cabecera

Miscelánea.

Thursday, September 17, 2009

Tutoreando, Tutoreando (Tutoring, Tutoring)

Hay días en los que es mejor no despistarse. Uno cree que está a salvo del destino, alejado de precipicios, alienígenas, políticos, taxistas, abogados, sufragistas, iluminados, evangelistas y de pronto, chas, salta la liebre.



Ya lo conté ayer, pero me quedó todo tan florido y enrevesado que no se veía ningún árbol del bosque. Lo repetiré: Señores, los malvados gnomos, enviados secretos de Dios Trino, me han cazado y obligado a adoptar a una treintena y pico de maleantes que se habían quedado sin tutor por nadie sabe qué artimaña legal.

No lo he confirmado pero me han llegado rumores de que el tutor anteriormente previsto ha invocado algún demonio menor, vulgo BOJA, para escaquearse de la labor que le habían asignado. Y claro, tras una mañana con la directora preguntando e invitando a los profesores libres, por si algún despistado aceptaba, me pilló justo antes de que desapareciera con mi café-no-jutsu.

- ¡Efe, eres tutor y tienes reunión AHORA!
- ¿¿QUÉ?? ¡¡Yo NO soy tutor!!
- ¡AHorAsíPOrquEmotivosMotiVosmOTivoS!
- ¿Qué? ¿Cómo?
- ¡Uynohaytiempovealareuniónluegoteloexplico!
- ¡¡AHFSFXFADXADXADF!!

Debido a problemas de agenda de la directora, dos días después de esto aún no me ha explicado las causas por las cuales yo y dos compañeras más hemos recibido, cual regalo adelantado de reyes, una tutoría para cada uno. Es que está muy ocupada, la pobre.

En otro orden de cosas, me gustaría mencionar una anecdotilla. Verán, este año en mi centro había pocas horas de Educación Física, por lo que uno de los profesores de la materia tuvo que cambiar de instituto cuando un directivo del mismo departamento dejó el cargo este verano.

Entonces lo mandaron a un centro donde había aún menos horas. Lo normal es que cada profesor dé dieciocho horas de clase semanales pero en su nuevo departamento tenían doce para cada uno. Y esas seis horas de diferencia no pueden dedicarse a tomar café (la mitología del funcionario exagera a veces un pocola realidad), así que los profesores de educación física del centro tienen que rellenar sus horarios como puedan. Esto significa que tendrán que dar dibujo, refuerzo de lengua, refuerzo de matemáticas, lectura, alternativa a la religión, proyectos integrados... Cualquier materia con pocas horas semanales vale. (1)

En mi centro, mientras, dos horas de educación física se han quedado sin profesor, por lo que ha habido que asignárselas a algún profesor de alguna otra asignatura... El criterio de selección ha sido: "Por Dios, alguien habrá que sepa ALGO de deportes, ¿no?" Con eso en mente, el elegido ha sido un compañero de matemáticas que entrena un equipo de baloncesto de niños de siete años.

El problema es que dos horas de problemas de matemáticas se han quedado sin profesor.

Así que ha habido que buscar a algún profesor de alguna otra asignatura que... ¿Les va sonando el asunto?

¡Me encanta mi trabajo!

(1) Y guardias a porrillo, claro.





Labels: , , , ,

21 Comments:

At 17 September, 2009 10:02 , Blogger Biónica said...

Sí. Transferencia de marrones, parece ser, no? xD

Qué emocionante, nunca sabes lo que vas a ser ese día!

 
At 17 September, 2009 10:14 , Blogger javi said...

Lo tuyo tiene que ser Karma, si no no se explica. Pues a tu-torear se ha dicho y que no te den muchas cornadas.

 
At 17 September, 2009 10:16 , Blogger Irene said...

jijijijijiji, ánimo!!! Ya verás como además de caótico y cargado de incertidumbre puede, no, ¡va a ser divertido!!!


jojojojo, el que no se consuela es porque no quiere, desde luego...

 
At 17 September, 2009 11:04 , Blogger molinos said...

Ya me parecía a mi que te prometías un año muy idílico....

 
At 17 September, 2009 14:16 , Blogger Efe Morningstar said...

Je, os va a encantar el post de esta tarde, manga de traidores.

 
At 17 September, 2009 15:42 , Blogger molinos said...

ardo en deseos....friki forrador de libros...

 
At 17 September, 2009 16:04 , Blogger ca_in said...

Efectivamente, ayer el bosque no dejaba ver los árboles, y pensé que estabas burlándote de la Ley de Murphy o algo parecido. ¿No habría sido mejor que te hubieras presentado voluntario para educación física?

 
At 17 September, 2009 16:23 , Blogger Cattz said...

Eso, al menos sabes las reglas de un montón de deportes y, a veces, juegas al baloncesto de forma presencial.

 
At 17 September, 2009 16:31 , Blogger Tako said...

