cabecera

Miscelánea.

Thursday, February 9, 2012

Adornos Capilofaciales Chispas

Desde el principio de los tiempos los hombres de verdad han llevado barba.

Las alternativas consistían, una vez descartadas las causas genéticas, en ser un querubín o bien carecer de una cara donde tener barba. Lo primero se solventaba con el tiempo mientras que lo segundo solía ser la consecuencia —definitiva— de elegir al oso de las cavernas como mascota.

Más adelante, con el descubrimiento del metal, llegaron la cuchilla y el afeitado, lo que abrió la puerta a todo tipo de posibilidades capilares. Unas, espantosas, otras, épicas.

Dentro del terreno de las espantosas se destacan las barbitas perfiladas, las perillas cobardes, las patillas de tiralíneas, los mil bigotes erróneos... Un caos que, sin embargo, puede ser convenientemente organizado según su tino.

La barba.
Una buena barba queda siempre bien. Si es de pocos días raspa y pica como el demonio pero según crece se vuelve suave. Al cabo de unos meses tiene tendencia a esponjarse o a crecer lánguida y gandalfiana, por lo que conviene mantenerla a raya para no acabar pareciendo ni Valle Inclán ni el Príncipe Vultan.

Tener una barbita espeluchada o perfiladita y demasiado recortada es de nenas, se ponga uno como se ponga.

Las patillas..
Las patillas pueden ser lamentables apéndices de bandolero andaluz, ridículas tirillas de metrosexual, moderneces popis... Es decir, algo terriblemente triste. Pero también pueden ser gloriosas construcciones que se extienden hacia la barbilla, desafiando las modas del último siglo. En ese punto, unir las patillas con un bigote imperial —británicamente imperial— es algo que sólo pueden hacer un puñado de elegidos.

Por ejemplo, el rey masón de Kafiristán.



El problema de las patillas es que, aunque no te gusten, jamás puedes prescindir de ellas sin correr el riesgo de convertirte en Nicolas Cage.

La mosca.
La mosca es un complemento que puede bordear la insignificancia o el ridículo si va mal acompañado. Con un bigote de mosquetero, sin embargo, es un gran invento. Desafortunadamente, parecer un mosquetero sólo queda bien en un pequeño entorno espaciotemporal centrado en Luis XIV. Más allá es tremendamente arriesgado.

La perilla.
La perilla es el hermano tonto de los adornos capilares. Es la barba que llevan los que no se atreven o no pueden llevar barba. Quieren ir salvajes pero accesibles, atrevidos pero sin pasarte, viriles pero cuidados... Y acaban llevando una triste perilla en cualquiera de sus múltiples manifestaciones. [1]

La perilla es tan EPIC FAIL que le queda mal incluso a Sean Connery o Errol Flynn [2]

El bigote.
El bigote es el reto definitivo, la cumbre más alta, el imposible más inaccesible: a diferencia de la barba, que le queda bien a cualquiera, o de la perilla, que es un error por definición, el bigote o te ama o te odia. Los hombres se dejan el bigote y o bien huyen espantados o bien son seducidos para siempre.

Pero el bigote es cruel. Puede destrozar una cara, dejar en evidencia un labio insuficiente, dejarte con cara de tonto, hacerte parecer un pervertido, un miembro de la Falange... Sólo unos pocos pasan la prueba del bigote. Eso sí, una vez se lleva demasiado tiempo, quitárselo es como quitarse un brazo: una mala idea.

Ni siquiera se lo pregunten: esas cosas sobre el labio que llevaban Hitler y Cantinflas no eran bigotes, eran porquerías de hacer el tonto para llamar la atención. Daddy issues, seguramente.



Podemos concluir por tanto que barba sí, siempre; patillas según, mosca casi nunca, perilla jamás y bigote sólo en caso de ser los hijos secretos de Tom Selleck. En cualquier caso, ir recién afeitado no le queda bien a prácticamente nadie. Es algo tan grimoso como un pez sin escamas o una rata topo.

Ighs.

[1] En realidad yo también he llevado perilla. Era joven y no sabía lo que hacía. Mmm, tampoco lo sabía cuando llevaba patillas y mosca... Ni el fin de semana del bigote.
[2] Bueno, en realidad a Jhonny Depp le quedan bien sus cuatro pelos de chusmilla de los Cárpatos, pero es un caso prácticamente único. Es más, hay gente (muy poca) a la que le queda bien cualquier cosa, pero eso es trampa y no vale.

Labels:

31 Comments:

At 09 February, 2012 23:50 , Blogger breadbimbo said...

Eres vago y te da pereza afeitarte a diario. Admítelo.

He pasado por todo menos por la patillas-bigote a lo Ulises S. Grant y el Tom Shelleck.
Con la perilla pasó algo curioso, a NADIE de mi entorno le gustaba pero yo me resistía a creer que no sentaba bien. Ahora paso vergüenza al ver las fotos.

