cabecera

Miscelánea.

Wednesday, August 4, 2010

Mis Héroes Bíblicos Preferidos: Esaú

Esaú es el mejor nombre de toda la biblia. También es de los mejores personajes. No entiendo cómo no es más popular. En cualquier caso, es un señor que siempre fue muy despreciado debido a la historia que recordaré a continuación.



—¡Jacob, Jacob!
—Mmm... Oh, hermano, ¿hermano? Vaya, no contaba yo con... ¿Qué tal ha ido la caza, amado Esaú?
—¡Ha sido horrible, hace tres días salimos mis hombres y yo y vuelvo solo, desfallecido, con heridas abiertas en el corazón y el alma!
—Sí... Y tienes un rasguño en la rodilla.
—Vaya, es cierto. Pero no importa, mis hombres... ¡Mis hombres! ¡Todos muertos!
—Es que son unas fechas muy malas, los bandidos son terribles.
—¡Cierto es, hermano...!
—Madre siempre me lo dice: "Tu hermano un día tendrá problemas con los bandidos, Jacob. Ya sabes. Problemas. Con los bandidos."
—Mmm...
—¿Sí?
—Yo no he dicho nada de bandidos, ahora que lo pienso.
—Ah, hermano, pero qué otra cosa podía acabar con tus hombres salvo una emboscada en el Paso de Belhemhoz, ¿un ataque coordinado lagomorfo, quizás? ¿Una lluvia de guano de grulla?
—Claro, visto así. Siempre has sido más listo que yo, oh, Jacob, querido hermano.
—Uhmmm.
—Por cierto, ¿a qué huele?
—Oh, estaba preparando un guiso de lentejas ahí atrás. He hecho para todos nuestros amigos, que son tuyos y no míos, como coar... Como humilde ofrenda a nuestros cazadores...
—¡Excelente, me muero de hambre! En tres días apenas he mascado pan ázimo y algo de queso. Confiábamos cazar algo pero parecía que espantasen a los animales antes de llegar nosotros. Ni una golondrina vi en tres días, Jacob. Ni siquiera una pequeña.
—Caramba, qué gran padecimiento habrás sufrido... Sin embargo, no puedo darte las lentejas.
—¿Qué? ¿No? Pero si eran para nosotros...
—Sí, pero eran para festejaros no para llorar las bajas. No me parece bien.
—Si sólo han muerto cuatro de nuestros primos...
—No insistas, hermano, creo que lo lógico sería tirarlas, quizás Él nos haya castigado por la soberbia mostrada al festejar la piel del oso antes de cazarlo.
—Pero me muero de hambre, de verdad.
—Ya, pero no está bien, ¿qué diría padre?
—Diría que prefiere tener dos hijos moderadamente buenos a un santo vivo y otro muerto.
—Vamos, hermano, no seas duro conmigo. Siempre podemos salir a cazar algo.
—¡A cazar algo! ¡Hambriento como estoy! ¿Tienes al menos algo más de comer por ahí?
—Oh, lamentablemente no me queda nada, sólo tengo las lentejas que he de tirar, hermano.
—Oh, desfallezco...
—...
—Me muero...
—...
—Daría cualquier cosa por esas lentejas...
—Mmmm...
—¿Sí?
—No quisiera parecer osado pero siempre has sido el favorito de padre...
—Y tú de madre, querido Jacob.
—Ah, pero padre te dará su bendición y el mando de la casa.
—No a menos que sobreviva, hermano.
—Exacto... Exacto...
—...
—Sin embargo, si me los cedieras...
—¿Cómo?
—Sería simplemente un intercambio
—¿¿Por unas lentejas?? ¿¿Quieres que te ceda todos mis derechos por unas lentejas??
—Digamos que nos repartimos la herencia, entonces. Tú puedes quedarte con la bendición y yo con los derechos de primogenitura. ¿Qué te parece?
—Pero...
—Yo me quedo los derechos mundanos y tú los divinos, digamos.
—¡Es una estafa!
—¡Oh, hermano acusando a hermano, tus palabras nos humillan a ambos, Esaú!
—¡Pero, pero...!
—¿Y bien?
—¡Me muero de hambre! ¡Te aprovechas de tu propia sangre!
—Vamos, vamos, sólo estamos negociando.
—¡...!
—¿Y bien...?
—De acuerdo, de acuerdo, está claro que no te apiadarás de mí.
—Ah, quejica... Ahí tienes tus lentejas, querido hermano.
—ÑAMÑAM. Qué ricas.
—Has hecho un gran negocio, sin duda.
—ÑAMÑAM.
—Bueno, he de irme, cuando acabes recógelo todo, por favor.
—ÑAM, ÑAM. Ah, menos mal que aún me queda la bendición de padre.
De momento...
—¿ÑAMdeÑAMcíasÑAM?
Nononadanadanada.


Ya se sabe, la historia la escriben los —pequeños, miserables, embusteros— vencedores.

Labels: ,

12 Comments:

At 04 August, 2010 23:24 , Blogger _Xisca_ said...

