cabecera

Miscelánea.

Monday, December 2, 2013

Querido diario (II)

Tres de febrero de 2013.

Querido diario, he pasado una semana fatal. El Innombrable me mandó la semana pasada unos centollos como regalo de Reyes y me los comí todos pese a que olían fuertemente a amoníaco. Quizás no fuese buena idea decirle a Sebastian que los guardara en el cajón de la cómoda. Yo pensaba que estaban vivos pero parece ser que no. He pasado una semana pegado al retrete. Seguro que me ha envenenado. Le preguntaré a Sebastian a ver qué puede averiguar.

La rueda de prensa la di desde el servicio. Menos mal que se nos ocurrió lo de la pantalla.


Cinco de febrero.

Sebastian dice que no se llama Sebastian. También dice que en el extranjero no han comprendido mis particulares necesidades intestinales y que hay críticas. He estado leyendo ABC todo el día para comprobarlo pero no he encontrado nada. Alfred se está quedando conmigo seguro. Es un quintacolumnista.


Uno de abril.

El Innombrable me ha mandado más centollos y me los he vuelto a comer. Dos kilos lo menos. Esta vez estaban magníficos. También me ha mandado un bote de gazpacho verde muy extraño. Sabía un poco raro pero con pan ganaba mucho.


Tres de abril.

Llevo cuarenta horas en el retrete. He tenido que dormir sentado. No me explico qué puede haberme sentado mal. Tengo que decirle a Alfred que avise a los técnicos para que vuelvan a poner el croma y las cámaras en el baño. Bueno, al menos ahora llega el verano y no tendré que vérmelas más con esos periodistas durante un tiempo.


Doce de julio.

Querido diario, El Innombrable ya no me manda regalos. Creo que eso es bueno. O quizás sea malo. En otro orden de cosas, Alfred dice que tampoco se llama Alfred. No sé por qué estos mayordomos se ponen nombres tan confusos. En un par de días llega el presidente de Armenia o algo así. Después tendremos que hablar con la prensa. No me fío nada de nada.


Quince de julio.

Alberto me ha pasado la lista de preguntas y respuestas que me tienen que hacer luego. Tengo que darle la palabra a un tipo con el pelo gris y cara de cabreo. Me ha hecho un dibujo con cariocas. Alberto dibuja bastaente bien. Eso sí, me habían informado mal, el presidente que viene no es de Armenia sino de Polonia. Lo he confundido con el que viene la semana que viene, que es de Albania o de Hungaria.



Veintitrés de julio.

Son las doce de la noche. Por fin he podido meterme hoy en la cama. Ha sido un día espantoso, me he perdido la siesta y un periodista humano me ha preguntado por Bárcenas y setenta cosas más. ¿¿Dónde ha aprendido español ese tipo?? ¡Mañana mismo doy orden de que cierren todos los Institutos Cervantes de Albania, Grecia, Lituania, Letonia y Humania!

Menos mal que soy un gran estadista porque cualquier otro habría caído en el más absoluto de los ridículos. ¡Ja, aún recuerdo al Innombrable en Texas!


Dos de septiembre.

Viene Evo Morales de visita. Lo sé porque me he escrito el nombre con bolígrafo en el brazo. Evo Morales. ¿Qué nombre es ése? ¿Y de qué país viene? ¿Y por qué lleva jerséis de colores? Me han dicho que tengo que dar otra rueda de prensa pero ya llevo como mil o dos mil este año. Tengo que preguntar cómo funciona esto, seguro que hay un modo de saltárselas. Quizás podamos decir que está de paso, que es el cumpleaños de una tía suya o que viene a ver los peces del Retiro. En esos países con jerséis la gente no tiene peces ni parques del Retiro. Eso es seguro.


Cuatro de septiembre.

¡Sin ruedas de prensa, sí!


Veintisiete de septiembre.

Querido diario, me han hecho una encerrona. Me han hecho una entrevista en una revista americana extranjera de Alemania del Norte y he tenido que negarlo todo. He dejado bien clarito que no van a poder probar nada de nada porque no dejamos rastros. Y si no hay rastros no hay nada que probar y por tanto no hay delito. Y si no hay delito somos inocentes y el dinero no sale de cuentas en negro sino que es legal sólo que a lo mejor no lo hemos declarado por despiste o porque lo hemos ganado legalmente a la lotería o dando clases particulares o algo así.

Aunque está claro que hemos sido claros, por si acaso he preguntado si no podían tirar la grabación o cortar alguna preguntilla que a lo mejor ha quedado algo confusa y que podría levantar suspicacias entre los españoles. El español es un pueblo picajoso y muy cabezón. Bueno, da igual porque han dicho que no. Creo que es cosa del Innombrable, lo sé porque todo el estudio olía a centollo.


Veinte de noviembre.

