cabecera

Miscelánea.

Wednesday, December 22, 2010

TRON WARS

Para aquellos lectores que tengan menos edad de la normal y mucho más de la aconsejable, que sepan que Tron fue una película de dudoso éxito a la que los años y la mala memoria subieron un par de peldaños, hasta casi llegar a ese estado mítico de película-de-culto. [1]

Bobadas. Era un truño.

Su continuación, realizada treinta años después, sigue los pasos de su predecesora a dos niveles: por una parte calca el esquema argumental de la misma; por otro, consigue ser tanto o más aburrida que el Tron original.

La película es más simple que un trompo: el héroe de la primera película ha sido confinado en ese mundo paralelo electrónico-absurdo donde viven programas. Su némesis es su gemelo malvado clónico electrónico cibernético [2], quien pretende conquistar el mundo y blablablabla. Afortunadamente, veinte años después su propio hijo (un rebelde millonario sin causa) acaba siendo transportado a Mondo Chip, donde conocerá el amor cibernético (y pacato), recuperará a su padre y descubrirá su propósito en la vida (ser rebelde con causa y más millonario que antes). Todo eso mientras se enfrenta al malvado villano y a su mano derecha...

¡Y su mano derecha es Tron!

Tron, el programa-personaje de la primera película (que nadie recuerda de puro idiota/confusa que era) vuelve esta vez para, errr, para no decir ni casi hacer nada, redención-ex-machina aparte, como si fuera un calco venido a menos (¡a menos!) de Darth Maul. [3]

Y es que Tron Wars está plagada de guiños (ejhem) a la saga de George Lucas. Ese look jipi-yedi de Bridges, esas batallitas con armas de luz, ese lado oscuro, esos diseños diáfanos en los interiores, ese fascismo institucionalizado...



Lo peor de la peli:

1. La primera escena es una charla entre padre e hijo que da vergüenza ajena. Que el padre sea un CGI no ayuda, pero lo realmente hiriente es el diálogo de sopa boba.
2. El lamentable actor protagonista. Bridges estando fatal es mil veces mejor que él.
3. La ausencia total de ideas, de ritmo, de tensión, de guion, de diálogos, de todo.
4. El buenrollismo zen de baratillo. Muerte y destrucción, hombreyá.

Lo mejor de la peli:

1. Las dos chicas con frase, que son el sueño húmedo de cualquier fetichista del plástico y/o del rollo emo. (Fui con un pervertido total al cine, vi sus ojos vidriosos, sé de lo que hablo).
2. La escena en el bar de moda, con un anfitrión (el genial Michael Sheen: vulturi, licántropo, amor de Liz Lemon) que hace a la vez una parodia del Joker de Nicholson y del David Bowie de David Bowie mientras suena la música y se rifan las toñas entre buenos y malos.
3. Ya está, no hay tres. El diseño de producción se da por hecho, caramba.

Para la mitología del disparate, una escena: el protagonista descubre que el Imperator de Mondo Chip podría ser su padre. Habla como él, huele (a chispitas) como él, se mueve como él... Pero no es él, no, sino su gemelo clónico maligno cibernético electrónico, quien se quita el casco, lo mira y le dice:

-Luke, yo NO soy tu padre.

Bueno, no se llama Luke, pero mi cerebro oyó Luke y eso basta.

Maravilloso.

Es casi tan mala y aburrida como Terminator IV. Huyan de ella como si fuesen polvorones animados en una fiesta navideña.

[1] Fue una de las primeras películas de CF donde la tecnología jugaba un papel. Además era una película juvenil sobre juegos de ordenador... El reverso tenebroso de Juegos de Guerra, digamos.
[2] Por primera vez en la historia del Universo suelto esta retahíla de adjetivos con absoluta precisión. El malo es todo eso, lo juro.
[3] Exacto, es justo lo que están pensando: el personaje que da nombre a la película no llega ni a secundario. Wonderfulioso, yeah.

Labels: ,

18 Comments:

At 22 December, 2010 22:49 , Blogger Inés said...

