cabecera

Miscelánea.

Monday, November 11, 2013

Adèle, Ender

Dos películas que no tienen nada que ver, siendo ambas adaptaciones. Una de un tebeo, otra de un libro.

La vida de Adéle, de la que todo el mundo habrá oído por sus escenitas subidas de tono, cuenta el primer amor de una chica. Adèle es una adolescente ligeramente inadaptada que está viviendo la vida que se espera de ella, rodeada de unos compañeros de clase absolutamente normales (y por tanto imbéciles) con los que no es capaz de hablar de lo que piensa o siente. Un poco por casualidad conoce a una chica algo mayor, lesbiana, con la que conecta y de la que se enamora.

Si Adèle vive en un empanamiento continuo, es dulce y avanza a pasitos indecisos, Emma es independiente, dedidida y coge lo que quiere. Se cruzan, se enamoran y son felices durante el tiempo en el que lo son. Cuando las cosas se enfrían y empiezan a verse las costuras de la relación, las grietas aparecen y se ensanchan. Además de tener caracteres opuestos las dos chicas provienen de estratos socioculturales diferentes, alienígenas, que apenas se entienden bien uno a otro. Mientras Adèle es feliz con su vida y su trabajo y no ve más allá Emma se siente incómoda, hasta se avergüenza de que su novia no esté a la altura (artística) de (los snobs de) sus amigos.

Luego llega la ruptura, el infierno y todo lo demás.

Quitando las escenas de sexo, banales y aburridas, que sobran casi completamente, la película es un drama bien dirigido que sortea pequeños momentos de felicidad. Las actrices están estupendas y la película encantará a los seres humanos con sensibilidad que disfruten con los desvaríos emocionales ajenos. No es mi caso.



El juego de Ender no está mal ni bien. La novela de Card en la que se basa es más redonda y mantiene mucho mejor la tensión y el interés en el protagonista. La película, lamentablemente, sitúa más el punto de vista en los comandantes que en los cadetes, explicando demasiado qué ocurre y por qué aquellos toman las decisiones que toman. Contada de ese modo la historia se desinfla y no pasa de ser un entretenimiento más. Habría sido mucho mejor centrarse en Ender y vivir con él su accidentada aprendizaje en la escuela de batalla.

Los chavales, estupendos. Una pena de todos modos que hayan crecido para ser más comerciales y la historia menos incómoda. Estas gilipolleces de Hollywood pueden ser a veces crispantes. En resumen: simpática y, probablemente, un fiasco en taquilla. Una pena, porque habría estado bien que rodaran La voz de los muertos... Que desastre un fiasco comercial independientemente de lo buena que fuese.

Labels: ,

10 Comments:

At 11 November, 2013 08:52 , Blogger Microalgo said...

¿Ya la ponen, El juego de Ender?

Porque hay que ir a verla, in any case.

 
At 11 November, 2013 09:45 , Blogger Inés said...

La vida de Adèle me da un poco de pereza por lo larga que es. Aunque el cómic está en mi lista de "comprar un día de estos".

Sobre Ender... Yo hago boicot. No quiero que ni un céntimo de mi dinero vaya a financiar las campañas contra los gays que financia Card. Y aunque digan que ya ha cobrado todo, que no cobrará royalties, el hecho de que siga siendo el productor, hace que les crea poco, la verdad. Así que me la bajaré, sí. Pero tengo muy pocas esperanzas por todas las críticas que he leído. Con lo muchísimo que me gusta el libro...

Y creo que he leído por ahí que como la peli no está funcionando, están planteándose hacer las continuaciones en TV. XDDD

 
At 11 November, 2013 10:43 , Blogger NáN said...

A mí me gusta mucho la chica que hace de Emma. Con deciros que he arrancado de un marco un grabado original de Tapies y he puesto la portada del último fotogramas, está dicho todo.

Eso sí, el tema de la peli, por causa de mi religión, que dice que las emociones son el sudor pestilente del cerebro, me impide ir a verla.

La otra no iré a verla porque sí.

