cabecera

Miscelánea.

Wednesday, September 12, 2012

Superman II

Superman II es la mejor película de Superman hasta la fecha.
Wilson MacCanahan.

Prólogo:
Tres peligrosos criminales kriptonianos son detenidos y mandados a hacer gárgaras al espacio sideral mientras juran venganza. Jor-El, el principal político y científico del planeta fracasa al intentar convencer a los suyos de que el apocalipsis es inminente. Como es un manitas, construye una nave espacial para salvar a su hijo. Lástima que no le alcanzara el contrachapado para hacer una nave más grande. El niño llaga a La Tierra, crece sano como un roble, viste mallas, salva gente y es un poco panoli.

Anotación estética:
Las dos primeras películas de Superman se rodaron a final de los setenta, lo que no deja de notarse en la ropa, el mobiliario, la decoración o los coches. Clark Kent y Lois Lane, sin embargo, visten algo desfasados y su ropa bien podría ser de los cincuenta. Ella, por ejemplo, va casi siempre disfrazada de Doris Day anoréxica y con pelo de rata despeinada.

¡Empieza la película!

París bien vale una misa.

Unos malvados terroristas se hacen con una bomba de hidrógeno y amenazan con volar París por los aires si no se cumplen sus exigencias. Hablan en inglés y no llevan kalashnikovs así que no son ni comunistas ni islámicos revenidos sino terroristas suicidas rarunos. Afortunadamente para sus madres Superman acude al rescate y los salva de su incompetencia y la de la policía. Desafortunadamente la bomba explota en el espacio y libera de su prisión a los criminales kriptonianos del prólogo, que pasaban por allí.

Curiosidad: nótese que toda la basura kriptoniana cae irremediablemente en La Tierra. Debe de ser que estamos en las afueras de Kripton.

Dos mulas y una mujer.
Los kriptoterroristas, nada más salir de la cárcel, ya vuelan libremente por el espacio sin que les extrañe por un momento no estar explotando por la descompresión. A Superman volar le llevó veinte años. Superman es tonto.

Zor, Ursa y Non, auténticos príncipes del glam [1], bajan a La Luna y luego a La Tierra a hacer turismo. En su peregrinaje Ursa se sorprende de que los humanos no vuelen, olvidando que ella tampoco podía hacerlo hasta dos días antes, Zor se revela como un megalomaníaco de manual que no ha visto un líquido en su vida y Non hace el tonto mientras se pasea con sus zapatos con plataforma.

En La Luna, por cierto:
1) Las sombras son perpendiculares a los rayos del Sol.
2) Se propaga el sonido sin aire en su superficie.
3) Las leyes de acción y reacción están desactivadas.

Ya en el planeta, tras interactuar un poco (y en perfecto inglés de la Reina) con los subespecímenes del medio oeste americano, el destino de los criminales se revela obvio: ¡La Casa Blanca!



Brubaker
Lex Luthor escapa mientras de la cárcel en un globo que tiene la propiedad mágica de saltarse a la torera el principio de Arquímedes y la segunda ley de Newton. Ya con la señorita Teschmaker Luthor viaja hacia el Polo Norte buscando la guarida secreta de Superman, que no tiene echada la llave ni nada. Allí, haciendo uso de su súper mente criminal, investiga todos los secretos de su antagonista durante cinco minutos y luego vuelve a la civilización.

Como tiene mucha suerte, atina con la grabación que le informa sobre los tres villanos kriptonianos.

Love Story.
Ajenos al caos que se está formando en lo más profundo de Norteamérica Clark y Lois se miran con chispiritas, se zuman un dedo y viajan a Niágara para investigar una estafa. Allí Clark hará tanto el tonto que hasta la inepta de Lois se dará cuenta de que él es Superman. Entonces, de repente, ¡comienza el amor!

¡El amor galante, concretamente!

Miraditas, declaraciones, rubor en las mejillas, baba en la comisura de los labios, ojos platónicos, vuelo turístico, cena frugal en casa... ¡Nada de besos, nada de toqueteos! ¡Nada de nata con fresas!

Mamma mia.
Aprovechando que Lois va a cambiarse Clark enchufa el Maternobot para pedirle consejo en la cama. El programa dejado por su santa madre, sin embargo, le regaña por querer zumbarse a una mujer humana (¡si es que no hay otras!) y le dice que si quiere hacerla pasar por el tálamo nupcial antes debe volverse humano. Por supuesto en ningún momento se le ocurre a nadie que esto sea una aventurilla de verano...

¡Los kriptonianos son unos carcas!

Lois, de pronto, ve cómo su sueño de zumbarse a Superman se esfuma como vapor en el desierto: después de tanto tira y afloja a quien tiene que desvirgar (¡con treinta años!) es Clark Kent, ese chico de la América profunda que jamás ha visto una teta si no es con Rayos-X. Su gozo en un pozo. ¡Para qué hablas con tu Maternobot, so lerdo!