Jo, pues a mí Tron me encantó de canija y ahora la puedo re-ver con cariño. Y quería ir a ver esta. Pero, la verdad, es que ahora mismo no me quedan muchas ganas. No sé.

Olivia Wilde, eh? No sé, pensé que te molaban más voluptuosas, pero la verdad es que es guapa.

 
At 22 December, 2010 23:50 , Blogger Inés said...

Después de un rato pensando que qué raro era que nadie comentara, veo que no he activado el seguimiento.

Pero es cierto que nadie ha comentado.

 
At 23 December, 2010 00:35 , Blogger breadbimbo said...

Discrepo Efe.

 
At 23 December, 2010 00:36 , Blogger Amanita Faloides said...

Dear EFE: eres demasiado joven y too much "mathematic man".

TRON es un truño hoy (afirmación de mi hijo de 14 humillantes tacos), pero en 1982 cuando SU madre tenía 15 era la BOMBA. ¿Te das cuenta de qué poco necesitábamos?

Que sepas que los frikies navegamos a través del tiempo, no estás a salvo... Te reproducirás.

Y qué coño, sin demostración matemática, TRON no es un truño ni tú un poquito irreverente.

LOFUY. FOREVER. ANEVER.

 
At 23 December, 2010 00:44 , Blogger Sans said...

Demasiado. Joven.

Gracias, muchas gracias.

*Lloradelarisa*

 
At 23 December, 2010 00:45 , Blogger breadbimbo said...

Tron es un hijo de su época. Pertenece a ese grupo de películas como "war games", "proyecto filadelfia", etc. que han ido ganando con el tiempo y la nostalgia. Pero que debes haber vivido en su momento para poder contextualizarlas y que no te parezcan un soberano truño.

De todas formas, Tron:Legacy (maldigo a los diseñadores de las gafas 3d, que dolor de nariz), a pesar de ser una mezcla de Tron, Guerra de las Galaxias, Terminator y un poquito de David Bowie Hacendado, no desmerece.
No desmerece si disfrutaste de la primera. Si partes de la premisa de que la primera no te gustó, está claro que vas a seguir con la misma idea, pues ésta es la primera más un derroche de efetos visuales.

Por otro lado la chica buena (ser y estar en este caso confluyen) me hizo mucha gracia. Vamos hombre, seguro que la última de su especie esta buenísima... amos anda! seguro que había unos cuantos más "ultimos supervivientes" feos/viejos/cardos.

Pero oyes, yo disfruté como un enano viendo la película, y en la "discoteca" con Daft Punk... ahhhh

 
At 23 December, 2010 01:05 , Blogger Efe Morningstar said...

Inés, Wilde sale con el pelo corto, negro y vestida de gotiquita raruna. Muy mona. Y no se ve tan alarmantemente canija como en House.

Amanita, haz un ejercicio mental: ¿qué tipo de películas le gustan a tu retoño adolescente? Un horror, ¿verdad? Pues lo mismo hace veinte años.

A mí la película me pilló más pequeño y me pareció un rollo tremendo. El problema, como la actual, no son los bonitos efectos, sino la historia, que es un espanto. La secuela es peor, con todo, ya que resulta mortalmente aburrida y los diálogos malísimos.

Donbimbo, ni hija de su época ni niños muertos, Bladerunner era y es cojonuda y han pasado los mismos años. Tron fue un fracaso de taquilla, aunque por entonces no sabíamos de esas cosas, y se ha revalorizado con los años, bastante inexplicablemente. Legacy, por su parte, es terriblemente mala y no la revalorizará ni un meteorito que destruyere el resto de la filmografía universal.

Sans, we hate you.

 
At 23 December, 2010 01:13 , Blogger breadbimbo said...

Pues la gata es mia y me...
digo... que si, que la historia es un truño terrible, esto de lo admito. Será la nostalgia o será una falta de buen gusto por mi parte (lo más probable), pero a mi me ha gustado.

Wilde tiene su aquel, pero a mi particularmente me llamaron más la atención las "sirenas".

Como apunte he de decir que me encantó pretadors, y era una mielda mu gorda, un refrito de la primera. Pero que quieres que te diga, era lo que quería precisamente, más de lo mismo.

