cabecera

Miscelánea.

Wednesday, November 14, 2012

Kinderclaustrën

He contado tantas veces qué es un claustro y para qué sirve que la palabra ya ha perdido todo significado. Así, cuando la lean, tranquilos, pueden substituirla mentalmente por "patata" y absolutamente todo mantendrá su sentido.

El primer claustro del año es siempre importante porque permite conocer quién es quién entre los profesores: la vieja guardia comunista, los iluminados logsianos, los mentalmente elementales, los burócratas histéricos, los camisas pardas, los despistados y los padres de familia.

Inciso: En esta ocasión no me enteré de gran cosa porque tenía que corregir una treintena de exámenes de mis queridísimos niños de primero. ¿He mencionado alguna vez que no hay nadie más maleducado que un imbécil bien educado? Pues de ésos tengo la clase llena.

La patata empezó con la votación al Consejo Escolar, ese organismo ridículo que nadie sabe para qué sirve, excepción hecha de los intensos y los trepas. Mi papeleta tenía ocho nombre de ocho compañeros, de los cuales no conocía a ninguno. De esos ocho podía votar... Hasta ocho... Y salían elegidos seis.

¿Cómo...? ¿Que habría sido más lógico votar hasta seis? Antidemócratas...

Image

Voté en blanco y seguí corrigiendo exámenes mientras empezaba el informe del Proyecto Escuela de Paz, un algo que consiste en alguna cosa muy importante para cosas de diverso tipo... Y que en cinco minutos pasó a transformarse en una discusión acerca de la idoneidad de que los alumnos de cuarto se vaya de crucero al final de curso "teniendo en cuenta cómo están las cosas". Para que se hagan una idea, el asunto transcurrió más o menos así:

—Pero, ¿el año pasado no acordamos no hacer más excursiones?
—Eso lo acordarías tú.
—Nos reunimos los profesores y lo decidimos, como medida de protesta.
—La mitad no fuimos a esa reunión, así que no es concluyente.
—...
—Y además, los viajes no son excursiones.
—Pero es que los cruceros son caros y discriminatorios.
—Perdona, ¿es que viajar a Roma una semana es gratis?
—No, pero...
—Los viajes son discriminatorios siempre y, además, yo organizo las excursiones y viajes que me da la gana.
—Pues vale, pero me opongo.


Ahí intervino el director, un prohombre de infinita sabiduría, que puso paz en nuestros corazones mientras yo iba poniendo ceros en mi cuaderno. También aprovechó para informar de más asuntos y para responder a algunos intangibles que se habían quedado en el tintero. [1]

"Así que, resumiendo, las excursiones dentro de la localidad las podrá organizar un profesor, pero deberá ser más de uno si son fuera de la localidad... ¡O en el extranjero!"

"En cuanto a las reuniones de los jefes de área con los jefes de departamento, no es que sea cada mes una reunión per se..."

"Hay que dejarle muy claro a los padres qué tanto por ciento de las notas no proviene de las pruebas objetivas".

"Grosso modo yo tengo que decir una cosa sobre la nueva normativa..."


"Me gustaría añadir además que los viajes de fin de curso son algo que tienen los padres muy en cuenta a la hora de matricular aquí a sus hijos. Siempre me paran por la calle para preguntarme que a dónde fueron el año pasado o dónde irán éste... Yo creo que es una cosa muy importante para la imagen del centro". [2]

Arrullado por su discurso acabé de corregir, saqué el kindle y, más o menos inesperadamente, la patata había concluido.

Dos horas. Viva y bravo.

[1] La verdad es que el director tiene pinta de usar aún un tintero.
[2] Ríase usted de la Marca España.

Labels: ,

13 Comments:

At 14 November, 2012 08:04 , Blogger daniel said...

¿Y tú estás ahí corrigiendo exámenes impunemente sin que te digan nada?

 
At 14 November, 2012 08:33 , Blogger bequipequi said...

Claro, si yo fuera madre estaría deseando que los profesores llevasen a mi hiperhormonado hijo de ¿15, 16 años? a un crucero (con la pasta que tiene que costar eso, encima).

Eso es un criterio mucho más lógico para elegir colegio que la calidad educativa, ¡dónde va a parar! Total, con una madre con semejante criterio el niño va a seguir siendo un cazurro vaya donde vaya.

 
At 14 November, 2012 09:31 , Blogger Ana María said...

Nosotros fuimos, en un acto de bolchevismo puro, a Huelva en 4º de ESO (vimos Doñana porque nuestra tutora era la de naturales, y así no hay quien gane la guerra), y en primero de bachillerato hicimos viaje a Italia. Molón y chulo, con los euros recién implantados ^_^

Los claustros son el horror absoluto. Es como una gran reunión de vecinos, pero no.

