cabecera

Miscelánea.

Thursday, September 3, 2009

Pizarrita blanca, septiembre, evaluaciones...

Esta mañana hemos liquidado las evaluaciones. Y, aunque me encanta contar cómo se aparece la Virgen una y otra vez, trayendo panes y cincos bajo el brazo, esta vez voy a contar el lado oscuro de las evaluaciones...

Taaaa-ta-ta-chán.



La normativa actual permite al alumno pasar de curso con dos asignaturas suspendidas, en cualquier caso, o con tres, si el equipo educativo(1) decide(2) que es conveniente para el alumno y está preparado para cursar el siguiente nivel sin problemas. A partir de este año también es posible pasar con más asignaturas suspendidas, siempre que el alumno esté propuesto para un curso de diversificación(3). Este año, por ejemplo, hemos pasado a varios con cinco o seis pendientes, con alegría(4).

Otra posibilidad es pasar a los alumnos viejunos porque sí. Si un alumno repite suficientes veces se le va pasando de curso y que sea lo que Dios quiera. Suena divertido y además lo es, pero hoy quiero comentar otra cosa. Como soy un GRAN pedagogo, expondré el asunto mediente una dramatización:

Situación: Aula sin aire acondicionado donde da mucho el sol, con las persianas rotas y donde no hay corriente. Digamos 35ºCelsius.
Personajes: Profesores varios, por sencillez los llamaré como sus asignaturas.

Sociales/Tutor: Bueno, recapitulando... ¿Cuántas asignaturas le han quedado a Mengano?
Mates: Uhmm... Tres.
Sociales/Tutor: Uy, tres. ¿Y no se le puede aprobar ninguna para que pase?
Mates: La mía no, que tiene un uno. Y además, éste no está para pasar.
Naturales: En la mía tiene un tres, así que tampoco.
Lengua: En la mía, bufff, estaba entre un cuatro y un cinco, pero como le han quedado más le he puesto un cuatro. ¿Qué hago? ¿Le pongo un cinco?
Mates: ¡Hala! ¿Para qué? Que suspenda, si es un trasto.
Sociales/Tutor: Yo es que no sé cómo ha aprobado tantas...
Música: A mí es que me ha entregado un trabajo a última hora, pero vaya, tenía un dos en el examen.
Sociales/Tutor: Uy, ¿qué hacemos? A ver si lo dejamos con tres y viene a reclamar.
Lengua: Lo que me faltaba ahora, que reclamase por la mía.
Mates: Mmmm...
Sociales/Tutor: Pues algo hay que hacer.
Música: Bueno, ¿y si yo le pongo un tres...?
Sociales/Tutor: Claro, así le quedan cuatro y con cuatro no va a reclamar.
Mates: ¡Eso!
Lengua: Bueno, yo le puedo poner un tres también.
Naturales: Pues hala, ya está.
Sociales/Tutor: Decidido, le pones tú un tres y tú otro, y así con cuatro asignaturas ni se asoma por aquí.
Mates: Eso, eso. Yo es que no pongo cuatros, que luego se quejan todos. Donde esté un buen tres que se quite todo.
Sociales/Tutor: Genial. Seguimos... Uy, a Zutano también le han quedado tres...
Inglés: ¿Zutano? ¡¿Sólo tres?! Sois unos blandos.
Mates: A mí no me mires, yo le he puesto un uno.
Sociales/Tutor: Bueno, vamos a ver...


Moraleja: "Tan fácil es pasar de cuatro suspensos a dos, como de dos a cuatro".
Moraleja Dos: "Tutor, invite a café al simpático profesor de matemáticas".

Nada más, les dejo por unas cervezas. (Uy, qué paliza nos está dando Lituania.)

