cabecera

Miscelánea.

Saturday, December 4, 2010

Crónica Aeroportuaria

Viernes 3 de Diciembre de 2010, 15:00.

Pequeño Efe sale del trabajo tras una entretenida mañana laboral sin descansos de ningún tipo pero sí con el papeleo y las maravillas habituales de la enseñanza.

16:20.

Pequeño Efe deja su coche en un parking. A nueve euros por día, multiplicado por tantos días sale tanto, me llevo tal. Caramba, casi mejor dejarlo en la calle y jugármela.

16:40.

La caza del Whopper Texas Power Ranger, o como se llame esa mezcla insana de jalapeños y mostaza. Un manjar de dioses, lástima la falta de pepinillo.

17:20.

Mierda, me he traído las tijeras que cortan en el bolsillo. Y una goma, facturas, fiso, notas de alumnos, llaves del instituto... Debería limpiar los bolsillos. Mañana. De momento voy a esconder las tijeras en una de las fuentes del agua. A ver si recuerdo recogerlas a la vuelta.

17:30.

Paso el control eficientemente: no llevo ni botas ni cinturón, mi bolso va dentro de la maleta y todo está en los bolsillos del abrigo (verde). El resto de pasajeros juegan a desnudarse a trozos... ¡Amateurs!

17:25.

Librería Luces dentro del auropuerto. ¡Gran idea! Me pillo un tebeo de DC en formato minimal. Justicia, de Alex Ross y compañía. Típica historia de Ross, con mucha pose, mucha épica garrafón y mucha mítica superheroica.

18:00.

Un momento, ¿qué hora es?

18:01.

Un señor nos informa de que el cielo ha caído sobre nuestras cabezas, que los malvados viruses invernales han hecho una escabechina en los pobres controladores hispánicos y que "han tenido que abandonar masivamente sus puestos de trabajo" (sic). Nos informan de que no tienen nada más que informar, que en una hora nos informarán de más desinformaciones que tengan.

Vaya, parece que la idea de substituir a los controladores por robotes no era tan mala. ¡Todo es siempre mejor con robotes!

18:02.

Aprecio que en los paneles de información no se dice que el vuelo tenga retraso. Y sigo leyendo Justicia. Batman mola mogollón en elipsis, cuando todos dicen lo listo que es mientras él permanece callado bajo su capa poniendo cara de misterioso.

18:30.

Café con leche y dulce de hojaldre con jamón york y queso. Ñam, ñam. Los niños me miran pero sus padres no creen oportuno darles café ni azúcar. Muy listos.

19:00.

Ohh, se me ha acabado el tebeo. ¿Me darán algo de comer? ¿Dirán algo además del mensajito de megafonía anunciando que ellos no son responsables de nada (dicho sutilmente)?

19:15.

El mismo chico de antes surge de las tinieblas del sistema para anunciarnos que el vuelo quizás no salga pero que aún no no han cancelado. De hecho en los paneles del aeropuerto no dice ni eso. Seguramente el chico que los controla también ha pillado un virus. Pobre.

Nos sugieren que salgamos de la zona de embarque y preguntemos a nuestra compañía. Como soy un as y me muevo rápido, llego el primero al stand de Air Pasandodetí.

19:25.

Las opciones están claras: o bien cambio mi billete o bien me espero. En el primer caso la compañía se quita el muerto de encima sin problemas, en el segundo no garantizan más que disgustos y algunos víveres para detener la bilis que todos empezamos a exudar. Como resulta que no hay vuelos hasta el domingo, considero que ya se ha ido el puente al garete y decido esperar a ver si se aparece la Virgen y toma el control de los puestos de control.

Primicia primiciosa: el bocata que dan para que los pasajeros no se quejen NO es de jamón. Repito: NO es de jamón. Se prevé un motín.

Ah, no, no dan bocata. Dan un cheque.

¡Diez euros no dan para nada! ¡Con esto no se puede cenar, me siento insultado! Tendré que ir al VIPs, sigh.



19:55.

Tras quemar el cheque en dos sandwiches (pollo cajún y pavo con no-sé-qué) que acompaño con una tónica schweppes, oigo de otros pasajeros que por fin han cancelado el vuelo, así que busco el ministand de AENA para reclamar.

Recojo mis tijeras escondidas.

