cabecera

Miscelánea.

Friday, November 30, 2012

Fauna: El Encuentros

Los alumnos son como los lémings, basicanente indistinguibles. Todos hablan a gritos tienen un erróneo sentido de la moda, usan unvocabulario de seiscientas palabras, se escaquean todo lo que pueden, tienen un primo que conoce a un señor que ha hecho algo espeluznante y su único objetivo en la vida es casarse y reproducirse.

Suso no. Salvando pequeños arrebatos hormonales es un chaval que habla siempre con educación, hace la tarea en casa, tiene buena letra, no se sube a las mesas, no se pone la capucha de la sudadera para oír música con los auriculares, no escupe en la papelera...

Hace un par de semanas Suso me enseñó una nota de sus padres.

"Nuestro hijo no ha podido hacer los ejercicios este fin de semana porque hemos estado de encuentros". [1]

—Suso, ¿qué es esto de "encuentros"?
—Eso es que nos vamos a un hotel el fin de semana.
—¿Para qué?
—Pues para rezar.
—¿¿Qué...?? ¿Quiénes?
—Pues mi familia y otras familias.
—A rezar, un fin de semana, todas reunidas, en un hotel.
—Sí, eso.
—¿Pero es que sois de una secta?
—¡Que no, profe! Que sólo estamos allí para rezar.
—¡Ja, y luego yo soy el raro!


Aunque este chico nunca da problemas, unos días después de enterarme de sus hobbies religiosos tuve una reunión con otros compañeros y surgió su nombre en una amodorrante conversación. ¡Automáticamente me desperté y encendí todas mis orejas!

—¿Eh, qué, qué decías?
—Digo que la madre de Suso tiene más ganas que él de que entre en el seminario.
—¿Qué seminario? ¿Qué Suso? ¿Mi Suso? ¿Pero no era de una secta? Yo creí que era del Opus, de los Kikos, Legionario de Cristo o algo así.
—No, qué va.
—¿Entonces?
—Bueno, la madre se queja de que el cura va todas las tardes a su casa.
—¿Qué cómo cuánto de qué?
—Sí, ayuda al niño a hacer la tarea, rezan, van a misa... La idea es que el año que viene ingrese en el seminario para hacerse cura. Pero yo no sé si le veo vocación.
—Mujer, la vocación es lo de menos, entre que el cura no lo va a dejar escapar, la madre y que tampoco hay mucho trabajo... Es un poco medieval pero no es mala idea del todo.
—¡Pero cura!
—Ya...
—¡Cura!


PeT

Una vez compredí que estaba a un caso entre un millón (casi literalmente, para horror de la Conferencia Espicopal), decidí fijarme BIEN si el chaval reunía las condiciones necesarias para ser sacerdote.

—Profe, ¿el DIU qué es?
—Es un cacharro que se implanta en el útero para que el óvulo fecundado no pueda asentarse allí y no se produzca un embarazo.
—Entonces es... ¡Pecado!
—Exacto, como todo lo demás que hay en esa página. ¿Qué haces mirando el tema de los métodos anticonceptivos si aún no hemos llegado ahí?
—Por curiosidad, profe.
—Qué curiosidad ni qué curiosidad... Además, si a ti no te va a servir de nada, ¿verdad?, futuro seminarista.
—Profe, nunca se sabe. Además, aunque sea pecado eso da igual: con confesarse luego todo arreglado.
—...


Va a ser un sacerdote EJEMPLAR, no me cabe duda.


[1] Escrito de memoria con ortografía reglamentaria y, por tanto, ficticia.

Labels: , ,

10 Comments:

At 30 November, 2012 03:23 , Blogger ca_in said...

¿Jeroglífico? ¡Venga ya! Lo único que hay ahí es ganas de presumir de un rabo largo y gordo.

Y tengo una prima monja de clausura, no te digo más.

 
At 30 November, 2012 07:47 , Blogger NáN said...

Tiene lo que hay que tener: la dosis justa de fe, amplitud de miras e interés por su futuro. Suso acabará siendo Susan Tidad, te lo digo yo. Y tú habrás sido su profe. ¡Qué pasote! Seguro que cuando venga a Madrid a las jornadas de la juventud, te encargarán a ti la mascota peluchimórfica, ganarás dinero y te podrás cambiar la dentadura postiza, que la antigua ya te estaba rozando las encías.

Veo un futuro de esplendor.

 
At 30 November, 2012 08:47 , Blogger Microalgo said...

Gñé.

(= Sin palabras).

 
At 30 November, 2012 09:37 , Blogger Goethita said...

¡Oh, tengo debilidad por tus monitos sacrílegos! Taras de una exalumna de colegio de monjitas.

Efe-cura tiene cara de malvado y retorcido. ¡Me he visto obligada a santiguarme al verlo!

 
At 30 November, 2012 10:51 , Blogger Pétalo said...

Bien por Suso! Yo le apoyo, que siempre he sido muy del pájaro espino.

 
At 30 November, 2012 11:40 , Blogger Ana María said...

Pa uno que os sale listo, se lo queda el lado oscuro. Hay que joderse ¬¬

Dale mucha caña, que la va a necesitar, hazme caso ;)

Sexirrillas con sotana! OMG!

:*

 
At 30 November, 2012 13:44 , Blogger Miss Hurry said...

Dios existe, está claro. Quién, si no, iba a poner a TU Suso en tu camino para que nos lo pudieras contar ;p

 
At 30 November, 2012 17:02 , Blogger bequipequi said...

A Suso lo que le está haciendo falta es una buena crisis de fé, antes de que sea tarde y se meta al seminario (seminario! aún existen esos sitios!)

Que luego salirse de cura seguro que es mucho más difícil!

 
At 30 November, 2012 17:13 , Blogger breadbimbo said...

A mi lo que me parece de justicia divina y de ironía cósmica es que tu mejor alumno (por lo menos en el efeverso) sea un seminarista vocacional. Un alumno tuyo! del demoño!

 
At 30 November, 2012 19:37 , Blogger Efe Morningstar said...

Caín, eres claramente un cochino.

NáN, no sé, no sé, ¿para ser Papa piden el bachillerato?

Micro, débil.

Goe, ¿ibas a un colegio de monjas? Qué casualidad, yo he visto documentales suecos sobre eso.

Pétalo, tú eras muy chica para haber visto esa serie en la tele. Algo no encaja... ¿Os la ponía el cura de la parroquia en VHS para aleccionaros seximente?

Ana María, no, listo no es. Es ordenadito. Y tiene una mascota con sotana que lo ayuda a hacer la tarea por las tardes.

Missurri, respuesta obvia: El Demoño, claro.

Bequi, deja al pobre... Para uno que casi parece que sabe lo que quiere y NO CONSISTE en tener hijos a mansalva con la primera que se deje.

Bimbim, no es mi mejor alumno. Es una patata con patas. El nivel está muy muy bajo pero no tanto. Es el que tiene el cuaderno más limpito y con bonita (pero microscópica) letra, pero nada más.


 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home