Con todo, menos da una piedra, piensa ella mientras Clark se mete en la máquina de zuñumbear kriptonianos. CHIFUSSS. ZUMMMM. ÑIIUMMM. CHISSSS. Después de la conversión Clark tiene un peinado de Playmobil y unos pantalones que le quedan cortos. ¡Pero no importa, ánimo, Lois!

Lo que el viento se llevó.
Pues eso, se llevó un polvo en elipsis. ¡Y luego vuelta a casa en coche desde el Polo Norte! ¿¿De dónde han sacado el coche?? ¿¿Dónde está el Polo Norte?? ¿¿En las afueras de Metrópolis??

Ya en la ciudad Clark reprende a un indígena por maleducado y se lleva una humillante paliza: Superman es el peor luchador de la historia de los peores luchadores del universo. Esto es así. ¡Y para colmo de males alguien pone la tele y el general Zor está autoproclamándose líder mundial en prime time! ¡Con lo bien que había empezado el día!

Lois, jamás debiste salir de Valladolid.




La travesía del viajero del alba.
Una vez se da cuenta de que es completamente inútil sin superpoderes, Clark decide volver al Polo Norte con la esperanza de poder recuperarlos. ¡Y vuelve andando! ¿¿Y el coche de antes?? ¡¡Andando desde Metrópolis al Polo Norte!! ¡Y se va sin abrigo ni comida ni bebida! ¡Como los locos! ¡Ni aunque esté en las afueras!

Sin sentido alguno, Clark llega a su hogar y consigue recuperar las mallas y la capa.

Los vengadores.
Luthor (¡la más grande mente criminal de nuestra era!), que ha estado toda la historia reposando sus ideas y renovando su vestuario, por fin decide mover ficha y acercarse a los supervillanos para ofrecerles sus servicios como Genio del Mal. Tras una ardua negociación consigue una humilde propiedad en la playa, Australia, a cambio de entregarles a Superman... ¡Y empieza el combate! ¡Las argucias! ¡El mayor product placement de la historia del cine mundial! ¡Los efectos más baratos que una producción millonaria puede conseguir!

¡Y gana Supermán después de usar el cerebro! ¡Y eso que era tonto!

¡Fiesta, fiesta!

Epílogo:
Clark, maduro, responsable y muy moñas, decide que no se puede desobedecer a una madre y que debe sacrificarse por el bien de la humanidad: se quedará con sus superpoderes y sin Lois. Además, como es un buenazo condescendiente y paternalista (es decir, un héroe) decide darle un Beso Del Olvido a su novia para que ella no sufra por sus recuerdos.

¡Es un momento rohypnol para todos los públicos!

Después, con el ego aún más subido, Clark vuelve al bar donde le dieron la paliza y la devuelve de forma efectista pero poco realizadora. Batman, un hombre de verdad, habría hecho una carnicería.

¡Buuuuuh, Clark, buuuuh!


[1] Terence Stamp aún tiene pesadillas con la ropa maravillosa del General Zor y sus minihuestes.

PS: Lo mejor de la película, además de un montón de imprescindibles punchlines de Luthor y Zod, son las grandilocuentes autoalabanzas del primero y la expresión de sufrimiento del segundo cada vez sus compañeros de aventuras hacen una tontería.

Labels: ,

27 Comments:

At 13 September, 2012 02:19 , Blogger Er-Murazor said...

De esta película, lo mejor es Zod diciendo, con su mejor voz de supervillano megalomaníaco, "Hijo de Jor-El, ¡arrodíllate ante Zod!"

Como todo el mundo sabe, los verdaderos supervillanos siempre hablan de sí mismos en tercera persona.

 
At 13 September, 2012 08:40 , Blogger bequipequi said...

Superman es un moñas, eso es así. No me gustaba ni cuando tenía diez años (yo). ¿Por qué te torturas con semejante bazofia a tu edad?

 
At 13 September, 2012 10:09 , Blogger Microalgo said...

Algo malo debe de haber hecho Efe para que él mismo se castigue de ese modo.

Pero en fin, para la sombra perpendicular al sol, la integridad celular y propagación del sonido en atmósfera cero y la cercanía del Polo Norte a la última estación de metro de la línea siete e n Metrópolis, hay una explicación fácil y coherente: así lo ha querido Dios. Hale.

Y respecto a la híbrida pareja entre la periodista anoréxica y el extraterrestre, tengan en cuenta que a) es más que probable que las genéticas no fueran muy compatibles (¿a quién se le ocurriría echarle un polvo a E.T.?) (y si las intenciones no son reproductoras, entonces es pacado gordísimo), y b) obviamente, (para eso están los guinistas encargados de la coherencia del relato), si Supermán le echa un kiki a Lois, lo mismo la esfarata (a no ser que Dios diga lo contrario, amén).

