cabecera

Miscelánea.

Wednesday, March 11, 2015

Subnormales Anónimos (13)

Ya en época del magnífico Alejandro Borgia era costumbre que el primer hijo varón heredara títulos y tierras mientras el segundo emprendía dignísima y divina carrera eclesiástica, una segunda vía para el enriquecimiento —personal, espiritual, económico y sentimental— que no podía dejarse de lado. Por supuesto hablamos de familias de bien. Los pobres siempre se han delectado en miserias, aventuras y sordideces que no han lugar aquí.

Con el paso de los años, sin embargo, decayó esta sana costumbre familiar y se substituyó poco a poco por otra: el segundo hijo debía estudiar, abrirse camino, asfaltar carreteras (metafóricamente), tender puentes (ídem), tejer su vida con el hilo del destino político y empresarial de la nación (esto es literal), de modo que se hiciera uno consigo mismo y con la Patria (literalísimo).

¿Y qué decir del segundo hijo del segundo hijo? Pues lo mismo y con dos tazas.

Si tu abuelo es Grande de España, tres tazas.



El camino de Morenés estaba trazado en las estrellas y sólo había que tener ojos para seguirlo: universidad del Opus Dei, universidad de la Compañía de Jesús, pequeño bufete de abogados, Astilleros Españoles, Instituto Nacional de Indstria, Secretario de Estado de Defensa, de Política Científica y Tecnológica, Secretario General del Círculo de Empresarios, Presidente del Consejo de Administración de Construcciones Navales del Norte, director general de la empresa de misiles MBDA, consejero de la Instalaza SA, inventor y representante de la consejería unipersonal Boguillas SL, presidente de SegurIbérica... Y finalmente ministro de Defensa. Por fin un puesto cabal a la altura de la Historia. Un puesto para atraerlos a todos y gestionar mejor esos contratos con empresas a las que representaba hace poco, a veces de forma fantasma.

Un puesto que le permitió solucionar discretamente una reclamación al estado (de cuarenta millones de nada) que había tramitado Instalaza (estando él mismo de consejero) por un quítame allá esas bombas de racimo que matan más civiles que militares.

Un puesto que le permite, en fin, leer en el congreso los apuntes que le pasan sus secretarios, vestir bonitos trajes y asistir a los bautizos, bodas y comuniones de sus primos sin pasar vergüenza de clase.

Un puesto que sin embargo no exige sensibilidad, coraje ni decencia, por lo que no se explican las críticas que ha recibido por verter sal, vinagre y bilis sobre una víctima de abusos. ¡Qué locura: nada de eso entraba en sus competencias!

Labels: , ,

8 Comments:

At 11 March, 2015 22:29 , Blogger Àlex Esteve said...

Menudo sinvergüenza. Solo voy a decir que «morenes» (pasando a ser llana) en catalán significa «hemorroides».

 
At 11 March, 2015 22:35 , Blogger Miss Hurry said...

Si es que estamos gobernados por una panda de hijos de puta, ¡ARGH!

 
At 12 March, 2015 12:56 , Blogger Holden said...

Todo un señor. Cuando sea mayor quiero ser Morenés

 
At 12 March, 2015 13:14 , Blogger Microalgo said...

Me da la impresión de que quieren irse a lo grande. Liándola parda.

 
At 12 March, 2015 15:56 , Blogger bequipequi said...

¿Qué se podía esperar de semejante personaje? Mi capacidad de sorpresa ha llegado a su límite. La de indignación pensaba que también, pero oiga, parece que aún tengo. Eso sí, para lo que me sirve...

 
At 12 March, 2015 16:11 , Blogger Ana María said...

Hijo de mil hienas... Que me lo dejaran a mí, sin escolta ni nada, que se me están poniendo unos brazos de nadar que parece que descargo cajas en el puerto.

:**

 
At 13 March, 2015 01:22 , Blogger 300mundos said...

Ah no, Ana. Con escolta y todo. ¿O es que no has visto ninguna peli de Jacky Chan? (aquí algún listillo puede corregirme tranquilamente el nombre del actor :-p)

 
At 13 March, 2015 13:17 , Blogger Efe Morningstar said...

Álex, cómo va a ser llano Morenés, no digas locuras, ¿no ves que es de rancio abolengo?

Missurri, ya lo dice el subletrerito: ¡Disfruten lo votado!

Holden, la verdad es que la pinta de señor vampiro le queda fenomenal. Estuve a punto de añadirle una capa negra y roja.

Micro, qué va, no van a irse, van a ganar las elecciones otra vez. ¡Esto es para siempre!

Bequi, aquí estamos para indignar (y hacer reseñitas), esto es así.

Ana María, no digas locuras que te mandan los perros a casa. Además, las armas blancas son más divertidas y elegante. Pegar trompazos está demodé.

300, mira, ¡mira cómo no te corrijo! ¡Qué ejercicio de contención, qué pulso!

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home