cabecera

Miscelánea.

Thursday, October 1, 2009

Muerte por Meteorito (2)

Hace unos días me preguntaba Ca_In (maldito sea tu nick) qué tal se nos daría reventar una vaca esférica gorda que volase por el espacio sideral con aviesas intenciones. Dejando aparte detalles como la puntería, la tecnología o las infraestructuras, tengo cierta intuición acerca de las limitaciones de una explosión.



La bomba más potente probada jamás explotó hace medio siglo en Rusia con una potencia de cincuenta megatones. Seguramente podrían usarse bombas similares para destruir asteroides relativamente pequeños, de unos centenares de metros de diámetro a lo sumo, pero no creo que fuesen tan efectivas contra monstruos de varios kilómetros de diámetro, no digamos ya mayores.

Creo que sería más inteligente intentar desviar ligeramente cualquier asteroide peligroso. Teniendo en cuenta el tamaño relativo de nuestro planeta, en realidad es tremendamente complicado acertarle, así que un pequeño empujoncito podría servir para nuestros propósitos. Voy a ilustrar esta opción con una metáfora:

Imaginen por un momento que son un héroe de acción tipo Bruce Willis y tienen que salvar al presidente de una francotiradora rusa apostada a un kilómetro de distancia. Como Willis es un hombre de verdad y además la película es de Tarantino, su opción será correr hacia el presidente con una katana y parar la bala (supersónica) a medio medio metro del impacto, de un golpe.

Espectacular que te cagas. Una virguería. La nena del héroe derretida como un polo en mitad de Julio. Los ojos infantes saliéndose de sus órbitas preadolescentes.

Ahora imaginen que son yo: un tipo cobardica más bien lento que pasa de correr y que sólo ha visto una katana en las películas y en las tiendas frikis. ¿Qué haría yo en el supuesto de que la vida de alguien que no soy yo me importase algo?

Me acercaría a la francotiradora y le soplaría en la oreja.

Del respingo, por pequeño que fuese, acabaría dándole a cualquier otra cosa menos a su objetivo... Y ésa es la idea. En lugar del despliegue de testosterona en forma de megatones, mejor algo más sutil.

Se nota que soy un poco nena.



Ahora vamos a hacer numeritos con la vaca esférica del post anterior: Tenemos un piedrolo que va a treinta kilómetros por segundo, de un tamaño diez kilómetros de diámetro y el doble de denso que el agua. Imaginemos que lo descubrimos con suficiente antelación como para interceptarlo unos dos meses antes del impacto.

Esto no es nada sencillo. Adviertan que habría que descubrirlo, entrar en pánico interno, negar la noticia que acaba de filtrarse a los medios, entrar en pánico externo, confirmar la noticia que acabamos de negar unos días antes, crear un comité de crisis, llamar a los expertos, crear un comité internacional de crisis, llamar a los expertos, llamar a la NASA, a la ESA, a las FFAA americanas y rusas... Y después de muchas peleas por el dinero, por ver quién manda, por ver qué se hace y qué no, por qué marca de café se debe usar en las máquinas expendedoras, por las pagas extras, por las dietas, por... Después de todo eso habría que construir algún tipo de cohete que interceptase el asteroide, cuanto antes mejor.

Vamos, que para interceptarlo dos meses antes tendría que aparecerse Dios Trino, anunciar el apocalipsis y asesorar personalmente sobre el mejor medio de evitarlo, sacrificio de corderos aparte. Pero seamos optimistas y supongamos que hemos logrado llegar a la vaca dos meses antes de que nos reviente.

Desde nuestro punto de vista la vaca viene directa a nosotros. Conocida su velocidad (relativa, claro), comprobamos que está a una distancia de treinta por tres mil seiscientos por veinticuatro por sesenta kilómetros. O sea, cien mil por ciento cincuenta, mmm... Quince millones de kilómetros.

