cabecera

Miscelánea.

Sunday, September 30, 2012

Los años pájaros

A diferencia de las mujeres, que no tienen alma, los hombres pasan a lo largo de su vida por una serie de momentos muy emotivos que los marcan de por vida, sobre todo la primera vez que ocurren: nacer, (practicar para) reproducirse, ir al fútbol con tu padre [1], ganar al parchís al tramposo de tu abuelo, afeitarse, pegarle a un tío en un bar (y luego salir corriendo), hacer un simpa, abollar tu primer coche, quitarle la novia a un amigo (aunque sea por unas horas), morirse...

Entre todo ese maremágnum de posibilidades sentimentales hay un momento, empero, que sobresale como una llama en mitad de la tormenta: cumplir los cuarenta.

A los cuarenta años se esfuman las últimas ilusiones de ser un chaval, las vanas esperanzas de dar un segundo estirón, los últimos rescoldos de pasión adolescente, el ideario político de Mary Poppins, parte del pelo, la flexibilidad... De repente, la realidad entra por la puerta como un elefante en el chino de Plaza España. Muy apretujada.

Así, cumplir cuarenta años es para el varón un shock del que no se recupera jamás, ni siquiera persiguiendo jovencitas con complejo de Galatea o viendo todos los partidos de la champion ligui.

Hace dos décadas, por ejemplo, cierto señor con bigote sufrió este revés vital y se sumió en una crisis absoluta que derivó en epifanía: las personas adultas no pueden vestir como si vinieran de robar en el Mercadona.

El chándal había muerto para siempre. Era el momento de vestir como los señores serios con bigote que salían en las películas: con chaqueta. Con camisa y chaqueta. Con camisa, chaqueta y corbata.

¿Con corbata? No. La corbata era de débiles. Los hombres de verdad siempre habían usado pajarita, ese símbolo de distinción y elegancia que había perdurado durante siglos a través de las modas. ¿Acaso no llevaba César pajarita? ¿No las lucía con singular encanto Zoroastro? ¿No es bien cierto que Napoleón III poseía una colección infinita que guardaba en Versalles?

La pajarita era eterna. [2]

Llegó entonces la navidad y con ella llegaron también los hijos del hombre con bigote, deseosos de pasar esos emocionantes días cuanto antes celebrar otro stock más de regalos equivocados.

—Bueno, ahora tenéis que cambiaros.
—¿No podemos cenar en pijama?
—No, la cena de nochebuena hay que hacerla bien porque si no Papa Noel se deprime y llora en posición fetal en el trineo.
—Papi, que ya tengo dieciséis años, sé perfectamente que los hombres mayores no pueden ponerse en posición fetal sin hacerse daño.
—Exacto, y como no queremos eso vais a tener que poneros sendas camisas.
—Joooo.
—Y, cuando os las pongáis, os voy a dejar unas chaquetas preciosas que me he comprado y que me pongo poquísimo porque en el instituto queda fatal vestir como un príncipe cuando los demás visten como pordioseros. [3]
—Pero son incómodas para cenar.
—Desde luego que no. Miradme a mí, qué natural.
—Tú tienes codo de tenista y te mueves siempre como un robot.
—Eso es una coincidencia.
—Agh.
—Y, por cierto, cuando os pongáis las chaquetas he pensado que podríais poneros tambián alguna de mis pajaritas...
—...
—He traído varias que os quedarían perfectas. Mirad, mirad, a ver cuáles os quedan mejor... ¡Por fin un año vamos a salir realmente BIEN en las fotos!
—...




[1] Esto es opcional. Lo he incluido para que no me denuncie por discriminación el Sindicato de Futboleros Poco Asociados.
[2] Si tres años de pajaritas no es la Eternidad entonces yo no sé qué es.
[3] En realidad esta persona anónima no ha dicho jamás una frase tan extensa. Me he permitido embellecer un poco lo que originalmente probablemente fuese un escueto: "Uh, uh, chaqueta".

Labels: , ,

29 Comments:

At 30 September, 2012 22:34 , Blogger Martes said...

¿Has leído "The Liar", de Stephen Fry? De repente tu prosa sin par me lo ha recordado. No sabría decir porqué.

 
At 30 September, 2012 23:29 , Blogger Álex Esteve said...

Por un momento pensaba que el que había cumplido 40 eras tu.

Tu padre era un visionario entre los Time Lord, claro está.

 
At 30 September, 2012 23:40 , Blogger breadbimbo said...

Yo también pensé que el cumplidor era efe...y aún lo sigo pensando.
Yo no he ido al fùtbol con mi padre,ni me he peleado en un bar.Ni me he muerto,quizás porque no le he quitado la novia a un amigo.
Gracias a mi pequeño núcleo familiar,en Navidad ceno en pijama.

