cabecera

Miscelánea.

Tuesday, July 12, 2011

Esbozo Biográfico: Los Seductores

La infancia se acabó el mismo día en que nuestras compañeras del colegio nos abandonaron los fines de semana por los chicos del instituto. Al mismo tiempo las chicas de séptimo ocuparon su lugar y, bastante decididas, cazaban a alguno de los niños de octavo. No sabían muy bien qué hacer con ellos, pero ahí estaban para abrir su cuenta de ligues antes que nadie.

Más adelante, ya en el instituto, mis compañeros desarrollaron rápidamente una especie de obsesión por salir con chicas. Su plan, poco detallado, consistía básicamente en salir el fin de semana, ir a algún sitio donde hubiera chicas, acercarse a ellas y maravillarlas con su conversación, su simpatía y su atractivo.

El problema residía en que mis amigos no tenían nada de eso.

Mi obligación como amigo responsable era ahorrarles la decepción de los infinitos rechazos, así que les dejaba bien claro que no iban a ninguna parte, que no iban a ligar en la vida, que eran un espanto y que las tías que teóricamente les gustaban iban a unos garitos abominables —que me negaba a pisar— donde no pegábamos nada de nada. Al cabo de dos años de repetir el mismo argumento el embotamiento hormonal acabó decantando la balanza hacia ellos, tal es la naturaleza humana.

—¡Este verano por fin le he empezado a entrar a tías!
—Ajam, apasionante. ¿Y qué tal?
—Pues estuve saliendo con mis amigos del barrio y...
—¿Y ligaste?
—Bueno, no, eso no, ni una vez.
—¿No? Vaya. ¿Y a cuántas dices que le has entrado en dos meses?
—Puesss... Unas... Treinta...
—Maravilloso.


Pasaba tontamente la adolescencia y todo seguía igual. Íbamos a clase, nos aburríamos, charlábamos, nos separaban o nos echaban del aula, rehacíamos los mismos planes de siempre, intentábamos pergeñar el protocolo definitivo de seducción, pasábamos del asunto, volvíamos a empezar...

—Mira, te han dejado un mensajito en la mesa. ¡Parece letra de chica!
—Sí, bien. Ya lo borro.
—¿¿No vas a contestar??
—No. Seguro que es una broma.
—¿Y si no lo es qué?
—Dejar mensajes en las mesas es idiota y no queremos salir con idiotas.
—¡Eso tú! ¡Deja que yo escriba algo!




En clase había chicas, eso sí, aunque por alguna extraña razón mis amigos y yo pasamos los primeros cursos rebotando por los grupos donde se acumulaban los repetidores, los raros y los tíos feos. Chicas siempre había pocas y con una estética cani que no resultaba nada atractiva para nadie, aparte de adolescentes y profesores de educación física con bigote. Nosotros, por otra parte, no éramos repetidores.

Un año, al fin, cayeron en nuestro grupo algunas chicas que parecían no haber matado a su gato en el microondas, que no llevaban pantalones de mallas y que parecían capaces de hilar sujeto, verbo y predicado sin desmayarse. Como no teníamos nada que perder y el azar quiso que nos sentásemos cerca de algunas, acabamos formando una minipandilla con ellas. No lo pensamos en aquel momento, pero tan normales no podían ser si les parecía bien salir de noche con nosotros.

—Oye, ¿a ti te gusta ésta?
—Ehh, pues no sé, ni lo había pensado.
—¿¿Que?? ¡Pero si se nota que le gustas...!
—Ah, ¿sí? Bueno, pues no sé.
—¿No le vas a entrar?
—Ni lo había pensado.
—Pues si no le entras tú le entro yo.
—¿No decías que le gusto yo?
—Sí, pero si tú no vas a hacer nada...
—Eso no tiene ningún sentido. Te va a decir que no.
—Pues éntrale tú y ya está.
—No sé, no sé, no lo veo claro.
—Agh.


Unos días más tarde, aprovechando que volvíamos a quedar todos para visitar la inovidable Exposición Universal que ya nadie recuerda, acabé entablando torpes negociaciones con el enemigo en el portal de su casa. Eran las tantas de la madrugada y no había un alma en la calle. El silencio era tan absoluto, roto sólo por algún taxi lejano, que hablábamos bajando la voz, como dos idiotas susurrantes. La noche era interminable.

—Ay, ése es mi coche.
—¿Qué dices? ¿Tu coche?
—El coche de mi padre... Ahí sale...
—¿Qué, cómo?, ¿que sale quién...? ¿¿De dónde viene a estas horas??
—Shhh, calla. ¡Hola, papá!
—Hola, hija. Mmm, ¿quién es ÉSTE?

Labels: , ,

28 Comments:

At 12 July, 2011 07:06 , Blogger molinos said...

Primero...es mesas y no meses.

Segundo, ¿ De verdad tenias ese pelazo o es otra de tus licencias estilisticas cuando te pintas a ti mismo?