Vaya, la historia del primer empresario habido en el mundo. La Biblia tenía que ser.

A mí me gusta Judit, porque corta cabezas a tíos llamados Holofernes y eso siempre mola: no sé nada más porque sólo he visto los cuadros :P

 
At 05 August, 2010 09:33 , Blogger Chache said...

¿"DesfaYezco"? ¬.¬

 
At 05 August, 2010 11:13 , Blogger Inés said...

¿"cohar..."? ¿Es de "COARTADA" y le has metido una hache de más?

Avisabas en tuíter de que alguno nos iba a dar un síncope, ¡pero no me esperaba que fuera por tu ortografía!

 
At 05 August, 2010 12:28 , Blogger Efe Morningstar said...

Xisca, pues no sé si el primero, pero a partir de Jacob sí empieza a notarse ya cierta tendencia.

Chache, puta. Se me ha colado, no sé cómo, antes lo había escrito bien. Ighs.

Inés, siempre me pasa lo mismo por culpa de cohecho, cohiba, cohete. Es una de las pocas palabras que si no reviso escribo mal la mitad de las veces. En cualquier caso, muy mal.

 
At 05 August, 2010 15:56 , Blogger ca_in said...

¿Esaú, el mejor nombre bíblico? Pues no sé, porque no me he leído el tocho, pero me consta que hay por ahí un Matatías, que también da mucho juego.

Me parece que ya habías dibujado un cerdo de peluche con alas, pero no un alce con alas.

Por cierto, ¿en esta historia quién es la sepia hembra malvada y amoral?

 
At 05 August, 2010 20:03 , Blogger Superflicka said...

¡Parcial, que eres un parcial! Que en realidad Jacob nació primero porque sacó un brazo pero hacía frío y se quedó dentro.

La Biblia, especialmente el Antiguo testamento, es una gran lectura. Me pasa como con Mad Men, que siempre pienso: qué mal tratan a las mujeres, cabrones, pero me engancho de todos modos. El Nuevo Testamento, con tanto remake, es un poco rollo. Donde estén las vendettas familiares, el incesto y los usurpadores, que se quiten los jipis.

 
At 05 August, 2010 20:41 , Anonymous Thomas said...

A Jacob (y familia) le conocí con 11 años al tener que preparar un trabajo sobre el Génesis para clase de Religión. Yo todavía creía en dios y esas cosas... y no entendía cómo semejante cabronazo deshonesto podía ser uno de sus elegidos. Por lo de las lentejas y otras cosas que venían después.

Claro que su abuelo sin ir más lejos era otro pájaro de cuidado.

Muy buen post, sí señor.

 
At 05 August, 2010 21:07 , Blogger Efe Morningstar said...

Caín, bueno, también me gustan algunos nombres de ángeles, como Samael. Deja ya de buscar sepias en el texto, las peligrosas están ahí fuera, acechando.

Espero.

Flicka, no soy parcial en absoluto. Si sus padres decidieron que sacar sólo una mano no contaba, es que no contaba. La Biblia es muy divertida a su pesar, efectivamente, y opino exactamente como tú en lo de los incestos y los jipis. Vamos, totalmente.

Thomas, es que el pueblo elegido tiene una mitología que la lees y no das crédito. Los supuestos héroes son todos unos prendas miserables, unos liantes miserables y traidores, unos fenicios capaces de vender a un hermano o una esposa.

Hace unos meses reseñé un par de libros sobre el tema... Los buscaría pero soy perezoso. Bueno, uno de ellos era Caín, de Saramago. Divertidísimo y malévolo como pocos.

Ah, gracias, majo.

 
At 05 August, 2010 21:50 , Blogger ca_in said...

Ya puestos, yo recomendaría La Biblia contada a los pasotas, que es todo un clásico de J.L.Martín.

Me dejas con la duda. ¿Tienes esperanzas de conseguir una buena sepia para cocinarla, o una hembra malvada y amoral para que se convierta en tu chunga?

 
At 06 August, 2010 16:15 , Anonymous patan said...

>>es que el pueblo elegido tiene una mitología que la lees y no das crédito. Los supuestos héroes son todos unos prendas miserables, unos liantes miserables y traidores,

Quiza eso les convierte en esa adorable gente tan querida en todo el mundo, incluso historicamente.

 
At 08 August, 2010 11:13 , Blogger Er-Murazor said...

Qué cosas. Justo al día siguiente de este post (creo) le estaba yo contando a una compañera de viaje la historia esta de Esaú y Jacob. Estamos conectados, y la verdad es que no me hace nada de gracia...

 
At 08 August, 2010 16:39 , Blogger Efe Morningstar said...

Caín, la idea es, como así ha sido en cincuenta mil años, conseguir una chunga que me cocine la sepia y que no me vuelva del todo loco a cambio.

Patan, es lo que tiene, las hazañas kinestésicas provocan más simpatías que las económicas.

Zor, eso es que vas por el buen camino. Ánimo.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home