cabecera

Miscelánea.

Monday, December 21, 2009

Monstruos, monstruos, y más monstruos

Voy a aprovechar que hoy tengo comida navideña para subir una tira inocua. Como siempre, todo lo que leen aquí es ficción, así que no vayan a pensar nada raro. En realidad yo soy un anciano profesor de geografía que estudió Filosofía y Letras en Salamanca en una vida anterior. Luego me reencarné en un koala de insanas costumbres sentimentales y aquí me tienen, fingiendo ser alguien que no soy.



Cuando vuelva de la comida navideña, cuyo menú no he elegido yo y me parece un horror, veré si alguien ha comentado algo. He hecho una apuesta conmigo mismo: si no comentan nada gano y me debéis una cena cada uno, mientras que si ocurre lo contrario[1] pierdo y he de invitaros a todos. Como la apuesta la he hecho conmigo mismo, que soy absolutamente de fiar, no habrá problema alguno en ser juez y parte por una vez.

Gente con mi integridad moral ya no queda.

Voy a aprovechar que me sobra espacio para reseñar la película de Spike Jonze Donde viven los monstruos.

La película narra una historia intimista de acción y destrucción. Un niño insoportable, hijo de una señora divorciada y hermano de una hermana adolescente, tiene problemas mentales serios: habla y juega solo, se aburre, no conoce internet ni hace deporte alguno, por lo que no tiene amigos y eso le hace ser un brasas para su familia. Su madre y su hermana, obviamente, no pueden dedicarle demasiado tiempo porque el niño es imbécil, así que lo soportan con cierta mezcla de cariño y resignación.

En una crisis familiar que se antoja habitual el niño decide escapar de casa para siempre jamás, coge una balsa y acaba en una isla plagada de grandes monstruos. Éstos, seguramente extras de una versión porno-furry de Seinfield, tienen problemas mentales aún más severos que los del niño: todos sufren un cuadro claro de depresión, con episodios de ansiedad y un transtorno bipolar evidente. El cabecilla del grupo, además, está enamorado de una monstrua que habla con buhos. Bueno, ella cree que habla con ellos, porque los buhos, ahora sí, son los únicos personajes no despreciables de todo el metraje: se limitan a asentir o negar con miedo, temerosos de caer demasiado rápido en la pirámide trófica de la isla.

Usando su habilidad innata para el mal el chico logra engatusar a los monstruos para que lo proclamen Rey. Su reinado comienza entonces como una fiesta, aprovechando la cresta de la ola bipolar, pero al poco las cosas empiezan a ir peor, con peleas internas, mutilaciones y pisotones en la cara. El niño comprende entonces que es un rey pésimo y que quizás su familia no lo hacía sufrir porque sí, sino porque se lo merecía.

Así, satisfecho de haber liquidado psicológicamente a un grupo de ferocez depresadores de la Factoría Henson, el niño vuelve al hogar, donde espera que las cosas vayan mejor ahora que, bueno, tampoco tiene ningún lugar mejor al que ir.

La moraleja de la historia es: si huyes de casa llévate la VISA de tu madre, no un pijama con forma de zorro. Son cosas importantes que todo niño debería aprender, por lo que recomiendo encarecidamente que abandonen a sus hijos en la pueta del cine mientras Vds. van a ver cualquier otra película que esté en la cartelera.

Opcionalmente pueden darse a la bebida.

La fotografía de la película es muy bonita. Hay escenas estéticamente preciosas. La banda sonora alterna momentos entrañables con momentos que inducen una ira berseker. El diseño de los monstruos es genial. El actor que hace de niño creo que es también un niño, pero eso no me vale como excusa: quiero matarlo con un hacha. También quiero matar al escritor del cuento y al director.

Confieso que a alguno de mis acompañantes le ha gustado mucho la película. A mí no, a mí me ha gustado más Avatar: saquen sus propias conclusiones. Necesito una subvención que me haga más soportable ver películas con niños lloricas y gritones.