Me gusta sacarlas del vídeoclub y verlas en casa fumando, poniendo el acelerador a las escenas de cama y a las persecuciones de coche. O parándola cuando quiero hacer pis. Hay veces que tardo 7 minutos en ver una peli de 90.

 
At 11 November, 2013 15:49 , Blogger bequipequi said...

lunes y reseñita dan pereza infinita...

 
At 11 November, 2013 15:51 , Blogger bequipequi said...

ninguna de las dos me ha llamado mucho la atención, BTW, creo que estas no las apunto a la "listaquenoparadecrecer"

 
At 11 November, 2013 17:29 , Blogger ca_in said...

Adèle es un Brokeback Mountain con señoras. Es decir, una historia de amor algo tópica con protagonistas del mismo sexo. Aunque le concedo que tiene buen ritmo y no noté esas tres horas que dura.

El juego de Ender está en mi lista de películas que no se deberían haber realizado. A menos que se me aconseje mucho y bien, no creo que la vea hasta que me la encuentre en la biblioteca y no tenga ganas de rebuscar más.

 
At 11 November, 2013 21:48 , Blogger Efe Morningstar said...

Micro, la ponen, la ponen. Yo he ido a verla por curiosidad.

Inés, si tuviera que boicotear a gente de Hollywood por sus desmadres ideológicos pues, directamente, sólo vería las pelis que van a Sundance, las de Woody Allen y las de Eastwood. Card, tanto si cobra como si no, no creo que se lleve un chavo: nadie está viendo la película. Demasiado que no va a tener que abonar las pérdidas de su cartera.

Pero tú tranquila, siempre puedes descargártela, no dejarle dinero y satisfacer tus ansias frikis.

NáN, sí, te entiendo, es una chica interesante, mmmm, tiene un algo. (Eres un cochino y vas a ir al Infierno, desde luego, pero lo pongo entre paréntesis porque así me aseguro de que no lo lee nadie).

Bequi, está claro que sigues dedicándole demasiado tiempo a tu vida personal. Es una locura, se empieza así y se acaba teniendo nietos y una hipoteca, más o menos en ese orden.

Caín, bueno, en Adèle el punto vital de la chica es muy distinto a la de los tíos de BM. Tampoco están en las mismas circunstancias. Adèle no tiene demasiados problemas por ser lesbiana (aunque lo oculta en ciertos círculos), mientras que para los vaqueros es impensable mostrarse en público. Éstos, por su parte, son adultos; Adèle es una adolescente. La película francesa es una historia de amor real, cutre, fallida. La de Ang Lee es un amor imposible, ideal... Y un desastre también, vale.

No veo ninguna similitud entre ambas historias, vaya.

La otra, pues eso.

 
At 11 November, 2013 22:05 , Blogger ca_in said...

No tienen en común la historia, sino el género. Ambas son películas dramatico-románticas.

 
At 12 November, 2013 13:20 , Blogger Goethita said...

Me apunto La vida de Adele. ¡Soy un ser humano con sensibilidad! ¡LO SABÍA!

(La de Ender... pufff... me gustó mucho el libro, así que huelo la decepción y el cabreo desde aquí. ¡Es culpa de mi tan demostrada sensibilidad!)

 
At 29 November, 2013 11:15 , Blogger Goethita said...

Una vez vista la peli, tengo que reconocer que a mí me pone más Adele, me parece übersexi. Eso sí, admito que Emma es mucho más atractiva e interesante.

Yo no creo que sobren las escenas de sexo. He leído por ahí que el director es muy dado a ellas, pero en esta película me parecen fundamentales para explicar la relación entre ellas. (Bueno, igual no hacía falta que fueran tantas o tan largas). Es una película que, si te dejas, te hace vivir la relación y los sentimientos de las protagonistas. ¡Y el sexo es una parte VITAL!

SPOILERS

Me parece brutal una de las escenas finales, en el café,cuando son casi incapaces de parar de tocarse. Yo me lo creí totalmente. Esa escena, sin las previas, no se entendería igual.

FIN SPOILERS

Vale, ya podéis llamarme cochina (¡SEXO SÍ! jijjiji)

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home