cabecera

Miscelánea.

Thursday, December 24, 2009

El Código (III)

Aunque la vida te sa sorpresas, sorpresas te da la vida, ay, Dios, hay cosas que no cambian jamás. Una de ellas es la sempiterna mala suerte que me acompaña en los lances de lo sentimental. Entendiendo la palabra "sentimental" en el sentido heterodoxo habitual en la Escuela de Viena, claro.

-Ayer tuvimos una comida de navidad con los del trabajo.
-Me da la sensación de que has vuelto a meter la pata...
-No, qué va.
-Dime qué has hecho esta vez, anda.
-Verás, yo le había comentado a aquella amiga de la otra vez que me sentaría con ella durante la comida, porque si no, corría el riesgo de que el Psicópata y el Fascista se sentaran conmigo...
-Así que ella llegó antes, te guardó un sitio y luego tú no te sentaste con ella por algún motivo absurdo que sólo entiendes tú, ¿no?
-...
-Empieza a darme miedo conocerte tan bien.
-No, espera, no fue así. Déjame que lo cuente.
-Venga.
-Ella llegó antes que yo al restaurante y se sentó en un extremo de la mesa con dos amigas. Yo llegué más tarde con unos amigos y no lo vi claro.
-...
-Es que, verás, como iba con más gente habría sido raro dejarlos de lado e irme con ella... Y además, unos compañeros se cambiaron de sitio para venirse conmigo, así que me acompañaba media docena larga de personas y no cabíamos en su extremo de la mesa.
-Pues haber ido tú solo.
-No podía, habría tenido que dejar a mis colegas de lado.
-No son tus colegas, son tus compañeros de curro.
-Matices... El caso es que me acerqué donde estaba ella para saludar. ¡Ahí estuve bien!
-Sigue.
-Entonces una de sus amigas me dijo que me sentara con ellas, que había un sitio disponible... No recuerdo si me dijo que me lo habían guardado, tengo mala memoria. Peeerooo...
-¿Pero...?
-Pero ella no me dijo que me quedara. Así que, bueno, supongo que no tenía interés, y como además tenía un compromiso con el resto de mis compañeros de mesa, no podía sentarme a su lado. Habría estado feo.
-Eres lo peor, no sé cómo te sigo hablando.




A estas alturas de esta conversación ficticia, y mucho antes en realidad, ya estaba convencido de que mi asesora logística imaginaria[1] iba a mandarme a freír espárragos, pero yo soy un chico con recursos y sé freír cualquier cosa. Mi único problema en la cocina son las aviesas encimeras. Total, que seguí adelante, heroico:

-Bueno, la gente se fue sentando en su sitio y en unos minutos sólo quedaba un sitio libre.
-Junto a ella.
-Exacto. Y además sólo faltaba un profesor por llegar: el Psicópata.
-Oh, dios.
-Yo me acerqué a donde estaba ella y se lo dije, de broma, ya sabes.
-Y no te sentaste con ella.
-¡Claro que no, si no me dijo nada!
-¡Te había guardado un sitio a su lado!
-Eso no está nada claro, ella no me dijo que me sentara, lo dijo su amiga.
-¡Las amigas hacen esas cosas!
-Eso no tiene ningún sentido. Si quieres algo lo dices.
-¡Pero tú le dijiste que te sentarías con ella!
-Le dije que quería sentarme con ella, pero no me confirmó nada ni me dijo que me fuese a guardar un sitio, así que el hueco fue una coincidencia.
-Necesito unos rumanos que acaben contigo pero-que-ya.
-Bueno, me volví con mi grupo y le dije a un amigo común que se sentara él con ella, para evitarle el Psicópata. Pero él me dijo que me sentara yo, absurdamente. No sé por qué no comprendía mis reticencias.
-Increíble, sí.
-Así que llegó Arturo, un poquito tarde porque estaba guardando el descapotable, y se sentó con ella toda la cena.
-Y tú te acercaste a hablar con ella para que viese que no eres un caso perdido.
-Nonono, yo jamás me levanto de la mesa salvo si es para ir al baño, a menos que ya hayamos acabado todos de comer.
-¿Y la dejaste con el pirado ese todo el rato...?
-Nooo, otra gente sí se levanta, así que pudo hablar con más o menos todo el mundo.
-Menos contigo.
-No, claro, que hubiera venido ella.
-Así que ella puede levantarse pero tú no...
-No, claro, pero ya me entiendes, igual a ella no le parece mal, yo qué sé.
-A ver si lo entiendo, voy a recapitular: quedas con la chica en que te sentarás con ella, luego ella te guarda sitio pero no te sientas con ella y le das unas excusas absurdas, la abandonas con el pirado que conduce sin camiseta y no le haces ni caso en toda la cena. ¿Me dejo algo?
-¡Lo estás contando mal...!
-¡Las narices, eres idiota profundo! ¡Te autosaboteas!
-¡De eso nada! ¡Fue culpa suya, por no ser nada clara...!
-¡¿Qué?!
-Es más, luego estuve enfurruñado toda la tarde, cuando salimos todos por ahí.
-No me digas que salisteis y la chica aún te seguía hablando.
-Sí, claro, el enfadado era yo, que todo me había salido mal.
-Pero, pero... ¿¿Tú estabas enfadado?? ¿¿Encima??
-¡Ya no te cuento nada más, que me regañas!
-¿¡Pero es que hubo más!? ¡¡Qué más hiciste!!
-¡Yo nunca hago NADA!
-Igual es ése el problema...
-No sé qué insinúas.
-Vete a freír espárragos YA.



