cabecera

Miscelánea.

Sunday, January 17, 2016

The day the Congress stood still

¡Las noticias que nos llegan son confusas! El ruido de los gritos enmudece a los periodistas, los alaridos preternaturales de La Bestia parecen haber desestructurado el delicado equilibrio electrónico de cámaras y micrófonos. Oleadas de materia fecal bajan por la Carrera de San Jerónimo, anegando las alcantarillas y ahogando a los escasos viandantes que han tenido el valor o la insensatez de fotografiar el Suceso.



¡Los orines! ¡Los orines han llegado a la Gran Vía! Si es que se puede llamar así a un líquido correoso que se come literalmente los vehículos, las farolas, los señores disfrazados de estatuas y los vídrios de nuestros mejores comercios. A la altura de Callao un grupo de valerosos taxistas ha montado una barricada con turistas amontonados pero su dulce piel nórdica parece insuficiente para parar la riada. La COPE suene a todo volumen entre los voluntarios, que corean los gritos de ánimo que lanza Herrera desde las ondas.

¡Es un bello espectáculo, pese a todo! ¡España se levanta y lucha unida! ¡La Bestia debe retroceder antes de que caiga el segundo León! ¡Y sin embargo, ahí llega el terror desarticulado del primer eructo! ¡La barricada se vuelca! ¡Los nobles combatientes reculan! ¡Es imposible sostener la batalla, hay que retroceder hasta la Plaza de los Cubos!

Labels: ,

3 Comments:

At 17 January, 2016 23:41 , Blogger ca_in said...

a) Estás haciendo que los orines corran cuesta arriba.
b) Se te han olvidado los vómitos.

 
At 18 January, 2016 00:38 , Blogger Miss Hurry said...

Ohhhh, qué mono, ¡lleva un pijama de rayas!. Vistiendo así se puede cargar el Congreso y lo que quiera.

 
At 18 January, 2016 13:35 , Blogger Microalgo said...

Y lo que le gustan a los niños los cubos... verás cuando llegue allí.

 

Post a Comment

Subscribe to Post Comments [Atom]

Links to this post:

Create a Link

<< Home