cabecera

Miscelánea.

Wednesday, July 1, 2015

Orphan Black, UnReal, Sense 8, Humans, Strange & Norrell, Dark Matter, The Messengers, Mr Robot, Daredevil, Battlecreek, iZombie, Stonemouth, Powers ¡y Supergirl!

Series, de menos a más:

Sense8 es una enrevesada producción internacional de los Wachowski en la que la intención (¿un thriller de CF?) queda lejos del resultado (un muermo). Ocho personas de todo el mundo comparten una conexión mental y blablablablabla, ¿a quién le importa?

Humans es un remake inglés de Äkta människor, la serie sueca sobre la rebelión de unos androides demasiado humanos. Creo recordar muy nebulosamente que ya la serie original me pareció un pestiño y esta versión no mejora ese recuerdo.

Powers es la adaptación alcohólica de un tebeo de Bendis y Oeming en el que unos policías de homicidios (más o menos) resuelven casos en un mundo plagado de superhéroes (taraditos) y supervillanos (con mala follá). La serie es tan espantosa que te da ganas de releer el tebeo original, pedirle matrimonio y viajar con él a ver los fiordos noruegos.

The Messengers es una cosita mala (pero que se podría ver durante la siesta si no la hubieran cancelado ya) sobre la llegada de Lucifer a la Tierra y la reacción que eso provoca en un grupo de personas que, tras pasar por un trance mortal, descubren que son ángeles dotados de poderes sobrenaturales. El Bien Despistado contra El Mal Ominoso, etc.



Dark Matter es terrible, espantosa y letal pero acumula tanto cartón-piedra y tanto cliché que al menos produce cierta diversión aviesa: los tripulantes de una nave intergaláctica despiertan en mitad del viaje con sus recuerdos borrados, sin saber su destino, su origen o sus nombres... ¡Aventuras, misterio, batallas espaciales, traiciones, issues, diálogos mascaditos, efectos de saldo, pijamas!

Mr Robot es una serie sobre un hacker asperger que es reclutado por un personaje misterioso (Christian Slater) para luchar contra las malvadas corporaciones que controlan y esclavizan al mundo. O algo así. El piloto ha despertado mi curiosidad pero está por ver si la serie y sus espectadores aguantan una temporada entera. Si la renovasen sería una sorpresa.

Stonemouth es una pequeña miniserie británica en la que un pringado vuelve al pueblo del que huyó hace años para asistir al funeral de su mejor amigo, encontrando que su suicidio no está tan claro como parece. Así, entre encontronazos con viejos amigos y la mafia local (básicamente su exfamilia política) el chaval se dedica a investigar qué ocurrió realmente la noche que su amigo pasó a mejor vida. Entretenida, bien realizada, con un puñado de actores de lo solvente a lo estupendo.

Battlecreek ya ha sido cancelada, así que os podéis imaginar el éxito que ha tenido su primera temporada. Serie clásica, con pareja de policías antagónicos que, sin embargo, van a ir haciéndose colegas poco a poco. Nada que no hayamos visto mil veces sólo que contado con cierto cariño y buen humor. Era una serie que desprendía cierta felicidad, quizás haya muerto por eso mismo. No son tiempos para la lírica.

A mí me gustaba. Jopetas.

Jonathan Strange & Mr Norrell es una adaptación tan fiel a la novela de Susana Clarke que es automática y, creo, exclusivamente recomendable a sus lectores. Quien quiera volver a los magos ingleses y al duende con el pelo como vilano de cardo, ya sabe por dónde parar. Son siete capítulos, ni uno más.

iZombie es una serie procedimental clásica (policía normal + investigador extraño) mezclada con una subtrama de zombis. La protagonista, una forense zombi que ayuda a resolver casos usando sus habilidades especiales de comecerebros (tal cual) mientras intenta encontrar una cura para lo suyo y, de paso, procura detener a los zombis malignos y a la corporación que los ha producido y que los ve como un negocio floreciente.

Divertida, ligera, veraniega. Muy necesaria para compensar toda la bilis que viene a continuación.

Supergirl empieza con un piloto de presentación que deja claras varias cosas: James Olsen es un señor negro mazao, tenemos villanos alienígenas con agenda oculta, Superman se intuye pero jamás se dice su nombre (¡como Voldemort!), Supergirl tiene un traje cuqui y su alter ego está viviendo su El Diablo viste de Prada particular, hay escenas de superheroísmo clásico (si no salvas un avión no eres digno de llamarte Superalgo, cualquier cucaracha puede parar un tren), sano intercambio de toñas con villanos locuelos y un tono de fondo que, pase lo que pase, no deja de ser amable y simpático, como el algodón de azúcar rosa en una feria de pueblo. Visto el primer capítulo la serie apunta a que será menos blandurria que Flash y menos intensita que Arrow, como debe ser. Muy fan.

