cabecera

Miscelánea.

Thursday, October 8, 2009

Los Cursos de la Administración Regional

Nota del autor: para escribir aún menos voy a usar las siglas A.R., escritas como AR, para representar a la Administración Regional. Gracias por su infinita comprensión, querido y anónimo lector.


A la hora de valorar los méritos de los profesores la AR tiene en cuenta diversos aspectos de su curriculum: los años de docencia, la experiencia como directivo y los cursos de formación realizados. Estos cursos los imparte la propia administración, así que los profesores están al tanto de los que se van ofertando, para apuntarse siempre que sean interesantes y no demasiado problemáticos. Ni que decir tiene que su calidad, en cualquier caso, está más allá de toda duda.

Conozco a un profesor de Historia, por ejemplo, al que le gustaba jugar al paddle y se apuntaba a todos los cursos de paddle que surgían. Por supuesto no resulta obvio, y quizás no lo sea, que mi amigo necesitara esa formación para impartir mejor sus clases; imagino que la AR esperaba que asistieran a esos cursos profesores de educación física.

Hasta ellos se deben de dar cuenta de que para explicar la Revolución Industrial no es necesario saber cortar la pelota ni usar adecuadamente el smash, pero todo esto no nos interesa ahora y nos aleja del propósito de este texto.

La cuestión es que hace un par de días uno de mis compañeros, al que llamaré "Rafa" por mera claridad expositiva, se acercó a mi lado y me preguntó si podía echarle una mano: había realizado un curso de formación hacía un año y aún no le habían mandado el certificado correspondiente, así que, básicamente, quería entrar en la web de la AR, mandar desde allí un correo a la secretaría encargada de los certificados y solicitar el que le faltaba.



-Bueno, te dejo el sitio y...
-Nono, hazlo tú, que yo no sé.
-Errr... Bien. Veamos... Yo no he entrado jamás en la web pero supongo que será fácil. ¿Se supone que tienes que mandar el correo desde la web de la AR? ¿Seguro?
-Supongo. Uhuhhuh. No sé.
-...
-...
-A ver, me pide el DNI y la contraseña.
-El DNI es 47239869 y t mayúscula.
-Bien. 4-7-2-3-9-8-6-9-T.
-¡No, no, minúscula!
-Da igual, hombre. A ver, ¿y la contraseña?
-¿Qué contraseña?
-La tuya.
-No sé.
-¿No? ¿Ni una idea?
-Qué va.


Aunque en esos momentos estaba deseando matarlo a base de golpes de silla, continué mi labor samaritana como el héroe mítico que soy.

-Bueno, voy a ver si consigo tu contraseña. A ver... "Recuperar contraseña"...
-...
-Ya está. Ahora sólo tenemos que entrar en tu correo.
-¿En qué correo?
-En ése en letritas azules que nos está mirando.
-Bien.
-Veamos... Abro yajuu... Mmmm... Teclea la contraseña, que no miro.
-¿Qué contraseña?
-¿No sabes tu contraseña del correo...?
-Uhmmmm... ¿No?
-¿No tienes ninguna idea?
-Antes tenía una... Creo que era "losseisdonuts".
-Mmm... No. ¿"Seis" es con letras o con números?
-No sé.
-A ver... Nada... No sabes si era con mayúsculas, ¿verdad?
-Uhhh... No.
-Bien, a ver si podemos recuperar tu contraseña... ¿Tienes otro correo?
-No, qué va, sólo éste, ¿por qué...?
-Nonadaparanada. Veamos qué pasa. Ohm, hay suerte, me hace preguntas personales.
-Bien.
-Nombre, ciudad, código postal...
-Rafael López Montero, Campoprimaveral... No recuerdo el código que puse...
-¿Qué...?
-Es que esto lo rellené hace años y entonces vivía en otro sitio. Prueba con el actual a ver si... 33036.
-No, nada. ¿No recuerdas el que tenías antes...?
-Bufff... No.
-...


Si hubiera tenido un ruso a mano le habría dado mi sueldo para que le partiera las piernas a mi querido compañero. Y los brazos. Seguramente la cabeza me la habría regalado como parte de una oferta de promoción.