Ahora, veamos, queremos desviar un pedrolo enorme una distancia de unos cien mil kilómetros, unas diez veces el diámetro terrestre, que es lo mínimo con lo que yo me sentiría tranquilo. Tenemos dos meses para desviarlo esa cantidad (o sea, medio millón de segundos). Wow.

La segunda ley de Newton, integrada un par de veces nos dice que la distancia que se desplaza un cuerpo sometido a una aceleración es la mitad de dicha aceleración por el tiempo al cuadrado. Así que la aceleración necesaria sería de... Mmmm...(1)

Sería unos tres millones de veces menor que la aceleración de la gravedad terrestre. Como la masa de la vaca es de unas cien mil millones de toneladas, eso significa que hay que ejercer una fuerza de cuatrocientos millones de Newtons(2). La energía necesaria entonces para mover ese asteroide sería el producto de dicha fuerza por el desplazamiento paralelo a ella que va a producir, que son esos cien mil kilómetros de antes.

En total, veamos, serían cuatrocientos millones por cien millones(3), lo que da cuarenta mil billones de julios. O sea, cuarenta mil terajulios. Y como cuatro terajulios equivalían a un kilotón, la energía necesaria es de diez mil kilotones. Es decir, diez megatones.

Eso sí, tenemos dos meses. Imaginemos que acoplamos nuestra preciosa nave al asteroide y, literalmente, lo empujamos para desviarlo. Esos cuarenta mil terajulios divididos entre medio millón de segundos dan ochenta millones de kilowatios. He curioseado por internet y he encontrado a que el cohete Ares da una potencia máxima de quince millones de kilowatios durante algunos minutos.

¡Minutos!

¡Y lo necesitamos funcionando durante meses! (4)

¡Estamos todos muertos!

¡Los asteroides no tienen orejas!

¡Olvidad lo que he dicho, vamos a bombardear esa vaca voladora!



Recordemos que necesitábamos unos diez megatones de energía. Es una cantidad brutal pero que cae justo en el orden de energías de las bombas nucleares estratégicas actuales. Aunque el cálculo lo he hecho suponiendo que efectuaríamos una fuerza constante sobre el asteroide durante todo su viaje, si consiguiésemos que toda la energía de la bomba se empleara unos segundos en empujar el asteroide quizás lográsemos apartarlo. Una opción sería hacer estallar las bombas en la superficie del planeta...

Pero no nos hagamos ilusiones tan rápido. Probablemente una gran parte de la energía se malgastase en forma de radiación o bien dañando el asteroide en lugar de moviéndolo, como decían en Armageddon. Así, podría ocurrir que la explosión tuviera espectaculares efectos estéticos pero que cinéticamente hablando se quedase en un bluff. Con la Ley de Murphy no se juega señores: siempre gana ella.

Pero bueno, lo importante es participar. Sigamos.

Si sólo un diez por ciento de la bomba trabajara para nosotros, necesitaríamos una bomba de cien megatones. En los años sesenta la URSS construyó una barbaridad semejante pero no se atrevió a probarla sin bajar su potencia a la mitad. Como tenemos un alma práctica, no nos atreveríamos a fiarnos de esa estimación y mandaríamos algo diez veces más potente...

O veinte. O treinta. A saber cuánto ha aumentado la capacidad de destrucción de las armas nucleares en estos últimos cincuenta años de pruebas secretas.

N. del. A.: Seguro que teníamos tan mala suerte que partíamos el asteroide en una docena trozos menores que caían como agua de mayo sobre el planeta. Eso sí que sería cachondo.

*Risa sádica contenida*


De todos modos, los eslabones más débiles de esta cadena de cálculos residen en esos primeros pasos, tremendamente burocráticos y confusos. Si nos pusiésemos de acuerdo con tiempo, y si no también, estoy seguro de que el ejército americano intentaría reventar por las bravas el asteroide. O empujarlo, también por las bravas.

De hecho, entre discutir durante un mes en un comité de la ONU y mandar un Arianne modificado (los franceses se apuntarían seguro) con dos o tres cabezas nucleares enormes, tengo muy claro qué prefiero. E imagino que el Capitolio y Sarkozy estarían de acuerdo conmigo.