20:00.

Hay cola. Es mínima pero el sistema está diseñado para desalentar al viajero: sólo hay un libro de quejas y no puede darse más de un formulario cada vez.

Menos mal que llevo un libro en el bolsillo. Ante la adversidad, Mark Twain.

20:05.

Una señora nos pregunta si queremos hablar con la radio para quejarnos. Nadie quiere. Al final me pasa el teléfono a mí, que no tengo ni idea de nada, salvo que Brainiac es malo malísimo y que Cabezahueca Wilson carece de inteligencia social. Hablo con no-sé-quién, supongo que en antena para alguna radio ignota.

20:15.

El señor de AENA empieza a crisparse y la gente con él. Se ha quedado sin hojas de reclamaciones. Yo propongo sutilmente que lo matemos y nos bebamos su sangre, pero creen que es un chiste. La culpa de todo la tiene Muchachada Nui.

20:25.

Vuelta al mostrador de Air Peste, donde me informan que ellos no me pueden reembolsar el dinero: tengo que llamar a la web donde compré el billete y pedirles el dinero, porque los de la web a su vez reclamarán las reclamaciones reclamadas a Air Susmuertos. Es como en "Cadena de Favores" pero al revés.

Un chico a mi lado me pregunta por los vuelos al Lejano Levante. Está pensando en hacerse en coche 900km. Le propongo matarlos a todos con un hacha, pero se ríe. ¡Este país no funciona porque todo se toma a broma!

20:30.

Llamo a los señores del parking para que me recojan.

20:40.

Los señores del parking no me cobran nada por haber cuidado mi coche durante cuatro horas. Hago una pequeña cuenta mental. Con esta broma han perdido casi tres mil euros y no van a recuperar nada. Es una empresa que parece familiar. Hay una niña por ahí dando vueltas y los encargados parecen hijos/yernos del jefe. Imagino que les compensa no cobrar a cambio de quedar bien. Insisto pero no quieren cobrar nada.

Mando telegrama a Spielberg para que haga una película con esto. Sugiere llenarla de niños y álienes babeantes y no cerramos el trato.

20:45.

Salgo hacia Lanada Interior a recoger las llaves de mi piso en la Capital del Profundo Sur, un par de jerséis, mi ordenador y un libro infame que necesito reseñar. De paso, hago un monito rápido y me leo mil webs.

03:00.

Llego a casa tras haber recorrido un trayecto de hora y media en tres horas. Me he parado dos veces por el camino porque estaba dando cabezadas. ¡Qué cansado es coger el avión, caramba!

PS: Anque el origen del problema haya sido la lamentable gestión de AENA por parte del gobierno, eso no quita que la respuesta de los controladores haya sido ilegal, desproporcionada y, lo que es más grave, una hideputez dirigida a los viajeros que les dan (indirectamente) de comer y que no tienen culpa de nada. Mi propuesta es quemar a Pepiño Blanco en una hoguera y, a continuación, a los controladores. No se preocupen por la moral de este acto, yo no tengo ninguna y me ofrezco a prender la pira.

Labels: , ,

16 Comments:

At 04 December, 2010 14:34 , Blogger Speedygirl said...

Tú prendes la pira y yo le añado algún tipo de combustible para que no se apague. Yo tengo moral, pero más de uno del gremio Air Susmuertos y alrededores se lo merece.

 
At 04 December, 2010 15:37 , Blogger Cattz said...

Yo propongo que Zapatero también vaya en la pira. Y muchos pilotos, también.

 
At 04 December, 2010 15:50 , Blogger Lain said...

Cuantas cajas de cerillas quieres que vaya pidiendo? Puedo comunicarme con la compañía pirotécnica Caballer que la tengo cerca y que me abastezcan de toneladas de pólvora entre otras sustacias explosivas n.n

 
At 04 December, 2010 16:15 , Blogger molinos said...

ohh...esta es una sensación que no habia experimentado nunca en este blog...me has dado penita...

..voy a contenerme para no darme un beso en la coronilla...y un sugus.

 
At 04 December, 2010 16:54 , Blogger Inés said...

Estoy TAN cabreada...

