cabecera

Miscelánea.

Tuesday, January 18, 2011

Dialéctica for (Evil) Dummies

Los filósofos alemanes son sencillos de leer como un tebeo. Uno abre cualquier obra de cualquier verflucht autor nacido al este del Rin y sólo encuentra sencillez expositiva, palabras de dos sílabas, oraciones cortas, vocabulario básico...

Es rarísimo que no haya más gente que se lance en brazos del pensamiento alemán, caramba.



El arte de tener razón [1] es una obra menor (y más o menos autorepudiada) de un joven Schopenhauer, un ensayo donde recopila un montón de estrategias para ganar una discusión, independientemente de algo tan prosaico como que se tenga o no razón sobre lo que se discute.

El autor, ordenadito como sólo un señor teutón puede serlo, divide el texto en dos partes. En la primera plantea unas cuantas cuestiones y definiciones básicas: qué entiende por dialéctica, qué diferencias hay entre tener objetivamente la razón y en llevar la razón en una discusión, cuándo surge una discusión, por qué la naturaleza del ser humano lo empuja a luchar en la defensa de posiciones a veces indefendibles, por qué es esto bueno y necesario[2], con qué tipos de humanos se puede o no se puede discutir, qué diferencias (estratégicas) hay entre discutir con o sin público...

Después, sin vergüenza alguna [3] expone un compendio de artimañas para salirte con la tuya en un debate. Y aunque alguna frisa (por dentro) con los malvados usos de la demagogia, otras son perfectamente lógicas y están pensadas para liar a la audiencia y arrinconar al enemigo, llevándolo al único punto donde no le queda otra que admitir la derrota (salvo que sea imbécil y con los imbéciles no se discute): una autocontradicción en el propio razonamiento, ya sea real o razonablemente aparente.

Schopenhauer, un didacta, pone varios ejemplos de discusiones, con sus fintas, paradas y estoques para llevar al huerto al contrincante, lo que hace que la lectura de este libro (que es cortísimo) sea una diversión garantizada. Al leer los ejemplos uno recuerda todas esas películas de políticos y de abogados que hemos visto. Se pasan las páginas y se encuentran maldades que uno mismo ha hecho alguna vez, ya sea en directo con algún pedante gafotas o trolleando en internet... Sin pretenderlo, el manual de Schopenhauer admite una adaptación inmediata al siglo veintiuno que podría hacer perfectamente cualquiera [4] y que se vendería estupendamente en El Corte Inglés [5].

El título sería el de esta entrada y el subtítulo:

Manual para troles, abogados, políticos y gentes de similar calaña.

En la sala de profesores me veían reírme leyendo y no daban crédito. Muy divertido.

[1] Un título que se da de narices con el uso de las palabras que hace el texto, por cierto. Un título coherente habría sido "El arte de llevar razón", pero entiendo que es bastante más feo. Por cierto, el libro está editado por Alianza.
[2] Porque no podemos estar seguros de que nadie tenga razón en nada, así que ante la duda lo mejor es salirnos con la suya y luego ya si eso. Suena algo cínico, ¿verdad?, pero no, es meramente pragmático. Quizás sean la misma cosa.
[3] Aunque ya mayor dejara de publicar este ensayo. Le parecería poco serio, demasiado cínico, contraproducente, quién sabe.
[4] A Forges le quedaría muy mono.
[5] En serio, si esto no existe la idea es buena. Además, poner a Schopenhauer como coautor en un libro debe de molar mogollón.

Labels: ,

17 Comments:

At 18 January, 2011 01:43 , Blogger Inés said...

¿Por qué has usado el 0.4 en lugar del 0.2? ¿Y por qué no escribes tú el libro? A lo mejor te hacías rico y te librabas de volver a tratar con adolescentes.

Es una idea.

PS: Libro anotado para leer urgentemente. Que ya te veo usando ESOS trucos con nosotros. Y no.

 
At 18 January, 2011 02:24 , Blogger Lenteja said...

Para nada se vendería en El Corte Inglés un libro de Schopenhauer, quedaría mejor Philip Reynolds o algo así... con un título incluyendo palabros psicológicos modennos como asertividad.
A ti no te hace falta este libro, la verdad... Yo, uh... puede que le eche un ojo.

 
At 18 January, 2011 03:14 , Blogger Cattz said...

Superventas asegurado: sé el negro de Justin Bieber y ponlo a él como coautor. Además el Bieber es una niña mona como lo eras tú XD

 
At 18 January, 2011 03:21 , Blogger Efe Morningstar said...

Inés, es un 0.4 cascado. Es lo primero que he pillado y cuando me he dado cuenta ya llevaba medio dibujo y.... Errr... Han sido los gnomos, que diga.

Y no tengo que usar ningún truco, soy un natural.

Lenteja, con colores chillones puedes colar en ECI lo que sea. Otra cosa es que esté en la sección adecuada, pero es que allí no hay manera de encontrar nada, así que no importa.

Cattz, Bieber da GRIMA. Yo a esa edad ya tenía gafas y pinta de raro. La adorable monez de la primera infancia duró sólo hasta que llegó, precisamente, la segunda infancia. Entonces empecé a desarrollar mi actual pinta de cultureta carismático y miserable.

 
At 18 January, 2011 08:54 , Blogger breadbimbo said...