Además, nos sobran armas nucleares y hay que darles salida, ¡es bueno para la economía de mercado!

¡Y lo que es bueno para el Mercado es bueno para América!

¡Viva el asteroide! ¡Viva!


(1) a=2X/t2=100000000/(60·24·3600)2=0.0000037 m/s2
(2) F=ma=100000000000000·0.0000037=370000000 N.
(3) Cien mil kilómetros son cien millones de metros.
(4) Hay un viejo proyecto de nave espacial que se basa en usar explosiones nucleares controladas, el Proyecto Orión. Si se desarrollase la tecnología, quizás sí sería una opción viable la de acoplar una o varias de estas naves al asteroide para empujarlo fuera de su trayectoria, ya que son más potentes. Si se tuviese tiempo suficiente...

PS: En realidad, como ya he dicho antes, habría que detectar el asteroide mucho tiempo antes de la colisión. Harían falta varios meses para ponerse de acuerdo en algo. Un par de años para construir lo que hiciera falta (deberíamos empezar YA), unos meses para alcanzar al asteroide y unos meses más para intentar desplazarlo... O sea, un mínimo de tres años... ¡Estamos todos muertos!



Actualización perezosa: El asteroide que mencionaba el periódico hace unos días mide un kilómetro de diámetro y ya sabemos que en el 2038 pasará mucho más cerca que ahora. Es grande pero no tanto: unas mil veces más ligero que el que he usado en este artículo como modelo. Tenemos casi treinta años para idear algo... ¿Qué se juegan a que lo dejarán todo para el último momento?

Por cierto: la mejor solución posible es desviarlo o destruirlo antes de que sea peligroso. De hecho, como tiene una órbita conocida, incluso podríamos darle varios empujoncitos, uno cada varios años, hasta mandarlo a dónde no vuelva más. Más vale prevenir, etc.


Qué diablos, tenemos un asteroide que pasa cerca cada cuatro años. ¡Practiquemos el tiro al blanco con él! No vayamos a esperar a estar en peligro de verdad para afinar la tecnología, caramba. ¡Volemos esa vaca! ¡Ronald Reagan lo haría, y nosostros no queremos ser menos que él!

Labels: , , ,

28 Comments:

At 02 October, 2009 00:05 , Blogger Somófrates said...

El motor Orion, pese a ser terriblemente eficaz, sigue necesitando propelente: para moverte hacia un vector has de "lanzar" algo en sentido opuesto.

Había por ahí un proyecto ideado para estos casos que tenía que ver con túneles galvanizados y gases a diferentes temperaturas estimulados por láser, pero me voy a la cama enseguida y estoy perrrrrrrra.

Lo de la francotiradora te ha quedado muy chulo, pero para ser un tío cobardica y lento corres más que Aznar...
Quizá deberías probar con una pantalla defensiva de lágrimas y mocos que consiguiensen oscurecer su objetivo. Ya sabes, tecnología wuss. A tope. Te pega más.

 
At 02 October, 2009 00:05 , Blogger Somófrates said...

Oh, Dios. He dicho "hacia" un vector.

Me derrito...

 
At 02 October, 2009 02:07 , Blogger Be said...

Somo, no me creo que te hayas leido el truñaco este entero. Yo sólo me he mirado los dibujitos (que están requetebien).

 
At 02 October, 2009 02:09 , Blogger Be said...

*éste

 
At 02 October, 2009 02:20 , Blogger Cattz said...

Yo lo he leído. Ahora quiero olvidar que lo he hecho.
Los dibujines me han mantenido con vida y por ello no se me ha derretido el cerebro.

 
At 02 October, 2009 02:21 , Blogger Efe Morningstar said...

Somo, la mitología acerca de mis lágrimas ha sido exagerada. En realidad sólo lloro de martes a jueves de cinco a siete.