-Bueno, voy a intentar una cosa. A ver si la contraseña que no funciona en tu correo sirve para entrar en la web de la AR. Quizás las hayas confundido.
-Pues igual, jaja. Escribe: "Losseisdonuts". Bueno, a lo mejor es "seisdonuts".
-Aghfazxsss... genial: "6donuts" funciona. Genial.
-Jaja, qué risa, ¿eh?
-Sí, mucha. Mmmm... Esta web no permite mandar ningún correo.
-¿No?
-No. No lo permite. Entrar aquí no sirve de nada. Aquí sólo viene un listado de los cursos que has hecho, tus datos personales, los centros donde has trabajado... Pero no hay ninguna forma de mandar un correo desde aquí.
-¿Entonces?
-Entonces hago lo que tendría que haber hecho al principio: crearte una nueva cuenta de correo en gemeil y mandar desde allí la solicitud del certificado.
-Bien... Bufff... Parece lioso, luego me tienes que explicar cómo entrar.
-Sí. Luego. Explicar. Entrar en gemeil es tan complicado... Bueno, ya estoy dentro. Dame el correo de la secretaría.
-"Secadminreg@arprofsur.es"
-Dime qué quieres que ponga.
-Copia este folio.
-...
-...
-...
-¿Qué pasa?
-¿Qué es esto?
-¿Eso? El curso que hice. Me falta el certificado, ya te lo he dicho.
-¿¿"INTRODUCCIÓN A LA INFORMÁTICA"??
-Sí, ¿por...?
-...


Y ahí fue cuando lo mate con la grapadora. Tuve que gastar nueve docenas de cajas de grapas, pero al final dejó de patalear y empezó a morirse como un buen ser humano desprovisto de cerebelo.

Qué gustazo.

Labels: , , ,

20 Comments:

At 08 October, 2009 01:36 , Blogger Irene said...

This comment has been removed by the author.

 
At 08 October, 2009 01:37 , Blogger Irene said...

:)


Me recuerda a mi desesperación atendiendo telefónicamente a personas que no habían tocado un ordenador en su vida...


Por favor, pulse el botón de inicio.
¡Yo no tengo de eso!
.
.
.
.
¬¬


Hubiera pagado por matarlos con una grapadora también...

 
At 08 October, 2009 01:51 , Blogger Efe Morningstar said...

¡Yo he trabajado de eso!

Sólo que yo les decía otra cosa. Algo como: "Ahora que nadie nos oye, sepa que la otra compañía es más barata que ésta. Vd. llame, llame, verá qué bien la tratan allí, señora."

Con éxito singular.

 
At 08 October, 2009 01:58 , Blogger Irene said...

This comment has been removed by the author.

 
At 08 October, 2009 02:03 , Blogger Irene said...

Jijijiji, si me decido a hacer mi blog haré una entrada sobre estas anécdotas.
Acabé más quemada que la moto de un "jipi" pero qué risas pasé...

(La conexión que utiliza es por cable o inalámbrica??
Pues de mi casa al poste es por cable...
Tsk... claro... sigamos...)


o


(Escriba, la contraseña es 123456 -por ejemplo-
Nooo, son 6 asteriscos!!!
argh!, señora...
qué?
nada...)

en fin, qué te voy a contar...

Errr, buenas noches.
Por cierto, perdón por los comentarios suprimidos.
Es tarde, y estoy torpe...

 
At 08 October, 2009 03:37 , Blogger Be said...

Ooooh! Me recuerda al otro dia que una compañera me pidió que la enseñara a mandar un enlace por email.

Tal cual.

Para los que no sepan: pinchas en la barra de direcciones, copias, vas al email, pegas, envías. Nunca se sabe.

 
At 08 October, 2009 03:55 , Blogger Efe Morningstar said...

Irene, el año que trabajé de telepersona acumulé anécdotas a mogollón, que luego he ido olvidando, claro.

Menos mal, me habría vuelto loco.

Be, pues tus compañeras, cómo te lo diría yo... Se supone que saben algo más que mis compañeros, ¿no?

 
At 08 October, 2009 07:12 , Blogger ca_in said...

Yo también tengo mi experiencia en estas cosas, pero mis adoquines eran siempre los mismos, que por algo era una empresa pequeña. Tardé unos cuantos meses en enseñarles a asegurarse de que la impresora estaba encendida antes de llamarme para que se la arreglara.

 
At 08 October, 2009 09:22 , Blogger Irene said...

Oye... si no es mucha indiscreción... ¿en qué ciudad trabajabas??? A ver si he estado trabajando contigo!!!

 
At 08 October, 2009 09:49 , Blogger eduideas said...

¡Cómo me siento identificado! Esos cursos de iniciación a la informática son una auténtica tomadura de pelo y hay profesores que no quieren aprender ni a tiros, luego se producen situaciones como éstas, preguntad a los sacrificados cooordinadores TIC

 
At 08 October, 2009 10:26 , Blogger javi said...

Eso te pasa por meterte en berenjenales y no darles la respuesta estandar: ¿ha probado a apagarlo y encenderlo de nuevo?