Lo que me parece a mi miserable y deleznable es que esté recargando la página hasta la una y pico y ahora por la mañana me encuentro que publicaste poco después de irme yo a acostar.
El libro parece muy muy interesante, y se me hace la boca coca cola de pensar en sus las aplicaciones prácticas en la vida familiar y parejil.
Mi romance con los escritores alemanes terminó con el "así habló zaratustra". Quizás sea hora de retomarlo.

 
At 18 January, 2011 10:46 , Blogger Nicolas said...

Yo una vez lei una cosa de Marx. No se si el traductor daba asco, pero la redaccion echaba pa'tras. Lo mismo me paso con El Principe, desde entonces ya no leo, ni filosofia ni aventuras ni nada, pero menos si viene del aleman.

Como de largo es el bicho? Luego teng odos semanas totalmente libres, quien sabe xD



Jugar a un mod del Rome Total War (RS II) es mas divertido que leer sobre griegos,romanos, cartagineses y eso. Y casi igual de dificil. Ademas muere gente

 
At 18 January, 2011 12:16 , Blogger Goethita said...

Nelson es un chandalero?? en serio??

Bimbo, a mi lo que me parece miserable y deleznable es que hagais un chat en cuanto me voy...

 
At 18 January, 2011 14:18 , Blogger breadbimbo said...

La culpa es tuya por largarte.

Yo que ya vengo preparado con casco y gafas, y luego ni te dignas en aparecer... si es que eres una desagradecida y no valoras los detalles.

Nicolás, yo me leí "El manifiesto comunista" hace ya eones, en el instituto y bueno... era un poco plasta.
En sólo superardo por el I Ching y Así habló Zaratustra.
El I ching no fui capaz de acabarlo, y el de Nietzsche me costó tres intentos pero al final lo conseguí. Con lo que me gustaron el Anticristo y Ecce Homo...

Fijaté lo que hacía de joven y ahora paso las horas leyendo a Robin Cook, Mari Higgins Clark y divulgación científica... a dónde hemos ido a parar...

 
At 18 January, 2011 15:15 , Blogger Speedygirl said...

Pufffffff, me voy a comprarme este libro pero-que ya, que buena falta me hace!

 
At 18 January, 2011 16:14 , Blogger Efe Morningstar said...

Dombimbo, intento actualizar alrededor de la medianoche, pero la mitad de los días me retraso por tonterías. Ayer, por ejemplo, dormí unas cuatro horas de siesta y de repronto se me trastocó mi horario.

Paradójicamente, si me pagaran tardaría más aún.

Nicolás, Marx es un brasas. El Príncipe de Maquiavelo es, sin embargo, sencillo y agradable de leer.

No creo en absoluto que haya nada mejor que leer sobre gente con túnica. Seguramente estás pasando una fase. Sí, eso.

Goethita, Nelson tiene un estilo estético en construcción. Ishmael y yo llevamos años intentando que vista bien, pero nos cuesta horrores. Si se miran algunas fotos del pasado se puede apreciar que hemos obtenido algunas importantes victorias, no creas.

Spidi, no te creo nada de nada. Tienes pinta de tahúr de la riña.

 
At 18 January, 2011 16:51 , Blogger Goethita said...

No,si en realidad mis estilismos son... ejem... dejemoslo... pero es que desde que vivo en el extrarradio le he cogido una mania a los chandals!!!!!!

 
At 18 January, 2011 17:46 , Blogger ca_in said...

El arte de llevar razón consiste en gritar más que los demás, de toda la vida, y de toda la tele.

Tenía mejor concepto de Nelsson. Mi adolescencia me marcó, y si alguien lleva chándal por la calle sin estar haciendo deporte (o yendo, o viniendo de hacerlo), entonces es un yonki o tiene ganas de aparentarlo.

 
At 18 January, 2011 18:21 , Blogger LaNiña said...

¿Alguien me informa sobre lo que me he perdido mientras andaba en busca y captura?

PD: Hola y tal... ^^'...

 
At 18 January, 2011 18:30 , Blogger Goethita said...

LaNiña, esperate a las 7:30, que es cuando me marcho a casa, y ya veras como se organiza un superchat..ahi te pondran al dia...

 
At 18 January, 2011 20:46 , Blogger breadbimbo said...

Se ha ido goe ya?

Cain, yo añadiría a lo que dices unos 120kg de músculo... eso siempre ayuda a que los demás comprendan y acepten tu punto de vista.

Totalmente de acuerdo con lo del chándal. Yonki o pastillero.

 
At 18 January, 2011 21:06 , Blogger Nelson said...

Desde que el uniforme de gala de un almirante de la Marina Inglesa quedó anticuado para andar por la calle (según afirman lenguas viperinas) opté por la comodidad. Sí, Goethita, a veces llevo pantalón de chandal (los llevo desde mis tiempos de instituto allá por el Pleistoceno. Aún dispongo de los tres. Son piezas de museo: antiguos como los huesos de un mamut).
Advierto por estos lares que Efe es un adlátere del gran Arthur. E incluso ha ideado sutiles adaptaciones de sus enseñanzas a la ideosincrasia latina. ¿O no lo sufren en sus carnes conti-nuamente?

 
At 19 January, 2011 09:47 , Blogger Goethita said...

Ejem..nelson..casi mejor vuelve al uniforme de gala...

O de john wayne,como en tu foto, en la america profunda hay fulanos que visten asi..lo he visto!!!!!!

PS: quema esos pantalones chandaleros pero ya!! los tres. Renovarse o morir.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home