Lo de los túneles a ver si lo veo por ahí. ¿Tienes algún enlace?

De todos modos, creo en serio que habría que ir probando cosas con éste que pasa tan cerquita.

Be, has llamado truño a mi truño. Has herido mi alma inmortal, ahora ya no me sirve de nada.

¿Crees que alguien querrá comprarla o alquilarla durante el verano?

 
At 02 October, 2009 02:23 , Blogger Efe Morningstar said...

Cattz, los dibujines están ahí precisamente para eso. Son avituallamientos cerebrales.

Quizás tendría que haber subido la otra tira que he hecho, pero quería dejar algo para mañana.

 
At 02 October, 2009 02:24 , Blogger Be said...

Perdón, lo he llamado "truñaco" y lo que quería decir es "truñaco-fresa".

 
At 02 October, 2009 03:03 , Blogger Cattz said...

Todo mejora con fresas, no hay duda.
¿Vodka con fresas en diciembre?

 
At 02 October, 2009 03:29 , Blogger Be said...

En diciembre y en noviembre!!! Yupi!!!

 
At 02 October, 2009 03:51 , Blogger javi said...

No se que pasa que no dejas de recordarme novelas de sci-fi del pleistoceno: El corazon del cometa de Benford y Brim.

Desvian el Halley, pero sin pepinazos ni salvajadas por el estilo. Newton en estado puro.

Y hazme caso, no vuelvas a beber birra en la vida. Ayyyy mare que mareooo...

 
At 02 October, 2009 07:35 , Blogger Efe Morningstar said...

Javi, precisamente esta noche me llega tarde tu consejo. Agh.

Jo, soy del pleistoceno. Molo.

Be, Cattz, mi intuición me dice que se me está pasando algo.

Ohdiosmíomicabeza.

 
At 02 October, 2009 09:52 , OpenID thedishwashersdream said...

Yo sí me lo he leído entero, pero desde luego sin dibujos ni me lo hubiera planteado.

En 2038 ya se habrá acabado Perdidos de todas todas, que venga ese asteroide...

Por cierto, es usted muy grande.

 
At 02 October, 2009 10:01 , Blogger Somófrates said...

Me explicaré: ¿habéis oído el chiste del tío que se masturba a martillazos?

Pues cuando Efe escribe sobre algo con un mínimo de fundamento y con un contenido de moñeces inferior al 60% a mí me pasa lo mismo.

A parte que desde el Monkey Island, siempre he sido un fan incondicional del USAR-PIEDRA-CON-PROBLEMA.

 
At 02 October, 2009 10:19 , Blogger molinos said...

Efe, lo confieso..te he leído en diagonal completamente..he empezado con buenas intenciones pero a partir de imaginarte soplándole en la oreja a una francotiradora me ha entrado la risa floja y ya no he podido más..jajajajajajaja...jajajajajaja.

coincido con Be..un truñaco fresa demasiado largo.

 
At 02 October, 2009 10:57 , Blogger Efe Morningstar said...

SrDream, Somo, deduzco entonces que hay que meter más dibujillos. Bien. Ahora sólo necesito tiempo para hacerlos. Maldición, ni no tuviera que estar conectado al msn veinte horas diarias, quizás podría pero...

Molinos, lo importante del post era lo de la francotiradora rusa. En mi cabeza es pelirroja, por cierto.

Y sí, muy largo, por eso hay tres dibujillos por medio.

 
At 02 October, 2009 11:25 , Blogger Somófrates said...

No, por Dios. Más dibujitos no.
Te lo sintetizaré de otro modo para que lo entiendas: por una vez has escrito algo medianamente interesante.

Coño.

Deja de llorar.

 
At 02 October, 2009 11:49 , Blogger Efe Morningstar said...

Vale, lo confieso, no sé de qué va el chiste de los martillazos.

A mí es que esas cosas me superan.

 
At 02 October, 2009 12:30 , Blogger Barbijaputa said...

Hazle un premio a Somo por leerse este post.

