cabecera

Miscelánea.

Friday, January 13, 2012

Toledo, Das Piloten

¡Empieza el capítulo!

Castilla es el paraíso. Sus gentes viven en paz y armonía, pasean de un lado a otro, toman el sol, mecen a sus bebés, cuchichean mientras se recogen el pelo... Se ve que en el siglo XIII los rábanos se recogían solos.

Entonces, de improviso, llega la morería a poner orden, sistemas de vigía y alianza de civilizaciones en sus vidas.

¡A espadazos, como Dios manda!

Los moros son una metáfora de la patronal y los castellanos son el alegre pueblo ibérico, está claro. Que los moros lleven una espada recta corta en lugar de curva es un aviso de que el mal está entre nosotros, disfrazado de diputado.

Tras esta presentación tan sentida, llega un castellano Calvo Encabronado y ve lo que han hecho con su casa y su familia. Es un noble, por eso tiene esa humilde mansión. Es un noble que deja sin apenas protección, en mitad del siglo trece, a su esposa y sus hijos. Él mismo se lo ha buscado, la verdad. Demasiada suerte ha tenido de que su santa haya salvado a sus dos hijos menores mientras el resto de la villa se dejaba masacrar.

El Calvo Encabronado se llama Rodrigo. «Si hubiesen resistido un poco más habríamos llegado a tiempo», dice, transfiriendo su culpa a los demás en un sano ejercicio de salud mental.

Diez años después el hijo de Rodrigo es Chuflas, un joven apuesto y sonriente. Visto al padre debería empezar ya mismo a cuidarse el pelo. Pobre. Su hermana es una chica rubita sin mucho espíritu. Por su parte, el Calvo Encabronado y su Mano Derecha no han envejecido ni un día, por ellos no pasan los años. Seguro que son del Clan McClaud. Inmortal sí, pero calvo para toda la eternidad, he ahí la maldición de Rodrigo.

Tras años de guerra se firma una paz temporal y los mozos llegan a Toledo a hacer cosas de mozos. Chuflas, por ejemplo, habla de conquistas y batallas como si hablara del último partido del Real madrid. En un encontronazo accidental (el chico es algo idiota) conoce a una Bella Mora de la Morería.

¡Alfonso X es Juan Diego!

¡Han conseguido contratar a un actor! ¡Bravo!



En una discusión de alta política, Alfonso y sus consejeros debaten si es razonable romper el pacto que acaban de firmar. Rodrigo es, de toda la corte, el único que no parece subnormal. El obispo acaba de salir bajo las ubres de su madre, el Infante Sancho es un petimetre y el Conde Babas es claramente maligno. Violante, la reinda, mira a Rodrigo como si estuviera deseando llevárselo a la real era.

Rubita, la hermana de Chuflas, espera el regreso de su padre cocinando para él. El escudero de su hermano, Mindundi, está enamorado de ella en secreto. Es decir, le pone ojos de cordero degollado en su cara pero nadie se da cuenta porque son gente intelectual y poco mundana.

Mientras, el rey nombra a Rodrigo Magistrado. Es decir, Súper Juez. El Conde Babas —Miranda— y el Obispo Bebé no están nada contentos con esta designación. Rodrigo tampoco porque él planeaba tomarse unas largas vacaciones con sus hijos, a los que lleva sin ver diez años. Alfonso le dice que la corte está llena de hideputas y que sólo confía en él para mantener la paz con los musulmanes. Sí, no dice moros, morisca ni morería, dice «mulsulmanes». Esto es el equivalente cósmico a que ahora saquen un iphone y telefoneen al Vaticano pidiendo asesoramiento espiritual.

Por cierto, si del único que te fías para mantener la paz es de un noble que lleva diez años intentando vengarse de los mismos con los que ahora debe convivir... Mala cosa. El rey de da cuenta de esto pero su primogénito, Sancho, es un cretino, así que no puede largarse con un par de huríes a Yuste y dejarle el Chiringuito Real.

El segundogénito, Fernando —un nombre precioso—, es La Gran Esperanza Blanca del rey, pero es el hermano menor. Babas y el Obispo Bebé, que prefieren al Cretino Sancho, planean acabar con Fernando en algún momento dado. No es que Bebé tenga prisa, así que Babas contrata por su cuenta a un Asesino Árabe para que liquide al chaval.

