cabecera

Miscelánea.

Wednesday, December 7, 2011

Homenajing

In time es una película cuyo guión es un destilado de Gattaca, por el tono, La fuga de Logan, por el estrés vital, Bonny and Clyde, por lo obvio, Robin Hood, por el reparto de capital, Equilibrium, por la estética filonazi... Pese a tener un parentesco tan buen nutrido de buenas ideas, un casting repleto de excelentes jovenzuelos, un montoncito de detalles muy cuidados y un diseño artístico primoroso, la película es algo desangelada, previsible y demasiado explicada, y eso que la historia no necesita de mucha explicación: los personajes viven en una distopía donde se vive tanto más cuanto más se gana... Lo que significa que la injusticia social produce automáticamente dos clases extremas: una clase alta decadente y prácticamente inmortal y una clase baja ahogada por la implacable inflación a la que están sometidos.

Vamos, que también se han inspirado un poquitín en la actualidad. Lo que es, desde luego, perfecto. La CF, además de para jugar sirve para extrapolar y mostrar todas las posibilidades que se abren en el futuro.

Los protagonistas, por supuesto, se meterán en un montón de follones al enfrentarse al sistema como Dios manda. Muy bien ambos, especialmente Justin Timberlake, que sirve, definitivamente, para un roto y para un descosido. Cada vez me cae mejor este tipo.

Por contra, están especialmente desaprovechados los dos maravillosos villanos de la historia. Uno es Cillian Murphy, un implacable agente de la ley, y otro Alex Pettyfer, un elegante matón de los bajos fondos. (Por cierto, la idea de que los mafiosos vayan vestidos como si estuvieran en el Chicago de los años 30 me parece perfecta).

Entretenidilla y algo interesante pese a ser tan obvia. Poco más. Para fanes.



Real Steel es tremebunda. En un futuro próximo un exboxeador malvive como entrenador de robots boxeadores. De repente su exnovia muere y hereda un hijo de once años al que no conoce. Unidos ante la adversidad, padre e hijo recorrerán cuadriláteros de tercera donde romper robots a base de perder peleas.

O sea, como Yo, el Halcón [1]. Es decir: aburrido.

De repente la suerte les guiña un ojo. El niño encuentra en el desguace un viejo robot sparring que, con un par de arreglitos, podrá ir ascendiendo poco a poco en esa espiral de podredumbre que son los combates de tercera.

O sea, entre El gigante de hierro y el comienzo de Rocky, cuando Balboa gana a un par de bultos y coge moral.

Luego, con un par de buenos bolos y una creciente química entre el padre, el hijo y la amiguita sexi del padre, se les presenta la oportunidad de pelear contra el campeón invicto de los robotes.

O sea, como cuando Rocky acuerda enfrentarse a Apollo Creed.

Justo en ese momento volvemos a Yo, el Halcón: el padre y el hijo se separan, el padre y el hijo se reúnen y se quieren... Y entonces comienza el combate final con la pedazo de bestia parda de final de fase.

Combate que es clavadito al de Rocky e Ivan Drago en Rocky IV. Vamos, que han copiado coreografías de esa pelea. Que no lo digo por decir. Son cinco bonitos asaltos con mucha épica garrafón que acaban, nada sorprendentemente, igual que Rocky, salvo que aquí nadie grita "¡Adriaaaaaannn, te quieeerooo!"...

Pero CASI.

O sea, si las últimas películas de Rocky te parecieron un truñaco entonces este homenaje extemporal a la carrera de Silvester Stallone es tu película. Yo la habría llamado Rocky VII: El Halcón y me habría quedado tan ancho.

Una última cosa: Hugh Jackman es un tanque. Santo dios.

Para frikifanes.

[1] Película que no recuerdo por qué motivo vi en el cine hace mil años.

Labels: ,

13 Comments:

At 08 December, 2011 00:18 , Blogger Álex Esteve said...

Entonces si las voy a ver/las veo no me arrepentiré. Esssstupendo.

 
At 08 December, 2011 06:56 , Blogger El niño desgraciaíto said...

Yo sí recuerdo por qué vi Yo el Halcón, fue huyendo de las novatadas. Ahora, lo que no recuerdo es a ningún niño pequeño en la película, supongo que la habré ido olvidando...

 
At 08 December, 2011 09:46 , Blogger ca_in said...

¿Debemos deducir por el monito que -dado que son peluches muertos- Martín va a resucitar antes que el Sr.Reno?

 
At 08 December, 2011 11:04 , Blogger Efe Morningstar said...

Álex, hombre, no sé yo. Aún no la he visto pero la de la Factoría Aardman tiene mejor pinta. Intenteré verla la semana que viene, igual que Jane Eyre.

Desgraciaíto, hombre, lo del niño era la parte emotiva de la historia. La ex mujer de Sly moría y él tenía que pelear por su custodia con su riquísimo abuelo. Un drama con pulsos, el horror.

Caín, aquí no resucita ni Cristo. Vamos, faltaría más.

 
At 08 December, 2011 20:39 , Blogger Anniehall said...

¿Y nadie recuerda Campeón? declarada recientemente por un sesudo estudio de esos que hacen algunas universidades norteamericanas (¿?)la película más triste de la historia.

Yo me quedo con Hugh pero la película no me llama ni por él. Y maaaadre mía qué señor!!