Y para no enrollarme más, resumo mi opinión con un chiste:
Dos van andando y dice uno "mira, una piedra preciosa".
El otro le contesta "tío, si es un ladrillo".
"ya, pero a mi me gusta".

 
At 23 December, 2010 11:00 , Blogger molinos said...

Me estoy preocupando..a mi Tron de pequeña también me pareció un horror supremo...después de año y medio de amista..¿ estamos de acuerdo en algo?

Es el apocalipsis...

 
At 23 December, 2010 11:36 , Blogger Sans said...

Puedes decir lo que quieras, pero lo he disfrutao :D

 
At 23 December, 2010 11:49 , Blogger Somófrates said...

Tron fue la polla que te folla.

Matrix con freesbees, no digo más.

 
At 23 December, 2010 12:37 , Blogger Efe Morningstar said...

Donbimbo, Predators es muy divertida. Es malota pero mola. Tron NO. Y la secuela MENOS. Ñiii.

Coincido contigo en que el rollo sunido-dominatrix de la rubia platino mola más que el de Wilde, que es más entrañable pero menos morboso.

Sans, muy bien, creo.

Molinos, eso es porque nos vemos demasiado y eso no puede ser bueno.

 
At 23 December, 2010 12:41 , Blogger Nelson said...

Tron es El Vacío Narrativo; La Ausencia de Imaginación; La Muerte del Cine. Vuestro amada deidad lo ha resumido a la perfección: no hay nada en las imágenes de Tron salvo el diseño de producción. Está rodada para tontos. No te cuenta nada. NADA. Es humo. Es un refrito descarado y bobalicón. Basta con ver el prólogo para saber que estamos viendo una basura. Compárenlo con el prólogo de Scaramouche, por citar una muestra de auténtico cine. En menos tiempo, sin grúas ni aspavientos, estás atrapado. Tron ni te invita a entrar. Es lamentable.

 
At 23 December, 2010 13:10 , Blogger Goethita said...

Asi que el pervertido total es nelson... lo sospechaba!!! (JAJAJAJA)

 
At 23 December, 2010 15:23 , Blogger Nelson said...

¡Pero si yo soy un geranio! Juro por mi honor de caballero... Bueno, mejor no juro. Pero Efe puede testimoniar a mi favor, ¿verdad, Efe? YO no era el pervertido. YO estaba sedado por la película; lo único que pasaba por mi cabeza era dar gracias a Dios por encontrar una proyección normal pues llego a verla en tres dimensiones (como vi la insufrible y nefasta Avatar) y me corto las venas en la sala.
¡Arderás en el Infierno, Goethita!

 
At 23 December, 2010 16:39 , Blogger ca_in said...

Por mucho que lo niegues en el monito, está claro que fuiste a verla para tener carnaza en el blog. Esa película debe ser de las películas que más opiniones en contra han acumulado durante la preproducción en los submundos frikis, y la producción no auguraba nada bueno.

Es cierto que el argumento y/o historia de Tron son simples y bobos. Su valor viene por el diseño y el ser opera prima. Y habría subido un par de peldaños más como peli-de-culto si le hubieran dado el papel a Blondie (la rechazaron por que no querían dar una imagen rockera).

Vamos, que esta fresa sabe a queja prefabricada y falsa.

 
At 23 December, 2010 16:41 , Blogger ca_in said...

¡Ops! Se me olvidaba.

La única cosa por la que tengo curiosidad de esta película: ¿Han conservado las motos?

 
At 23 December, 2010 19:58 , Blogger Efe Morningstar said...

Goethita, Nelson es un alma pura que sólo piensa en la épica de las batallas ganadas y la gloria de las guerras perdidas. No sólo no es un pervertido sino que, sacándolo del cine clásico de Hollywood, no hay mujer que pueda encender su alma inmortal.

Nelson, eso mismo: un truño.

Caín, que sepas que me siento muy ofendido. Y me has hecho llorar, además.

Las motos han sido actualizadas, aunque se han permitido sacar una de las antiguas. Sale unos diez segundos, luego el protagonista la cambia por una capa andrajosa (pero guay).

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home