UnReal es ponzoña. Es bilis. Ácido sobre los ojos. Fuego sobre el alma. UnReal es una toma fija sobre un plató en movimiento continuo donde se graba un reality infame en el que nadie está libre de pecado. Concursantes idiotas, tarados, malvados, ambiciosos, ruines, productores amorales, puteros, drogatas, infectos, realizadores en perpetua caída al abismo, cámaras que no quieren estar allí, becarios entre el estupor y el horror, entre el miedo y el cuaderno de notas. Basura en descomposición en prime time, deconstruida para el espectador más exigente, ese que acompaña los desayunos con ansiolíticos y alcohol.

Daredevil es la perfecta adaptación que ha hecho Netflix del personaje de tebeo. Lejos del batiburrillo de absurdeces que fue la película protagonizada por Ben Afleck hace mil años, la cadena ha tomado como referencia el tono que Miller dio al héroe en los ochenta y, con los tebeos como apoyo y referencia, han hecho un Año Uno muy por encima de las espectativas. No sólo el héroe se mueve y se comporta como debe sino que le han construido a su alrededor personajes secundarios de peso. Nunca fue Karen Page más inteligente ni atractiva, tampoco ha sido nunca Foggy Nelson más divertido ni necesario, pocas veces Ben Urich ha tenido tanto sentido ni los villanos han sido mejores: Kingpin es un coloso de principio a fin, con su forja en hierro y su corazón rendido a Vanesa, pero es que ese cónclave de mafiosos no tiene desperdicio, desde los hermanos rusos que saben que sólo pueden huir hacia adelante al empresario japonés que no tiene miedo a nada, pasando por esa anciana señora china que se mueve despacio entre asesinos, una fragilidad imposible entre rocas afiladas.

Necesitamos ya una segunda temporada.



Orphan Black es una maravilla que se me había escapado y que he tenido que ver casi del tirón: tres temporadas, treinta capítulos, diez horas por día, con un par de días de descanso entre temporada y temporada. Como si no hubiera un mañana.

La serie es un thriller con apuntes de comedia, una historia coral protagonizada por un puñado de personajes maravillosos (Felix, Alison, Helena, Sarah...) que se enfrentan a una secta cristiana, al ejército y a una viciosa corporación secreta con un único objetivo: sacárselos de encima aunque sea a base de puñaladas en el ojo, ácido, imposturas, engaños y entierros bajo el garaje.

Divertida, emocionante, atractiva, inteligente, Orphan Black es la mejor serie que no estáis viendo.

Nota mental: hacer una entrada sobre los Hombres Objeto de la serie: Donnie, Paul, Vic The Dick, Cal...

Labels: ,

5 Comments:

At 01 July, 2015 02:46 , Blogger Miss Hurry said...

¡Me encantan los dibujitos de las sestras!
De acuerdo con las que te gustan (¡me gustaba Battlecreek! ¡por qué nos hacen de sufrí cancelando series chupis!), las malas me las apuntaré para no verlas. De Mr. Robot no me convence el título y tengo que ver pelis que tengo en el ordenador para hacer hueco, así que paso de ella :)

 
At 01 July, 2015 03:14 , Blogger Unknown said...

Mr. Robot fue renovada por una segunda temporada antes de su estrenó por el éxito que el piloto estaba teniendo.

Jónatan.

 
At 01 July, 2015 10:31 , Blogger Ana María said...

Efe, todo muy bien. Daredevil me gustó muchomuchísimo, y me han recomendado Powers. Haz el favor de verla, a ver si opinamos lo mismo ;)

Esto... ¿Bienvenido?

:***

 
At 01 July, 2015 12:49 , Blogger Efe Morningstar said...

Misssurri, las sestras son el mejor invento del mundo mundial. Aunque las mejores son Helena y Alison, como todo el mundo sabe.

Ana María, Daredevil es prácticamente inmejorable mientras que Powers, OPS, ¡había olvidado Powers!, es una castaña absoluta.

Joder, también he olvidado Supergirl. AHORA MISMO LA AÑADO.

Jónatan, ¿de verdad que Mr Robot le ha gustado a alguien que no sea yo? No me creo nada, la gente está peor de lo que creía.

 
At 01 July, 2015 16:48 , Blogger bequipequi said...

Me apunto Orphan Black que igual puedo hacerle un hueco en mi apretada agenda...

Encantada de verte por aquí, se te echa de menos :-)

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home