 
At 08 December, 2011 21:32 , Blogger Ana María said...

Efe, yo pienso lo mismo que tú sobre Timberlake. No daba un duro por ese tío de la factoría Disney, pero joder, es como el DiCaprio, un valor en alza (no los estoy comparando, en comparativa, DiCaprio se lo come con patatas; que lo haya apadrinado Scorsese hace mucho).

¿Entretenida, pasable? ¿Pa un ratín?

Yo quiero ver más pronto que tarde "Criadas y señoras", "Un método peligroso" y "Jane Eyre". Me han dicho que Fassbender, en esta última, lo borda.

Si la veo pronto, te cuento :)

Un besote!!

 
At 08 December, 2011 21:59 , Blogger Efe Morningstar said...

Annijol, pues yo tampoco la recordaba probablemente porque era una depresión. Hugh, por cierto, se ha echado unos 10 o 15 kg de músculo para rodar la película... Y se nota.

Ana María, Justin seguramente no valga para el drama lo que DiCaprio pero es mucho mejor para la comedia y no tiene pinta de pan de pueblo con pelusa. In time es entretenida, pero nada más.

Mmm, Criadas y señoras no me llama nada y tampoco la de Polansky me dice gran cosa. Jane Eyre sí estoy deseando verla.

Es más, quiero que la vea todo el mundo para así poder prestar/recomendar/regalar El caso Jane Eyre, de Jasper Fforde. Ahora mismo es un poco fastidioso porque no todo el mundo ha leído a Charlotte Bronte y obligar a la gente a leer está feo.

 
At 08 December, 2011 22:14 , Blogger Ana María said...

Efe, no es Polansky, es Cronenberg. El de "La zona muerta" y "Crash". :)

Acertado lo que dices de DiCaprio y Timberlake, me reí mucho viendo la última suya, "Con derecho a roce", dejando a un lado la ñoñería de la comedia romántica americana. También me pareció simpático su papel en "La red social".

DiCaprio se vino arriba gracias a Scorsese, después del bodrio aquél, "La playa". Lo cogió el italoamericano, y le dijo: "chaval, vamos a hacer de ti un hombre". Y rodó "Gangs of New York" con él. Pasé miedo como nunca en mi vida viendo "Shutter island". Y disfruté una barbaridad con "Infiltrados".

En cuanto las vea, lo dicho, te cuento qué me han parecido :)

Un besote!

 
At 08 December, 2011 22:22 , Blogger Efe Morningstar said...

Agh, estaba pensando en la peli de Polansky sobre los dos matrimonios, no la de Cronemberg sobre Freud y Jung. Tontostoy.

Timberlake donde está muy bien es haciendo el tonto en Satuday Night Live. Y DiCaprio está bien siempre, independientemente de lo que ruede.

La playa me pareció bastante raruna y perturbadora pero no mala. GofNY me parece un horror de película, con un inicio de videoclip, en nudo de tragedia griega (que es lo único que me gustó) y un desenlace absolutamente espantoso donde los personajes carecen de interés. Shutter island aún no la he visto... Me da pereza pensar que es tan previsible como parece. Infiltrados me aburrió y me pareció innecesaria. Y, mmm... Vale, vale, creo que no me gusta nada de Scorsese desde Casino. Culpa suya, claro.

Ahora ya puedes matarme.

 
At 08 December, 2011 22:30 , Blogger Ana María said...

Joder! Es que Casino es buenísima ;)

Cuando vi Infiltrados, veía a la vez The Wire, con lo que el rollo irlandés en Boston lo tenía absolutamente interiorizado, y me gustó, no sólo DiCaprio, sino Marky Mark (antes vendía calzoncillos y ahora hace hasta buenos papeles, pero no puedo pronunciar su apellido, así que... XDD) y Matt Damon.

Si me tengo que quedar con una de Scorsese... "Are u talkin' to me?". Taxi Driver; que la volví a ver hace poco y me moló muchísimo más que la primera vez que la vi.

 
At 08 December, 2011 22:35 , Blogger Efe Morningstar said...

Vale, lo confieso, no soporto a De Niro y jamás he conseguido ver entera Taxi Driver. No puedo con ella. Con ellos. Es superior a mí.

Definitivamente tengo un problema con los personajes cuya intensidad vital supera ampliamente la mía.

Bueno, eso es casi cualquiera...

Pero el caso es que las historias de Scorsese tratan todas sobre personajes límite en situaciones límite y eso me agota.

Con lo feliz que soy yo viendo Up...

 
At 08 December, 2011 22:39 , Blogger Ana María said...

Lloré mogollón con Up. Con esa, y con Wall-e. Con personajes de carne y hueso puedo disociar que no sufren así de a lo bestia y que es un papel, pero con los de animación no soy capaz, y lloro como una magdalena :(

Pero, pese a todo, me encantan :D

 
At 10 December, 2011 16:19 , Blogger Burbuja said...

In Time no me llama naaaada de nada y Hugh Jackman, aunque es mucho Jiú, pues como que no, la verdad.

Ah! El otro día fui a ver con el contrario Asesinos de élite y me gustó. Jason Statham es perfecto para este tipo de pelis XD (lástima que no se quitara la camiseta) *suspiro*

Y Wall-e y Up molan mil ^_^

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home