¡Rodrigo llega a su casa! ¡Se reencuentra con sus hijos, Chuflas y Rubita, de los que no recuerda ni el color de ojos! ¡Que el más atractivo de los tres sea el Calvo Encabronado lo dice todo! ¡Rubita ha cocinado! ¡Pobres estómagos! ¡Rodrigo tiene un amigo judío! ¡Es un sionista! ¡No, peor, es Álex Angulo!

Rodrigo, aunque quiere irse de vacaciones, es convencido por la Reina, su Antigua Amante Secreta, para quedarse en la corte, cuidar de su hijo Fernando y vigilar que no se hunda el Universo. Chufas prefiere ser nombrado caballero e irse al campo, pero su padre le endosa la tarea de asistir a La Gran Esperanza Blanca. No está nada contento porque no ha trabajado en la vida y pretendía seguir así.

«¡Mata este perrito pequeño, hijo mío, y sabré que sirves de caballero!»

Chufas, es obvio, se raja. Se acabó el creer que los rábanos caen de los árboles.

El rey nombra Magistrado al Calvo Encabronado. Y Su hijo, entre tanto, conoce a Fernando, un joven avispado que se escapa de palacio para irse a frinkarse a su novia. En 45 minutos de capítulo (equivalentes a diez años de historia) es el primero en echar un polvo: efectivamente, es el heredero perfecto.

Chuflas descubre al Árabe Asesino. No es un ninja, no.

Vaya, la novia del infante Fernando está casada con un traficante de esclavos de dos metros. ¡Tetas, tontos y triángulos, las tres tes del cine televisivo español!



Las miniescenas dramáticas se suceden: el Súper Jefe Moro, Al Manaq, llega a palacio y discute con Rodrigo, que luego también discute con su hija Rubita; Chuflas, Mindundi y el infante se enfrentan a los masillas del traficante de esclavos, escapan y luego se enfrentan al Asesino Árabe, que es un inútil de tomo y lomo y los permite escapar de nuevo. Chuflas, eso sí, se lleva una herida de propina y se escurre malherido a un palacio cercano donde una chica en pelotas se baña en un estanque. La chica se aparta el pelo para que se le vean bien las tetas. Luego se gira para que le veamos bien el culo.

Es una gran actriz.

¡Es la Bella Mora! Ahora Chuflas y ella se pondrán ojitos y tendrán un romance a lo largo de la temporada, con los altibajos y los triángulos amorosos de rigor. Ella lo cura y lo cuida, él se acomoda en el lecho como si fuese el Príncipe Gitano y ella la última de las huríes.

Pese a que la historia de Chuflas es apasionante la serie se vuelca de pronto en Rodrigo y su primera tarea como Magistrado: ¡han detenido a su mano derecha por matar a un moro en una reyerta de bar! ¡Tensión! ¡Drama! ¡Complot! El Calvo Encabronado no está nada contento: si su compañero es culpable debe entregarlo a los moros para una muerte segura. Y si es inocente o hay una conspiración o es tonto.

«¡Yo no soy un juez, soy un guerrero!», grita.

El marrón es monumental: Al Manaq quiere que le entreguen a Mano Derecha bajo amenaza de romper la paz, Babas y Cretino quieren matar a todos los moros aprovechando que están desarmados, Rodrigo se mete por medio para proteger a los moros asesinos de su familia (¡su honor está en juego!)... ¡Caos!

Y Chuflas, mientras, paseándose por Toledo vigilando a Fátima, la Bella Mora. Es un stalker

Cretino, que no tiene nada que hacer más allá de vigilar a su padre, descubre que éste prefiere a su hermano Fernando. Tenso y apesadumbrado decide violar a la primera cortesana con la que se cruza. Le baja el vestido para que se le vean las tetas (segundo par de tetas del capítulo) y se la zumba en siete segundos sin quitarle las diecisiete capas de enaguas que seguramente lleva. Al terminar confiesa sus neuras a la violada, que se muestra estupefacta, llorosa y en tetas, ¡a la vez!

Qué gran actriz.

Miniescenas: Calvo Encabronado soluciona el nudo gordiano de su primer caso matando él mismo a su Mano Derecha. Al Manaq asiente admirado. La reina le dice a su hijo que en la corte las llevan canutas. Fernando compadrea con Chufas y Mindundi, porque es un comunista a la par que un golfo. Chufas echa en cara a su padre que haya ejecutado a Lope, su Mano Derecha. Su padre no le cruza la cara porque es un buen hombre, pese a estar siempre de mala leche. Otra posibilidad es que los guionistas crean que la acción transcurre en un pueblo de provincias, en la actualidad.

