cabecera

Miscelánea.

Monday, June 13, 2011

Los prisioneros

En El Club de los Cinco, un grupo de alumnos era castigado la mañana del sábado y tenía que pasarse unas horas extras trabajando en el colegio. Eran alumnos ya creciditos, cada uno de su padre y de su madre, que se veían obligados a convivir, comprenderse y a unirse contra su carcelero y enemigo común.

En la vida real ni los alumnos ni los profesores están dispuestos a perder la mañana del sábado para ir al colegio. A los padres seguramente les parecería buena idea, salvo plan familiar inexcusable (boda, bautizo, comunión, día en la playa, romería, etc), pero de momento no mandan tanto. Es por esto que a los niños se los castiga sin recreo.

Menganito por pintarle la camiseta a Zutanito. Uralita por no parar de hablar. Zinganita por lo mismo. Zutanito por casi sacarle el ojo a Menganito. Rigelito por... Por no recuerdo qué.

Cinco alumnos y un castigo: copiar íntegra la página cincuenta del libro de lengua. No es una página elegida al azar, es un relato extenso a dos columnas, la página con mayor cantidad de caracteres de todo ese libro. Una página que recuerdo de otro día y otro castigo, pues la memoria de los profesores de matemáticas, como la de los elefantes, es mítica.

Como su peso. [1]



—Maestro, que es una página muy larga.
—No, qué va. Es como todas las demás.
—¡Pero hay que escribir mucho!
—Ah, sí, eso sí, la he elegido meticulosamente.
—¿Metiqué?
—Con mucho mimo.
—...
—¿Lo puedo hacer en casa? ¡Aquí no va a dar tiempo!
—No, no puedes, lo haces aquí.
—Que no da tiempo, que es muy largo.
—Puedes probar a dejar de hablar y empezar ya.
—¿Puedo ir al baño?
—No, hasta que no lleves la mitad.
—¡Que no da tiempo!
—Oh, sí.
—Maestro, pues yo no copio, que no da tiempo.
—Ni yo.
—Pues entonces mañana os quedáis otra vez sin recreo, copiando.
—Pues tampoco copio mañana.
—Eso. Además, no nos puedes castigar a copiar todos los días.
—Mmm... En eso tenéis razón. Que entonces yo ME quedo sin MI recreo. Tengo una idea mejor, vamos a hacerlo EMOCIONANTE.
—...
—...
—Vamos a JUGAR a algo. Nos vamos a divertir. Como el texto es muy largo, vamos a hacer otra cosa: los dos que copien menos se quedan mañana otra vez sin recreo.
—...
—...
—¡Pero yo llevo muy poco y Uralita mucho!
—Ah, haber empezado a copiar antes y haberte quejado menos.
—¡Uralita, no copies más!
—¡Sí, claro, para quedarme sin recreo mañana!
—Je, Zinganita, ¿no ves que Uralita no puede arriesgarse a copiar más despacio porque podéis adelantarla los demás? Ella no gana nada aflojando el ritmo.
—¡Pero, pero...!
—Maestro, ¿puedo ir al baño?
—Ah, ¿de verdad QUIERES ir al baño?
—¡...!
—Ya me parecía a mí.
—¡Pero...!
—...
—Pero, maestro, ¿y mañana? ¿Si nos quedamos tenemos que copiar otra vez?
—Mañana ya veremos si hacemos este juego u otro distinto que se me ocurra.
—¡Maaaeessstrooo!
—Nada, eso por quejaros tanto. Hala, a copiar.


Moraleja: A diferencia de la mítica película ochentera, en los castigos de verdad nadie aprende nada... Salvo a encontrarle el lado —sádicamente— divertido a la teoría de juegos.

[1] Que nadie diga "y como su trompa", que os veo venir. Que aquí no perdona un chiste ni Jesucristo rebajado y resubido de Los Cielos. Gracias.

Labels: , ,

26 Comments:

At 13 June, 2011 23:11 , Blogger Álex Esteve said...

Entonces de un castigo solo aprende el profesor.

Eres estupendamente malvado y Uralita es la más lista de todos.