Los dibus geniales, quizás sea lo que haga a partir de ahora, mirar los dibus de tu blog. ^^

 
At 02 October, 2009 12:31 , Blogger Kalitro said...

Yo estoy viendo clara una película sobre un bateador que pasó su momento de gloria pero ahora es un fracasado debido a drogas/sexo/juego/derroche. Llega el meteorito y el único que puede desviarlo es él, con el bate que le regaló su padre/abuelo/entrenador/figurapaternalgenérica antes de morir.

 
At 02 October, 2009 12:40 , Blogger Deimos said...

Kalitro, eso es sospechosamente parecido a un capitulo de FLCL

Efe, otro dia nos tienes que hacer una fresa sobre un hipotetico holocausto zombie, que estan muy de moda.

 
At 02 October, 2009 12:50 , Blogger Efe Morningstar said...

¡Nada de premios por leer! Aquí, como mucho, nopremios por no chincharme, que no tenemos presupuesto.

Somos pobres. Sólo tenemos para el plural mayestático y ese verde que colorea el fondo del blog.

Kali, creo que ése es el mejor comentario y la mejor idea que nadie haya dicho en este blog en un año y medio que lleva abierto.

Deimos, yo no soy muy de zombis. Lo mío son los hombres lobo y los pitufos.

La mezcla es...

¡La mezcla son "Los Pitufos Negros", coñe!

 
At 02 October, 2009 13:37 , Blogger javi said...

Ahora que soy nuevamente capaz de pensar sin marearme, se me ocurre que la órbita para lanzar el pepino nucelar tiene que ser chunga de narices, sobre todo si corre prisa y no podemos ir en plan misión Apolo...

Así que si, estamos todos muertos, solo que aún no lo sabemos.

Los pitufos negros, ¡eso también es del pleistoceno!

 
At 02 October, 2009 14:40 , Blogger Be said...

¡En tu cabeza todas son pelirrojas! ^_^ (lo de la francotiradora mola, sí)

 
At 02 October, 2009 15:24 , Blogger _Xisca_ said...

Siendo de letras, he leído este post y el anterior y he conseguido entenderlos; aparte, respeto mucho las fresas gigantes, que también son lo mío y además un tocho siempre me hace ilusión.

 
At 02 October, 2009 17:20 , Blogger ca_in said...

Segundo blog que me nombra en dos días consecutivos. Octubre empieza raro.

He mirado y leído los monitos y luego me he leído la fresa.

Tu héroe imitación-de-Bruce-Willis es un nenaza. Lo guapo es pegar dos tiros: con una bala se desvía la bala asesina para que hiera al maloso intrigante que siempre está cerca de la víctima, y con la otra matamos a la francotiradora, a ser posible metiéndole la bala en el ojo tras pasar por toda la mira. Y si es muy fantasma, en vez de dos balas, se emplea una para hacer todo.

Lo de desviar el meteorito mi instinto no lo veía muy claro y parece que debo darle la razón: las vacas no se desvían de su camino cuando les ofreces un pepino (¡andá, un ripio!).

Hay que empezar una campaña viral: Menos viajes a la Luna y a Marte y más pruebas para destruir vacas esféricas.

Y los pitufos negros molaban por el mal rollo que daban.

 
At 02 October, 2009 18:14 , Blogger Efe Morningstar said...

Pues eso, Javi, que hay que hacer las cosas con tiempo. Ése es parte del problema, y una parte gorda.

Be, en mi cabeza todas son, no ya pelirrojas, sino mías.

Xisca, pues muchas gracias. Son un mamotreto pero mola que alguien los lea para variar. (Sí, ya sé que hay cuatro más que los han leído, pero los de ciencias contáis menos.)

Caín, eso digo yo: hacer prácticas de tiro es tan necesario como a lluvia en Texas.

En Texas estarían de acuerdo conmigo, seguro.

 
At 06 October, 2009 01:28 , Blogger Be said...

Y con pecas, pequeño pervertido feichista de Pippi Lamstrung...

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home