 
At 30 September, 2012 23:40 , Blogger breadbimbo said...

This comment has been removed by the author.

 
At 01 October, 2012 00:12 , Blogger Ana María said...

La pajarita en la foto te queda genial. Todo lo genial que le queda a un niño de 16 añitos xD

En general la pajarita no le queda bien nada más que a los de Downton Abbey, yo pienso secretamente que duermen la siesta con ella.

Efe, la chaqueta sólo os queda bien a los tíos a partir de que cumplís los 30. Esto es así.

Y, efectivamente, las mujeres, como los indígenas del Virreinato antes de Fray Bartolomé de las Casas, sin alma, que es como mejor se vive ^^

:*

 
At 01 October, 2012 07:44 , Blogger Lenteja said...

¿No has pensado en tener un vecino ruidoso que te vaya minando la vida poco a poco hasta que se te quiten las ganas de vivir y por ende no te preocupe cumplir años? Si no lo tienes cámbiate de piso hasta que lo encuentres. Es sólo una idea.

Definitivamente no entiendo la relación entre vosotros tres, creo que me he perdido. De este post deduzco algún parentesco.

 
At 01 October, 2012 08:38 , Blogger molinos said...

Bueno, bueno, bueno..no sé ni por donde empezar.

Uno, castiga a tus lectores que creen que cumples 40 cuando deberían saber que eres mucho más joven que yo..y yo todavía no tengo 40.

Dos, replanteate tus dibujos por lo mismo del punto uno. Te hacen mayor.

Tres, replanteate tu lenguaje por lo mismo..te hacen mayor.

Cuatro, replanteate tus lectores..te ven mayor.

Quinto..no flipes..los tios no pierden la flexibilidad a los 40. Ponte de pie e intenta tocar el suelo sin doblar las rodillas...¿ya?

No hay más preguntas.

 
At 01 October, 2012 09:06 , Blogger breadbimbo said...

Yo toco el suelo con las palmas de las manos (y las rodillas estiradas)

 
At 01 October, 2012 09:50 , Blogger Goethita said...

Yo no he tocado el suelo con las palmas de las manos JAMÁS.

Debo de tener 40 desde que nací.

 
At 01 October, 2012 09:50 , Blogger javi said...

No has resaltado lo mas importante, ¡lleva parches en los codos! ¡Es mi idolo!

 
At 01 October, 2012 11:20 , Blogger bequipequi said...

Hacerle caso a los padres con lo que tienes que ponerte, a partir de los 12 años es SIEMPRE un error.

Aparte de eso ¡Vivan las cenas de Navidad en pijama! (y pasar esas fechas tan señaladas lo más lejos que sea posible de la familia)

 
At 01 October, 2012 11:39 , Blogger Inés said...

Por favor, que alguien consiga la foto en cuestión. Por favor, por favor, por favor.

Y bueno, voy a compensar un poco la tónica de los que te echan 40 (que no queda tanto, sólo unos añitos) diciendo que cuando te empecé a leer, allá por principios del año 2010, te echaba 30-32 años. ¡Ay, qué ingenuidad la mía!

 
At 01 October, 2012 11:42 , Blogger Goethita said...

Lo que no dices es cuántos le echaste cuando lo conociste.....

Eso pinta mal. MUY MAL.

 
At 01 October, 2012 12:06 , Blogger breadbimbo said...

Goe,cochina!
Yo soy flexible como una contorsionista tailandesa, desde los 18. Antes era un gordaco esférico como una vaca esférica.

 
At 01 October, 2012 12:09 , Blogger bequipequi said...

seguro que te has extirpado las costillas flotantes, ejhem

 
At 01 October, 2012 12:52 , Blogger Goethita said...

Yo de jovencita era un palo. Y me refiero tanto a peso como a flexibilidad (inexistente).

Bequi, las costillas flotantes y un par de las que no flotan. ¡Bimbim es así! Ahora A no puede tocarlo (¡lo mataría si lo estruja!), sólo mirarlo con arrobo

 
At 01 October, 2012 12:53 , Blogger bequipequi said...

¡entonces Bimbim es como Platero! ¡todo blandito! (o como una babosa, según se mire)

 
At 01 October, 2012 13:30 , Blogger breadbimbo said...

Perdonad arpías mías, pero todo yo soy natural. Mi flexibilidad es gracias al yoga y a las aamm.
Y sabedlo, A me mira con pasión y lujuria, MUAHAHAHAHA!

 
At 01 October, 2012 13:36 , Blogger Goethita said...

Pues eso, TE MIRA. (Vamos, que no toca ni con un palo. Por si te quiebras)

 
At 01 October, 2012 16:14 , Blogger Efe Morningstar said...

Martes, no, no he leído nada de Fry. Mi intuición me dice que insinúas COSAS.

Álex, yo paso de cumplir cuarenta. Antes de eso te tiro por una ventana.