[1] En realidad, como soy un bocas, suelo contar mi vida a las primeras tres personas que me saludan cada día por el msn, luego hago un promedio y me sale siempre una Asesora Logística Media que además es, por qué no decirlo, malvada.

Labels: , , ,

22 Comments:

At 24 December, 2009 15:24 , Blogger Kalitro said...

Yo te apoyo en tu técnica de la estrategia lateral. En vez de hacer lo obvio, haces cosas inesperadas a ver si funciona.

 
At 24 December, 2009 15:50 , Anonymous sprungli said...

¬¬

Yo me pondría a soltar todo tipo de lindezas, pero con lo de "idiota profundo" (a mi me dicen eso y me voy de casa) creo que ya es bastante.

Nótese la ficticia autoridad moral que me da el estar a puntito de la salir de la zona amigo por la puerta grande...

 
At 24 December, 2009 16:07 , Blogger Efe Morningstar said...

Kali, no lo había pensado pero voy a hacer como que ése ha sido mi Gran Plan Maestro desde el principio.

Suena tan a mí que nadie sospechará nada.

Sprungli, algo me dice que mi forma de proceder no es compatible con tus cánones de buen comportamiento, lo que me hiere en lo más profundo de mi ser. En el bazo, concretamente.

Claro que igual lo he entendido al revés.

 
At 24 December, 2009 17:15 , Blogger Sans said...

._______.

Jo, me siento tan identificada...

 
At 24 December, 2009 17:23 , Blogger _Xisca_ said...

No sé quién será tu interlocutora, pero me apunto con ella y los rumanos a matarte; lo siento mucho, pero en el mundo real la peña no es tan directa como para echársete encima y lamerte para indicar que le molas XD

 
At 24 December, 2009 17:24 , Blogger Bichejo said...

Tienes las mismas conversaciones con toooodas tus amigas, verdad???

Feliz Navidad, orgullitos!!

Y para el año que viene proponte sólo empezar a hacernos un poco de caso...te irá mejor.

 
At 24 December, 2009 17:32 , Blogger Efe Morningstar said...

Sans, no seas protagonista y apiádate de mí como una buena chica.

Xisca, lamer está claramente infravalorado. El mundo real apesta mogollón.

Bichejo, si yo hago caso a todo el mundo... Siempre que los consejos no entren en contradicción con las (cuatro) leyes de la robótica, claro.

Y con las otras normas, se entiende.

 
At 24 December, 2009 19:21 , Blogger Gárgamel said...

Mmmm... ¿Estás seguro que tu alumno es el único asperger? :p

 
At 24 December, 2009 19:45 , Blogger Irene said...

jojojojo, qué malvado Gárgamel...
Mola la forma en que lo cuentas todo, pero... ¿por qué lo haces? ¿por qué te autosaboteas como dices? Es super fácil de primera hora sentarse con ella y punto!
Ains...

 
At 24 December, 2009 20:02 , Blogger Efe Morningstar said...

Gárgamel, claro. Tengo un par de amigas que son licenciadas en psicología y ninguna jamás me ha diagnosticado nada semejante.

Irene, errrr... ¡No me autosaboteo! ¡Las tías hacen cosas rarísimas, no se aclaran y encima te ponen en compromisos absurdos de los que es imposible salir!

Con lo fácil que era decir: "Siéntate, anda". O algo de ese palo.

