cabecera

Miscelánea.

Wednesday, December 12, 2012

Lincoln Cazavampiros y El capital

Lincoln Cazavampiros es, sin asomo de duda, una de las películas de vampiros más aburridas que he visto en muchos años. Es decir, más aburrida que la más aburrida de las películas de Crepúsculo o Underwolrd. No sólo eso, además de aburrida es necia y ridícula.

Es necia porque se saca de la manga unos vampiros que apenas son unos monstruos genéricos sin atisbo de carisma. ¿Qué sentido tiene salirse completamente del canon vampírico si no es para violarlo y darle la vuelta?

Es ridícula porque el cursillo de cazavampiros yedi que recibe Lincoln es propio no ya de la serie B sino de las películas que Jackie Chan no hacía en los ochenta porque le daba vergüenza. Si uno va a convertir a un presidente americano en héroe, es decir, si uno va a lanzarse de cabeza en la farsa, ¿qué menos que pilotar un caza junto a un borracho semirrehabilitado y salvar al mundo?

Es aburrida porque carece de ritmo, porque no sabe reírse de sí misma, porque no tiene humor, emoción ni aventura. ¿Es posible malgastar el mito vampírico de esta manera? Claro que sí, se ha hecho otras veces. Pero, ay, malgastar un hacha-escopeta de forma semejante, ¿podemos perdonar eso? Yo voto no.

La Épica Garrafón, señores, no es tan fácil como parece. Menudo drama.

PeT

El capital, de Costa-Gavras, el Otro Cineasta Rojo, es una comedia cínica, sin chistes, malvada y muy divertida. La historia es sencilla: Cuando el presidente de un gran banco francés enferma, la junta de accionistas da su puesto a Marc Tourneil, un personaje gris, inofensivo y manejable con la esperanza de convertirlo en un hombre de paja que sirva de transición hasta la elección del presidente definitivo. Lo que ocurre es que Tourneil tiene sus propios planes y desde luego no es inofensivo, gris ni manejable.

Tourneil, digámoslo pronto, es un hijo de la gran puta, al igual que el resto de accionistas, especuladores, banqueros, políticos y empresarios que desfilan por la película. Todos son despreciables sabandijas en las que no se puede confiar. Todos tienen una agenda propia (a excepción tal vez de los idiotas) y ninguno tiene reparos en arrasar con cualquier cosa que se interponga entre ellos y el poder. Es decir, entre ellos y el Dinero Con Mayúsculas.

La historia transcurre entre traiciones, fraudes, sobornos, abuso de información privilegiada, manipulaciones y puterío. Todo tanto más divertido cuanto más real y espantoso resulta. Me lo he pasado teta.

PS: En Lincoln Cazacosas los vampiros wannabes no pueden matar a otros vampiros. Esta es sin duda la gran aportación de la película al universo... Y es una estupidez como un piano de grande.

Labels: ,

8 Comments:

At 12 December, 2012 09:26 , Blogger Microalgo said...

De entrada, no dan muchas ganas de ir a verla, no. La de Gavras sí que toca (y a la parienta le apetece) (lo que es un agavrante).

(Le paso mi correo particular al que quiera vituperarme por ese último juego de palabras).

 
At 12 December, 2012 11:44 , Blogger Miss Hurry said...

Ni sabía la existencia de la de los cazavampiros, pero vamos... fuiste a verla para destriparla, porque qué ibas a esperar... ¡confiesa!
El capital sí me gustaría verla, pero seguro que en los cines de aquí prefieren dejar una semana más Amanecer II por si alguien no la ha visto todavía antes que poner una novedad aunque sea menos comercial. Sobs.

 
At 12 December, 2012 12:43 , Blogger Ana María said...

La segunda tengo ganas de verla, estoy muy por el cine negro y los hijos de puta con traje y corbata. La primera la tengo descargada, a ver si saco un día de "no hay nada en la tele" y la veo, bajo los efectos de algún tipo de droga.

Desde aquí aprovecho para lapidar con pan de leche a Microalgo por ese espantoso juego de palabras. Mereces otro par de calcetines de lana (de los que pican) por Reyes xDD

:*

 
At 12 December, 2012 13:15 , Blogger Álex Esteve said...

La de Lincoln tiene pinta de ser peor que Priest.

 
At 12 December, 2012 15:09 , Blogger bequipequi said...

La primera parece infumable y la segunda seguramente de mucho pensar, no estoy últimamente mucho por pensar, estoy sobresaturada y necesito aplanar el encefalograma... La apuntaremos en la lista "para cuando esté de humor"

 
At 12 December, 2012 17:15 , Blogger breadbimbo said...

Priest la de los curas gays? que esa es mala? el recuerdo que hay en mi mente dice que era buena.

 
At 12 December, 2012 21:52 , Blogger ca_in said...

La sorpresa es que hayas tardado tanto en ver la de Lincoln. ¡La estrenaron este verano!

 
At 12 December, 2012 22:35 , Blogger Efe Morningstar said...

Micro, mereces la muerte o, peor, una segunda parienta.

Caín, es que la he visto de casualidad. Quedé con unos colegas y, tras ver cómodamente en la tele En compañía de lobos, que es excelente, alguien pensó que era buena idea ver la de Lincoln, que casualmente alguien había descargado. Sufro mucho. No nos dormimos porque somos HÉROES.

Missurri, El capital, como no te la descargues... No creo que haya muchas copias circulando por el Profundo Sur, la verdad.

Ana María, la primera no es para verla ni una sobremesa del sábado, no te digo más. La otra es muy divertida, ve a verla, tía vaga.

Álex, Priest es MUY MALA en general pero aun así es DIVERTIDA y CHUSCA. Caramba, al menos el diseño de producción y los actores molan. Es mil millones de veces mejor que Lincoln. Ni punto de comparación.

Bequi, en la segunda no hay nada que pensar, está todo muy mascadito. Es malvada, tendenciosa, partidista y aviesa. Muy divertida. Ve a verla.

Bimbim, muy bien, muy bien, tú sí que tienes CRITERIO, CON MAYÚSCULAS.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home