cabecera

Miscelánea.

Tuesday, April 3, 2012

Malestar Estomacal de Titanes

Aunque dije que jamás vería otra película de Sam Worthington, lo cierto es que es imposible resistirse a los cantos de sirena de la secuela de Truño de Titanes. No tengo excusa alguna, lo sé.

Han pasado diez años. La mujer inmortal de Perseo ha muerto, dejándolo a cargo de una niña de diez años y una próspera pescadería. Todo va bien en la galaxia. Los peces caen en las redes, el cielo es azul, los dioses no parecen molestar demasiado...

Entonces aparece Zeus para pedirle a su hijo bastardo que se le una en una misión que sólo él puede hacer. Perseo, que está demasiado ocupado pescando y rezando ante la tumba de mármol de su beloved wife (sic), declina tan apasionante propuesta y su padre, un calzonazos hipercomprensivo que no habría desentonado en Médico de familia, se va por donde ha venido.

La vida sigue feliz. De vez en cuando alguna quimera sale del infierno para matar gente, pero no pasa nada. Es el pan nuestro de cada día. Antes de Jesucristo Grecia era un erial desértico donde sólo se podía comer pescado, matar monstruos y tener (pocos) hijos.

Daddy-issues:
1.
La niña de Perseo parece ser en realidad un niño, Heleo. Como está en la edad quiere una espada para matar bichos y correr aventuras. Su padre, más sabio, le dice entrelíneas que es mejor que sea costurera o modista.



Zeus, con Poseidón y Ares, viajan al Tártaro para encontrarse con Hades —el mismo Hades que había intentado matarlos unos años antes, ese Hades—, ya que parece estar teniendo problemas para mantener encerrados todos esos bichos que no paran de escapársele. En particular Zeus y Poseidón están preocupados por la posible huida de Cronos, Su Puñetero Padre, un coloso de roca y lava que parece de momento bastante inerte.


Daddy-issues:
2.
Ares está todo el rato mostrándose celoso de Perseo. No sabemos si es por su pelo grasiento, la roña que recubre su piel o su evidente falta de cerebro, pero está claro que Zeus lo prefiere al psicópata del dios de la guerra. Ares se siente poco querido por su padre.
3. Zeus, Poseidón y Hades encerraron a su padre en el Tártaro en una fase de rebeldía juvenil: Cronos quería comérselos y ellos no estaban de acuerdo. Después de eso Zeus intentó repoblar él solo todo el planeta, Poseidón se dedicó a zumbarse sirenas y Hades... Vaya, no había mujeres en el infierno... Eso explica taaaantaaaas cosas.




¡De repente Hades y Ares atacan a Zeus y Poseidón y ganan! ¡Increíble! ¡Nadie lo habría sospechado jamás! ¡Traición! ¡Se han aliado con Cronos!


Daddy-issues:
4.
Hades tiene una relación muy rara con Zeus. Se supone que Hades es el mayor y sin embargo trata a su hermano menor casi como si fuera su padre. Además, le pasa como a Ares, se siente poco querido y eso le ha creado un poni gigante que ha devenido en traición ulcerosa. Hablando con propiedad, sin embargo, Hades tiene bros-issues.


Aunque está moribundo Poseidón logra escapar del Tártaro para avisar a Perseo de la que se les viene encima. Le deja su tridente y le dice hacia dónde debe dirigirse. No le explica exactamente qué debe hacer, claro, porque eso es poco sexi. «Busca a mi hijo bastardo Argemor y que él te lleve al Caído», le dice. Si IKEA hiciera así sus instrucciones aún sería una carpintería de pueblo.

Perseo, automáticamente motivado, decide emprender la aventura. Llama (errr... ¿telepáticamente?) a Pegaso y vuela hacia Andrómeda, la reina de Argos a la que salvó la vida en la película anterior (aunque con otra actriz, para que así sea más divertido todo) para decirle que busca a Argemor, un tío al que no conoce nadie pero que, oh-casualidad, está en una celda allí mismo.

Es una suerte que el ejército de Argos construya celdas en la roca cada vez que sale a hacer maniobras. Son gente previsora.

