cabecera

Miscelánea.

Thursday, January 23, 2014

Lobos, piratas, detectives, mosqueteros y canadienses

El lobo de Wall Street es la última película de Scorsese con Di Caprio y cuenta, con tanto cariño como mala baba, la ascensión y (algo menos) la caída del protagonista, Jordan Belfort, un estafador amoral con corbata. Encantador, egoísta y absolutamente fusilable, Belfort se hace millonario vendiendo aire a gente sin formación (esto en España no pasa, ¿verdad?), quema el dinero en orgías, lujos y drogas y acaba como tiene que acabar: millonario y pactando con la justicia para pasar el menor tiempo posible en una cárcel para millonarios y demás enchufados.

Pasada de rosca, obscena, excesiva, es un no parar de diversión. La mejor escena, no obstante, la roba Matthew McConaughey al inicio de la película y marca toda la historia: un bróker es alguien que gana dinero en metálico moviendo el dinero sobre el papel de inversores que no pueden importarle menos. Muy recomendable para cínicos y gentes de mal vivir (a algunos hasta les corroerá la envidia); la gente concienciada y sensible mejor que se abstenga y se quede en casa.

Premio Especial De La Noche para esa madre que fue con sus dos hijitos de seis u ocho años a ver la película. Cinco minutos duró, justo hasta la escena del culo, la puta y la cocaína. Viva.


Ahora vamos con las series:

Bitten es un horror sobre hombres lobo. No se acerquen. ¡Atrás, atrás!

Black sails arranca varios años antes de que Long John Silver fuese el mejor pirata del universo, en los tiempos en que era un novato embarcado con el capitán Flint y cualquiera valía tanto como su sable. Curiosa, muy bien realizada y con un montón de piratas, putas y más piratas haciéndose la vida imposible unos a otros. Me declaro fan inmediato del concepto y sólo espero que no les salga un espanto. El piloto es una presentación de personajes y poco más, habrá que ver cómo sigue.

El opening es una chulada, por cierto.

True detective está protagonizada por Woody Harrelson y Matthew McConaughey, que son un par de detectives de homicidios que investigan un caso bastante especial que, años más tarde, parece seguir abierto. El primero un hombre sencillo, de familia, convencional; el segundo un personaje en el límite: alcohólico, depresivo, asocial: una joya. Estaba predispuesto a que no me gustara pero he fallado miserablemente. Es tan negra que todo me hace gracia.

Para quienes les gusten los asesinos en serie, el sur de EEUU, los policías atormentados y la narración en varios planos temporales, muy recomendable. Los que prefieran Bones pueden dejarla pasar.

Ah, sí, es de la HBO, si es que eso es importante.



The Musketeers retoma los personajes de Dumas y, err, cuenta más o menos lo que le da la gana con ellos, alterando la historia original sin pudor alguno pero manteniendo parte de la diversión. Quizás Athos es demasiado joven, quizás Richelieu (Peter Capaldi) es demasiado serio, pero pocas pegas más se le pueden poner a esta serie de acción sin pretensiones.

Que haya series de piratas, vampiros, vikingos, vaqueros y mosqueteros (algunas hasta buenas) es una especie de sueño preadolescente que se ve cumplido aún no demasiado tarde. Dios bendiga la televisión.

The best laid plans trata de un asesor político, un plumilla, que decide dejar su trabajo y empezar de cero dando clase en la universidad allí donde Cristo perdió las tres cruces. Inevitablemente las cosas no saldrán como planea: acabará liado con la política local, un casero asocial, una campaña que nadie quiere hacer, unos alumnos con demasiada iniciativa... Comedia blanca como la leche, amabilísima incluso en sus maldades, para ver en periodos de especial complacencia con la humanidad. Que sea una producción canadiense no tiene nada que ver, desde luego.

Labels: , ,

12 Comments:

At 23 January, 2014 02:43 , Blogger Tyrannogina regina said...

¿Aún no hay review de Shameless? Jajaja
Bueno, como siempre, tendré en cuenta tus recomendaciones, empezando por no tocar Bitten ni con un palo.
¿Suits la has visto? A mí me gustó.

 
At 23 January, 2014 07:13 , Blogger Àlex Esteve said...

