cabecera

Miscelánea.

Wednesday, February 26, 2014

PeT nº 243 (blablablabla)



Reunirse con varias madres durante una tarde y atenderlas una a una, hablándoles de las peculiaridades que hacen único a cada uno de sus retoños, explicándoles con detalle en qué pueden mejorar, qué potencial tienen y qué limites pueden alcanzar es una de las tareas más gratificantes que conlleva el ser profesor.

Labels:

11 Comments:

At 26 February, 2014 01:11 , Blogger Miss Hurry said...

Al fin y al cabo te hiciste profesor por eso, ¿no?

 
At 26 February, 2014 01:21 , Blogger Óron Mornen said...

Detecto un guiño a Les Luthiers...

Si al siguiente progenitor le dices "yo te pago 20 escudos y no discutamos más" me declaro fan.

 
At 26 February, 2014 07:59 , Blogger HotBless said...

Esto es lo de las empanadillas de Mostoles no? ENCANNA!!!!!!!

 
At 26 February, 2014 08:38 , Blogger Àlex Esteve said...

Algo muy malo hiciste en una vida anterior.

 
At 26 February, 2014 09:30 , Blogger Microalgo said...

Pero si mi niño es listísimo y además trabaja mucho, y si en casa no trabaja es porque se lo sabe ya tó.

Además de que es mu noble, tiene mu buen corasón y no tiene mardá ninguna.

Y lo absolvieron de todos los cargos.

 
At 26 February, 2014 10:03 , Blogger bequipequi said...

Mentir está feísimo!

Propongo lo siguiente: "Su hijo ... es un zote. Alístelo a la legión o mándelo de temporero, o métalo en algún partido político que seguro que llega como mínimo a concejal"

Igual te llevas alguna colleja, pero muchos padres agradecerán la sinceridad

 
At 26 February, 2014 12:25 , Blogger NáN said...

Me dejas aterrado: ¿de verdad hay padres que van a hablar de tú a tú con los profesores?

Este mundo está peor de lo que yo creía.

 
At 26 February, 2014 12:27 , Blogger NáN said...

Claro, que a lo mejor los maridos tienen una porra en un bar que ganará la pareja paterna que asista a más reuniones de esas.

Si te piden que pongas el sello en un papel, dices que con los recortes no hay tinta.

 
At 26 February, 2014 16:14 , Blogger Totoro said...

Mira que te gusta confraternizar con los padres... como lo disfrutas... jejeje.
Si es que eres un ser socialmente activo, picaron!!!
Te veo un aire a Martha Stewart, pero sin tartas y sin delantal (que date tiempo...) jijiji.
jijijijijijijijijijijijijijijij

 
At 26 February, 2014 18:00 , Blogger ca_in said...

La próxima vez hazte el afónico, y enseñas a todos los progenitores el mismo cartel. O más 2.0, les pasas un powerpoint con los tópicos.

 
At 26 February, 2014 18:57 , Blogger Efe Morningstar said...

Missurri, exacto, precisamente por eso. No fue para pagar facturas sino por el inmenso placer de hablar con gente que cree que son tus clientes.

Óron, desde luego que no, me confundes con otro tipo. Yo sólo hago referencias a tebeos y películas de los 80.

HotBless, no, qué va, es la vida misma, repetida una y otra vez, con ligeros cambios que nadie escucha, sin tics cansinos.

Álex, de hecho creo que estuve en las SA junto al padre de Herman Tertsch.

Micro, desde luego todos son buenísimos ante los ojos de su madre... Excepto un par por clase a quienes sus padres despeñarían desde cualquier loma. Lo sé porque los propios padres te lo dicen.

Bequi, nadie jamás agradece la sinceridad. La sinceridad y el botulismo misma cosa son.

NáN, CLARO. Este martes tuve a TRES madres (que ahora mismo no distingo muy bien) que querían hablar de sus hijos (idem). Es una tira real como la vida misma. Al rato de repetir las mismas tonterías no sé ni lo que digo.

Totoro, no he preguntado si puedo escaquearme pero en mi horario hay una hora de "Tutoría con padres" que creo que significa que, errr, que no. Que no hay manera.

Caín, me gusta la idea del cartel y la de la afonía. Lo que pasa es que tendría que mantener la ficción unos cuantos días y seguro que se me olvida. Son un mentiroso de tercera regional preferente.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home