¿Los has suspendido a todos, Efe?

:*

 
At 14 November, 2012 09:33 , Blogger breadbimbo said...

Bonito hongo nuclear. Pero mejor detónala más alta, no a nivel del suelo. Así tiene más alcance.

 
At 14 November, 2012 10:14 , Blogger ca_in said...

La bomba sobre Nagasaki era Fat Man, osea que... tú mismo.

 
At 14 November, 2012 10:42 , Blogger Matahari said...

Yo he presenciado claustros en los que algunas profes hacían punto y muchos profes leían el periódico. Y no exagero ni un pelo. Bien cierto es que peino bastantes canas y que hace años que lo de la calceta no se ve. Lo del periódico sigue vigente, ahora para ambos sexos.

 
At 14 November, 2012 12:07 , Blogger Miss Hurry said...

Te quejas de vicio. Piensa que si no hubieses tenido eso tendrías que haber corregido en casa... ¡tiempo de no ver series o de leer!

 
At 14 November, 2012 14:01 , Blogger martinyfelix said...

Yo no sé para que se hacen claustros, si solo sirven para que a los que les gusta discutir y criticarlo todo toquen las narices a los demás profesores, que ya no saben que hacer para aguantar ese sopor de reunión.

El día que mi madre venga de un claustro diciendo que han hecho algo útil, la meto en un psiquiatrico xDD

 
At 14 November, 2012 14:14 , Blogger daniel said...

Se me ocurre...

¿No puedes poner ahí un holograma? Claro que si pudieras, casi que lo ponías en la clase, ¿no?

 
At 14 November, 2012 15:04 , Blogger JJ said...

A mí el subgrupo que más me mola es el de los que más se quejan de la mala educación de los alumnos (actuales) y no paran de hablar en alto todo el claustro. Espero que no tengan que explicar lógica en sus clases.

 
At 14 November, 2012 20:51 , Blogger Efe Morningstar said...

Daniel, hombre, como estoy de paso nadie espera que esté en primera línea de combate sino, más bien, esperando el relevo como si fuese un legionario de Pastelmanzanum.

Si pusiera un holograma en clase sería tan GUAY que los niños empezarían a hacer preguntas inteligentes y yo me lo perdería.

Mmmm, sí, la verdad es que me compensa.

Bequi, cuando dijo eso me tuve que tragar una carcajada, con lo malo que es eso. Demencial y ridículo a un tiempo, completamente Marca España.

Ana María, qué horror, Huelva... ¿De verdad fuisteis a la capital más fea de Andalucía? ¿¿Por qué??

Bimbim, qué me vas a contar a mí de bombas atómicas que yo no sepa... Pero no, los iconos es mejor no tocarlos, por poco eficientes que sean exterminando humanos.

Caín, no te pongas freudiano conmigo que me da la risa.

Matahari, yo siempre llevo algo para leer o corregir. Y si me pilla sin nada a mano, me pongo a hacer monitos en papeles sueltos. Eso sí, siempre queda más digno llevarse un libro que el Marca.

Missurri, claro, claro. Con lo que odio corregir en casa... En realidad prefiero hacerlo mientras meriendo en alguna cafetería, pero puedo adaptarme a cualquier cosa.

Martinifelix, confieso que yo soy de los que se pone a discurtir sobre el sexo de los ángeles a la mínima que se me presenta, en parte por venganza y en parte porque mi tolerancia a la estupidez tiene límites. Precisamente es para evitar estos arranques de político despechado que llevo siempre algo que hacer.

JJ, bueno, esto es como cuando viene una señora mayor y se te cuela en la carnicería mientras refunfuña, farfolla y maldice a "esta junventud sin educación". Misma cosa.

Peor es en las evaluaciones. Somos ocho o diez reunidos y siempre hay alguno que no para de hablar al que tiene al lado, molestando a todo el mundo e inmune a las llamadas al orden.






 
At 15 November, 2012 10:05 , Blogger Microalgo said...

Como éramos pobres (casi como ahora), nosotros nos fuimos, toda la clase, de cámping a Cazorla. Nos pilló una gota fría y no le quiero ni contar.

La ventaja de un crucero es que van treinta y vuelven cuarenta. Así se invierte un poco la pirámide de edad en nuestro país, que falta nos hace.

Por último, los claustros científicos, lamentablemente, no se distinguen ABSOUTAMENTE en nada de los escolares.

 
At 15 November, 2012 10:05 , Blogger Microalgo said...

"Absoutamente".

Vaya tela.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home