¿Existe una serie de vaqueros?¿Dónde?

 
At 23 January, 2014 08:58 , Blogger Microalgo said...

Tomando nota por si las moscas.

 
At 23 January, 2014 11:01 , Blogger Ana María said...

Oh, yo vi la de los mosqueteros el otro día y no me pareció ni tan mal, ¿sabes? Aunque me rechinan hablando en perfecto inglés, claro.

La del DiCaprio la quiero ver pero YA.

:*

 
At 23 January, 2014 12:36 , Blogger Óron Mornen said...

Nunca leo las reseñas, por supuesto veré todo con 6 años de retraso como está mandado. (Como me pasó con B5 y Farscape)

 
At 23 January, 2014 13:16 , Blogger NáN said...

De momento he leído solo lo de la peli (aunque Tru Detective me interesa y la estoy grabando: los señores mayores tenemos Canal Plus con iPlus, porque al no frecuentar ya los locales de alterne ahorramos una pasta).

Tienes toda la razón en que esa intervención de Matthew McConaughey, al principio mismo de la peli, es impresionante y fundamental, porque pone los huesos de la realidad y la veracidad. De poner la carne, tendones y casquería mental se encarga ya Di Caprio.

Adoro a este chico desde que en Celebrities apareció 10 minutos y se comió "encantado de haberme conocido" de Kenneth Branagh (o como se escriba).

En cuanto a Scorcesse, ¿cómo es posible que quien rodó la mierda de Gangs of New York pueda hacer algo tan espléndido como esto?

Y vuelves a tener razón: esas cosas en España no pasan ni pasarán: el sistema financiero estyá controlado por Opus, Kikos y todos esos, que son muy buena gente que se preocupa por los pobres y solo aspiran a ganar el cielo.

 
At 23 January, 2014 13:18 , Blogger NáN said...

<>, co*o, que a ver si aprendes a leer antes de dar a Enviar.

 
At 23 January, 2014 13:19 , Blogger NáN said...

Me ha salido todavía peor, así que lo dejo como estaba.

 
At 23 January, 2014 15:16 , Blogger Miss Hurry said...

Series nuevas, ¡bieeeen! Me las apunto todas menos Bitten y la peli, a ver si voy este fin de semana al cine y de camino me da el aire :)
El traje de Martin es el tradicional de mosquetero, ¿no? ¡Muy mono con su capilla al viento!

 
At 23 January, 2014 18:08 , Blogger Efe Morningstar said...

Regina, seguí Suits durante dos temporadas. La primera la disfruté porque pesaba más la parte de comedia que la de drama. Durante la segunda se pusieron todos muy intensos y dramáticos (igual que pasó con House a partir de la cuarta temporada o por ahí, por ejemplo) y decidí dejar de seguirla.

Y no, Shameless no la he visto, CREO. Igual vi un capítulo hace un siglo, lo reseñé y lo olvidé pero entonces debería estar mi opinión por alguna parte, y no me suena.

Álex, la mejor serie dramática desde hace años es Justified. Ahora acaba de empezar Klondike, pero aún no la he visto.

Micro, ve a ver la de Scorsese, que a las malas es muy divertida.

Missurri, ¿cómo que "capilla"? Una capilla es una iglesia pequeñita.

Ana María, ah, ¿así que Hamlet es un príncipe danés que puede hablar en inglés en pentámetros yámbicos pero Athos no puede hablar como si hubiera ido a Eton? RACISMO.

Óron, qué pequeño eres, yo veía Farscape cuando la echaban, como Dios manda.

NáN, qué alegría, por fin encuentro a alguien que dice sin reparos de GoNY era una mierdaca total. Sólo por el movimiento de la cámara ya me molestó en su momento pero lo que me cabreó del todo es que abandonara el triángulo trágico-griego por la historia absolutamente intrascendente de las bandas.

Que sí, que ése era el título, ¿y qué?

 
At 23 January, 2014 18:13 , Blogger Óron Mornen said...

Efe, no es que yo sea pequeño, es que tu podrías ser mi padre.

 
At 23 January, 2014 18:21 , Blogger ca_in said...

¡NO! ¡Al manicomio otra vez, no!

[algunos sí nos fijamos en lo importante]

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home