(1) Vamos, sus profesores.
(2) Por mayoría simple.
(3) Es un curso más sencillo en el que lo más notable es que un mismo profesor da todo lo de ciencias: matemáticas y naturales, y otro todo lo de letras: lenguaje y sociales. Una vez me tocó darlo. Si se están preguntando mi cualificación para explicar biología puesss... Ninguna, claro. No es que tuviera ningún problema, pero el mismo diseño del curso se basa implícitamente en un hecho: el nivel está tan tirado por los suelos que cualquier profesor puede dar cualquier cosa. Mola.
(4) En realidad es el orientador quien nos ha informado de esta posibilidad, así que igual mañana relee BIEN el BOJA, el BOE y los posos de té y decide que había interpretado mal un punto y coma. A día de hoy, si un orientador me dice que La Tierra es plana yo le creo, que para eso es la Representación De Las Leyes Pedagógico-Mágicas en nuestro mundo.

Labels: , ,

20 Comments:

At 04 September, 2009 00:18 , Blogger Er-Murazor said...

En mi instituto es justamente al revés. "¿Que le han quedado cuatro? ¡Uy, pobre! ¡Con lo bueno que es! ¡Zor, hombre, si sólo tiene un tres! ¿No puedes aprobarlo o algo? ¡Que eres muy malo, te has cargado a la mitad de la clase! ¿Qué más te da uno más o menos?"

Este diálogo es estrictamente verídico (salvo mis habituales lagunas memorísticas). No hay nada de ironía, exageración ni nada de eso. Y no, yo tampoco podía creérmelo.

 
At 04 September, 2009 01:45 , Blogger Efe Morningstar said...

No, si eso es lo más normal. Esto que cuento hoy ocurre menos.

Pero ocurre. Sobre todo cuando hay malévolos profesores(*) que insisten en que hay que catearlos a todos y atarlos en las tinieblas.

(*) Yo.

 
At 04 September, 2009 10:32 , Blogger Biónica said...

Es que habría que catearlos a todos coñe. Tanta filigrana resulta flipante xD. Esto es para evitar que se sientan discriminados por diferencia de capacidades o algo así? Porque si es así, predigo que los más listos empezarán a catear. Oye, que es más ventajoso que estudiar xD.

Ainsss... vaya héroes :)

 
At 04 September, 2009 10:39 , Blogger Efe Morningstar said...

Bio, los de diversificación, al lado de los que tienen adaptaciones curriculares significativas son unos genios.

Zor, explícalo tú, que te das más maña y además tienes más mano izquierda.

Que, ya sabes, yo soy capaz de decir una barbaridad del tipo de "Pues en Esparta los tiraban por un barranco y tan felices".

Hala, ya lo he dicho. Jo.

 
At 04 September, 2009 10:59 , Blogger molinos said...

Joder que horror de curro. Me admiráis con tanta vocación, mis churumbeles son todavía muy canijas pero yo estoy porque suspendan si son unas zoquetes..y por supuesto que las matemáticas se las explique el ingeniero.

Ánimo que en breve tendréis las aulas llenas de protoadolescentes carpeteros deseosos de adquirir la sabiduría que tendréis a bien enseñarles. :)

 
At 04 September, 2009 17:03 , Blogger Misia said...

En mis primeras reuniones de evaluación me intrigó mucho eso de que "un alumno fuera un pil": a falta de otros referentes, me imaginaba al susodicho incompetente hecho al pil-pil.

Pero nada de salsitas ricas: lo del pil es como llaman, al menos en mi insti, a pasar al siguiente curso por imposibilidad de repetir otra vez el mismo, aunque haya suspendido tropecientas asignaturas de nuevo. Por Imperativo Legal, pil.

Realmente con algunos hubiera sido más efectivo aplicar la receta de cocina...

 
At 04 September, 2009 18:16 , Blogger eduideas said...

Creo que todos vemos que suele ocurrir lo contrario, con causas extrañas. Pero lo peor no es eso, si no que no se propone jamás nada para que no vuelva a suceder y los mismos nombres van sonando en cada evaluación. Por cierto, mates y lengua suelen ser las de más suspensos, no es sólo que Efe no sea simpático jeje

 
At 04 September, 2009 18:20 , Blogger Efe Morningstar said...