 
At 13 June, 2011 23:47 , Blogger Holden said...

Me gusta tu estilo.

 
At 14 June, 2011 01:51 , Blogger breadbimbo said...

Eres deliciosamente perverso y un excelso manipulador de mentes simples. Eres mi nuevo ídolo (por lo menos durante esta noche).

 
At 14 June, 2011 02:05 , Blogger raindrop said...

Esto se parece a esas evaluaciones que se hacen según la campana de Gauss. Según lo que hagan los demás, a ti te pueden dar la campanada.

¿Y esa Uralita... es de fibrocemento? Tienes unos alumnos muy raros (o es eso o es que estás haciendo publicidad descaradamente)

Ah, y que sepas que me han entrado ganas de decir "y como su troma", pero solo porque lo he leído en la nota.
Psicología inversa. Si es que no aprendes.

 
At 14 June, 2011 02:06 , Blogger raindrop said...

hemmmm "trompa" quería decir
(este teclado va un poco duro)

 
At 14 June, 2011 02:08 , Blogger breadbimbo said...

Nunca uses "trompa" y "un poco duro" en la misma frase.

 
At 14 June, 2011 03:16 , Blogger Be said...

Eres SATANÁS.

 
At 14 June, 2011 07:52 , Blogger raindrop said...

ay, breadbimbo, somos marionetas en manos de Efe, bailando al son de sus maquiavélicas y caprichosas danzas...

¡mira lo que me hace escribir, maldita psicología inversa!

 
At 14 June, 2011 08:48 , Blogger Bruja Naranja said...

Me ha encantado lo de "vamos a hacerlo emocionante". Se me ha puesto la carne de gallina.
El Club de los Cinco es genial.

 
At 14 June, 2011 08:48 , Blogger Lain said...

Pues yo animo a todo el mundo a que haga el chiste de la trompa!!! Mi propuesta está después de la del autor, así es que será la que quede más reciente en la mente de todos.

Yo ya te dije hace tiempo que admiraba tu crueldad, sabía que no me decepcionarías en una situación así *.*

 
At 14 June, 2011 10:25 , Blogger eduideas said...

Apoyamos los castigos con juego y competición, a enseñar compañerismo y buen hacer.... A ver si así no hablan la próxima vez

 
At 14 June, 2011 10:26 , Blogger Goethita said...

cuando le den una paliza a uralita te sentiras culpable?? no?? ummm..lo suponia...

 
At 14 June, 2011 10:32 , Blogger javi said...

Ohhhh, eres John Nash en version cabrita... ¡Atencion! ¡Un cripto-comunista a las seis!

 
At 14 June, 2011 10:43 , Blogger molinos said...

¿ te llaman Maestro??

Eso te echa años y te envejece..ya te visualizo como un cruce entre Yoda y Fernan Gomez....

 
At 14 June, 2011 11:50 , Blogger apple said...

No puedo más que decir que me rindo ante tu ingenio. Pero no te lo creas demasiado maestro.

 
At 14 June, 2011 13:15 , Blogger NIKITA said...

los profes de hoy en día no castigan como los de antes...
Yo estaba castigada siempre!! y mis castigos incluían fines de semana "de estudio intensivo" en el colegio (sin que nos diese la luz del sol!!) bajo la supervisión del profesor al que le tocase pringar el fin de semana vigilando a los "piezas"

 
At 14 June, 2011 13:22 , Blogger breadbimbo said...

Rain, con lo que has dicho me he acordado de una película de Ed wood en la que Lugosi salía sentado en un trono observando a la humanidad y manejándola cual marionetero.
Ese es nuestro efe, un moderno Lugosi.

Me acabo de enterar de que existe eso de castigo de fin de semana!Existía antes? Habré sido un estudiante modelo.

 
At 14 June, 2011 13:31 , Blogger NIKITA said...

Breadbimbo... es que yo estaba interna!! y uno de los castigos más usados y preferidos de los profesores era no dejarte ir a casa los fines de semana y teníamos que quedarnos chapando fulltime!!!!

 
At 14 June, 2011 15:24 , Blogger Efe Morningstar said...

