cabecera

Miscelánea.

Tuesday, February 17, 2015

Antes de que Dios sepa que has muerto

Cuando uno se queda sin trabajo pero aún tiene medios de subsistencia, es muy tentador cruzarse de brazos, echarse en el sofá y dejar pasar los días con la esperanza de que un arcángel se pose en tu alféizar y, tras pedir permiso para entrar y perdón por despertarte de la siesta, te ofrezca el trabajo que siempre has deseado tener en tu vida.

Es tan tentador que uno, tras meditar profundamente, llega a la conclusión de que su objetivo en la vida era, precisamente, llegar a ese estado de la mente y del cuerpo descrito anteriormente. ¿Quién quiere un trabajo ideal pudiendo esperar la llegada mágica de un trabajo ideal? Esperar tumbado, se entiende.

Es en estas circunstancias cuando uno se lanza a una feroz persecución de otros objetivos vitales. Verbi gratia: hacer la tercera y definitiva tortilla de patatas, pesar cuánto pollo comestible hay en un kilo de alitas de pollo, coser la funda del sofá, dejarse bigote, recortarse el bigote, quitarse el bigote, raparse al cero por error, decidir que es una buena idea, pensar el primer capítulo de tu Gran Novela Americana [1], resolver el problema de las hormigas [2], ver otra vez Ben Hur, presentarse al examen del RFIR por si cuela, coser mejor la funda del sofá, ver todos los documentales de la tele, comprar libros bonitos, crackear el extraño programa de descuentos de tu librería habitual [3], recolocar libros en las estanterías, tirar disimuladamente extraños elementos decorativos heredados de tu madre, encontrar una tetera en la cocina, encontrar delantales en un cajón, comprar una fregona nueva, tirar la montaña de facturas antiguas...

No veo el momento de despegarme del sofá y salir a buscarme la vida como un hombre de provecho.

Como un entrepreneur.



Mañana.

[1] Que obviamente es en español y no transcurre en América porque América da mucho miedo.
[2] Cuatro hormigas se sitúan en los vértices A, B, C y D de un cuadrado. La hormiga en A mira a la hormiga en B, la de B a la de C y así sucesivamente. Si las hormigas empiezan a andar al mismo tiempo e igual velocidad hacia la hormiga que está mirando: ¿qué trayectoria recorre cada una? ¿Llegan a alcanzar unas a otras? ¿Dónde se encuentran? ¿Qué distancia habrá paseado cada una?
[3] Por una pequeña cuota te hacen una serie de descuentos. Es una programa tan ventajoso que si gastas mil euros anuales te compensa.

Labels: ,

20 Comments:

At 17 February, 2015 23:32 , Blogger molinos said...

Eso que llevas puesto es una batamanta con escote de pico? Y en tu lista de cosas que estás haciendo como no has puesto diseñar adorables túnicas para cuarentones que están esponjando para llegar a la esfera?

Y ¿por qué estás machacando al adorable osito?

 
At 17 February, 2015 23:39 , Blogger ca_in said...

Lo que aparenta es que mientras estás en paro, estás menos creativo.

 
At 17 February, 2015 23:43 , Blogger 300mundos said...

Me confunde el título. ¿Dios se entera de estas minucias? ¿Cómo?

Y luego, ¿por qué tiene funda tu sofá? ¿Tanto frío hace en Sevilla?

 
At 17 February, 2015 23:51 , Blogger Miss Hurry said...

¡Qué bien, vas a escribir una novela! Cuando salga la pondré en la parte de arriba de mi lista de pendientes :D

 
At 18 February, 2015 00:03 , Blogger Pal said...

¿Desde cuándo llevas chilaba?! ¿La has heredado o te has tenido los santos cojones de comprarte una?

 
At 18 February, 2015 00:05 , Blogger Pal said...

¿Desde cuándo llevas chilaba?! ¿La has heredado o te has tenido los santos cojones de comprarte una?

 
At 18 February, 2015 00:15 , Blogger Inés said...

RFIR para ti, RFIR para mí.

¿Has mirado ya las respuestas?

Al monito el bigote no le sienta a mí. Deduzco que a ti menos.

PS: El problema de las hormigas mola.

 
At 18 February, 2015 00:27 , Blogger Ana María said...

Ay, ¿y esa tetera desde cuándo estaba en la cocina, desde antes de tu primer bigote chispas?

VA-YA-TE-LA

:*

 
At 18 February, 2015 07:35 , Blogger breadbimbo said...