Molinos, mi experiencia me dice que con un progenitor de ciencias es menos probable que tus hijos cateen mates con fruición.

Claro que no sé si ser ingeniero cuenta como "de ciencias"...

Misia, a mí me pasó exactamente lo mismo. Lo del PIL es que suena a cachondeo. También me pasaba con las ACI, por cierto.

"Le hemos hecho una ACI", decían, y yo me quedaba a cuadros.

¡Malvada jerga!

PS: Conste que hay ACIS y ACIS. Pero eso otro día.

 
At 04 September, 2009 18:36 , Blogger Efe Morningstar said...

Edu, voy a decir una tontería no exenta de algo de razón: ¿No será que se suspende más lo que más carga lectiva tiene?

O sea, además de la mitología de las ecuaciones, de lo arcano de la sintaxis, de lo marciano del inglés y de los interminables datos de sociales... Algo de correlación tiene que haber entre el volumen de contenidos y los resultados académicos, ¿no?

Por cierto, hay alumnos con retraso mental leve que están haciendo todos los niveles sin repetir ni una sola vez. Sin aprender nada tampoco, pero eso es lo de menos, claro.

Yo pensaba, soy un antiguo, que repetir un curso no es cruel para el alumno, que le puede ayudar a seguir mejor el ritmo de la clase y que es mejor repetir en 2º de primaria que en 2º de la ESO, pero hay quien opina que es mejor no enseñarle nada y pasarlo de curso una y otra vez, para que no se traumatice.

Errr... Debatir esto es un rollo, lo mejor es votarlo. Pero hoy no, que es viernes.

 
At 04 September, 2009 19:57 , Blogger javi said...

Lo que no me queda claro es eso de que eches de menos a la tuna...

 
At 05 September, 2009 00:43 , Blogger Er-Murazor said...

Yo creo que deberíamos votar si lo votamos.

Biónica, haciendo gala de mi mano izquierda, como dice Efe, el problema es que de finales de los noventa para acá se pretende que todo el mundo obtenga su título. Lo de aprender es lo de menos, porque en un alarde de visión estratégica y previsión sin par los ministros de educación de aquella época sabían que en el 2009 tendríamos la wikipedia, así que llenarse la cabeza con datos absurdos pudiendo ver el cásting de Fama es una pérdida de tiempo.

Por desgracia, en ocasiones la dura realidad golpea incluso los sueños más idealistas y bienintencionados, y pronto se descubrió una cruel realidad: No todos los alumnos tienen capacidad para estudiar hasta segundo del antiguo BUP. Eso es así. No todo el mundo puede correr cien metros en nueve segundos sesenta, no todo el mundo puede levantar doscientos kilos y no todo el mundo está preparado para eso. No es cuestión de trabajar más o menos, es que la cabeza no les da.

Esta realidad adquirió pronto la categoría de secreto de estado, pasando a ser un arcano conocimiento guardado en los institutos y que se transmite en susurros temerosos de profesor a profesor (porque como te oiga el inspecto o el orientador, te la has ganado). Para evitarlo, se decidió bajar el nivel hasta un punto alcanzable por una mayoría de hijos de votantes suficientemente amplia como para poder ganar las siguientes elecciones, y luego ya veríamos.