Álex, los castigos son un rollo patatero, lo que pasa es que educar sólo con zanahorias no funciona ni con los borricos.

Holden, eso es por llevar uniforme durante tantos años, fijo.

Dombimbo, ¿has dicho que soy delicioso? Mira que la gente va a murmurar...

Raindrop, lo que la trompa lo he puesto para fijar esa idea en vuestro subconsciente. Ahora ya no podréis pensar en mí sin hacer la asociación de ideas. Es un Nota Viral.

Be, al contrario, soy todo amor y doy ideas gratuitas a todos los profesores de la Red. Yo me veo más como Prometeo, la verdad.

Bruja Naranja, sipe, es una grandísima película que no pienso volver a ver, no sea que ya no me guste. Y sí, soy gallinizante. ¡Qué le vamos a hacer, es mi sino!

Nikita, tú debías/debes de ser un pájaro de mucho cuidado. ¡Interna! Por dios, si sólo internan a lo peor de cada casa y-y-ý...

Lain, qué va, no es crueldad, es amor... Que la guardia de recreo hablando con los compañeros sea aún más aburrida que vigilar a los niños no tiene nada que ver.

Edu, ya sabes que, se haga lo que se haga, en esto no hay más que victorias pírricas. Si me dejasen usar un lanzallamas tal vez...

Goe, Uralita tiene gafas así que no pueden pegarle. ¡No te preocupes, está todo pensado!

Javi, lo he estado pensando y creo que la mejor estrategia del juego es no parar de escribir, disimuladamente, A LA VEZ que acuerdas con todos no empezar a escribir hasta que queden un par de minutos para que suene el timbre.

Parece ruin pero no lo es: es el olor de la victoria por las mañanas.

Molinos, es que no lo pronuncias bien. No se lee maestro sino "MAEHTRO", con mayúsculas y todo, como si fueses Juncal en su día más grande. Y claro, así suena mucho mejor. Los mesetarios es que no sabéis, como sois bárbaros...

Apple, ¿te rindes? ¿Cuánto puedo pedir de rescate? ¿A quién? ¿Eres riquísima?

 
At 14 June, 2011 17:51 , Blogger ca_in said...

Pues yo iba iba a decir y como su escroto, es decir, inexistente.

Ahora con un poco de suerte y perversión, el resto de comentaristas asociarán escroto inexistente contigo, efe.

Por cierto, Uralita no para de hablar, pero tampoco de escribir... ¿Es un homenaje a Moli?

 
At 14 June, 2011 17:58 , Blogger NIKITA said...

Efe, yo durante mi adolescencia fui un "poco gamberra", así que mis padres me enviaron interna con 13 años! (Pero he cambiado mucho!!!)

 
At 14 June, 2011 18:26 , Blogger apple said...

No soy riquisíma, estoy riquísima...redondita, roja y dulce, si es que no necesito abuela. Claro que las manzanas no tienen de eso.

 
At 15 June, 2011 09:09 , Blogger Totoro said...

Ole!!!! con un par! ainsss que mente maquiavelica.. me encantassss!
Pd: y que banda sonora tan genial (la de la peli, la tuya.. ummmm.ummm no se...la cuarta sinfonia de tchaiskovsky??? por ej.)

 
At 15 June, 2011 10:52 , Blogger javi said...

¡Pero eso no es un equilibrio de Nash!

 
At 15 June, 2011 14:48 , Blogger Aliena said...

jajajaja Efe eres tan brillante como maquiavélico!

A que Uralita no es de las castigadas normalmente? me la imagino a la pobre avergonzada por el castigo intentando redimir su culpa colorada como un tomate apretando los dientes sin dejar de escribir...pobrecita, seguro que no se quedó sin recreo al día siguiente :)

 
At 16 June, 2011 19:11 , Blogger Luna said...

Juro por Moore que cuando he dicho en mi post de antes que tú eras más del Club de los cinco que de Rebelde sin causa no había leído esta entrada!
Esto de las casualidades cósmicas me da un yuyu que no veas...
(Por cierto, que los pongas a copiar no me parece tan fascinante como el hecho de que, efectivamente, logres que copien algo...)

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home