cabecera

Miscelánea.

Wednesday, January 8, 2014

Samuraises, los Coen, Moonfleet, Pemberley

47 samuráis es una película de aventuras que se inspira en una vieja leyenda japonesa. La inspiración es ligera, me dicen, pero eso no afecta en nada al quid de la cuestión: es un divertimento estupendo, sin pretensiones, sin caídas de ritmo, sin escenas dormideras y sin estúpido final feliz.

Desde luego Keanu Reeves hace más o menos el papel de siempre, pero precisamente por eso no se nota mucho si actúa o si es el Nicholas Cage del futuro. La historia contiene todos los tópicos del mundo, pero muy bien mezclados: el héroe marginado, el honor de los samuráis, amores imposibles, el folclore japonés, los villanos malísimos, las princesas en apuros y las mujeres fatalísimas. Muy divertida, seguramente lo mejor de fantasía y mamporros del 2013.

A propósito de Llewyn Davis cuenta la vida buscadamente disfuncional de un cantante folk que se mueve entre el alcohol, la autoconmiseración, las esperanzas y las amantes perdidas, una carrera en caída libre, los sofás de los amigos y unos recuerdos idealizados de una época mejor (¡en la que vendía —algunos— discos!).

En realidad Llewyn es un gilipollas social, un cretino auténtico que no sabe la suerte que tiene de que le queden amigos. Su vida es la misma día tras día, una sucesión eterna de favores, préstamos, pequeñas actuaciones, peleas, borracheras, decisiones equivocadas y meteduras de pata que lo llevan absolutamente a ninguna parte.

Difícil de recomendar, los Coen se recrean en los pequeños detalles y en su humor negro habitual. Interesante pero para fanes.

Si ya la han visto y han sufrido en la sala a un tipo que se reía a carcajadas, sin duda era yo.



Moonfleet es otra miniserie inglesa de sencillo argumento: unos honrados contrabandistas ingleses del Canal de la Mancha intentan ganarse la vida con su duro trabajo mientras los viles soldados los persiguen con saña y sadismo. En Moonfleet hay pescadores, hay soldados y hay contrabandistas, poco más, y la aspiración de todos los jovencitos es unirse a la banda de Elzevir Block (un grandísimo personaje) y vivir peligrosamente.

A eso le sumas un diamante maldito, una vieja leyenda y a la hija del villano y ya la tenemos liada. Aunque el primer capítulo es bastante divertido en el segundo la historia pierde fuelle y acaba dejando un mal sabor de boca. Decepcionante.

Death comes to Pemberley es una miniserie inglesa que parte de una novela que retoma los personajes y el mundillo —maravilloso— de Orgullo y Prejuicio. Un cadáver es encontrado cerca de Pemberley y el misterio está servido. ¿Quién ha matado al teniente Cuchiflés? ¿Ha sido acaso Wickham? ¿Ha sido otra persona diferente? ¿Quién podría pensar en otro asesino estando Wickham cerca? ¿Qué ha hecho ahora esa sádica y viciosa criatura del Averno?

Pues bien, lo mejor de todo es Matthew Goode haciendo de Wickham. Lo peor, lamentablemente, los personajes de Lizzy y Darcy. Ni el casting es atinado ni su forma de comportarse es lo que esperaríamos de los personajes de la novela original.

Estrictamente para fanes de Austen. (¿Existen los janeaustenitas?)

Labels: , ,

12 Comments:

At 08 January, 2014 10:53 , Blogger Holden said...

A propósito de Llewyn Davis la voy a ir a ver 100% seguro. 47 samuráis me lo estaba pensando, pero si le ha gustado a alguien tan quisquilloso como tú, es que lo han hecho bien.

 
At 08 January, 2014 11:37 , Blogger Miss Hurry said...

Para cuando diga de levantar el culo e ir a ver los samuraises, la habrán quitado del cine, pero tengo ganas de verla.
Moonfleet, como dices. Tenía muchas ganas de ver el segundo capítulo por lo que me había gustado el primero y fue todo un chasco.
Y a mí sí que me gustó como plantean cómo se comportarían Darcy y Lizzy. En momentos de estrés él se vuelve más arisco y reservado y ella ya no es la jovencita movida por sus propios prejuicios. Quitando la parte de los personajes, los actores escogidos, regular.
Matthew Goode (siempre) y la que hace de Lidia, muy bien.