¡Nos vamos a Litonia! Por fin una reunión a mi altura política. La verdad es que preferiría quedarme en casa viendo Xplora y Divinity pero no está mal viajar y hacer contactos con estos antiguos rusos que no son rusos. Creo que tendré que dar otra ruleta de prensa, eso es lo malo, creo que los periodistas españoles me ha seguido hasta aquí. No sé si Eusebio se acordará de darme las preguntas y las respuestas, últimamente lo encuentro algo ausente.


Veintinueve de noviembre.

Esta vez ha venido Hollande. Es el tercer o quinto presidente que me visita este año. Le he visto mala cara pero no olía a marisco. Es extraño. Hemos hablado mucho del AVE que pasa por Barcelona. Cuando he dicho que también podrá ir de París a Madrid ha movido la cabeza un poco de cualquier manera y ha mascullado algo ininteligible. El intérprete no ha dicho nada así que igual era tos. Luego ha habido otra rueda de prensa. Qué pesados son. Eusebio me pregunta si sólo pienso dar ruedas de prensa cuando tenga visitas extranjeras. Es un deslenguado. Tengo que prohibirle que escuche tanto la COPE.


Dos de diciembre.

Eusebio dice que tampoco se llama Eusebio.

Labels: , ,

11 Comments:

At 02 December, 2013 09:05 , Blogger bequipequi said...

No has captado en absoluto la esencia de nuestro amado líder, sale de lo más favorecido...

Por otra parte... a ver si se pira a visitar a sus amiguitos del extranjero y se olvida de volver (no caerá esa breva)

 
At 02 December, 2013 10:22 , Blogger Àlex Esteve said...

¡Ahí va! no sabía que habían sido dos las ruletas de prensa vía plasma

 
At 02 December, 2013 12:31 , Blogger Ana María said...

Cada vez que leía lo del Innombrable, era como leer Harry Potter, PERO NO, que aquí no tenemos red Flu y nos zampamos los atascos ¬¬U

:*

 
At 02 December, 2013 12:49 , Blogger Miss Hurry said...

Si hicieras uno con el diario de Gallardón, propondría que se incluyeran en los libros de historia venideros. Un resumen perfecto de lo que ha sido este año para el presidente de esta nuestra Ejpaña.

 
At 02 December, 2013 13:05 , Blogger Microalgo said...

Es lunes y me duele mucho la mente. No, la cabeza no: la mente.

 
At 02 December, 2013 13:37 , Blogger JJ said...

Xplora y Divinity, ahí te has pasado... Ahora me has hecho imaginar a Rajoy viendo programas de empeños toda la tarde.

 
At 02 December, 2013 17:46 , Blogger ca_in said...

Si en vez de ruletas de prensa fueran piruletas de prensa (a ser posible de Hello Kitty), todo sería mucho más bonito y agradable para Marianico.

 
At 02 December, 2013 20:14 , Blogger Efe Morningstar said...

Bequi, la esencia, la esencia, ¿qué es eso? ¿Te has vuelto mística? ¿Jesuita? Lo he pasado por el filtro de monez que imprimen mis monitos más adorables, desde luego, pero es que mi contacto es así de mágico.

Otra cosa es cuando salga en Subnormales Anónimos o similar, claro. Ahí rebozo en bilis un poquitín.

¡Álex, claro! Debió de cogerle gusto al miedo escénico o bien, hipótesis que me gusta más, tenía una cagalera colosal que le impedía ponerse salir a la calle sin dodotis. Yo, desde luego, me quedo con esta hipótesis y rechazo otras sin duda más prosaicas.

Ana María, anda ya, Voldemort da menos miedo que un yogur caducado. Nuestro Innombrable, sin embargo, lo imagino perfectamente capaz de despellejar bebés y usar su piel para hacerse unos guantes.

Missurri, Gallardón lleva todo el año rezando a la espera de la Señal Divina que le dé el pistoletazo de salida a su ley antiabortista.

O, en román paladino: ya verás que la sacan justo cuando vuelva a subir el paro un poquitín. Así, a río revuelto, et cetera, et cetera.

Microalgo, eso de la mente me suena a que usted toma pocas pastillas. No tenga miedo, abrace al Dios Analgésico como a ningún otro. Y tome café, el café es mano de santo.

JJ, pues sí, ése es uno de los programas que tenía en mente. También el de cazadores del pantano. No sé, me llamaban mucho. Ya sabe cómo es esto: las voces dicen cosas y yo tomo nota.

Caín, no digas bobadas, a Marianico no se le levanta ya su piruleta de prensa ni con enemas de castaña.


 
At 02 December, 2013 21:04 , Blogger Holden said...

Tendría que concederte una entrevista Jordi Évole para que le cuentes tu visión del mundo xD

Y al margen y con un poquito de retraso: gracias por el aporte de Nimona. Ya me he puesto al día, ¡es simplemente genial!

 
At 02 December, 2013 21:52 , Blogger Gárgamel said...

Espero que cuando dentro de unos años le de por escribir sus memorias te contrate de "negro". Saldrían mucho más realistas

 
At 03 December, 2013 11:17 , Blogger Microalgo said...

La última vez que me tomé un café me apunté después a un gimnasio. En serio.

Quite, quite.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home