Y lo que vimos fue, una vez más, esa maravilla de la Naturaleza que es la adaptabilidad del ser humano a las condiciones más adversas. Pues los alumnos, viendo que si no trabajaban se les bajaba el nivel, empezaron a trabajar cada vez menos. El nivel bajó más, y los alumnos trabajaron todavía menos. Cuando la cosa llegó a niveles intolerables, empezaron las diversificaciones, que básicamente consisten en enseñarle a la gente contenidos de cuarto de primaria y cuando los aprueben darles el título de secundaria. La excusa es "es que lo intenta y no puede". Que digo yo que si un alumno no puede con lo que debería ser el contenido normal de cuarto de la ESO (algo que, ya digo, no es descabellado), podría haber un remedio menos radical que bajarle el nivel a cuarto de primaria. Por ejemplo, bajarle el nivel a segundo de ESO. Pero cuando digo estas cosas, me dicen que es que soy matemático y estoy muy cuadriculado...

Ale. ¿suficiente mano izquierda?

PD: palabro de reconocimiento: coher

 
At 05 September, 2009 14:04 , Blogger Efe Morningstar said...

Genial, Zor, una turba de enanos malintencionados no lo habría explicado mejor. Mucho menos un ministro de Educación o un Orientador.

¡Me encanta!

Yo habría necesitado el doble de espacio debido a mi debilidad con las subordinadas y los epitetantes epítetos. Espero que la gente no lo lea, así podré plagiarlo una semana de éstas, cuando ya nadie recuerde el tema.

Yuju.

 
At 05 September, 2009 16:16 , Blogger J. said...

Con tanta nota al pie se hace difícil seguir el discurso... sabes que existen los paréntesis y la raya, ¿no?... la única nota necesaria ahí es la de la Diversificación... ¡sacrifica tu estilo por la buena comprensión de tu público lector, oh preclaro y lúcido bloguero nuestro!

En fin, precisamente ayer estábamos decidiendo quiénes iban al "Díver" y había tal cantidad de candidatos que los dos o tres cursos que ya existen de esta cosa estaban masificados y no se admitía a más gente. Con lo cual, yo comenté que en unos años le daremos la vuelta a todo y llamaremos a la Secundaria "Diversificación" y en realidad lo que tendremos que discutir es quiénes son los alumnos buenos o capacitados que vayan al 3º y al 4º de ESO normal.

"No te extrañe que así suceda" fue la única respuesta.

Esta noche, concierto, ¿estarás por aquí?

Abrazos.


PD.: Por cierto, aun suscribiendo punto por punto lo que usted y el por usted llamado "Zor" aseveran, considero que en vuestro (y aquí empiezo a tutearos) discurso-análisis-razonamiento obviáis ciertos aspectos del cambio social y del contexto social -valga la redundancia-, amplificados ambos (si no directamente provocados en algunos casos) por unas erróneas, disparatadas y endiabladas planificación, interpretación y aplicación de las leyes -de Deseducación- de este país, que pretendían cambiar todos los muebles de la casa sin gastarse un duro y sin, por supuesto, organizarse en absoluto. Lo que, bienintencionadamente espero, aspiraba a ser una apertura de derechos para todos, puesto que la Educación era para las elites (sin tilde), ha devenido en este despropósito en el que nos encontramos.
No voy a entrar a debatir esto y menos por aquí, pero repito que estoy plenamente de acuerdo con vosotros.
Sin embargo, os quedáis en la superficie, con todos mis respetos, y algunas analogías se desmontan por sí solas y no vienen al caso por la escasa pertinencia dentro del argumentario de la tesis.
Que ha bajado el nivel es obvio, y algunos de los motivos los habéis expuesto con aplastante claridad, pero... hay más, bastante más.

Saludos.

Joshua.

 
At 05 September, 2009 17:11 , Blogger javi said...

Interesante debate. Oigan, que al final este va a ser un blog educativo y todo.

Palabro de verificacion: wherters. ¿Seran los originales?

 
At 05 September, 2009 17:35 , Blogger Efe Morningstar said...

Joshua, ni hablar.

Mis anotaciones son para leer en una relectura, no pretendo que las leas según te las encuentras.

Digamos que la culpa de que algunas sean tan extensas es de Cátedra, y así me lavo las manos.

