cabecera

Miscelánea.

Tuesday, November 27, 2012

Trondheim, Romeu, Bravo, Burroughs

Ralph Azham, de Trondheim, es un álbum de fantasía con animalitos antropomórficos (¡sorpresa!) que bien podría estar incrustado en el gozoso mundo de La Mazmorra... Es decir, que hay humor, problemas existenciales, aventura, alegres desmembramientos, ominosas amenazas, tragedia, amor tonto y antihéroes.

El protagonista, un fracasado proyecto de héroe mesiánico, sobrevive como puede en una aldea que lo desprecia y que espera cualquier ocasión para acabar con él. Mientras, la guerra se cierne sobre el poblado y todos deberán elegir si se rinden y buscan clemencia o si luchan para sobrevivir.

(Es una historia de Trondheim: es obvio que todo resulta en un desastre).

Para fanes del autor. La mayor pega que tiene es que se hace bastante corto, incluso para ser un álbum de presentación. En cualquier caso, mola.

PeT

¿Recuerdan a Romeu, ese humorista que Cebrián echó de El País hace un año, aun antes de EREs y demás? Bien, pues ha realizado una autobiografía, Ahora que aún me acuerdo de todo (o casi), que cuenta en viñetas más o menos seguidas todas sus peripecias vitales, desde su infancia y sus inicios (golferas) en la cosa artística hasta su insoportable pluriempleo durante los años de vacas gordas y sus últimos y espeluznantes años de hospital en hospital.

Romeu, resumiendo, ha tenido una vida de película. Comedia loca primero. Tragedia después. Un personaje curioso, maltratado, que conoció a todo el quien es quien de la transición (en su versión tocanarices-cultureta, claro: Chumy Chúmez, Vázquez Montalbán, Perich, Maruja Torres...) y que salió siempre rebotado de todos los proyectos en los que partició.

Lo mejor de esta autobiografía son las anécdotas que cuenta, a veces con saña poco disimulada, de todos estos personajes. Lo peor que, aparte de enfermedades, esposa y perritos varios, muestra poco de la verdadera personalidad del autor. Eso queda, claro, en su obra, pero habría estado bien un poquito más de exposición mental directa.

Este tomo va para mi padre en Navidad, sí o sí.

Ha salido un segundo tomo de Jules con otros tres álbumes más. Quizás recuerden que me encantó el primero y que me lo pasé como un niño con un Tente nuevo leyendo las aventurillas de los protagonistas. En este segundo tomo más aventuras, más viajes al espacio, más conflictos absurdos con la familia, más experimentos locos y más, diría que demasiada, conciencia ecológica.

Mola mucho. Necesito a un niño de nueve años con gafas que se lo lea para saber si, como creo, también gustaría mucho a un infante de edad corriente y buen gusto.

Ya he terminado con la tercera novelita de la saga de Barsoom de Edgar Rice Burroughs, El Señor de la Guerra de Marte, con la que se cierra la historia de la novela anterior y, en cierto modo, un primer ciclo en las aventuras del personaje.

Carter se ha recorrido el planeta entero, ha encontrado razas que se creían perdidas, las ha llevado a la guerra y las ha derrotado o bien se ha ganado su amistad para siempre. Menos emocionante y divertida que las dos primeras entregas, esta novela repite demasiado los recursos de las anteriores y parece agotar el filón marciano de Burroughs. Entretenida pero poco más, por lo que dejaré de lado la saga ahora que llega a un descanso de la acción.

Así soy yo de veleta.


Labels: , ,

9 Comments:

At 27 November, 2012 08:48 , Blogger molinos said...

Yo no tengo un niño de 9 años gafotas..tengo una princeza azul que cumple 9 el mes que viene y voy a regalarle los tebeos de Jules..te contaré que tal.

Para que veas que te hago caso.

 
At 27 November, 2012 11:17 , Blogger ca_in said...

¿Ninguna película este fin de semana?

 
At 27 November, 2012 12:47 , Blogger Miss Hurry said...

Si algún día tengo tiempo, con todo lo pendiente por leer, me leeré las de John Carter.

 
At 27 November, 2012 13:38 , Blogger NáN said...

Ya me leí los tarzanes en su tiempo. Tengo el cupo cerrado.

Quiero apoyar a los animales peluchimórficos. Son lo más. Uno de ellos me recuerda a mi infante cargado de cómics diciéndome "tienes que leerlos, te gustarán, tienes que leerlos". ¡Peste de juventud! Si una imagen valiera más que mil palabras, los animales serían más listos que nosotros.... err, espera, creo que este argumento no favorece mi tesis.

 
At 27 November, 2012 13:58 , Blogger Goethita said...

¡¡¡Presiento que lo próximo son camisetas con peluches para todos!!!

¡¡¡YUPI!!!

PS: ¿haces regalos en navidad? ¡DÉBIL!

 
At 27 November, 2012 19:11 , Blogger Efe Morningstar said...

Molinos, muy bien. Yo creo que le puede gustar. Échale un ojo antes en el Fnac a ver qué te parece, para ver si el lenguaje te parece adecuado, que hay muchas palabrotas.

En el segundo tomo, sin ir más lejos, dicen "telomerasa". Ahí queda eso.

Caín, pues no. Tengo pendiente alguna pero los findes estoy perezoso y entre semana vivo en los límites de la civilización (por el lado de fuera).

Missurri, la primera se lee en una tarde. Además, duran tan poco que se pueden dejar en cualquier momento. No es un ladrillo de los que hacen ahora, imagino que cobrados al peso, todos esos autores de bestsellers con pinta de follar poco.

NáN, ¿y qué tebeos dices que te recomienda esa criatura del Averno?

Goe, tienes los poderes prescientes de una sandía. ¡No digo más!

 
At 28 November, 2012 08:33 , Blogger molinos said...

Efe..¿tengo pinta de poderme pasar por la fnac a mirar el comic?? O me lo recomiendas para la princeza de 9 años o no..pero no tires la piedra y luego " esto..noo..bueno..yo es que no sabía"...

 
At 28 November, 2012 17:46 , Blogger NáN said...

100 balas, por ejemplo. Llevo 14 años y he llegado a la 23. Además de tres baldas de estanterías que dejó cuando le hicimos huir de casa.

 
At 28 November, 2012 18:27 , Blogger Efe Morningstar said...

Moli, vale, píllale el PRIMER TOMO, que es mejor que el segundo, pero no me digas que los sábados no puedes salir de casa... Agonías.

NáN, yo abandoné 100 Balas cuando se hizo evidente que no sabían qué hacer con la serie a medio-largo plazo. Los primeros arcos están bastante bien pero la historia acaba siendo un galimatías sin interés ni tensión.

Puestos a leer género negro mejor hazte con la serie de Criminal, de Brubaker y Lark, que es una maravilla.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home