Rubita lee su papel en el teleprompter. Chufas no sabe leer y se lo dicen por pinganillo. Es la única explicación posible para su estilo de actuación. El Obispo Bebé actuó de pequeño en un guiñol. Hacía de árbol.



Alfonso da un discurso buenista para hermanar a todas las razas ante toda la corte. Es decir: los reyes, los representantes moro y judío, Al Manaq, Rodrigo, Babas, Bebé, los infantes y un puñado de nobles y cortesanas masillas. Es la corte menos espectacular de todas las cortes del universo: Castilla, ese reino de pobretones.

Chuflas se cuela en el palacio de la Bella Fátima y conversan. Él quiere ligar con ella pero pierde perspectiva y acaba insutándola en su propia casa. Es un galán de la vieja escuela. Del neolítico, concretamente.

Rodrigo, en un aparte, le explica a Al Manaq que le sigue guardando cierto rencor por haber matado a su mujer y que es probable que acabe matándolo. Su antagonista, comprensivo, le dice que no tiene razón pero que le parece bien, que ya si eso, que tiene la agenda un poco apretada pero que ya le encontrará un hueco. EL Calvo Encabronado está más encabronado que nunca. Sin embargo, ve a su perrito pequeño y lo acaricia porque es buena persona.

El perrito pequeño lo hace muy bien. Finge una cojera estupendamente.

Por fin, el capítulo cierra con Babas y Bebé haciendo planes ominosos y con el Asesino Árabe espiando a Chufas (¡es el personaje más importante de la corte, está claro).

¡En el próximo capítulo, más violaciones, más planes malignos y más asaltos al palacio de Fátima! ¡Y más tetas!

Labels: ,

17 Comments:

At 13 January, 2012 02:54 , Blogger Sil said...

Lo bueno de leer esto son las risas que me echo. Lo malo es que terminaré viendo el capítulo. Desde tu perspectiva, eso sí ;)

 
At 13 January, 2012 08:09 , Blogger Burbuja said...

Empecé a verlo y me quedé frita, gracias por la sinopsis xD

Qué raro que en una serie española salgan culos y tetas... Luego se quejan de que no nos las tomamos en serio :)

Igual me animo a ver el segundo, como dice Sil, desde tu perspectiva ^_^

 
At 13 January, 2012 08:43 , Blogger bequipequi said...

Antes de leer el post: ya te vale, ¿Toledo?

 
At 13 January, 2012 08:53 , Blogger Anniehall said...

¿El argumento es así de lioso, es que tú te has liado al contarlo (... no lo creo) o es que mi jaqueca es peor de lo que pensaba?

¿Juan Diego es un actor? Pues como serán los otros porque casi desde Los Santos Inocentes lleva haciendo el mismo papel.

 
At 13 January, 2012 08:57 , Blogger bequipequi said...

Después de leer el post: jodeeeer, en serio ¿Toledo? ya te vale...

y sobre todo: lo viste hasta el final, tío, estás fatal

 
At 13 January, 2012 09:57 , Blogger Goethita said...

¿Chufas y Chuflas son el mismo tipo?

 
At 13 January, 2012 10:34 , Blogger raindrop said...

Uf, al llegar a la mitad del texto entre los dos primeros dibujetes me he dicho: hasta aquí.
Jo, menudo peñazo. ¿Pero alguien se gasta dinero en producir estas series infames? Bueno, y luego hay quien las ve y hasta quien las reseña. Hace falta valor.

Por cierto, los nombres con terminación de gerundio no son tan preciosos
xD

 
At 13 January, 2012 12:05 , Blogger david said...

Si fuera archimillonario (y después de comprarme cuatro o siete equipos de fútbol inglés, conseguir una flota, hacerme monarca absolutista de España, exterminar a todos los publicistas de Citroën y hacerme con una guarida de malo de James Bond, que son cosas que ya tengo en la lista y no las voy a copiar en una hoja nueva de la libreta) produciría series horrendas y te obligaría a verlas y a postear sobre ellas: por las risas, todo vale.

 
At 13 January, 2012 12:59 , Blogger Vincent Vega said...

Me has convencido, ya no esperaré ansioso la segunda temporada de Juego de Tronos. Me paso a Toledo porque su argumento histórico es más fantástico que los dragones.

Se acerca el invierno.