Argenor, ya liberado, lleva a Perseo y Andrómeda a la isla lejana y misteriosa donde vive el Caído. Dado que la reina les dice a sus soldados que si no vuelve en dos días hagan de su capa un sayo, se deduce que el Peloponeso y sus islas son tan grandes como La Rioja. Ya en la isla los atacan unos cíclopes gigantescos que están todo el rato farfullando en la lengua de Mordor, haya o no gente que los escuche. No parecen muy listos pero acaban entendiendo que esos enanos con espada quieren ver al dios de la montaña, un semita algo chocho que resulta ser Hefestos. [1]

Daddy-issues:
5.
Argemor, hijo bastardo de Poseidón, no quiere saber nada de su padre, un golfo al que sólo le interesaba chuscarse nereidas y comer sashimi. Una vez se entera de que es huérfano ya no le parece tan mal ser un semidios.




Ya con el dios Perseo lidera un comando que se introduce en el Tártaro justo a tiempo de ver cómo Cronos es liberado. Rescatan, eso sí, a Zeus, aunque muy malherido. Hades, que es más blando que el moco de pavo, decide a última hora que quizás no sea tan buena idea liberar a su padre, que los titanes eran unos cabrones y que su hermano no es tan malo en realidad.

De ahí en adelante ya sólo resta el épico enfrentamiento con los malos. Perseo se enfrenta a Ares para conseguir el rayo que le ha quitado a Zeus y el resto hace como que se enfrenta a Cronos. Afortunadamente Ares secuestra a la hija de Perseo, cabreándolo y motivándolo más allá de lo razonable. Ares pierde, Cronos pierde, Zeus muere salvando a su hermano, Hades pierde todo su poder...

La idea es que mueran todos los dioses para que así los niñós de siete años no se hagan líos y no pregunten a sus padres si Jesucristo podría ganarle en una pelea justa a Zeus.

Perseo vuelve a casa con su niñita y, tras haber cambiado de opinión, decide que más le vale aprender a manejar una espada y defenderse como un hombre, porque la vida está llena de peligros.

—Papi, es que ahora quiero ser pescador.
—¿Desde cuándo me ha importando a mí lo que tú quieras ser?
—Es verdad. Huy, esta espada pesa mucho.
—Heleo, hijo mío, has salido enteramente a la familia de tu santa madre.


Si uno cambia mentalmente la espada por un rifle y Grecia por Wisconsin la escena tiene mucho más sentido, la verdad.


[1] El dios de la fragua se unió a Hades en cierta ocasión contra Zeus y fue expulsado del Olimpo como castigo. El americano medio cree que Hades pasa sus días intentando chinchar sin éxito a su hermano... No sé si la culpa es de la vergonzante película de Disney de 1997 o de Marvel Comics. Qué más da.

Labels: ,

14 Comments:

At 03 April, 2012 13:49 , Blogger breadbimbo said...

"Milana bonita", jajajaja!

Aún así, quiero ir a verla. Salen fornidos efebos con escasez de ropa. Y claro, a los machotes nos gusta vernos entre nosotros. No es por otro motivo.

 
At 03 April, 2012 14:08 , Blogger daniel said...

Ya veo que te lo has pasado teta. Jo, qué envidia.

 
At 03 April, 2012 15:01 , Blogger Efe Morningstar said...

Dombimbo, te aviso: es espantosa pero dura menos que la anterior y el ritmo es menos nefasto. Es decir, que sigue siendo idiota pero aburre menos. Tampoco es que tuviera un nivel muy alto que superar, digamos.

Daniel, va, lo confieso, me fui con un colega y nos pasamos una hora y media riéndonos. Esta es la España que nos deja Zapatero.

 
At 03 April, 2012 15:04 , Blogger raindrop said...

Lo voy pillando: la extensión de tus reseñitas es directamente proporcional a lo pésima que es la calidad de la peli de turno.
Esta ha tenido que ser un truñazo de campeonato.

Fenomenal la frase (al principio): "La mujer inmortal de Perseo ha muerto (...)". Grandiosa inmortalidad, esta que te garantiza una muerte prematura.