 
At 13 September, 2012 10:13 , Blogger Microalgo said...

¿Pacado gordísimo? Toy mal.

 
At 13 September, 2012 10:15 , Blogger javi said...

¡Trolero, las tetas no se ven con rayos X!

 
At 13 September, 2012 10:38 , Blogger ca_in said...

Resulta intrigante que hayas decidido justo ahora revisitar este bodrio. En fin, a lo que se debe ir:

Mal el primer monito. Ninguno es un macho alfa para interpretar a Zod. Lo lógido es que vayan con tacones como Ursa, o plataformas como Non.

Mal el segundo monito. El peluche superhéroe con capa es Brie. Sr.Reno quedaría mejor como Zod, y Martín como Luthor.

 
At 13 September, 2012 11:01 , Blogger Ana María said...

Con esos estilismos, vuestros monitos sí que se parecen a los de Mamma mía...

Tu manera de contar la película es total. Que te den un Goya pero ya :P

:*

 
At 13 September, 2012 11:21 , Blogger Efe Morningstar said...

Zor, los dos villanos de la película molan miles de millones de puro desatados que están. Qué puedo decir, sin son dos de los modelos a imitar que tenía de pequeño. Qué grandes son.

Bequi, porque esta peli me encanta. Ese oscilar entre lo ñoño y lo camp, esos villanos de opereta, esos planes de conquista absolutamente absurdos, esas idas y venidas al Polo Norte, esa grandísima pelea arrojándose anuncios de Coca-Cola y Marlboro... Hacía mucho que no la veía y el otro día la pillé en la tele de casualidad. Qué risas, no me había fijado nunca (¡maravillas de la niñez!) en lo disparatada que era.

Micro, hombre, si Superman es capaz de coger una taza o dar una mano sin reventarlas entonces también puede controlarse para zumbarse a Lois. Y si no puede que se dedique al sexo oral, ella se lo agradecerá.

Javi, que los rayos-x de Superman se llaman así por analogía, pero no son rayos-x de verdad... ¡Es SUPERVISIÓN! Si emitiera rayos-x por los ojos entonces iría produciéndo cánceres por ahí... ¡Como Superlópez!

Caín, no sé de qué hablas, nosotros somos súper machos alfa. Estamos en el zénit de la masculinidad. Por encima de nosotros no hay nadie. Somos como Karl Urban pero con gafas.

Ana María, es que van así, no tienes más que mirar el enlacito que hay en la nota uno. Me encanta el look.

 
At 13 September, 2012 11:25 , Blogger Ana María said...

Si ya he visto los estilismos de Kung-fú de Ganímedes. Que los maten ya.

Y a ti que te den el Goya.

 
At 13 September, 2012 13:24 , Blogger Goethita said...

Veo que ninguno os habéis leído los IMPRESCINDIBLES libros de Crepúsculo (¡no entiendo por qué! ¡es inexplicable!). Uno de los temas estrella es como ÉL pasa de tirarse a la sosa insufrible porque tiene miedo de hacerle daño (¡es superfuerte! ¡es un vampiro! ¡es LO MÁS!). Efe, en un momento tan pasional es imposible controlar. IMPOSIBLE.

PS: y lo del sexo oral, o el clítoris de Lois es de acero, o.... (mejor lo dejo)

 
At 13 September, 2012 14:33 , Blogger NIKITA said...

Superman siempre me ha parecido una chufa infumable...

Goe dice cochinadas en el blog del demoño!!!! Qué fuerte!!! Vas a convertir el efeblog, siempre de temática "intelectual, quejas varias, reseñitas...y más quejas " en mi blog!!!

 
At 13 September, 2012 14:36 , Blogger Unknown said...

Lo imposible de la relación de Superman con Lois Lane se explica en el ensayo "hombre de acero, mujer de kleenex" escrito por Larry Niven hace tela de tiempo (antes que las pelis incluso).

 
At 13 September, 2012 14:52 , Blogger Álex Esteve said...

Voy a seguir con el tema principal. Aunque Super-man se controle en las embestidas a la hora de eyacular con la presión producida por sus super-músculos seguro que perforaría a la pobre Lois.

 
At 13 September, 2012 15:07 , Blogger Ana María said...

En serio, ¿nadie está recordando esa fabulosa conversación en Mallrats? ¿La del condón de kriptonita?

Mallrats

 
At 13 September, 2012 18:18 , Blogger Goethita said...

Niki ¡yo soy inocente! ¡Ha empezado Micro! Ummmm...en realidad ha sido Efe: ¡ha dicho "teta"! ¡TETA! ¡En su blog! ¡Y nadie se escandaliza ni nada!