 
At 09 February, 2012 23:59 , Blogger Álex Esteve said...

Las patillas-bigote son lo más. Conozco un tipo que lo lleva y da ganas de hacerle reverencias.

Aún así las patillas se tienen que llevar, sí o sí. Otra cosa es llevar patillas de verdad. Pero no se puede ir como Cage (IIIIIGS).

Sobre las otras cosas no puedo hablar que en mi familia somos de barba tardía así que el afeitado reciente (que no recién afeitado) es mi única opción, sientolo mucho.

 
At 10 February, 2012 01:40 , Blogger Óron Mornen said...

Lo mejor es la barba asimoviana, donde va a parar.

 
At 10 February, 2012 03:48 , Blogger raindrop said...

Yo me afeito cada dos días y santas pascuas.

 
At 10 February, 2012 04:32 , Blogger Martes said...

¡Qué post tan bueno y necesario! Me encanta. Pero que sepas que ser mosquetero queda bien en cualquier momento. A mí se me acerca un mosquetero una noche de marcha y me entrego plenamente.

 
At 10 February, 2012 09:01 , Blogger Totoro said...

Homerico! jajaja.. siento decirte que no afeitarse a diario es el horror! Si te arrimas una lija del 15 es mejor. La barba, discrepo.
Lo de Errol no era ni perilla ni nada era una pijotada horrorosa (y las mallas verdes ni te cuento!, el Sr. Cage... sin comentarios (grimillaaaaaaaaa).
Pero que reguapo esta de guardia sivil... ou yeah! a el si que le favorece el verde... y el tricornio jajajajajaja

 
At 10 February, 2012 09:39 , Blogger Inés said...

¡Aleluya!

Me encantan las barbas, desde siempre. Del resto, pues depende mucho de quién estemos hablando.

Y he de decirlo, una de tus iteraciones con el bigote molaba. Luego afeitaste demasiado y perdió todo su atractivo.

 
At 10 February, 2012 10:05 , Blogger bequipequi said...

Voto por la barbita de varios días (qué le voy a hacer, me gustan con pinta de guarros)

 
At 10 February, 2012 10:12 , Blogger Goethita said...

Bimbo te ha calado. Obviamente eres un vago. Además, deberías incluir un reportaje gráfico enseñando tus distintas fases capilares ¡YA!.

El día que me salga al fin la barba (no creo que tarde mucho) seré feliz... y prometo no afeitarme jamás.

Martes, tengo un amigo mosquetero, soltero y popero (como ves, ¡rima todo! ¡Eso TIENE QUE SER bueno!). ¿Para cuando una cita?

 
At 10 February, 2012 10:15 , Blogger Goethita said...

(Por cierto, geniales los cronognomos y las tiras de las madres desequilibradas. Trabajar apesta, ¡no puedo dejar mis estupendos e imprescindibles comentarios!)

 
At 10 February, 2012 10:20 , Blogger Miss Hurry said...

El momento recién afeitado mola por lo suave, pero en el fondo da un poco de grimilla. Donde se ponga una barbita de pocos días que no raspe..
Y Totoro tiene razón, lo de Errol no es perilla ni ná.

 
At 10 February, 2012 10:29 , Blogger Goethita said...

Mi ex me DESTROZABA con su barbita de dos días. Y recién afeitado parecía un niño. El horror.

Por eso tuve que matarle (las confesiones vía comment no valen en un juicio, ¿no?)

 
At 10 February, 2012 10:37 , Blogger bequipequi said...

cuánto pagas por no testificar, Goe?

 
At 10 February, 2012 10:54 , Blogger Goethita said...

Podemos llegar a un acuerdo.. ¿quedamos en un callejón oscuro y solitario para negociar?

 
At 10 February, 2012 12:11 , Blogger Burbuja said...

La barbita de dos días da un puntito sexy sexy, el resto... nunca, jamás!

Lo malo, tengo la piel híper sensible y se me ve a la legua, como un semáforo, igualito. Así que prefiero recién afeitados xD

 
At 10 February, 2012 13:15 , Blogger Óron Mornen said...

Algunos perdemos 5 años de edad cuando nos afeitamos. Sobs. Y con barba a lo Gimli ganamos 5. :P

 
At 10 February, 2012 13:19 , Blogger Goethita said...

Ajá! ¡Oron es un pipiolo! Su comentario le delata. (Mi poder de deducción no tiene fin)

 
At 10 February, 2012 14:23 , Blogger Ana María said...

Los tíos con bigote os transformáis en Señores. Y es muy gracioso. Y hay incluso al que le sentó bien, pero yo no me lo he cruzado. ¿Has hablado de los que sólo les crece barba en la barbilla? ¿Como Shaggy, el de Scooby?

Un compi de la carrera llevaba el mismo afeitado que Logan, con lo que compartía clase con un primo de Lobezno. Era un alucine verlo en la cafetería, los corrillos y los codazos a gogó.

