cabecera

Miscelánea.

Thursday, September 8, 2011

Dragones Bailarines, Cordelia, Solomon

A dance with dragons es la quinta novela de la saga de Canción de Hielo y Fuego y una de las más esperadas debido a los sucesivos retrasos de Martin [1] y a que ésta reune a los personajes principales de la saga.

El libro resulta sin embargo decepcionante. Martin, un escritor hábil creando personajes y controlando el ritmo de la narración y la tensión del lector mediante cliffangers, elipsis brutales y defunciones indeseadas e inesperadas, consigue destrozar la novela fallando precisamente en lo que mejor suele hacer: resucita personajes que estaban presuntamente muertos [2], describe hasta el último detalle de lo que ocurre, introduce (demasiado tarde y mal) nuevos actores en la trama, se entretiene contando anécdotas sin interés, fracasa al transmitir emoción en algunos hechos importantes... A dance with dragons es, en definitiva, un truño, una pifia tremenda.

No es ya que esté peor escrita que las novelas previas (que lo está), es que da la sensación de que hay centenares de página de relleno y su lectura aburre. Imagino que el editor de Martin, tras esperar años el texto definitivo, no tuvo los redaños de decirle que le había salido una mierdaca.

Shame on you, gordito.



Barrayar es una space opera de Lois McMaster Bujold que cuenta las aventuras por esos mundos de Dios de Cordelia Naismith, la futura madre de Miles Vorkosigan, héroe singular [3], pirata, comercial a puerta fría, comandante, romántico y genial estratega.

Cordelia, una chica moderna de Colonia Beta, se casa con el regente de Barrayar, un recio militar rodeado de enemigos que quieren ser Califa en lugar del Califa. A partir de ahí traiciones, intrigas palaciegas, asaltos suicidas, planes cogidos con pinzas, escapadas por el bosque, venganzas y, desde luego, un parto. Novela muy entretenida aunque más floja que las protagonizadas por Miles. Cordelia, simplemente, no es tan interesante ni divertida.

A Solomon Kane le tenía muchas ganas desde que vi la película hace un año largo. Cuando me encontré por azar con la edición de Valdemar no pude evitar llavármela a casa y adoptarla cariñosamente, como un tesorito.

Solomon es una bestia parda, una fuerza de la naturaleza, un puritano poseído por la convicción de que su misión en este mundo es acabar con todo mal, ya sea espiritual o terreno. Así, movido por su obsesión, cazará bandidos, luchará contra piratas y esclavistas, atravesará países, mares y continentes, se adentrará en la selva, matará demonios primigenios, salvará o vengará a doncellas, hará amigos improbables y dejará un reguero de sangre a su paso.

Los relatos de Robert Howard son literatura de derribo sin concesiones. Empiezan con el personaje ya metido en faena y no pierde el tiempo en explicaciones: a Solomon se lo conoce por sus acciones, a sus enemigos por las suyas. No hay más que leer y divertirse como un cosaco en una matanza. Un placer total, ni siquiera culpable.

[1] Martin se dispersaba con la producción de la serie de televisión y no terminaba de escribir la novela. Escribía y reescribía los capítulos mientras los meses se convertían en años y la red se llenaba de porras que especulaban con la muerte por explosión arterial del orondo escritor.
[2] Y no es la primera vez. De aquí a guionizar Spiderman sólo hay un paso, puede que menos.
[3] Imaginen Ricardo III pero más alegre y sin ambiciones políticas.

Labels: ,

10 Comments:

At 08 September, 2011 04:48 , Blogger Cattz said...

Adoro a Miles, pero sus padres no consiguieron llamarme tanto la atención. Si me los hubiese leído en el orden en que fueron publicados...

 
At 08 September, 2011 05:57 , Blogger Er-Murazor said...

Jijiji... ¿Después de tanto esperar resulta que Tardanza de Dragones es un truño como un puño? Al final voy a tener yo razón y la saga no vale nada, sólo que yo lo vi tres libros antes de la cuenta... En fin, supongo que al menos Tormenta de Espadas, ya que he llegado, me lo leeré, que todos decís que es el mejor de todos.

