cabecera

Miscelánea.

Thursday, November 24, 2011

Amanecer, que no es poco

Comienza la película con singular intensidad. Ella parece tener escalofríos, lo que la hace caminar ligeramente encogida. Él lleva tanto maquillaje que cada vez que hace un gesto su áspera piel se cuartea rememorando el plegamiento caledoniano. Están hablando de lo de siempre (to fuck or not to fuck, that is the question) pero dando rodeos. Así es el amor entre intensos: está plagado de circunloquios y futuras úlceras.

Afortunadamente la boda es al día siguiente, así que se va cada uno por su lado y ya mañana si eso.

Bella tiene unos ojos bonitos, una boca con un eterno mohín de asco, un cuerpo ligeramente amorfo y unos brazos que le cuelgan sin vida. Inexplicablemente todos la adoran, incluidas las damas de honor y su padre, el único hombre sexi de la película.

Alice, la única chica guapa de la historia, lleva el pelo lamido por una vaca nacida en 1920. La otra vampira, Rose, lleva un teñido criminal que nos recuerda que esta franquicia, pese al dinero recaudado, sigue siendo pobre como las ratas pobres, al menos en espíritu.

¡Empieza la boda! ¡Intensidad, nervios! ¡Pesadilla previa incluida! ¡Escenita con el Pagafantas Cabezón, Jacob! ¡Un vestido de novia muy feo!

Cada invitado siente la necesidad de decir algo mono y entrañable sobre la amorfa pareja. El padre de Bella salva el día con una aparición graciosa a la par de entrañable. Los demás, de lo mínimo a lo impresentable.



¡La pareja se va de luna de miel a Brasil! ¡Tienen alquilada una isla entera! ¿He dicho ya que quiero para mí la casa de los Cullen?

Inciso: ver a Bella caminar por Río de Janeiro es como contemplar a un elefante patinando en el hielo ártico. Esto debe de ser algún tipo de poni de Meyer, quien seguramente escribió las novelas sin haber salido jamás de su pueblo.

Ya en la isla llega la hora del frincamiento. Porque, despistado lector, éstos no han pasado jamás de primera base, sépalo usted. Ella, nerviosísima, le dice al maromo que le dé unos minutejos. Rápidamente, mientras él se baña en pelotas en la playa, ella se lava los dientes, se ducha (pero no se lava el pelo), se afeita las piernas, busca algo que ponerse... Como Edward es un vampiro el tiempo para él no significa nada. Tiene suerte, no así los espectadores.

Por fin, tras unos comienzos dubitativos, frinkan. Pero un poco. Muy contenidos. Con calma pero, eso sí, se cargan la cama. A la mañana siguiente él descubre que ella tiene cuatro moratones y se escandaliza.

—¡Soy lo peor, un maltratador, una bestia, un salvaje, no puedo hacerlo más!
—¿Eres idiota o qué? Como no me toques vamos a tener un problema.
—¡Mira cómo te acaricio sensual y delicadamente!
—Eso no es TOCAR, eso es una mariconada.
—No sé de qué hablas, ¿no ves con qué increíble intensidad te miro?
—...


Tal y cómo nos temíamos, tras esperar cuatro películas para pasear por la era, ahora se ponen melindrosos y no frinkan más. Eso de que ella se despierte por la mañana y él no esté junto a ella, no sé, no sé, son pequeñas pistas.

Como no frinkan se dedican a pasear por la isla, hacer el tonto como si tuvieran once años y jugar al ajedrez. En serio, juegan al ajedrez. No han jugado jamás antes pero ahora es el Top One de Diversiones En Una Luna De Miel. Ergo Edward es una nena.

Bella intenta seducir a su marido con increíbles trucos, como ponerse ropa sexi y dormirse, pero nada funciona... Hasta que finalmente echan un segundo polvo por pena: ella está desesperada y llorando como una mona y le suplica que se la zumbe. Él, que por fin ha encontrado un modo de no excitarse demasiado, accede. Es lo que se llama un polvo catárquico. Qué amable soy.

A la mañana siguiente Bella descubre que está embarazada de unos tres meses. Dado que han follado dos veces en catorce días la cosa tiene visos de ser un milagro. Un milagro doble, ya que se supone que los vampiros son estériles. Después de esto lo que es obvio es: 1) que las estériles son las vampiras, 2) que en mil años ni un vampiro ha echado un polvo con una humana. Unas nenazas todos. El pelo (mal) teñido era una pista clave.