Barba über alles, como dicen los alemanes. Y lo que ha dicho Óron tiene toda la razón. Hay Señores que se quitan las barbas y son niñines ^_^

Ya he visto tus fotos terribles del bigote, y vaya tela marinera. El aburrimiento es AMOR del bueno, ¿eh?

Besos, siempre besos

 
At 10 February, 2012 15:19 , Blogger Óron Mornen said...

¿Yo un pipiolo? Soy tan viejo como Regreso al Futuro.

 
At 10 February, 2012 15:32 , Blogger bequipequi said...

¿tan viejo como la peli o como para acordarte de verla recién estrenada?

 
At 10 February, 2012 16:18 , Blogger Óron Mornen said...

Tan viejo como la peli. No soy tan mayor. :P

 
At 10 February, 2012 16:21 , Blogger bequipequi said...

no sé cómo procesar ese TAN mayor

ejhem

 
At 10 February, 2012 16:58 , Blogger Óron Mornen said...

Tierra trágame.

 
At 10 February, 2012 17:40 , Blogger ca_in said...

Depilación láser, YA.

 
At 10 February, 2012 18:09 , Blogger Efe Morningstar said...

Dombimbo, jamás me ha dado pereza afeitarme a diario porque, eeehhh, jamás lo he hecho. Alguna vez he hecho un amago y al tercer día estaba repelando el hueso maxilar con la cuchilla.

Caín, no, eso jamás, anarcofetichista.

Álex, no nos digas más, eres tan pequeño que no te sale barba. Pobre.

Óron, por dios, lo que lleva Asimov son gigantescas patillas. Si se llegó a escapar del Infierno fue por ellas, no digo más.

Raindrop, tú alternas cara de bebé con sombra rasposa. O sea: lo peor de ambos mundos.

Martes, vaaaleeee, nosss lo apuntamosss... Miñimiñimiñi...«Para quedar con Martes, look de mosquetero.»

Totoro, no tienes conocimiento. MAL.

Inés, las barbas son lo mejor, pero el bigote es ÉPICO. Eso es así.

Bequi, claro, eso es cómodo, queda bien, no raspa: todo son ventajas. Si esa barba te queda mal no eres un hombre sino una rata de alcantarilla.

Missurri, eso que lleva Errol es un espanto... Por eso llevaba mallas de una talla menos, para que nadie le mirara a la cara.

Goe, ¿tú tenías novio...? ¡JA! ¿Qué será lo siguiente...? ¿Que Álex tiene cuarenta años y una hija de siete?

Ana María, no sé de qué hablas, el bigote no me quedaba mal, el problema es queeee, errr, este último año he esponjado mucho y, claro, así no hay manera... A ver si vuelvo a mi volumen normal y hago una segunda parte.

 
At 11 February, 2012 22:59 , Blogger Marta said...

Efe, llevo unos días desconectada de internet y necesito preguntarte... el fotolog lleva varios días roto?? o justo las dos veces que yo he querido entrar me ha salido el mensajito de mantenimiento?

 
At 12 February, 2012 19:29 , Blogger La gata said...

Jajajaajaj! Me parto con esta entrada! Muy buena disección de los distintos tipos de pelambreras faciales masculinas...
Las patillas-bigote son un horror decimonónico, nada adecuadas para los tiempos que corren.
Los tíos recién afeitados a mí me gustan, están suaves, pero se deben notar en la piel los puntos negros de los pelos incipientes. Y bueno, te doy la razón en que una barbita pinchosa es más sexy.
La mosca me parece una mariconada. Sin más.
En cambio, la perilla... no me parece tan horrorosa. Hay a quien le queda bien. A Edward Norton le queda bien, a mí me pone mogollón. Aunque es cierto: la perilla es un quiero y no puedo, es un ni sí, ni no.
Y el bigote... pues no me entusiama, pero hay hombres a los que les da un toque distinguido y maduro. Pero estoy de acuerdo en que no le queda bien a cualquiera.
Y nada más que añadir. Me quedo por aquí.
Salu2!

 
At 12 February, 2012 19:34 , Blogger La gata said...

Bueno, lo de quedarme por aquí es un decir... Eso si encuentro el modo de hacerme seguidora... :/

 
At 12 February, 2012 19:38 , Blogger Inés said...

La gata, en la columna de la derecha, donde salen Martin (el cérdito) y Sr. Reno (que es un alce) diciendo "- ¡Quiéreme! - ¡No!", eso es el botón para la subscripción rss.

Y si no, la mayoría de los navegadores, en la barra de la url, suelen tener un botón.

 
At 12 February, 2012 19:39 , Blogger Inés said...

¿"cérdito"? ¿Qué clase de infarto neuronal me ha dado para escribir semejante palabro?

Argh

 
At 13 February, 2012 23:04 , Blogger La gata said...

Ok, Inés, ya toy suscrita. Thanks! ^^

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home