 
At 08 September, 2011 08:25 , Blogger bequipequi said...

Pues sí, aunque aún no lo he terminado coincido en tu opinión sobre DwD. Tiene una falta de ritmo brutal, y en general el esquema de cada capítulo es: relleno-relleno-relleno-sorpresa final-cliffhanger (en el mejor de los casos, porque algunos ni siquiera tienen sorpresa y cliffhanger). En fin, una decepción soberana, esperemos que remonte en el sexto. Por cierto, ¿qué opinas de la división entre Festín de Cuervos y este? En mi opinión ha sido una cagada tremenda, pero no sé qué opinareis los demás.

Y sí, creo que estoy terdando la vida en leerlo porque no me está enganchando nada de nada

 
At 08 September, 2011 08:52 , Blogger Inés said...

A Cordelia hay que conocerla, lo digo una vez más, en "Fragmentos de honor". Y entonces la adoras de por vida.

ADWD estoy contigo, ya lo sabes, es un truño. Tramposa, lenta, obvia a ratos, sin sentido a otros. Lo mejor de la novela, a mí, me suena a plagio de otra(s), que no voy a comentar aquí porque no quiero espoileártelo. Y luego está el final. Que sí, funciona (más o menos) y me da esperanzas para Winds of winter.

Pero ya no será lo mismo.

PS: Bequipequi, sí, una cagada total.

 
At 08 September, 2011 13:09 , Blogger Efe Morningstar said...

Cattz, me gusta mucho más el abuelo que los padres, fíjate tú. Y el primo es una joya, claro.

Zor, la saga es muy chula y tú un hereje. No tengo ni remota idea de cómo se llama cada libro pero a mí me han gustado todos mucho, excepto éste.

Bequi, es un desastre. Al final ya verás que pasan un montón de cosas que deberían ser impactantes pero que no te las crees nada de nada.

Inés, Cordelia es difícil de adorar porque es una chica moderna cuya gran virtud es ser una chica moderna. Cuando encuentre FdH ya veré si cambio de idea pero de momento no me parece más que una extensión idealizada de la propia autora.

Lo de ADWD es para coger a Martin y darle una paliza.

 
At 08 September, 2011 13:54 , Blogger Goethita said...

Soy ishmael!! lo sabia!!

 
At 08 September, 2011 14:01 , Blogger nauglin said...

Lo mejor de Cordelia es el soldado que la sigue convencido de que es su perro. Y su hijo Miles, evidentemente. Bujold es buena, pero mi más favorita del mundo es C. J. Cherryh, especialmente en su descomunal Cyteen.

 
At 08 September, 2011 18:43 , Blogger Nicolas said...

A mi me ha parecido un libro pesado, con algún que otro personaje que no tiene propósito de ser o es desaprovechado, pero tampoco diría que es mala obra.


Te empanaste bien de lo que pasó en el banquete de boda que hay en Winterfell? Porque eso es, como mínimo, reseñable. Aunque igual se te pasó por alto.

Los POV de Bran y Davos son tan jodidísimamente buenos que uno se traga los de la rubia platino con una pseudosonrisa en la cara

 
At 08 September, 2011 18:50 , Blogger Inés said...

Nicolas, Davos, vale. Pero los de Bran... Ejem. No comment.

Sobre lo de Winterfell no voy a comentar, que no quiero destriparle nada a nadie.

 
At 08 September, 2011 21:13 , Blogger Holden said...

¿Tan malo te ha parecido el 5º libro? Yo soy seguidor de la saga, pero (no me mates, ¡que nadie me toque!) no me parece tan grandiosa como la pintaban, no vi nada nuevo en ella. Por eso, a pesar de que me leí los 4 libros no tengo ninguna prisa por leer el quinto. Vamos, que he leído mil cosas mucho mejores. Por cierto que en mi entorno friky de poca calidad están totalmente realizados, y no hacen más que clamar a los 4 vientos las grandezas del por ahora último libro de la saga. No deben leerte, supongo.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home