Malditos enanos.

[1] Lo contrario de "nada"... Je.

Labels: , , ,

17 Comments:

At 21 December, 2009 16:24 , Blogger ca_in said...

Nos debes una cena.

La anécdota de la tira seguro que es culpa tuya por hablarles de vacas esféricas.

 
At 21 December, 2009 18:17 , Blogger LaNiña said...

A parte de que nos debes una cena, que sepas que eres un ser cruel.
A mí no me hacía falta saber lo que había encontrado el chaval en la habitación, ¡por dios!
Adiós a mis últimos rescoldos de inocencia... ¡malo!

 
At 21 December, 2009 18:36 , Blogger Efe Morningstar said...

Caín, no es culpa mía, es que esa niña siempre está contando intimidades maternas. Esto es sólo la punta del iceberg.

Alguien tendría que pararle los pies. Errr... Teniendo en cuenta que su tutora siempre delega en mí para todo, casi que mejor lo dejamos correr.

LaNiña, soy un santo varón, y eso de que tienes rescoldos de inocencia no se lo cree nadie. Ejhem.

Ni rescolditos, vaya.

 
At 21 December, 2009 19:31 , Blogger Sans said...

No tienes sentimientos, ni razón. Ni cerebelo.

 
At 21 December, 2009 19:32 , Blogger LaNiña said...

Ejem ¬¬ ...

Tampoco se cree nadie lo de santo varón, ¡hhmm!

 
At 21 December, 2009 20:59 , Blogger Gárgamel said...

¿Donde decís que es lo de la cena gratis? ¿Se puede elegir menú? :-p
En cuanto a la película... errr... te hace falta tener más vida social. Echate una novia, por dios!

 
At 21 December, 2009 21:56 , Blogger El_Darko said...

Pues a mi la pelicula me encantó, mira que odio a lso niños, pero este a pesar de ser un trasto tenia carisma.

 
At 21 December, 2009 22:03 , Blogger Cattz said...

Tengo sueño. Y una entrada gratis para el cine que no he aprovechado por el sueño.
Me he hecho un Avatar en la página web del McDonalds Irlanda y es horroroso.

 
At 22 December, 2009 01:07 , Blogger Efe Morningstar said...

¡Sans, dos de tres!

LaNiña, has capitulado en lo tuyo porque sabes que tengo razón. Eso sí, niego cualquier evidencia: yo soy un santo varón.

Darko, esta peli sólo puede gustarles a gentes con un cuadro de ansiedad. Lo sé porque he tenido una epifanía.

Cattz, deberías dejar de entrar en sitios TAN rarunos.

Gárgamel, eso de que me eche novia... Precisamente el otro día estaba pensando un post relacionado con ese asuntillo. Mmmm.

 
At 22 December, 2009 10:31 , Blogger molinos said...

LO unico cierto de toda la fresa es lo de que eres un anciano profesor..jajajajaja.

Yo si sé para que sirven las bolas chinas...jajajajaja..en fin..que es un blog de inocentes, no digo más.

Y no me simpatizas que no tienes empatía con mi malestar.

 
At 22 December, 2009 10:45 , Anonymous Nelson said...

¿Recuerdas que comentamos que habían tardado 10 años 11 meses y 29 días en hacer los efectos especiales y 1 día en ver las películas que mencionas? Por supuesto, el guión lo escribieron una pandilla de niños (la controversia aparece a la hora de decidir si tenían 3, 4 ó 5 años?
Pero lo verdaderamente triste es comprobar como el pulso narrativo y el buen hacer que Cameron demostró en el pasado han desaparecido en esta película. Sí, ya sé; ¿nos podíamos esperar otra cosa? Discursiva, previsible y sin personalidad. La pregunta que nos ronda la cabeza es: ¿fue esa su intención cuando la rodaron?