 
At 08 January, 2014 12:03 , Blogger Microalgo said...

Tomo notas variadas.

Y feliz año, por cierto.

 
At 08 January, 2014 15:01 , Blogger Ana María said...

Paso de samuráis. Me quedo con la de los Coen ;)

:*

 
At 08 January, 2014 15:16 , Blogger bequipequi said...

No has dibujado la botella de ron, ¡todo es mejor con ron!

 
At 08 January, 2014 16:58 , Blogger ca_in said...

47 ronin no pasará a la historia, pero se disfruta mientras se ve.

Moonfleet me suena a herejía que no puede superar a Lang. Pero imagino que la veré si se me pone a mano.

 
At 08 January, 2014 22:22 , Blogger MC said...

Yo me leí La muerte llega a Pemberley y acabé odiando a Mr.Darcy, cosa que creí que nunca sería posible. ¿Cómo ha podido P.D.James hacer eso con un personaje tan magnífico? Lo convierte en un pelele. Y Lizzy... lo mejor que puedo decirle es insípida.
Por cierto, sí hay janeaustenitas, y se cabrean si hablas de otros autores distintos de la Austen en sus foros, aunque sea para compararlos con Austen, para ellos (mayoritariamente ellas), la única autora legible.
Ahora van a "tunear" todas las novelas de esta mujer, a ponerlas al día al modo de Clueless. Todas. Están elegidos los autores y anunciado el lanzamiento. Quizá para el día de la madre o algo así. Son capaces de hacer de historias sutilísimas algo empalagoso, dulzón e insulso. Todo a la vez.

 
At 08 January, 2014 22:55 , Blogger Efe Morningstar said...

Holden, estupendo. Seguir la filmografía de los Coen por sistema me parece muy razonable. La de Keanu ha sido una agradable sorpresa. Ahora, si te gustan las películas de samuráis busca "13 asesinos", que es brutal en todos los sentidos.

Missurri, ¡la que hace de Lydia es la última companion del Doctor! ¡Hereje, blasfema, nofriki!

Micro, muy bien, para esto estamos, somos un servicio público de pre-filtrado.

Ana María, pasar de samuráis es fatal. Los samuráis molan porque sí, siempre, irremediablemente. No tienes conocimiento.

Bequi, de eso nada. Todo es mejor con escocés. Confieso, sin embargo, que últimamente estoy pidiendo Jameson, un irlandés, cuya relación calidad/precio me parece óptima.

Caín, sí, lo de Moonfleet es una pena. Ya digo que el premier episodio apunta muy buenas maneras (¡sale Ben Chaplin!) pero el segundo me parece muy flojo. Avisado quedas.

MC, a mí Austen me parece fundamentalmente muy divertida y muy fácil de leer, pero es que además me encantan sus personajes y la época (y las circunstancias) en la que se mueven.

Eso sí, te lees cuatro novelas suyas y te haces la idea (creo que correcta) de que su vida personal fue un poco erial y que al escribir dejaba sus deseos por todos los rincones.

Los janeaustenitas... Unos frikis cabezones... Nadie podría haberlo imaginado. El horror.

 
At 08 January, 2014 23:07 , Blogger Miss Hurry said...

Lo sé, pero como companion no me gustaba nada y como histérica digna heredera de su madre, me parece que lo hace genial.

 
At 09 January, 2014 07:10 , Blogger Àlex Esteve said...

Si falla el profe y pillo la matinal veo la de los samuraises o al Walter Mitty (sé que este comentario CASI no tiene nada que ver con la entrada, pero "CASI" es algo).

 
At 09 January, 2014 16:42 , Blogger Holden said...

Sip. La ví hace unos meses y me gustó mucho la verdad. Shinzaemon powah!

 
At 09 January, 2014 16:43 , Blogger Holden said...

PD: ¿Has visto Harakiri, del mismo director?

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home