 
At 24 December, 2009 20:16 , Blogger javi said...

En serio, en algun lugar de ese código tiene que haber una clausula que diga algo tal que "todo vale si lo que quieres es zumbartela en vida."

Aplicate.

Y felices fiestas.

 
At 24 December, 2009 20:47 , Anonymous sprungli said...

No te confundas, Efe, mi código es muy parecido al tuyo, por eso me duele a mi el bazo cuando leo esos errores que yo tambien he cometido.
Algunas de tus lectoras igual conocen mi caso, soy residente en el nº 1 de la Calle Mayor de la Zona Amigo, peeeeeeeeeeeeeeeeeeeeero
un repentino cambio de comportamiento, sin salirme del código, está a punto de desembocar en el primer caso documentado de salida de la zona amigo sin vulnerar el código.

Me han hecho prometer que la exclusiva es para Be...

 
At 24 December, 2009 20:53 , Blogger Efe Morningstar said...

Javi, hombre, no. Podría pasarme por el forro mis manías, pero siendo siempre consciente de que estaría siendo desde poco correcto a directamente malvado.

La culpa de todo la tienen, ex aequo, Jane Austen y mi familia, que es un matriarcado de lo más peculiar.

Sprungli, no te creo nada. ¡No se sale de la Zona Amigos! ¡Nadie jamás ha entrado en ella y ha vuelto para contarlo! ¡El Camino de Retorno es un mito! ¡Una leyenda!

Eso sí, en caso de haberlo, nos lo reportas aunque sea vía QaD.

 
At 24 December, 2009 23:28 , Blogger Sans said...

Baaaaah.

Hablo de putas La Tacones.

 
At 25 December, 2009 12:06 , Blogger Cattz said...

Como ya te dije "no hago comentarios porque soy la última y ya se habrán encargado de abroncarte las demás".

 
At 25 December, 2009 12:12 , Blogger LaNiña said...

Por favor, que alguien me diga que esta entrada es una exageración colosal para hacernos reír, que alguien me diga que esto no es real, ¡por Dios!
Lo tuyo no tiene remedio XD...

¡Feliz Navidad, querido autosaboteador! :)

 
At 25 December, 2009 12:21 , Blogger Superflicka said...

Jo, ahora mismo me encantaría leer las conversaciones imaginarias que estará ella teniendo con su terapeuta imaginario.

A lo mejor podíais quedar los cuatro.

 
At 25 December, 2009 12:44 , Blogger Efe Morningstar said...

Sans, eres malvada conmigo. Sobs.

Cattz, de hecho la primera en abroncarme fue Be, en directo y por teléfono, pero esto es un secreto.

LaNiña, no sé de qué hablas. Yo no me saboteo, es que las cosas se complican y hay ciertas normas... Y luego no hay salida y eso. Un horror.

Creo que el Universo conspira contra mí. Ésa es mi nueva teoría.

Flicka, jijiji. A ella no le pega tener terapeuta, ni tiene blog. Seguro que está súper feliz comiendo tarta de queso, o lo que sea que hagan los seres humanos con gafas el día de Navidad.

 
At 25 December, 2009 13:46 , Blogger molinos said...

....mmm....Yo solo te digo una cosa, aparte de las mil que te dije el otro día. Como sigas con ese código absurdo, esos genes tan sexys que el universo te ha dado, y ese intelecto privilegiado que te has encargado de cultivar..moriran contigo. Cada vez que tomas una decisión completamente idiota siguiendo tu código..tus espermatozoides se suicidan.

He dicho espermatozoides en este blog donde nunca se habla de sexo...lo mismo me vetas.

 
At 25 December, 2009 15:46 , Blogger Superflicka said...

No creo que esté súper feliz, ¡no te quisiste sentar con ella! No tendrá blog, pero seguro que a alguna amiga suya la tendrá frita. No sabes cuántas amigas he perdido por hombres como tú... ^_^'

 
At 25 December, 2009 16:57 , Blogger Efe Morningstar said...

Molinos, no tenía previsto pasarle mis genes a nadie (salvo por despiste o por... mmm...), así que no hay que preocuparse de eso.

Lo de los espermatozoides acaba de recordarme a los bunny suicides. Jiji.

Flicka, qué va, seguro que no se ha enterado de nada. Mmmm...

¿Qué has querido decir con "hombres como yo"...?

¿Mmm...?

 
At 26 December, 2009 04:37 , Blogger Be said...

Yo creo que esta historia en realiad es una estrategia para volvernos a todas locas...

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home