¡Aquí llega el 7º de Caballería! ¡La Niña! Creo que puedo oír su risita malvada. ¡La distrajeron! ¡Ja! Fue una provocación cruel e innecesaria. ¡Sacrifiquémosla a nuestros Dios!... Eso sería sacrificarla a tu persona, ¿verdad? Embaucador...

 
At 22 December, 2009 11:07 , Blogger Efe Morningstar said...

Molinos, me duele que me digas esas cosas. Sabes perfectamente que yo empatizo todo lo que puedo con todo el mundo. Lo que pasa es que no me sale del todo bien y mi emulador de empatía ACME ya no es lo que era.

Los años, ya se sabe.

Nelson, perillán, no intentes confundir a los lectores con tu malintencionado uso del lenguaje.

La peli es malilla, pero visible. Si hubiera esperado algo seguramente me quejaría más, pero no es el caso.

¡Y no me líes a LaNiña, que es pequeña!

 
At 22 December, 2009 17:38 , Anonymous Anonymous said...

Tio, tu drogas a los niños para que te cuenten esas cosas.
Vale, admito que la finalidad última sea que se mantengan calladitos y quietecitos, pero ¿tu ves las consecuencias?

MNK

 
At 22 December, 2009 20:07 , Blogger Gárgamel said...

Oblígales a tomarse un lacasito-valium al entrar a clase y se quedarán suavecitos, suavecitos. O tómatelo tú! :-p

 
At 22 December, 2009 21:46 , Blogger javi said...

¿Qué son unas bolas chinas? ¿Porqué las tenía su madre? Y por encima todo, ¿porqué te lo cuenta a ti????

 
At 22 December, 2009 22:36 , Anonymous Zulua said...

Yeh! He conseguido saber cómo meter un comentario por aquí.

No creo que te suene mucho, soy esa del fotolog que a veces te ha dejado algún comentario.

Al principio, cuando empecé a leerte no imaginé que eras profesor y ahora me doy cuenta de que... si en el momento que iba al instituto hubiera tenido un profesor que escribiera en un blog, me resultaría muy confuso XD

Me encanta como escribes y en el fondo me pareces una persona maravillosa!

PD. El sábado pasado fui a ver la pelicula de dónde viven los monstruos con dos personas más y los tres salimos con cara de "Ehm... nos han cortado un cacho de pelicula, nos hemos perdido algo o no lo hemos pillado del todo?"
Almenos yo me quedé con la sensación de que faltaba algo y no fue del todo sano.

Sigo traumatizada con el palo como substituo de brazo en el pobre pollo blanco.

Saludos!

 
At 22 December, 2009 22:55 , Blogger Efe Morningstar said...

MNK, desde pequeño he tenido un don para hacer que la gente me cuente intimidades. Seguramente sea mi cara de tortuga seminarista, que les inspira una inmerecida confianza.

Las consecuencias... Errr... No. Yo sólo soy un pequeño demoniejo de Maxwell, medro en el caos, pero no controlo nada.

Gárgamel, te juro que llevo todo el año proponiendo inyectar tila a todos los alumnos cada hora. Y nada, ni caso. Sólo me apoyan algunos profesores, pocos.

Javi, no pueden evitar contármelo, es mi naturaleza. Soy un vórtice de los líos.

¡Hola, Zulua, bienvenida!

El concepto de la rama como sustituto del brazo perdido es lo mejor de la película y con lo único que me reí en todo el metraje. Me encantó, lo confieso.

Por lo demás, uhuh, bueno, se supone que mis alumnos NO leen este blog. Si alguien del colegio lo descubriera probablemente lo privatizara, ya que la paranoia es fuerte en mí.

Mmm... Creo que "persona maravillosa" está CASI a la misma altura de "Orgullitos" y "Sireno". Oh, me vais a hacer enrojecer con tanto (merecidísimo) piropo... No sé qué tal quedaré colorado, con pecas y barba.

Mejor no me hago fotos.

Y, por cierto, qué desastre, ¡es facilísimo comentar aquí!

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home