 
At 13 January, 2012 13:05 , Blogger watchman said...

Con la de buenas series que hay que ver, o libros que leer, o paredes que mirar fijamente, y tu venga a darte (darnos) estos pases de castigo...

 
At 13 January, 2012 16:30 , Blogger Holden said...

De toda tu reseña me quedo con: "Es un galán de la vieja escuela. Del neolítico, concretamente."

Por cierto, no me has dado ganas de ver la serie.

 
At 13 January, 2012 17:57 , Blogger Efe Morningstar said...

Holden, me dices cosas que suenan alien to me. No me puedo creer que no estés ansioso por descargarla.

Watchie, debes de ser el único que quiere que le reseñe cosa. Eres un raruno; por eso te echaron del país, claro.

Vega, el argumento histórico es lo de menos. Lo malo son los pésimos actores, guionistas y, supongo que exixten, directores. Es imposible contar peor las cosas. Se pasa de una escena a otra sin ningún sentido ni propósito.

David, eres un ser cruel a la par que desprendido. ¿Cuánto dices que me ibas a pagar por cada crónica de éstas...? ¡Recuerda que tengo una familia que mantener!

Raindrop, está claro que no sabes nada de ni nombres ni de series. Ésta está dirigida a adolescentes confundidos y desocupados y a sus aburridas madres. No te lo vas a creer pero de eso tenemos a montones en este país.


Goe, claro, comerme letras es un recurso estilístico al que llamo dislexia de codo.

Annijol, el argumento es: "vamos a mezclar sin ningún sentido escenas de picores idiotas con escenas de planes y contraplanes subnormales". Lo he contado tal cual. No es culpa mía que ninguna escena parezca durar más de medio minuto... A 90 minutos por capítulo, échale unos 200 cambios de escenario. Un mareo sin sentido.

Bequi, tengo que hacerlo, tengo que dejar constancia de la serie para la posteridad... ¡Me necesita!

Burbuja, los culos y las tetas son fundamentales cuando cada capítulo nace con voluntad de ser un folletín en sí mismo. O sacas una teta (o equivalente) cada media hora o la gente se duerme.

Bueno, incluso así...

Sil, si ves el capítulo probablemente veas aún más cosas —digámoslo así— extrañas. Para echarse unas risas una noche sin plan puede estar bien.

 
At 13 January, 2012 18:11 , Blogger Kalitro said...

Eh, espera, lo de dejar a la mujer y los hijos desguarecidos en el castillo pasa un par de veces en MacBeth. Acabas de insultar a Shakespeare.

 
At 13 January, 2012 18:25 , Blogger JJ said...

Después de leer tu post sobre una serie que echan en un canal que no sé dónde está en mi tele, la busqué en la wikipedia. ¡Y está!
http://es.wikipedia.org/wiki/Toledo_(serie_de_televisi%C3%B3n)
(atención a lo optimistas que son poniendo Temporadas)
Propongo que edites tú la página wiki de cada capítulo. Solo por comprobar si la productora tiene gente para comenzar la guerra de ediciones o si, cosa más improbable, la serie tiene algún fan que sepa editar la wikipedia.

 
At 13 January, 2012 19:36 , Blogger ca_in said...

Por el título de la fresa esperaba que te hubieras pegado una noche toledana entre semanas, pero tras leerla me queda la duda.

Aunque, por otra parte, si pasaste por mi blog y comentaste, igual sí estabas insomne y desesperado. Por cierto, que el título/pista era fácil porque Bagge me es completamente indiferente.

 
At 13 January, 2012 20:46 , Blogger Speedygirl said...

Ah, pero que no sale Mario Casas sin camiseta? Y seguro que emiten la serie en Antena 3? ;P

 
At 15 January, 2012 09:39 , Blogger breadbimbo said...

Mmmm, otra reseñita de serie española, que románticos recuerdos!
Pues mira, tras verlos avances emitidos, pasé olímpicamente de verla, no me atraen las series con un solo ACTOR. Y para ver tetas,culos e inexactitudes históricas ya tenemos las producciones de private.

Pero he vuelto a cometer el error de leer tu reseña, y ahora NECESITO ver la serie. Igualito que con el barco, tres capítulos aguanté. Porca miseria.

Mi mente es débil y la manejas a tu antojo!

Speedy, tampoco sale en La Fuga o en Fuga de cerebros 2. El cine español se derrumba, el apocalipsis maya!

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home