ya fui tutor hace dos años. No me toca (salvo cambio de centro) hasta dentro de otros dos.

Lo mejor de no ser tutor es lo feliz que estás el día de entrega de notas allí tirado sin hacer nada mientras los tutores están agobiadísimos peleándose con padres hiperpreocupados por sus hijos pese a que no han aparecido por el centro en todo el trimestre...

 
At 10 September, 2009 08:44 , Blogger Entrari said...

La segunda viñeta es un HOMENAJE!

La educación parece un reto interesante. No estaría mal empezar a destruir ya cerebros cuando son jovenes. Saben tus alumnos de tu ánonimo blog?

 
At 10 September, 2009 10:32 , Blogger ca_in said...

¡Uooh...! ¡Dos tiras en una única entrada! Estamos que tiramos el blog por la venta, ¿eh? Aunque la misma viñeta se haya utilizado cinco veces y otra dos, lo que nos sale tres viñetas dibujadas en dos tiras o_ô

 
At 10 September, 2009 10:39 , Blogger Biónica said...

Oye, a eso se llama "decisiones consensuadas" xD, veo que aquello es como un pequeño autogobierno. xD

Y tienen razón, toooodo el año sin excursión... Bueno, que seguro que se lo merecen. Algo habrán hecho.

 
At 10 September, 2009 11:05 , Blogger Efe Morningstar said...

Zor, qué me vas a contar que no sepa. El curso pasado me tocó una de las dos peores tutorías del curso, lo único bueno fue que los padres pasaban tanto que no daban mucho la brasa. Salvo dos o tres, el resto sólo se quejaba cuando veía las notas.

Entre mentiras y falsificaciones alguno no supo que su hijo suspendía todas las asignaturas hasta casi final de curso. Divertidísimo.

Caí, es que iba a hacer una tira de seis viñetas pero me faltaban silencios y, euhh, dos tiras con tres dibujos, no me digas que no soy un genio, ¿eh?

/me silba.

Bio, al menos en mi departamento no se asignan las cosas a dedo. Es decir, no de forma descarada. Y lo de las excursiones... Anda y que les parta un rayo.

Entrari, por supuesto que es un homenaje/plagio. ¿Desde cuándo hago yo caras tan expresivas normalmente? ¡Nunca!

¿Cerebros? ¿Qué cerebros?

 
At 10 September, 2009 12:41 , Blogger Tako said...

En mi único año como profe fui tutor de dos clases. Y odié a los padres.

 
At 10 September, 2009 13:25 , Blogger MariCalpi said...

Uno de los días más felices en la vida de mi hermana (profe en un cole privado desde hace veintitantos años) fue cuando le dijeron que tenía que pasar de dar clases porque no se había reciclado y la pusieron en "tareas docentes no lectivas". Es decir, biblioteca y administración. Sus compañeros casi mueren de la envidia. Y la dirección la felicitó por "lo bien que se había tomado el cambio."

 
At 10 September, 2009 14:36 , Blogger Er-Murazor said...

MariCalpi, ¡prejubilaron a tu hermana! ¡y con salario íntegro!

Si me dices que en biblioteca y administración tenía ordenador con acceso a Messenger, ya me muero de la envidia y todo. ¿Dónde dices que está ese colegio?

 
At 10 September, 2009 14:50 , Blogger javi said...

Ufa, no habia visto un reciclado de imagenes mas descarado desde mi ultimo visionado de Mazinger... ¡ay, que recuerdos!

 
At 10 September, 2009 15:11 , Blogger molinos said...

Yo insisto...¿para cuando una viñeta tuya de superhéroe?

Los tutores siempre fueron unos pringados..así los veía yo..pero pensé que daban más de 25 euros.

 
At 10 September, 2009 15:27 , Blogger ca_in said...

Molinos, repásate la cuarta temporada de PeT, anda.
De nada.
(Y de verificación THOOMM, una buena onomatopeya de acompañamiento para el enlace)

 
At 10 September, 2009 16:11 , Blogger Efe Morningstar said...

Tako, no sé por qué dices esas cosas. Yo, en dos años y sesenta pares de padres, he encontrado gente muy maja. Bueno, vale que eran cuatro o cinco entre ciento y pico, peeeroooo...

MariCalpi, que sepas que acabas de encender los sueños más húmedos de Zor y yo. Aghbsssss... *Salivo*

Javi, quejica. Errr... ¡Pero son muchas viñetitas! (No lees a Bendis, ¿verdad?)

Molinos, qué va, parte de la gracia del asunto es el sobresueldo es ridículo. A lo mejor si pagaran diez veces más... Al menos entonces muchos profesores querrían serlo, pero es que ahora es prácticamente un castigo.

Y, como apunta Caín, ya me he dibujado de súperhéroe, aunque no en grande y a color, sino en una tira o dos.

Caín, eso suena a onomatopeya simonsoniana. Guay.

 
At 10 September, 2009 17:49 , Blogger molinos said...

Vale, vale..perdón que he llegado hace poco. Me pongo a ello.

 
At 10 September, 2009 22:17 , Blogger eduideas said...

Me encantan las tiras cómicas docentes (guardo algunas) y las notas a pie de página. Y sí, el reparto de áreas, tutorías y cargos se parece mucho a la primera viñeta, con la variante mercadillo de las rebajas

 
At 10 September, 2009 22:55 , Blogger Efe Morningstar said...

Molinos, no le hagas caso a Caín, que es un borde(*), hay más de cuatrocientas tiras antes de éstas y sería una locura leerlas. Yo te lo resumo:

Yoyoyoyoyopeluchesyoyoyopeluchesyoyoyoyo.

Ya.

(*) Caín, no hagas caso a Efe, que n tiene amigos de verdad y es por decir cosas como ésta.

 
At 10 September, 2009 22:56 , Blogger Efe Morningstar said...

Edu, en unos días contaré alguna cosilla, en serio, de cómo ha ido el reparto en mi instituto y en el de algún compañero. Hay una cosilla algo demencial que me gustaría comentar.

Y sí, un mercadillo. De hecho, más que eso, una lonja.

 
At 11 September, 2009 04:10 , Blogger Barbijaputa said...

pues es injusto, ve a llevar a los nenes a algún sitio y no seas sieso. Es que eres el típico profe al que dan ganas de pinchar las ruedas del coche!

 
At 11 September, 2009 04:13 , Blogger Efe Morningstar said...

Todos los cursos, sistemáticamente, se repite esta conversación en clase, como un mantra:

-Profe, ¿tu coche cuál es...?
-No tengo coche.
-¿¿Qué??
-No. Ni carnet tampoco.
-¡¡Pero eso no puede ser!!
-¡Profe, te quedas con nosotros!
-Que no, que no. Además, ¿para qué queréis saberlo?
-No, para nada...
-Para nada, no, de verdad.
-Aaajaaap.


Este año mentiré como un bellaco.

 
At 11 September, 2009 10:37 , Blogger molinos said...

Vale...soy superaplicada y supermaja y me he leído un mogollón de tiras y aún a riesgo de parecer pelota..me han gustado.

Ala..y no digo más...

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home