cabecera

Miscelánea.

Tuesday, December 31, 2013

La Desolación de Smaug

La desolación de Smaug es, como adaptación, una breva, como película, una ruinita y como divertimento, aceptable. Es decir, es una continuación coherente de la primera película de El Hobbit. Aunque Martin Freeman sigue siendo un protagonista estupendo, los enanos están fenomenal y Smaug sale muy sexi, Peter Jackson sigue fallando exactamente en lo mismo de siempre: no sabe cortar escenas, no tiene pulso narrativo y no distinguiría una elipsis de un orco ni aunque éste le estuviera cortando las piernas a machetazos.

Si hay dos escenas realmente espantosas en la película, son la del escape del Bosque Negro y la del enfrentamiento con Smaug.

En la primera los enanos huyen de los elfos a la vez que luchan con orcos. Sí, en la novela hay una escena semejante pero sin la persecución, sin orcos, sin elfos, sin pelea de videojuego, sin durar una eternidad y sin enanos actuando como si estuviesen en la pista central del Circo Prince.

En la segunda dicha actuación se repite, con el agravante de que el director decide enmendarle la plana al escritor y cambiar por completo la historia, robarle protagonismo a Bilbo (¡su gran momento, el que da sentido a que esté en esa aventura y dé nombre a la historia!) y cedérselo a Thorin y su Grupo de Saltimbanquis con Hachas. No es que no apreciemos a los enanos, somos fanes irredentos, pero quitarles su recia dignidad no mejora la historia.

Jackson añade a la historia un par de morcillas gigantescas que no me molestan por sí mismas. Tenemos por un lado la historia de amor entre razas, que no es nueva dentro del mundo de Tolkien y me parece una buena idea (que luego cuente todo mal es otra historia). Por otra parte tenemos a Luke Evans haciendo un Bardo con personalidad y contexto, una mejora respecto de la novela, donde toda su aparición resulta anticlimática y descompensa la historia, al ganar protagonismo de golpe alguien a quien el lector no conoce. Desde luego todo el rollo de las flechas negras es supérfluo y estúpido, pero es que Jackson es incapaz de hacer dos cosas bien seguidas.



Por cierto que aparece Sauron en Don Guldur. Esto lo cuenta Tolkien muy de pasada en El Señor de los Anillos, concretamente en dos frases perdidas en alguna parte, pero está incluido en la película por necesidades cósmicas: Jackson no está rodando dos sagas, está rodando disimuladamente La Historia de la Tercera Edad. Cualquier día de éstos decidirá que es una buena ida rodar el Valaquenta, los primeros picores de Ilúvatar, la historia de los Silmarils o la historia de los hijos de Hurin y hará diez o doce trilogías más, en lugar de llevar la idea a la HBO o a cualquier otra cadena con ganas de vender deuvedés y dedicarse únicamente a la producción, que es lo que haría un flojo como yo.

En fin, película entretenida, especialmente para los fanes con ganas de quejarse, nada más.

PS: La elfa pelirroja, muy mona, casi logro olvidar que es la petarda morena que salía en aquella serie tan lamentable que le gustaba a tanta gente sin criterio.

Labels: ,

11 Comments:

At 31 December, 2013 18:44 , Blogger Holden said...

Yo si la veo, será en inglés por oír a Cumberbatch como dragón malote.

Por otra parte, no entiendo que a la gente le guste la trilogía original y no esta... son igual de pesadas. Eres la primera persona que veo hablar mal públicamente de Jackson como director. A mí me destroza particularmente su manía de rodar las escenas de lucha a unos centímetros de la cara de los protagonistas para dar dinamismo, rapidez, fluidez, y realidad a las batallas, consiguiendo que no te enteres de nada.

 
At 31 December, 2013 18:45 , Blogger Holden said...

Y feliz año nuevo, por cierto.

 
At 31 December, 2013 20:44 , Blogger ca_in said...

Eliges el momento de actualizar con el ritmo narrativo de Jackson.

¿Martín-Bilbo o Martín-tesoro?

 
At 01 January, 2014 14:36 , Blogger Miss Hurry said...

Pues no sabía si ir a ver ésta o la de los samuraises... después de esto ya lo tengo claro (aunque no renuncio a verla, que lo haré).
Muy mono el cocodrilo ese dorado que has dibujado :p

 
At 01 January, 2014 23:00 , Blogger Pal said...

Miss, chiquilla, no es un cocodrilo. ¡Es un caimán!

Efe, se te olvida lo más importante del truño. Legola se ha comido a su madre! Y sí, la de Lost es horrible, pero BARDO es necesario.
Es más quiero una trilogía sobre él Ya. Y que salga desnudo, ya puestos...

 
At 02 January, 2014 14:42 , Blogger Àlex Esteve said...

Pues yo no he ido a verla porque paso de gastarme dinero para una peli con la que sé que no voy a acabar contento.
Ya la veré en Cuatro cuando la echen.

 
At 02 January, 2014 14:44 , Blogger Àlex Esteve said...

PS: El señor de los anillos no lo he leído, igual por eso me gustan las películas. El Hobbit si que lo he leído, seguro que si no lo hubiera hecho me gustaría.

 
At 03 January, 2014 19:54 , Blogger Gárgamel said...

Estás actualizando en vacaciones. ¡Esquirol! Me apunto a la trilogía sobre Bardo, seguro que se me hace menos eterna que ésta.

 
At 04 January, 2014 23:05 , Blogger Efe Morningstar said...

Anda, si no he mirado nada...

Gárgamel, he actualizado poquísimo, no tengo nombre. Si Jackson hace otra trilogía me muero. O lo matamos. Lo que sea más barato.

Álex, no has leído ESDLA, ¿de dónde has salido tú? Las pelis son alimenticias y olvidables.

Holden, a mí El Hobbit me está resultando menos pesada que ESDLA, fíjate lo que te digo. Creo que cortando media hora de cada película hasta estarían bien. Y sí, de Jackson ya me he quejado antes. Es un frikazo total y eso es casi lo único bueno que puedo decir de él. No sabe qué es una elipsis, no es capaz de mantener el ritmo de lo que cuenta, no sabe qué escenas debe aligerar o potenciar para ganar en dramatismo o emoción, se limita a rodar todo lo que le parece guay sin tener conciencia de que satura, aburre y que a veces más es menos.

Me recuerda mucho a esos estudios que coloreaban tebeos para Marvel en los 90, que acababan de descubrir que tenían un software que permitía degradados, brillos y un millón de colores y se empeñaban en usar todo en cada maldita viñeta.

Le agradezco el trabajo de dirección artística, si es que es suyo, y también su interés y dedicación, pero no sabe dirigir ni tiene idea de qué es el montaje de una película.

Caín, la duda ofende, Martin Freeman.

Missurris, la de Keanu Reeves es MEJOR. No tiene ninguna pretensión, no gasta tiempo en CGIs absurdos, es divertida y no tiene tiempos muertos sin sentido.

Pal, ¿es que no conocías a Luke Evans? Creo que en los últimos años ha salido en bastantes pelis que he minireseñado. (Cochina).

No distinguiríais un dragón de una marsopa ni aunque os mordiera la rabadilla.

 
At 05 January, 2014 00:00 , Blogger Pal said...

Ahhh por eso no le conocía. Es que tus reseñas.... mmmm
¡Feliz año!

 
At 08 January, 2014 11:59 , Blogger Microalgo said...

Pues yo la vi por inercia. Menos mal que la vi solo (bueno, rodeado de niñatos que no paraban de mirar el watspapp, porque no conseguían mantener la atención ni cinco minutos seguidos).

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home