Tercero...define " torpes negociaciones con el enemigo"...

..y menudo final...mucho blablabla...y luego nada...parece un capitulo de las gilmore girls.

 
At 12 July, 2011 08:37 , Blogger Totoro said...

La adolescencia...ainsss... ni por todo el oro del mundo pasaria otra vez por esa etapa atroz y horrible. Mis amigas me obligaban a ir de discoteca en discoteca (a cada cual mas antro) detras de tios. Umm... ahora que lo pienso, eran unas salidas!!! jooo. Lo dicho el horror!

 
At 12 July, 2011 08:38 , Blogger Totoro said...

PD: por cierto, vaya final de pacotilla!!

 
At 12 July, 2011 08:48 , Blogger bequipequi said...

Ains, los comienzos nunca fueron faciles, pero oye, ya conocias a su padre, a peor no iba a ir!

A algunas chicas tambien nos resultaron bastante complicadas las negociaciones con el enemigo, demasiadas ideas preconcebidas, creo

Oye, he podido comentar desde la BB!!
Bequipequi

 
At 12 July, 2011 08:52 , Blogger Bruja Naranja said...

Las chicas vivíamos más o menos lo mismo, desde el otro lado. Por ejemplo, dejábamos mensajes en las mesas y no nos contestaban, así que pasábamos el resto del curso gimoteando por las esquinas, escuchando canciones tristes de Alejandro Sanz o de Hombres G. Qué duro era ser adolescente. Ni por todo el oro del mundo volvería a vivirlo.

 
At 12 July, 2011 09:44 , Blogger javi said...

Hombre, tus colegas ponían sus esperanzas en la ley de los grandes números... ya apuntaban maneras.

 
At 12 July, 2011 10:57 , Blogger Gallinica said...

Ooooooohhhh, qué historia tan adorable, Efe con flequillo iniciando negociaciones... ¿Para cuándo la continuación?

Yo no volvería a la adolescencia ni atada, borraría de los 16 a los 30 de un plumazo, excepto la parte de la universidad. Época de vergüenzas propias y ajenas, con personajes que deberían haber desaparecido del mapa cinco segundos después de llegar, iiiggghhs...

 
At 12 July, 2011 11:10 , Blogger Inés said...

"Torpes negociaciones" es el eufemismo del siglo. Loving it!

Como te dicen por ahí arriba, desde el otro bando, la cosa no era muy distinta.

Y en mi caso, peor. Aunque en verano ligaba mogollón (hasta que cumplí los 16, no sé bien por qué), el resto del año era un erial.

Claro, que es que conmigo nunca funcionó eso de "¿Tú o tus amigas queréis rollo?", ni me gustaron nunca las discotecas.

 
At 12 July, 2011 11:38 , Blogger Efe Morningstar said...

Moli, mujer, que no siempre he tenido cuatro pelos por chocante que te resulte. "Torpes negociaciones" significa exactamente lo que significa, no es una metáfora de "sexo haciendo el pinopuente" ni nada semejante.

Totoro, a mí la adolescencia me dio bastante igual. Se me pasó en un suspiro. Lo malo es que, como me negaba a ir a discotecas absurdas, me he perdido un montón de historias humillantes y ridículas para amenizar las fiestas.

Bequi, yo no tenía ideas preconcebidas, yo tenía el Informe Hite en casa. Pero su utilidad vino más adelante.

Bruja Naranja, no veo por ninguna parte dónde está lo duro de ser adolescente. ¡Sois unas quejicas!

Javi, sí, en realidad el sistema no es malo si eres paciente, tu ego es inatacable, tu moral carece de substancia y no eres tímido. Dos de cuatro, cachis.

Gallinica, ¿estás diciendo tu edad al fin? ¿Cuántos tienes? ¿Mil? Bueno, lo dicho, que yo no le veo pegas a la adolescencia. O hay mucha mitología o aquí hay mucho que se complicaba innecesariamente la existencia.

Inés, qué va, es literal. Lo de "¿Tú y/o tus amigas queréis rollo?" me parece completamente ridículo. Vamos, en la vida se me pasó por la cabeza, había que estar desesperado y no tener criterio alguno.

 
At 12 July, 2011 11:39 , Blogger Kotinussa said...

Vale, asumamos un final abierto para este episodio. Pero, ¿continuará? ¿Hubo otras citas con la chica?

 
At 12 July, 2011 11:43 , Blogger breadbimbo said...

http://www.youtube.com/watch?v=bvVpNJ9cEIo

A ésto me ha recordado tu dibujito.

En mi infancia/adolescencia prefiero no ahondar. Son traumas enterrados bien profundos y que no necesitan salir y provocar picos de vergüenza propia.

 
At 12 July, 2011 11:47 , Blogger Gallinica said...