 
At 03 April, 2012 15:17 , Blogger Ana María said...

Vamos, pa verla un día malo, nada de ir al cine :)

Mua!!

 
At 03 April, 2012 15:49 , Blogger Nicolas said...

Vamos, que te ha encantado. Lo único que me incordia de esta película es el anuncio, en el que suena la versión de "Sweet Dreams" de Manson. Por lo demás sabías a lo que ibas: Épica garrafón, tipos sudorosos y la mitología griega siendo cruelmente violada.

 
At 03 April, 2012 16:44 , Blogger Kalitro said...

Oh bueno, sabes perfectamente que la mitología griega se compone de daddy issues. De ahí que se pasen el cetro (freudiano) arrancándose el miembro viril.

Lo de Hades nunca lo he entendido, si es el más majo de los tres grandes, salvo por lo de Perséfone, que al final no es tan grave.
Ares sí, Ares era un berraco. Marte era mucho más majo.

 
At 03 April, 2012 17:02 , Blogger Totoro said...

Jodo... se me ha churrascao todo el rimmel de la risa!!! me ha encantado la reseña. Si es que los dioses de la antigua Grecia eran todos unos puteros.. jajaaj que orgias!!! Ellos si que lo pasaban bien!
PD: Estoy con Rain... bendita inmortalidad.. jajajajajaja
Efe... lo has bordado (pero la peli no la voy a ver ni de coña)

 
At 03 April, 2012 17:24 , Blogger Burbuja said...

Ni me acerco a ella, vamos... TRU-ÑA-CO

 
At 03 April, 2012 22:52 , Blogger ca_in said...

Me has hecho mirar de qué película de Disney estabas hablando, y eso que la vi en el cine. Si Hades es siempre el malo en estas películas, es por la equivalencia infierno => habitantes malvados, y que los guionistas baratos de Joligú tienden al maniqueísmo más facilón.

¿237% de ficción? ¿Niegas que tu adicción al peplum te lleva a ver cualquier truño que se estrene?

 
At 03 April, 2012 23:05 , Blogger VÓMITOS said...

Hola EFE. Anda, enlaza mi blog en el tuyo, si no te importa claro. La dirección es www.vomittos.blogspot.com. Saludos.

 
At 03 April, 2012 23:56 , Blogger Efe Morningstar said...

Raindrop, es un horror, claro. Básicamente lo que esperaba, aunque con un metraje agradablemente razonable y un par de personajes simpáticos (que casi no salen). Sam Worthington es basura y tiene un pelo asqueroso.

Ana María, esto ni para un día malo. Esto exige alcohol y amigos muy in the mood.

Nicolás, esto no tiene épica garrafón ni por asomo. ¡No saben hacerla, lo les sale, es tristísimo! Uno ve Braveheart y piensa que no puede ser tan difícil pero qué va, tiene su miga.

Kali, estoy contigo. Hades es de lo más decente del panteón griego. Lo ponen de malo siempre por una absurda identificación Infierno-es-a-Tártaro-como-Demoño-es-a-Hades. Es una catetada para que las masas simples puedan seguir la trama sin perderse. Patético total, yeah.

Totoro, ¿rímel? Pero bueno, rímel en Semana Santa... Qué mal, al Demoño de cabeza vas.

Burbuja, cobarde.

Caín, la peli de Hércules es patética. Tiene un par de buenos personajes (Hades y Megara) y un estupendo coro. Y ya. Hércules es posiblemente el peor personaje protagonista de la historia de la compañía.

Y lo niego todo, claro.

Vómitos, no pienso enlazar tu blog hasta que: a) tengas miles de seguidores y b) me lleguen cientos de huríes desde allí. ¡Son las normas!

 
At 04 April, 2012 01:27 , Blogger Álex Esteve said...

Yo si Hades no tiene le pelo en llamas paso de verla.

 
At 04 April, 2012 09:11 , Blogger Totoro said...

Alex... sabia decision.. ya te contare que como se lo peina ahora que Efe me ha mandado al inframundo de mas abajo!

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home