Y mira que yo les entendía. Pero si querían montar ésta, lo que tenían que hacer era dimitir. TODOS. A la vez. El resultado es, seguramente, igual o peor. Pero con la diferencia de que se ganarían las simpatías de la gente por haber renunciado al haberles cambiado las condiciones laborales.

He dicho.

 
At 04 December, 2010 16:57 , Blogger Inés said...

Estoy TAN cabreada que se me olvida activar el seguimiento.

 
At 04 December, 2010 18:27 , Blogger Superflicka said...

Mira esta controladora tan maja qué mal lo está pasando:

http://controladoresareosyotrashierbas.blogspot.com/2010/12/ver-si-nos-entendemos.html

Me gusta más tu blog, sinceramente.

 
At 04 December, 2010 18:51 , Blogger Güedegüelten said...

Respecto a lo de matar y beber la sangre, podrias guardarme un botellin y enviarmelo?
Tambien me puedes enviar su cerebro, así tendre mas conocimiento.

 
At 04 December, 2010 20:17 , Blogger ca_in said...

Al final va a resultar que he tenido suerte al quedarme sin puente :p

 
At 04 December, 2010 21:13 , Blogger breadbimbo said...

Si bebes sangre, cocínala (con cebollita pochada y piñones está...mmmm). Cruda no, sape! que se transmiten muchos bichitos malos.

Pues que putada que te quedes sin puente, lo siento.

pD. El plural de robot es roboces...

 
At 05 December, 2010 02:07 , Blogger Efe Morningstar said...

Spidi, no sé, no te veo yo a ti en unas fallas de ese calibre. Tú no eres nada sádica. No, claro que no. Eso.

Cattz, lo secundo tal cual.

Lain, mujer, no hacen falta muchas. Con una y algo de papel vamos que chutamos. Que hay crisis, so manirrota.

Caín, mira-cómo-te-miro-mal.

Donbimbo, claro, me encanta la morcilla. Y con piñones más aún. Aquí en el Profundo Sur no la encuentro así.

Y nada de roboces. Es robotes.

Molinos, no pasa nada mujer. Segrego un poco más de la bilis habitual y ya está. No se va a hundir el mundo. Es decir, suponiendo que me devuelvan el dinero, si no empezaré a quemar cosas de Aena. Gente, sobre todo.

Flicka, he seguido el asunto de los controladores. Tienen razones para estar cabreados pero la han cagado maravillosamente abandonando sus puestos de trabajo. Y el gobierno no tiene perdón de Dios, como siempre.

La estrategia de gastar los beneficios de AENA en ampliar media docena de aeropuertos para que parezca que la empresa no es rentable y así tener una excusa para venderla es, como poco, DESPRECIABLE.

Inés, que no, que lo mejor es el puenting a lo bonzo.

Gue, de eso nada. Si quieres saquear tienes que hacerlo tú mismo.

 
At 05 December, 2010 14:46 , Blogger Mukai Yama said...

Puede ser que el decreto sea excesivo y no se entienda pero, como todos los trabajadores, tienen derecho a dejar su trabajo y buscarse otro si se estresan demasiado. Digo yo que peor será ser obrero y trabajar a 40 grados en verano, pero si no se van y hacen esto por algo será.

Me alegro de que finalmente recogieras las tijeras. Por si se las encontraba otra persona, más que nada... :P

 
At 05 December, 2010 17:25 , Anonymous Lironcillo said...

¿Sigue en pie lo de la pira? Puedo conseguirte gasolina y cerillas.

 
At 06 December, 2010 00:43 , Blogger breadbimbo said...

Efe, yo vivo en el sur profundo, y en mi pueblo si que las hay. De hecho, esta noche me he comido dos a tu salud.

 
At 06 December, 2010 00:44 , Blogger breadbimbo said...

Hablaba de las morcillas de cebolla... en Murcia también son muy típicas, de hecho es más fácil que te pongan una de cebolla que una de arroz.

 
At 06 December, 2010 16:04 , Blogger Er-Murazor said...

Anda, qué casualidad. Nos hemos leido el Justicia el mismo día, casi a la misma hora y en el mismo formato.

A mi me gustó bastante, salvo el final. Siendo un elseworld estaba todo cantado para terminar como el rosario de la Aurora, pero en fin...

PS: sobre el off-topic de los controladores y tal, pues sí, lo suyo sería meterles fuego.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home