Qué va, son 41 pero muy bien llevados y además no viene a cuento. No te vayas por las ramas y continúa con la historia, que estamos en ascuas.

Yo creo que no le ves pegas a la adolescencia porque tienes los traumas por ahí bien enterrados entre los cimientos de lo que después has venido a llamar "el código". ¡Al fin se explica todo!

 
At 12 July, 2011 11:50 , Blogger Gallinica said...

¡Ups! Bread, prácticamente te he copiado la frase. Se me disculpe la poca originalidad.

 
At 12 July, 2011 12:34 , Blogger Efe Morningstar said...

Kotinussa, sí, se puede decir que sí, hubo otras citas.

Dombimbo, no te cortes, ábrete, aquí estamos todos para ayudarte. Sí, eso, para ayudaaarrrrte. Confía en nosotros, confía en nosotros...

Gallinica, ¡no soy el mayor del blog, yuju! La historia continúa del modo que era de esperar... Creo que esta chica ha salido ya en algún Esbozo Biográfico anterior.

¿Pero qué traumas...? ¡Si soy el único normal por aquí!

 
At 12 July, 2011 12:40 , Blogger Gallinica said...

Oh, vamos, ¿que lo del Código no es fruto de los traumas de la juventud? Mucho peor, ande va a parar...

By the way, ¿cuál es el premio a la veteranía? ¿Qué he ganado, qué he ganado, qué he ganado?

 
At 12 July, 2011 13:36 , Blogger Goethita said...

Pero..pero...esto que es??

Efe cuenta que ha ligado y nadie se sorprende?? donde quedo la imagen de friki-pervertido que no ha conocido mujer?? todo se corrompe y se desmorona!!! es el FIN!!!!!!

 
At 12 July, 2011 14:21 , Blogger Goethita said...

PS: que decia el mensajito de la mesa??

Hiciste caso a la chica solo porque a ella le gustabas??

Torpes negociaciones:
el: oh, la luna se refleja en tu pelo!!
(supuesta) ella: jijijii
el: esto..es que... me molas... yo a ti te molo??
ella: jijjijiji
el: entonces... somos novios ya??
ella: jijijiji

 
At 12 July, 2011 14:24 , Blogger Álex Esteve said...

Jo, ahora lo entiendo todo. Soy un poco como tú, pero habiendo ligado menos... Claro eso es porque en tu época no había videojuegos, que sino...

 
At 12 July, 2011 15:29 , Blogger apple said...

Vay primera cita y ya conociendo al suegro, si que ibas rápido para no ligar.

El dibujo con esa melena y esa ralla en medio, venga ya!

 
At 12 July, 2011 15:35 , Blogger ca_in said...

El Código, primeras andanzas.

 
At 12 July, 2011 16:52 , Blogger Speedygirl said...

Ah, tú eres de los de "Vaya, no lo había pensado". Pues a ver si pensáis más, hijos míos...

 
At 12 July, 2011 17:02 , Blogger Goethita said...

Speedy,si lo tiene que pensar...malo.

Eso significa: no tengo a nadie mejor que me haga caso, asi que vale, me quedo contigo...vaya ñorda gorda!!!!!

 
At 12 July, 2011 17:47 , Blogger Sans said...

Oh, cliffhanger!

 
At 12 July, 2011 21:52 , Blogger Efe Morningstar said...

Gallinica, has ganado un galligante, claro. De todos modos no sé yo por qué el código tendría que venir de un trauma, si es completamente racional...

Sans, nada de cliffhanger, ¡así se queda!

Goe, eso fue (casi literalmente) en la prehistoria y no cuenta, deja de intentar destruir mi bella imagen de niño incomprendido por el universo.

Álex, no puedes ligar menos que yo. Eso no es sano. Puede que ni siquiera sea posible. Tienes que empezar a leer blogs de Cómo Ligar. ¿Alguien sabe alguno?

Apple, sí, ¿has visto qué afortunado? Conociendo a la familia desde el primer momento. Qué guay.

Caín, ejhem, qué va. Yo era tierno e inocente por entonces, errrr... Ahora más, claro.

Spidi, ¡yo no vi señales por ninguna parte, la gente es que ve COSAS con sentidos que yo no tengo! ¡Estoy rodeado de MUTANTES!

 
At 12 July, 2011 23:10 , Blogger Sans said...

Boh, los finales abiertos son para los gallinas.

 
At 13 July, 2011 01:54 , Blogger breadbimbo said...

Son hombres X! Toma juego de palabras.

 
At 13 July, 2011 14:06 , Blogger Speedygirl said...

Goe, en el 98% de los casos pienso exactamente lo mismo que tú "si lo tiene que pensar...malo", pero todavía quedan algunos que de verdad no se enteran de nada, pero de nada, nada.

 
At 04 June, 2012 05:45 , Blogger Seduccion said...

Asi son los adolescentes con respecto al tema de ligar chicas nunca cambiarán.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home