¡¡Felicidades!! :)

En verdad era tu deseo oculto ;)

 
At 17 September, 2009 16:31 , Blogger ca_in said...

Cattz y Zor: ¡volvéis a tener el blog bloqueado!

Ya no es que escribáis más en este blog que en el vuestro, es que obligáis a vuestros lectores a escribiros en este.

 
At 17 September, 2009 17:24 , Blogger Efe Morningstar said...

Molinos, qué voy a ser friki. Exageraciones tuyas. Yo soy un majo y entrañable profe de mates. Deberían hacer peluches con mi pinta.

Tako, mi deseo oculto ahora mismo es que caiga un rayo sobre algunos directivos. Bueno, ahora es MENOS oculto.

Caín, veo que has decidido que éste es el segundo hogar de Zor y Cattz. ¿Debería cobrarles alquiler?

Y, por cierto, mira que no entender el post anterior... Ays.

Cattz, nada de forma presencial, estoy baldado de la paliza que me di el otro día. Jo. Nadie me cree: puedo moverme como una bailarina con el balón en mis manos.

Una bailarina ALGO periforme, eso sí.

 
At 17 September, 2009 17:35 , Blogger Cattz said...

- Caín, es algo temporal, problemillas en feisbuk han hecho que lo cierre de forma preventiva. Espero restaurarlo pronto.
- Efe, es que me cuesta imaginarte con gracia en los movimientos.

 
At 17 September, 2009 17:53 , Blogger javi said...

Efe, pues dado que ya hay camisetas de PeT no estaria nada mal ampliar la gama del merchandising a peluches...

Quizas te hagas rico y te puedas quitar de las tutorias. :P

 
At 17 September, 2009 18:59 , Blogger Cattz said...

Esa idea tiene años de antigüedad... nadie tiene todavía peluches XD

 
At 17 September, 2009 19:44 , Blogger javi said...

Gñe

 
At 17 September, 2009 20:25 , Blogger Anónimo said...

Yo compraría un peluche del Efe tutor.

Lo abrazaría, se bañaría conmigo, y... ¿he dicho que lo abrazaría?

PD: Todos los tutores que me tocaron no se parecían (en absoluto) a ti, eran de un repelente que asustaban.
Excepto uno que nos invitaba a cañas, pero resultó ser gay y no cuenta. Y era profe de mates y me suspendía año si, año también.

 
At 17 September, 2009 21:52 , Blogger Efe Morningstar said...

Definitivamente, esto se ha quedado como "la oficina" de Zor y Cattz. Qué desvergüenza, esto en mis tiempos no pasaba.

Anónimo, juro que no recuerdo quién fue mi tutor en ninguno de los años de secundaria. Y de invitaciones a cañas no he tenido jamás noticia alguna... Qué modernos érais los antiguos.

Javi, como dice Cattz, la cuestión del merchandising de PeT es un tema tan debatido como el del sexo de los ángeles. Y se ha llegado a conclusiones similares, además.

PS: Qué baño le estamos dando a los gabachos. A ver si no nos da ninguna pájara.

 
At 17 September, 2009 23:42 , Blogger Er-Murazor said...

Anónimo, tampoco sabes si el Efe tutor se parece en algo al Efe que aquí se nos muestra. Yo cuando he sido tutor tampoco me parezco en nada a la imagen que aquí doy. Buena parte de culpa la tienen los cenutrios que siempre me han tocado en las tutorías, claro.

PS: ¿Profesores de matemáticas que suspenden a la gente año tras año? Qué crueldad más intolerable, yo nunca he suspendido a nadie más de... ehm... dos años seguidos.

Bueno, excepto al Escaramujo. Y al López. Y a... ehm, bueno, dejémoslo...

 
At 20 September, 2009 14:26 , Blogger Angel Guerrero said...

Er-Mu... ¿Escaramujo? ¿Eso es un apellido o un mote?

Y ya puestos... ¿Los profesores también ponéis motes a los alumnos como hacen/hacíamos nosotros con los profesores?

Si la respuesta es afirmativa ¿os vais a atrever a confirmalo aquí u os tendré que llamar por teléfono para aprehender la respuesta?
;-)

 
At 20 September, 2009 17:33 , Blogger Er-Murazor said...

Es un mote. Pero no es que los profesores les pongamos motes a los alumnos, tenemos cosas menos aburridas que hacer. Lo que pasa es que en el pueblo en que estaba yo antes de trabajar en este, ninguno de los autóctonos se referían a otro por el nombre. A fuerza de oír motes día sí y día también nos los terminábamos aprendiendo, y lo más cómodo era referirse a los alumnos por el mote, que es lo que conocía todo el mundo.

A la orientadora eso le parecía escandalos, por cierto. No sé muy bien por qué.

 
At 21 September, 2009 10:42 , Blogger Angel Guerrero said...

En resumen, que sí ponéis motes a los alumnos, pero que no lo puedes decir porque es politicamente incorrecto... ;-)
Acabáramos...

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home