 
At 13 September, 2012 19:24 , Blogger breadbimbo said...

Goe, has leído crepúsculo. Fin de mi alegato.

Alex, no solo Lois sufriría. Imagínate cientos de miles de espermatozoides kryptonianos atravesando paredes, coches, etc a gran velocidad. Morirían miles de personas!

 
At 13 September, 2012 19:24 , Blogger breadbimbo said...

Seguimiento...

(goe, cochina)

 
At 14 September, 2012 00:23 , Blogger Chache said...

Lo diré yo: ¿has visto ya la versión de Richard Donner? Una versión del director que realmente no se parece en nada a la comercial.

 
At 14 September, 2012 10:32 , Blogger Goethita said...

bimbim, errrr.. ¡no lo he leído! ¡me lo han contado! (¿cuela?)

 
At 14 September, 2012 11:40 , Blogger breadbimbo said...

Es Bimbin, con "N" so pedrusco iletrado. Grmpf!

 
At 14 September, 2012 11:49 , Blogger Goethita said...

¡Qué tontería! ¡Bimbim es mucho más exótico!

 
At 14 September, 2012 14:19 , Blogger Efe Morningstar said...

Ana María, vale, que me den el Goya por, errrr, ¿dan un Goya por princesismo?

Goe, Crepúsculo es idiota. Yo soy capaz de coger una hormiga sin destrozarla. Una cosa es la fuerza y otro el control. Superman es un descontrolado o un lerdo. Y Meyer lo mismo.

Bimbim, se dice Bimbim. A la francesa, repitiendo la sílaba y acentuando la segunda.

Unknown, misma cosa. Estos ensayos los escribe una gente que parte de supuestos rarunos (como que el semen sale a mil por hora o que Superman no es capaz de controlar su fuerza y velocidad... ya le vale). Yo creo que es gente que no ha conocido mujer.

Por ejemplo, Kevin Smith cuando rodó Mallrats. (Y así siguió hasta después de ese horror ridículo que es Chasing Amy).

Nikita, muy bien, así me gusta, que defiendas los inalterables principios de mi blog. Bravo.

Chache, no, eso mola. A ver si la bajo y la veo con unos colegas, que puede ser divertido. ¿Es fácil de localizar?

Mmmm, la busco en google, a ver...

 
At 14 September, 2012 14:26 , Blogger Goethita said...

De eso nada. EN TEORÍA cuando te arrastra la PASIÓN no controlas un carajo. Es algo irrefrenable. ¿Tú coges una hormiga llevado por la pasión o poniendo cuidado en lo que haces?

¡No eres nada pasional! ¡NO LO ENTIENDES! Obviamente no estás preparado para leer crepúsculo. ¡Ensaya MÁS!

 
At 14 September, 2012 20:24 , Blogger breadbimbo said...

Estoooo Efe,dices que tu controlas la velocidad de eyaculación? O es que eyaculas para adentro como Sanchez Dragó?

 
At 14 September, 2012 23:51 , Blogger Efe Morningstar said...

Bimbim, no hay absolutamente nada que indique que Superman eyacula a súper velocidad. Esa idea proviene de un friki calenturiento.

¿También hace pipí supersónico? ¿Y qué hace para no destrozar la loza? ¿Se mea en la mano para frenarlo y lo desvía al inodoro ya despacio?

¿Y qué pasa cuando hace aguas mayores...? Ejhem.

Los frikis purulentos, esa gente.

Goe, yo pongo PASIÓN en TODO LO QUE HAGO. Desde coger hormigas a escribir tuits desde mi sofá. Vamos, será que no se nota.

Y controlo MOGOLLÓN. Supermán es un inepto.

 
At 15 September, 2012 15:19 , Blogger _Xisca_ said...


Desde que leí este post que pienso en ti y en Murazor vestidos de esta guisa. Un día haremos una quedada y venís así.

Creo que este es el Superman en el que estos soplan en una calle de la ciudad y hay un borrachín en una cabina tumbada por el vendaval que dice por teléfono "Hace un poquito de viento eh", siempre me ha hecho gracia, eso y que los encierren en un espejo que va por el espacio.

Para mí Richard Donner tiene un sentido del humor muy característico, si se repasa su filmografía y piensas en lo que has visto suyo, dices "pues sí". Incluso "La Profecía" o "Lady Halcón" tienen ese humor tan suyo.

Este Superman II lo vi en un cine de verano de pequeña, con los dos años de retraso en su estreno de rigor por entonces. Superman III es muy divertida también, aunque es de Richard Lester, el de las pelis de los Beatles.

Una versión del director, a ver si un día la veo, tiene que estar bien.

 
At 17 September, 2012 18:34 , Blogger breadbimbo said...

Musculatura lisa, de contracción involuntaria. Ñeñeñe

(y eso que soy de letras)

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home