Desde que Bella descubre que está embarazada hasta casi el final de la película, todo es muy intenso y discursivo. Un horror. Vale que el inicio es espantoso pero esta parte de la historia se asemeja muchísimo a un paseo por Mordor de la mano de Frodo y Sam.

Mientras todos debaten qué hacen con Bella, a quien su bebé (¡una abominación!) está drenando de mala manera, nos enteramos de que los lobos eligen sus parejas cuando se improntan con ellas. Vaya, qué interesante, nosotros preocupadísimos por el Pagafantas y resulta que si se hubiera ligado a Bella luego perfectamente podría haberla dejado por otra ya que él sabe que ella no es su Amor Verdadero Forever And Ever. Vaya, pues no es tan tonto Jacob como parecía.



La acción avanza: Bella bebe sangre para sobrevivir; los lobos se pelean unos con otros (es su forma de resolver las disputas, son gente muy civilizada); Edward lloriquea; el resto de vampiros (La Guapa, La Fea, La Otra, Petado, Mudito y Doctor) hace bulto porque nadie recordó escribirles líneas de diálogo... ¡Y de repente Bella se pone de parto y le hacen una cesárea a mordiscos mientras se enfrentan (otra vez) vampiros y hombres lobo! ¡Lo mejor de la película, padre de Bella aparte, son estos últimos y atropellados minutos! ¡Con eso lo digo todo!

Tras el parto Bella muere y Edward la mordisquea y le inyecta su sangre para convertirla en vampiro, ya que es su única posibilidad de sobrevivir. Sabemos que no va a morir porque queda otra película pero, bueno, qué se yo, está en la novela que Edward debe lloriquear aún un poco más.

Mientras Bella se consume hasta quedarse como Doña Letizia, Jacob decide acabar con el conflicto matando a la abominación recién nacida... Pero, ¡oh!, de repente la mira a los ojos y SABE que es Su Media Naranja Chupi, lo que es súper conveniente porque según una La Ley Más Ancestral Y Más Cósmicamente Importante Del Universo De Los Hombres Lobo, ningún lobo puede matar a la Media Naranja de otro. O sea, que la guerra entre lobos y vampiros para automáticamente, ya que los peludos lo que querían, precisamente, era acabar con la niña.

Sí, exacto, Jake se ha pillado por un bebé. No pasa nada, circulen, circulen.

Edward, al enterarse de esta circunstancia pone una cara que expresa dos emociones contrapuestas. Por un lado está ese odio típico de un señor hacia su yerno. Por otro, la felicidad de saber que por fin va a dejar de intentar zumbarse a tu señora (que encima crees que está muerta en ese momento, lo que es bastante creepy).

Curiosamente dicha cara es indistinguible del resto del repertorio de expresiones de Edward Cullen. No diré que Pattison es un mal actor. Tampoco diré que es un actor. Es alto. Eso es importante. Ser alto está muy bien. Y las cabezas grandes son atractivas, todo el mundo lo sabe.

¿He dicho ya que la película acaba cuando Bella despierta? Pues eso.

Labels: ,

17 Comments:

At 24 November, 2011 09:46 , OpenID maireencuenta said...

Has ido? Te das cuenta que has contribuido a que ese horror sea una de las películas mas taquilleras de la historia en su estreno? Podrás vivir con eso?

 
At 24 November, 2011 09:57 , Blogger Bruja Naranja said...

Me encantan tus resúmenes.
Leí el primer libro y lo dejé. Es un coitus interruptus constante, que te muerdo, que no te muerdo, que me muerdas, que me muero, que te quiero. Intensos, cansinos, vírgenes. Un asco.
Qué significa eso de la "impronta"?? Estamos tontos??

 
At 24 November, 2011 10:12 , Blogger bequipequi said...

O sea, Amanecer, enserio?

Por qué?

Joer, ya te vale

(ahora voy a leer la reseña)

 
At 24 November, 2011 11:00 , Blogger Goethita said...

Ains.. que risas!! me parto.. maldad en estado puro, muy bien!!!!!

Solo dire que en el libro apuntan que los embarazos interespecies no son una novedad... (vampiros golfos!! vampiros malos!!)

 
At 24 November, 2011 12:53 , Blogger Equipo Vaya Mierda de Podcast said...

This comment has been removed by the author.

 
At 24 November, 2011 12:57 , Blogger Equipo Vaya Mierda de Podcast said...

¿Soy el único que, durante la lectura de los dos primeros párrafos, pensaba que estabas hablando de Sunrise (Amanecer: http://www.filmaffinity.com/es/film357856.html) de Murnau? Estaba preparando las antorchas, ya que sunrise es un peliculon, pero cuando he llegado a no se que rollo de una boda ya empezó a olerme a quemado, cuando leí ''Bella'' ya hice la conexión correcta. Madre mía si es que soy de un culto...