(¡99% de exito garantizado!)

 
At 08 October, 2009 10:31 , Blogger Gato said...

Introducirlo se ve que no lo introdujeron demasiao, al muchacho... :D

 
At 08 October, 2009 11:20 , Blogger Somófrates said...

Lo siento, me he quedado en el tercer llanto ahogado por el sorber de mocos...

¿Resumen?

 
At 08 October, 2009 11:34 , Blogger Entrari said...

Mira, cuando eso ocurre, lo que tienes que hacer es mirarle a los ojos, poner cara de sufrimiento y decir "Vaya, creo que yo tampoco sé". Que sea una cara muy genuina, que estos se huelen las de poker.
Un tambien: "tu titulo vale una mierda" hubiera servido

 
At 08 October, 2009 11:36 , Blogger molinos said...

Ser bueno jamás jamás jamás es satisfactorio. Es una leyenda urbana.

 
At 08 October, 2009 12:26 , Blogger Deimos said...

xDDDDDDDDDDDDDDD

Yo recuerdo cuando me iniciaba en esto de los ordenadores e internet, que si bien no tenia ni idea (queria el ordenador para escuchar musica y ver videos de los CD's de una revista, figurate), aprendi a desenvolverme la mar de rapido. Sigo sin saber programar y cosas asi, pero oyes, que hay que ser besugo para no coscarse de como va esto.

 
At 08 October, 2009 13:32 , Blogger Efe Morningstar said...

Caín, lo de revisar enchufes e interruptores es un clásico por el que yo también he pasado.

Sé que es un clásico porque, no importa cuántas veces ocurra, acabas riéndote siempre.

Irene, ¿te refieres a mi curro de telepersona o al actual de mercenario? En el primer caso trabajaba en la Capital Mundial Sin Olimpiadas. En el segundo, mmmm, digamos que he recorrido la mitad del Profundo Sur.

Si quieres concretar más, mándame un correo y adjunta doce dólares con setenta.

Edu, gracias. Aunque la historia es real en un 95%, la idea era poner un poquito a caldo dichos cursos. Menos mal, no estaba seguro de si se captaría la intención más allá de la anécdota.

Javi, Dios sabe que yo iba a HUIR, pero me puso ojosdegato y no pude negarme. Además de eso, los señores mal afeitados, con ojeras y olor a tabaco son difíciles de dejar atrás.

Somo, justo al siguiente llanto se encontraba la explicación final: Sabe que los malos acababan ganando, como en Los Ultracuerpos.

Entrari, puse esa cara cuando le dije que yo jamás había entrado en la web de la AR. ¡Y era cierto!

Pero no hubo manera. Luego me descojoné con lo del curso, la verdad, no puedo negarle nada a ese hombre que me ha dejado poner su contraseña y su pregunta de seguridad en su único correo electrónico.

Mmm...

Molino, ser bueno no es satisfactorio... Pero tranquila, tal y como yo lo veo "me debe un favor". Y eso es impagable. Ejhem.

Deimos, yo también soy autodidacta (¡mira el código de este blog y MUERE!), pero es que hay cosas queeeee... Me quejaría más pero es que mi Grapadora Industrial es igual que este señor.

 
At 08 October, 2009 17:48 , Blogger toayita said...

Me he sentido tan identificada contigo...la frase que más me dicen mis compañeras es "oh!!!...¿Cómo has hecho eso?
y como ex-telepersona tb tengo alguna "anesdota":

"Es que me dijo tu compañero que pasarían hoy a cambiarme el descalcificador de la tele"

o

"Que me han cobrado dos veces el IVA...aquí pone, base imposible 75 euros"


Qué breve fue aquello y qué largo se me hizo...

 
At 08 October, 2009 18:10 , Blogger Irene said...

Uy, ya veo... no me llega a doce dólares lo que llevo encima... Me refería de teleoperador. No coincidimos, yo estuve en el profundo sur :)

Saludos.

 
At 08 October, 2009 19:59 , Blogger Efe Morningstar said...

Toayita, una de las sensaciones más gratificantes del mundo es, efectivamente, cuando un lego en cualquier materia te mira asombrado hacer, cual mago, la O sin ningún canuto.

Siendo telepersona descubrí que era milagroso que los sistemas de atención al cliente no fuesen aún peores, visto el material humano que me rodeaba. Creo que Dios mete mano directamente para que las cosas no peten, en serio.

Irene, qué triste ser pobre. Ejhem. Podríamos haber coincidido en alguna task force de la Capital del Profundo Sur, quizás, ya que he currado de otras cosas por allí abajo.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home