cabecera

Miscelánea.

Friday, May 10, 2013

Diagnósticos paralelos

Tal y como había adelantado esta semana se han realizado las pruebas de diagnóstico. El lunes llegaron unas cajas preciosas con un montón de cuadernillos y durante tres días los profesores han ido dándolos a los alumnos para que los rellenen.

Es decir, igual que todos los años, salvo por el detallito de que esta semana había convocados tres paros parciales y una jornada de huelga que han hecho que el cerebro de los infantes se ilumine con un gran letrero de neón: VACACIONES. Es decir, que la mitad (grande) de alumnos se ha quedado en casa durante las pruebas y que algún profesor, secundando los paros, ha pasado de ellas. En general podríamos decir que este año las pruebas de diagnóstico van a quedar muy deslucidas.

Una pena mora, claro.

Además de las dichosas pruebas también hemos pasado a los chavales unos cuestionarios sobre sus hábitos de lectura, estudio, ocio, etc, que han realizado sin apenas quejarse con la lucidez habitual. Como ya digo, esta semana ha sido peculiar: el martes, por ejemplo, de treinta alumnos matriculados sólo once hicieron las pruebas de diagnóstico. Los cuestionarios personales los pasé el miércoles tras el recreo, asegurándome así una asistencia altísima de veintiún alumnos.

De ellos, uno me devolvió el cuestionario equivocado, dirigido a sus padres, por lo que sólo he podido cotillear analizar los resultados de dos tercios del grupo. Los dos tercios más aplicados, he de indicar, de modo que los resultados que comentaré a continuación están profundamente sesgados.

Vamos, que falta el lumpen.

Los alumnos leen muchísimo.


El cuestionario distinguía entre cuatro frecuencias lectoras: nunca o casi nunca, una o dos veces al mes, una o dos veces a la semana y casi todos los días. Además diferenciaba entre la lectura de periódicos, revistas, cuentos, tebeos y libros. Lo que no atendía en ningún apartado era la cantidad bruta de lo leído. No es igual leer cinco páginas cada día que trescientas cada martes, pero en eso no entra en ningún momento la administración, imagino que porque no se les ha ocurrido.

De esos cinco grupos, lo que más leen los alumnos es libros. Increíble. Cualquiera sabe si es cierto.

Pero no leen tebeos.


Hago hincapié en que faltan los resultados de diez alumnos. Dos abandonaron los estudios antes de semana santa así que ya no existen. Una traspapeló sus resultados. Los siete restantes son carne de hamburguesa con piernas. Yo diría que sólo leen las etiquetas del champú cuando están atareados en el baño pero, ah, misterio.

Además de la lectura el cuestionario preguntaba a los chavales por el tiempo que empleaban viendo televisión y jugando a videojuegos. A la caja tonta la mitad de los alumnos dice dedicar menos de una hora al día y el resto dice no llegar a las tres horas. Es decir, que grosso modo los chavales ven dos horas y media de tele al día. En cuanto a los videojuegos, la mitad vuelve a declarar que no dedica ni una hora diaria, un cuarto admite que no llega a las tres y el resto dice que entre tres y cinco horas al día.

Estos últimos no deben de estudiar mucho, imagino. ¿Cuántas horas tiene un alumno de secundaria para sí?

Ocho horas de sueño. Dos horas de ir y venir al colegio. Seis horas aguantando clases. Tres horas entre comida y cena. Quedan cinco horas justas para relacionarse, leer, jugar, ver películas, asistir a clases particulares y pegarle al gafas de la clase.

Ahora bien, esos alumnos que ni ven la tele ni juegan a videojuegos ni leen. ¿Qué hacen? Pues no lo sabemos porque los genios que hacen estos cuadernillos aún no se han enterado de que lo que hacen los chavales con sus móviles y ordenadores no es ver películas, jugar al tetris ni descargarse música: simplemente hacen el tonto en las redes sociales (como todo hijo de vecino) o bien se dedican a chatear con programas de mensajería.

Eso tendrían que haber preguntado:

¿Cuántas horas dedicas al día a las redes sociales y a chatear?

Pero no hay manera, siguen actualizando los cuestionarios con media generación de retraso.


PS: En realidad también dedican tiempo a jugar al Pou y desafíos intelectuales semejantes.
PPS: Siendo osados y asumiendo que la carne de hamburguesa no lee podemos imaginar que el porcentaje real de chavales que lee diariamente (lo que sea) no es del 50% sino de un más humilde 35%. También, con el mismo razonamiento, podemos suponer que no leen tebeos a diario un 10% sino un 7%. Eso ya parece más razonable, ¿verdad?
PPPS: Si un 7% lee tebeos con trece años, ¿cuántos los seguirán leyendo con treinta? Hala, a llorar.


Labels:

12 Comments:

At 10 May, 2013 09:14 , Blogger Totoro said...

Efe...querido... los tebeos están en horas bajas... en realidad siempre han estado en horas bajas desde que al menos yo los conozco. Yo era el"extraño ser" de la clase (por otra parte adorable, claro) porque mi tio me pasaba tebeos de la Marvel y de Conan... en fin...
Sip... en los ministerios misteriosos lo de la redes sociales no se lleva mucho... claro como pierden los Ipad y demás chismes que pagamos a escote con taaanta alegría... angelitos!! no le dan importancia a esas cositas, vaya.
EFE... viernesssss... POR FINNNN!!!! (he sobrevivido... yipiii)

 
At 10 May, 2013 09:58 , Blogger Goethita said...