 
At 24 November, 2011 14:18 , Blogger Efe Morningstar said...

Bruja Naranja, explicado mal y pronto: la impronta es eso que le pasa a los bebés cuando conocen a su madre (o, si eres un pato, a lo primero que veas al nacer): llevan tal chute hormonal encima que crean un vínculo emocional fortísimo con ella.

Vamos, lo que les pasa a los terrexitos en Ice Ige 3.

Bueno, pues a los lobos les pasa algo similar cuando conocen a su Amor Verdadero Medionaranjil.

Goe, los libros no los he leído, yo hablo de la peli. Ésta, de todos modos, no estaba mal. Le quitas la hora intenso-provida-mordoriana que sobra y lo que queda es entretenido.

Bequi, sí, qué quieres, peor habría sido ir a ver la de Eddie Murphy, ¿no?

EVMDP, eres un intelectual: el primer paso es asumirlo. El segundo es comprar los complementos adecuados. El tercero es tener una novia supermodelo y súper rubia. Si no consigues llegar al tercer paso es que has llegado a un cul de sac evolutivo, como el dodo.

La culpa es mía, claro, por poner títulos que parafrasean películas españolas de los ochenta.

 
At 24 November, 2011 16:10 , Blogger Totoro said...

jajaja... mis jefes me miran mal! mi rimel esta hecho unos zorros y todo por tu culpa! pero ha sido EPIC FOREVERANDEVER!

Y si..yo pensaba que estabas hablando de una de mis pelis favoritas...

Efe...eres un poetaaa!! jajaja

 
At 24 November, 2011 17:58 , Blogger ca_in said...

#$€@! Me has sacado tres fresas de ventaja. Pues comentarios express:

Apuntes electorales del 20N: Manda a Brie al oculista, porque esa grafiquita no es sexi.

Segundo Grado CCC: Mi profesor de séptimo lo explicaba muchísimo mejor que tú.

Amanecer, que no es poco: Me has dejado con la duda, ¿la tal Bella se convierte en zombi?

 
At 24 November, 2011 18:09 , Blogger raindrop said...

Tú no vas al cine, tú buscas carne fresca de cañón y presas fáciles para tus reseñitas.
pffff estás cayendo en picado xD

 
At 24 November, 2011 19:54 , Blogger bequipequi said...

Ah, que no piensas ir a ver la de Eddie Murphy para hacer la reseñita correspondiente? qué pasa que en tu cine no la echaban, no?

:P

 
At 24 November, 2011 20:26 , Blogger Miss Hurry said...

A pesar de la reseña quiero verla; me leí los libros y a mi mente adolescente le gustaron, aunque las pelis cada vez van a peor.

 
At 24 November, 2011 20:26 , Blogger Efe Morningstar said...

Totoro, claro, claro, un poeta. Hay que ver, qué cosas dice la gente para llevarte al catre. ¿Qué ha sido de las flores y los viajes al Caribe? Se pierden las costumbres.

Caín, si es que no estás en lo que estás. Ays. Brie SABE qué es SEXI y tú DEFINITIVAMENTE NO. Tu profesor de séptimo no explicaba nada de nada, no te tires el rollo. Efectivamente, Bella es un muerto viviente. Es más, siempre lo ha sido.

Raindrop, que no, que no, que es que uno va al centro comercial y todas las películas son espantosas, de verdad.

Bequi, errr, no. Sí la echaban pero no me apetece. Tuve un día un arrebato y me dije "¡voy a verla!" pero se me pasó en 24h. Un virus rápido, lo normal en esta época del año.

 
At 24 November, 2011 22:18 , Blogger Álex Esteve said...

Yo voto para que hagan un spin-off con Charlie.

 
At 27 November, 2011 21:38 , Blogger Burbuja said...

Ains! Gracias por la reseñita, Bella es el HORROR, cómo es posible que una "actriz" sea tan sosaina, pansinsal con la misma expresión ever??

Y Pattinson, aunque sea un gayer (que dan ganas de espabilarlo), en ciertos momentos tiene un puntito XDDD

 
At 29 November, 2011 04:00 , Blogger Be said...

OMG! Me lo he releído después de ver la peli y es aún mejor! XDDD

 
At 02 December, 2011 03:18 , Blogger Paranoica empedernida said...

Jajajajajajaja
Las carcajadas que se me han escapado no tienen precio. Me alegro incluso de haberme leído los libros para entender mejor el despelleje.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home