Como sois los de la capital. Los sofas se compran muy bonitos (o muy feos) y luego se tapan con una funda para que no se ensucien. Es más fácil meter una funda en la lavadora que el sofá entero.

 
At 18 February, 2015 07:36 , Blogger breadbimbo said...

Estará planeando nacionalizarse turco y hacer el baile Derviche sin llevar ropa interior.

 
At 18 February, 2015 07:37 , Blogger breadbimbo said...

This comment has been removed by the author.

 
At 18 February, 2015 09:11 , Blogger bequipequi said...

Los calcetines de rayas no te pegan nada con el pantalón de pijama de cuadros...

Los derviches no llevan chilaba, no?

 
At 18 February, 2015 11:51 , Blogger breadbimbo said...

Pero aquí qué pasa, que todos tenéis un master sobre Derviches?

 
At 18 February, 2015 12:02 , Blogger bequipequi said...

Es lo que tienen los documentales de la 2, que te dan cientos de datos inút...UN CULTURÓN! sí, eso

 
At 18 February, 2015 12:31 , Blogger Microalgo said...

Las hormigas (yo, a mi area de confort): mezcle ácido bórico con azúcar y ponga una pequeña cajita con el polvillo resultante en los bajos de algún mueble, asequible al hormigueo. Mano de santo.

 
At 18 February, 2015 15:44 , Blogger Holden said...

No sabía que hubieras perdido el empleo... ¡lo siento! :(

¿Y ahora quién va a educar a esas pequeñas bestias asilvestradas? ¿QUIÉN?

 
At 18 February, 2015 18:37 , Blogger _Xisca_ said...


Bienvenido :)

 
At 18 February, 2015 22:05 , Blogger Efe Morningstar said...

Moli, exacto, es mi batamanta. No tiene escote de pico, es que se me ha descosido y nunca tengo tiempo para arreglarlo. Es una de esas cosas que sólo me pasan a mí, sospecho.

"Esfera", ¿qué es eso?

Xisca, mamona.

Holden, bueno, perdido-perdido no. Extraviado quizás.

Micro, hace un zillón de años que no veo una hormiga en casa. Seguro que alguno de mis vecinos las fríe y se las come. Podría ser.

Bequi, llevo toda la vida viendo documentales de bichos. No he aprendido nunca nada útil, no puedo ser más feliz.

Caín, claro, salgo menos de casa y veo menos gente, lo que me impide vampirizar sus vidas y transformarlas en entradas del blog.

300, la funda es esencial, el sofá no cabe en la lavadora.

Y Dios se entera de todo leyendo ABC, por supuesto.

Missurri, claro que no voy a escribir una novela. Voy a PENSAR en escribir una novela. No es lo mismo. Escribir suena agotador y mundano. Pensar en escribir, sin embargo, es música para mis oídos. Algo en plan Carmina Burana.

Pal, es mi batamanta. Es esencial para poder vivir sin calefacción y con las ventanas abiertas. Todos los jedis las llevamos.

Inés, el bigote me sienta fenomenal, ¡como todo! Y no he mirado las respuestas (¿para qué?).

El problema de las hormigas en realidad lo he resuelto para cualquier polígono regular, dejando la solución en función del número de vértices y la longitud del lado.

Llámame loco.

Bequipequi, lo sé, lo sé, pero no tengo ningún pijama liso (son muy aburridos) y eso exige SACRIFICIOS.

Bimbim, no les hagas caso, los derviches llevan una especie de falda, no una chilaba ni mi batamanta. Intentan confundirte.

 
At 19 February, 2015 00:49 , Blogger javi said...

Lo de que las hormigas se miran lo planteas como que la velocidad de una apunta a la posicion de la otra desde la propia, entiendo... algo como:

dr_i/dt = k (r_j-r_i)/|rj-ri|

Intuyo que hacen una especie de espiral hacia el centro del cuadrado, pero querria ver como depende de la constante k.

A ver si lo garapateo en root o algo por el estilo y saco alguna grafiquita. Sexi, claro.

 
At 19 February, 2015 01:37 , Blogger Efe Morningstar said...

Javi, eso es. Basta con forzar que la velocidad sea paralela al vector que une dos hormigas consecutivas.

SPOILERS:

En coordenadas polares sale rápidamente que son las trayectorias son espirales logarítmicas. La velocidad de las hormigas no afecta a la trayectoria porque todas se mueven igual y la distancia que recorren es proporcional a la longitud del lado del polígono. En el caso del cuadrado, seximente, recorren exactamente esa longitud.

SPOILERS

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home