En cuanto a lo otro... El tema da para mucho. Y desde luego que nos dejamos cosas sin mencionar. Pero es que un post no da para una tesis, mucho menos sus comentarios. Si acaso después de treinta post sobre Educación igual sí nos puedes exigir que falten temas sin tratar, flecos sin cortar y matices en la guantera, pero de momento tendrás que apañarte con el resumen del esquema de algo, mexclado con alguna broma que lo haga digerible.

Porque, eso sí, el tema es un peñazo como una catedral.

 
At 05 September, 2009 18:22 , Blogger _Xisca_ said...

Vengo leyendo todos vuestros posts que tratan de educación, y especialmente sobre reuniones de evaluación. Como repetidora empedernida -hice tres terceros de B.U.P, el primero de Letras Mixtas y los otros dos de Letras no sé cómo, lo que me dieron en el instituto, y dos C.O.U., luego trabajé en verano y aprobé la Selectividad sin pretenderlo mucho- me preocupa un poco eso de que alquien que no dé resultados en el sistema académico es necesariamente tonto, porque siendo así, debo ser la más tonta del mundo, y entiendo demasiadas cosas para que sea realmente así, modestia aparte.

Y digo yo que tampoco será sólo la capacidad para adaptarse al sistema y triunfar en el mismo empollando o copiando o explicando un rollo personal en un examen de literatura española, que puede haber muchas circunstancias que pueden hacer que no estudies en ese momento, familiares, personales, que seas un niñato, que tus padres no les paguen puntualmente a las monjas etc., esas cosas.

Por otro lado, me parece muy inquietante eso de convertir un tres en un cinco, o a lo mejor, un cinco en un uno...¿cuántas veces pasó eso en las reuniones de evaluación que trataban sobre mí y sobre otros compañeros repetidores o especialitos o con problemas en su casa? ¿aprobamos algo sólo por nosotros mismos? ¿tenemos el bachillerato realmente o dependía de si le caíamos bien o mal al profe de turno en mucha mayor medida de la que podríamos imaginar? ¿en las carreras también pasa esto?

Una vez a una tutora se le escapó en clase todo lo que habían dicho de nosotros en una tutoría, que se suponía que no podía hacerlo, pero nos lo dijo. Nunca he sabido el motivo.
Así me enteré de que se me consideraba "con problemas de comunicación" y que la de inglés -mi asignatura favorita- me había defendido y había dicho que me dejaran en paz, y en cambio, dijo que de una habían dicho que iba a repetir y era una tía de estas que un cinco suyo es un diez de otro, que se esfuerza mucho. La niña se levantó y se fue corriendo, a llorar a algún sitio; esa chica acabó siendo trabajadora social, por cierto.

En fin, da miedo pensarlo. Suerte que eso no es retroactivo y no piensan reexaminar a la población, al menos de momento, porque vamos, me quedo con menos estudios todavía y ya me tengo que poner a barrer las calles, que no quita para que estés en tu casa leyendo autores insospechados, por ejemplo.

Siento el ladrillo, pero es que este tema me inquietaba desde hacía tiempo.

 
At 05 September, 2009 18:47 , Blogger Biónica said...

Sí, aclarado con mucha mano izquierda Murazor! ;)

 
At 05 September, 2009 18:51 , Blogger Efe Morningstar said...

Xisca, no te lo tomes personalmente. A mí me queda la duda de si las evaluaciones han cambiado mucho desde que yo iba a clase, pero creo que no. De todos modos, los casos en los que nos paramos a mirar con lupa las notas de un alumno en particular son una minoría.

Simplemente no tenemos tiempo.

En la mayoría de casos los aprobados y los suspensos son claros. El problema surge cuando un alumno ha decidido tener media docena de asignaturas entre el cuatro y el cinco, que es cuando tenemos que pararnos a ver si el chaval está para pasar de curso o no. Y ahí vamos a sopesar si es un vago, si se está esforzando pero le cuesta horrores, si ha tenido un problema familiar y se ha distraído, si tiene problemas de atención o adaptación, si es algo sordo, hiperactivo o narcotraficante, si merece el beneficio de la duda, si hasta sus padres quieren tirarlo por un barranco, si...

