cabecera

Miscelánea.

Thursday, November 22, 2012

Venganza

Cada vez que una madre viene a hablar conmigo para quejarse de que su angelical retoño no entiende algo y que no puede ser cosa del niño, ya que él es buenísimo, aplicadísimo, educadísimo e inteligentísimo...

Image

Yo me imagino a esa misma madre con ese mismo retoño, tres años, cuarenta centímetros, veinte pendientes y cincuenta kilos más tarde.

Image

Y diez años después.

Y veinte.

Y treinta.

Labels: ,

12 Comments:

At 22 November, 2012 00:47 , Blogger Ana María said...

Eso, Efe, que se mueran los feos. Di que sí ^_^

:*

 
At 22 November, 2012 01:03 , Blogger Álex Esteve said...

La madre es sexy y tonta. ¿Cual dices que es el problema?

 
At 22 November, 2012 08:25 , Blogger JJ said...

Acabo de atisbar la maldad pura...
¡El horror, el horror!

 
At 22 November, 2012 09:31 , Blogger breadbimbo said...

Sexy y tonta? SEXY? Al álex le gustan las miiiiilf, al álex le gustan las miiiiilf!
(Lo estás perdiendo Goe, se te escapa de las manos)

Efe, es la misma madre tres años después? donde ha ido a trabajar, a una mina de azufre asiática?

 
At 22 November, 2012 10:00 , Blogger Microalgo said...

... más o menos.

 
At 22 November, 2012 10:15 , Blogger Goethita said...

Bimbim, ¡de eso nada! ¡Álex es mío! ¡MÍO!

Efe, la maternidad es lo más bonito que le puede pasar a una mujer. Es obvio que dios era un misógino de cuidado. ¡Ja! ¡Seguro que a las monjitas de mi cole se les acaban de poner todos los pelos de punta!

 
At 22 November, 2012 16:43 , Blogger Efe Morningstar said...

Ana María, ¿los feos? ¿¿Lo cualoqué??

Álex, las madres sexis son como los anacardos dorados de las Hespérides, sólo existen en tus sueños de postadolescente polucionante.

JJ, oh, VAMOS, tú TAMBIÉN piensas lo mismo. No puedes negarlo.

Bimbim, tener hijos adolescentes convalida trabajar en una mina de azufre asiática de sobras. No me digas que no lo sabías.

Micro, exacto.

Goe, no seas mala, las monjitas ya no se dejan crecer el bigote como antes. (¿Verdad?)

 
At 22 November, 2012 17:01 , Blogger breadbimbo said...

Sofía Vergara. Fin de mi alegato.

 
At 22 November, 2012 18:35 , Blogger NáN said...

Eso pasa en la escuela elemental (hasta los 18 años). Si fueras profe de uni, no tendrías problemas.

Hace un mes, en un alarde de valentía, fui a visitar a mi retoño que trabaja en una uni del extrarradio de Europa (España sigue siendo el centro, señor mío). Me llevó a su curro, vi abajo unos jovencitos la mar de agradables que con una cassete bailaban hip-hop (exactamente igual que los deheredados de la tierra, salvo que estos lo hacen debajo de un puente en lugares a los que solo llegan los autobuses verdes).

Le pregunté, ¿qué tal los chicos? Y me respondió: "¿Te refieres a las cucarachas? No distingo una de otra".

Ay, Efe, en un sitio así serías feliz, puedes imaginar que son hijos de un coco y una plancha de las de carbón, porque JAMÁS conocerás a los padres.

 
At 22 November, 2012 21:05 , Blogger Efe Morningstar said...

Bimbim, eso no es un alegato, eso es deseo constreñido.

NáN, hace un par de años mi señor padre me contaba que una madre había ido a hablar con él porque su hijo... Y mi padre, ojiplático, diciéndole a la señora que su hijo, que estaba sacándose el bachillerato por las tardes, tenía 26 años y era mayor de edad, por lo que no sólo no tenía sentido que le hablara de cómo iba en el colegio sino que además era absolutamente ilegal.

Si en la universidad no hay aún padres que PRETENDEN hablar con los profesores démosles cinco añitos a lo sumo.

¡El mileniarismo va a llegar! (Para ayer...)

 
At 22 November, 2012 21:10 , Blogger Er-Murazor said...

Yo alguna vez le he dicho a alguna madre lo de "yo estaré a su hijo cuatro o cinco horas por semana durante dos o tres años, pero usted lo va a tener par toda su vida. Usted verá cómo lo educa."

Me han dicho que cualquier día de estos me meto en un jaleo por ser tan explícito, pero es que tampoco es plan de terminar ulceroso. Lo utilizo sólo cómo último recurso.

 
At 22 November, 2012 23:47 , Blogger ca_in said...

¡Huy, qué tarde llego!
a) Ese niño está preparándose para anunciar a Matutano.
b) De adolescente está estrangulando a su madre (que no le llegan los pies al suelo).

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home