Bimbín, tú eres un metrosexual, un mediohombre, una ruina, un sumidero de virilidad, un hobbit... Muy mal todo.

Ana María, a mí la pajarita me queda genial, como la corbata y los calentadores por encima de los vaqueros. ¡Todo me queda bien!

Molinos, yo no parezco mayor, yo parezco un chaval, lo que pasa es que mis lectores tienen problemas mentales obvios y no dan una. Mmmm, según mis cuentas tú vas a cumplir cuarenta YA MISMO, a mí no intentes engañarme.

Flexibilidad es cuando te agachas para coger algo y la espalda no se parte por la mitad. Tocar el suelo con las manos mientras mantienes las piernas rectas no es flexibilidad sino locura.

Goe, tu forma de intentar pescar novio en mi blog es muy rara. No lo veo, no lo veo.

Y sois todos unos cochinos, sabedlo.

Lenteja, los vecinos ruidosos me dan igual. Tendrían que proponerse molestarme para lograrlo, en general tengo los oídos desconectados.

Y, errr, ¿cómo que no se entiende? ¿No has leído las entradas biográficas anteriores? MAAAAL.

 
At 01 October, 2012 16:56 , Blogger Lenteja said...

Si eres capaz de desconectar como dices eres mi ídolo desde ya y no tienes derecho a quejarte de nada más.

No pensaba que el señor con bigote fuera familiar tuyo aunque ciertamente se parece a tu padre. Ismael tenía un origen vegetal. Estoy un poco desconcertada...

 
At 01 October, 2012 17:15 , Blogger ca_in said...

Me estoy acordando de las proms. A lo mejor el señor con bigote quería asegurarse de que sus vástagos no se traumatizaban por no haber pasado esa experiencia.

 
At 01 October, 2012 17:30 , Blogger Efe Morningstar said...

Inés, así que, según tu percepción tengo entre 32 y 34 años. Mmmm, me parece bien, ¡compro!

Y no, yo fotos no tengo. Creo que el ANSIA de las pajaritas vino unos años después del ANSIA de las cámaras. Lástima.

Lenteja, me lees un post sí, tres no, uno sí, tres no, ¿verdad? Lloro.

Caín, yo no voy a bodas, bautizos, comuniones ni funerales. ¿Crees que algo podría haberme hecho añorar la experiencia de las proms?

 
At 01 October, 2012 18:08 , Blogger Lenteja said...

Jo, Efe, sí que lo leo pero si no me lo cuentan más claro no me entero. Deberías recordar por qué soy tan fan de Martin. Yo sí que lloro.

 
At 01 October, 2012 20:45 , Blogger ca_in said...

No importa lo que yo crea, sino lo que creyera el señor con bigote.

 
At 01 October, 2012 21:28 , Blogger NáN said...

Bueno, Molinos: que sepas que los hombres de verdad aprendemos a coger los calcetines con los dedos de los pies en cuanto llegamos al botellín de Mahou número 100. La flexibilidad es una mariconada.

A cierta edad, querido EFE (y sé que tienes más años de los que aparentas escritorialmente tener) hay que enrollarse con una rubia en el buen sentido de la palabra rubia. Es como el canto del cisne: absolutamente necesario en este ballet-ópera que es la vida. Luego eliges tu biblioteca y tu baroteca y vives feliz el resto de tus días.

Mi padre llevaba pajarita, pero el cabronazo sabía hacerse el lazo. Lo que menos soporto en este mundo es una pajarita de clip: me parece algo de cartón piedra, como un ninot de falla.

Y mucho me temo que las tuyas son de clip: las tienes al lado del sofá y te las pones en un solo movimiento del brazo izquierdo.

 
At 02 October, 2012 17:17 , Blogger _Xisca_ said...


Cómo no vas a cumplir 40 sin que yo los cumpla antes, en un par de brevísimos años *SOBS*, por ahí no me la das.

Es una lástima que no haya fotos del magno evento, aunque lo sentiría más por el hermano Beatle.

 
At 03 October, 2012 13:01 , Blogger Microalgo said...

Perdón por mi retraso, estaba allá lejos, a tomar por saco, y no tenía fácil el acceso a la red.

Soy flexible como un azulejo y delgado como un hipopotamito. Combinación letal, me moriré de algo, pronto.

Pero, al menos, me queda un magro consuelo: No me pongo pajaritas. Já.

Me extraña que nadie haya entrado a ltrapo de la primera frase del post, debe ser todo el mundo que visita esto gente de la casa.

 
At 03 October, 2012 13:10 , Blogger Goethita said...

Micro, no lo comentamos por fastidiar a Efe. Él ahí intentando provocar, y llegamos nosotros (cabrones que somos,leñe) y ni una mención. ¡Ja, seguro que HA LLORADO!

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home