Tú fíate de mí: no actuamos de mala fe ni suspendemos por diversión. Además, por lo general, (casi) hasta el más petardo de los alumnos tiene algún profesor que lo defienda en las discusiones, así que no hay linchamientos ni nada parecido.

Más aún, las únicas veces que he visto sangre en las evaluaciones ha sido cuando todo el equipo educativo ha ido a por un profesor "rebelde". Homo homini lupus... Je.

Ahm. El sistema educativo es bastante rígido en cuanto a las opciones (reales) que da a los alumnos. No sé muy bien cual fue tu caso pero hay quien se adapta mejor y peor al sistema... Y da igual cuál sea éste, siempre habrá alumnos que se den de narices con él. Los motivos son variados. No le des más vueltas: eras una outsider, como los del grupo de Batman. (Katana no, que era un rollo.)

PS: Cuando estudiaba saqué notas incomprensibles en alguna materia, y me consta que nunca fui de los preferidos de mis profesores en BUP, pero no le he dedicado ni un minuto al tema. Qué más da, ellos no molan y yo sí.

PPS: Por cierto, la legislación actual permite que los alumnos (o sus representantes) estén presentes en las reuniones de evaluación. No va ni uno, pero eso no es cosa nuestra. Ejhem.

 
At 06 September, 2009 14:55 , Blogger Er-Murazor said...

J., es natural que nos quedemos en la superficie. De hecho, ni Efe ni yo teníamos intención de profundizar en el tema. Esto es más bien reír por no llorar ante el cúmulo de despropósitos que hay en Educación (y por no ser en exceso llorón, supondré que igual que en el resto de sitios, pero yo veo lo que me pilla cerca). Naturalmente que hay mucho más. Aunque se nos olvide muchas veces, nosotros trabajamos con seres humanos que viven en una sociedad que no entienden ni ellos ni nosotros y que están en la edad más crítica de su vida. Cuando eso se junta con que no hay apoyo (en general, por supuesto que en todos sitios hay excepciones) por parte de instituciones ni de padres... pues tenemos lo que tenemos. Ese es otro factor a considerar.

Xisca, en ningún momento se ha pretendido decir que el alumno que suspenda sea tonto, inútil, etc. Lo que se dice es que cada vez es más fácil que un alumno tonto, inútil, y sobre todo VAGO apruebe... y con nota. Lo cual no quiere decir que un alumno que suspenda sea más tonto, vago, etc. que los que han aprobado, porque el sistema de calificación no es perfecto, ni mucho menos. Lo mismo que se equivoca para arriba se equivoca para abajo, aunque esto último suele ser menos frecuente.

Aparte, si tú hiciste BUP y COU, aquello es otro mundo y nada de lo que estamos diciendo aquí se aplica. Ni tan siquiera al Bachillerato actual (heredereo directo de ese tercero de BUY y ese COU). Aquí hablamos de ESO, que es otra cosa totalmente distinta.

Estaba por dejar mi correo para que me escriba el que quiera seguir leyendo macrotochacos de estos. A mi el tema de mi trabajo me encanta, y hacía tiempo que no encontraba a nadie que me aguantara.

 
At 06 September, 2009 15:07 , Blogger Efe Morningstar said...

Yo, lo que de verdad deseo es que me den un trabajo de secretario de educación o algo así en el Ministerio (se llame como se llame ahora).

Una vez logrado esto haría por fin el sueño de mi vida: delegar el trabajo en otro mandado y dedicarme a sestear de por vida.

Seguro que no es tan complicado. Sólo necesito poner cara de adoptable, para que caerle bien a cualquier partido político que pase por la Moncloa.

¡Ah, sueños!

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home