Totoro, Efe, yo no tengo ni idea del tema tebeos, pero tenéis suerte, eso no me va a impedir opinar sobre el tema.

Según mí humilde (JAJAJA, humilde...) entender, los tebeos están "más de moda" que antes. Mucha gente que nunca había mostrado ningún interés (es más, los veía como algo negativo: es de frikis, es de niños, son una chorrada...) ahora comienza a echarles un vistazo. Y eso se nota en que, por ejemplo, antes en El Corte Inglés (para mí ECI es un reflejo estupendo del lumpen medio) había algún tebeo escaso y ahora ¡¡TIENEN UNA SECCIÓN COMPLETA!!

Obviamente este hecho presagia la inminente decadencia y posterior desaparición de la civilización occidental. ¡AL FIN!

 
At 10 May, 2013 10:11 , Blogger Ana María said...

Que los niños leen... Joder, mentiras y gordas. A no ser que ellos consideren leer el LIBRO DE TEXTO que usan en clase como lectura de libro. Y si es así, demostrarían más inteligencia que la administración en sí, lo cual, por otro lado, no es muy difícil, contando las preguntas que hacen...

Mátalos a todos, que no sufran más.

:*

 
At 10 May, 2013 13:54 , Blogger Àlex Esteve said...

Esta claro que hoy en día leer tebeos es mucho más de intelectuales que leer libros. ¿Que libros pueden leer, 50 sombras?

 
At 10 May, 2013 14:30 , Blogger Miss Hurry said...

Totalmente de acuerdo con Ana María y con que los resultados serían diferentes si se pusiera lo de las redes sociales, aunque igual estar leyendo la tontería de turno en tuenti lo consideran leer, que todo puede ser. Por cierto que tendrían que poner "tuenti" y no "redes sociales" porque seguro que no sabrían lo que es.

 
At 10 May, 2013 14:42 , Blogger Óron Mornen said...

Bah, son muggles. Por mi como si se masturban con un martillo.

 
At 10 May, 2013 16:34 , Blogger ca_in said...

¿Qué hace Brie con camiseta de Charlie Brown?

 
At 10 May, 2013 21:43 , Blogger Pétalo said...

Bah, nunca he entendido a dónde quieren ir a parar con este tipo de encuestas. Cuando me las hacen a mí me cuesta la misma vida responderlas. Al menos responderlas de manera que realmente reflejen lo que hago. Digo yo que cualquier persona normal hace cosas diferentes cada día y cada semana. Y que no va midiendo el tiempo de cuanto le dedica. Igual una semana veo muchisima tele y la siguiente no piso mi casa. Una semana soy vigorexica y otra no. Así que no me creo nada, basándome en mi experiencia, esos cuestionarios son TODO MENTIRA.

 
At 11 May, 2013 05:41 , Blogger Marta said...

No pierdas la esperanza, yo descubrí los tebeos a los 16 años o por ahí, por un amigo que me empezó a pasar cositas. Y como dicen por ahí arriba, ahora están más de moda que antes.

 
At 11 May, 2013 12:20 , Blogger Efe Morningstar said...

Totoro, no, si tebeos no lee nadie, pero me picaba la curiosidad saber cuánta gente era "nadie". Lo de las redes sociales sigue sin entenderse. Parece que esos ancianos que nos gobiernan no han visto jamás niños fuera de su jaula.

Goe, lo de ECI es sintomático. ¿Hay ya porra sobre cuánto tiempo va a durar la moda? De todos modos la gente no lee tebeos ni por moda, lee... Novelas gráficas.

Hay que joderse.

Ana María, es que en "libros" entra cualquier cosa, sí, pero es que además las preguntas están mal hechas. Tendrían que haber distinguido entre unas lecturas y otras. La frecuencia lectora tiene sentido con periódicos y revistas, pero lo más razonable es preguntar cuánto se lee, por ejemplo al mes. Si un niño lee un libro al año, por ejemplo porque se lo mandan en el colegio, igual su frecuencia lectora es diaria (o casi), pero no está leyendo nada de nada.

Álex, no digas bobadas, ahora lo que hay que leer es el Deuteronomio y el Levítico.

Missurri, no entiendes nada: tuenti ya no está de moda, eso es de niñatos. Ahora hay que tener twitter.

¡La cantera de Masaenfurecida está asegurada!

Óron, cuando luego te quejes de que no se dedique dinero a investigación recuerda que es LA GENTE (¡esta gente!) la que vota a los partidos que nos gobiernan.

Pétalo, no son mentira, son un desastre porque están mal hechos y nadie se los toma en serio. (Y no puedes ponerte como ejemplo de normalidad, que sé que lo estás haciendo astutamente para engañar al resto de lectores).

Marta, por dios santo, se nota que tienes doce años. La gente de mi generación dejaba de leer tebeos a los dieciséis (o a los once o trece, más bien), cuando empezaban a tener picores y empezaban a ver Spiderman como un cretino con mallas (cosa que es).

 
At 13 May, 2013 10:54 , Blogger Microalgo said...

Los tebeos eran baratos.

Los de ahora se llaman "cómics", y son LA HOSTIA de caros.

 
At 15 May, 2013 15:34 , Blogger Marta said...

Spiderman siempre me ha caído mal, en eso te doy la razón.

Ay, ojala tuviera 12 años...

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home